Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La elipsis, la intrusa de Pedro Orgambide

No description
by

gina Lavini

on 3 August 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La elipsis, la intrusa de Pedro Orgambide

La elipsis como zeugma
La elipsis, la intrusa de Pedro Orgambide
La intrusa
es
Conclusión
La elipsis, La intrusa de Orgambide
Texto 1:
Rima XXIV


Dos rojas lenguas de fuego
que, a un mismo tronco enlazadas,
se aproximan, y al besarse
forman una sola llama;

dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan;

dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata;

dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y al juntarse allá en el cielo
forman una nube blanca;

dos ideas que al par brotan,
dos besos que a un tiempo estallan,
dos ecos que se confunden,
eso son nuestras dos almas.


Bécquer, Gustavo Adolfo (2011) “XXIV” en Rimas y leyendas, Buenos Aires, La Nación


Proyecto de Investigación:


"La escritura como estrategia didáctica en el nivel superior"
Propuesta didáctica
"Escribir
coreografiar la historia"
*Tema:
Análisis de un texto literario a partir de estrategias de escritura
.

Con esta lectura, con estas propuestas y con este sucinto análisis nos propusimos hacer pensar que conocer la superficie de los textos, lejos de ser la meta, es la puerta de acceso a aquellos significados más profundos, a lo que nos torna lectores más vívidos de los textos, puesto que es en el reconocimiento del hacer del escritor en el que reconocemos lo maravilloso de su obra. Que no sorprende, sino que asombra.
Directora: Mgter.Lizarriturri, S.
Co-directora: Mgter. Ferreyra, Ma. E.
Integrantes: Prof. Ocampo, M.
Prof. Giammarini, G.
Prof. Buratti, D.
Estudiante- Lavini, G.
*Objetivo:
develar la complejidad y significación de la elipsis, en primera instancia como procedimiento lingüístico-cognitivo y, en segundo lugar como estrategia retórica, en este microrrelato, puesto que es la elipsis finalmente, la verdadera “intrusa” de Orgambide.

*Presentación de propuesta didáctica para el nivel superior.
Ella
tuvo la culpa, señor Juez. Hasta entonces, hasta el día en que llegó, nadie se quejó de mi conducta. Puedo decirlo con la frente bien alta. Yo era el primero en llegar a la oficina y el último en irme. Mi escritorio era el más limpio de todos. Jamás me olvidé de cubrir la máquina de calcular, por ejemplo, o de planchar con mis propias manos el papel carbónico.
El año pasado, sin ir muy lejos, recibí una medalla del mismo gerente. En cuanto a
ésa
, me pareció sospechosa desde el primer momento.Vino con tantas ínfulas a la oficina. Además ¡qué exageración! recibir
la
con un discurso, como si fuera una
princesa.
Yo seguí trabajando como si nada pasara. Los otros se deshacían en elogios. Alguno deslumbrado, se atrevía a rozar
la
con la mano. ¿Cree usted que yo me inmuté por eso, Señor Juez? No. Tengo mis principios y no los voy a cambiar de un día para el otro. Pero hay cosas que colman la medida. La
intrusa
, poco a poco, me fue invadiendo. Comencé a perder el apetito. Mi mujer me compró un tónico, pero sin resultado. ¡Si hasta se me caía el pelo, señor, y soñaba con
ella
! Todo lo soporté, todo. Menos lo de ayer. "González - me dijo el Gerente - lamento decirle que la empresa ha decidido prescindir de sus servicios". Veinte años, Señor Juez, veinte años tirados a la basura. Supe que
ella
fue con la alcahuetería.Y yo, que nunca dije una mala palabra,
la
insulté. Sí, confieso que
la
insulté, señor Juez, y que
le
pegué con todas mis fuerzas. Fui yo quien le dio con el fierro. Le gritaba y estaba como loco.
Ella
tuvo la culpa. Arruinó mi carrera , la vida de un hombre honrado, señor. Me perdí por una
extranjera
, por una miserable
computadora
, por un pedazo de lata, como quien dice.


En la trastienda
del escenario
“ Escribir es hacerse responsable de un discurso, asumir sus consecuencias, dialogar con el mundo, de la misma manera que bailar es hacerse responsable de un cuerpo, de una posición respecto al cuerpo y su modo de ser representado. En cualquiera de los casos, escribir o bailar, es trazar una historia posible, hacerse consciente de ella, interrogarla.” (de Naverán y Écija, 2013: 5)
Este recurso estilístico es el responsable de mantener el suspenso en el cuento desde el principio hasta el final. A lo largo del relato, el productor ofrece “huellas” que le permiten al lector inferir quién es esta intrusa que se personifica en el relato. Estas huellas lo llevan a configurar un camino de interpretación que se anula con la aparición de la palabra “computadora”. Esto hace que se vuelva tras las huellas para confirmar el nuevo sendero que los lleva hasta la verdadera intrusa, la computadora.
¡Muchas gracias por su atención!
Buratti, Débora - Lavini, Gina - Ocampo, Mariana
Full transcript