Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Italianos en Colombia Magangué

Presencia e ifluencia italiana en Colombia: el caso de Magangué, 1890-1930

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Italianos en Colombia Magangué

Magangué fue una de las múltiples ciudades intermedias que recibió esta inmigración en Colombia, otorgándoles un sin fin de oportunidades económicas que supieron aprovechar, sabiendo crearse un espacio dentro de la sociedad magangueleña.
Presencia e influencia italiana en Colombia:
el caso de Magangué, 1890 - 1930

Chiste decimonónico sobre la presencia extranjera e italiana en Magangué
Lista donaciones para la compra del reloj público de Magangué
Sucedió en ésta que en el entierro de un hermano masón, uno de esos extranjeros que por más que vivan siglos entre nosotros, jamás hablarán nuestro rico idioma, al llegarle su turno para la despedida, en vez de decir: El hombre viene de Dios; vive para Dios; y vuelve a Dios. Con aire muy satisfecho se acercó al ataúd, colocó su ramo y dijo:
Lombre viene per Dío…
Vive per Dío…
A se va per Dío…

La Voz del Club. Magangué 21 de diciembre de 1892, # 3, Año I.
Lugares de emigración
Los italianos que llegaron a la ciudad lo hicieron específicamente de dos espacialidades bien definidas. Del norte de la bota vinieron algunos lugareños de un pequeño poblado llamado Ghivizzano, perteneciente a la provincia de Lucca en la región de la Toscana; a parte, algunos individuos que venían desde ciudades como Génova, Piombino, Vercelli, Agnano, entre otras. Del sur, dentro de una espacialidad más amplia que abarcaba varios pueblos próximos entre sí -a lo largo de un corredor vial que los unía-, ubicados en las provincias de Salerno y Cosenza, pertenecientes respectivamente a las regiones de Campania y Calabria; sobresaliendo los casos precisos de Padula y Castelnuovo di Conza dentro de la de Salerno, y Paola en la de Cosenza. De estas dos provincias llegaron otros, procedentes de Scalea, Verbicaro, San Lúcido, Altilia, San Marco Argendano, Aprigliano, Morano Calabro en la de Cosenza; así como de Buccino, Céntola, Lentiscosa, Vibonati, en la de Salerno.
La investigación, basada en información tomada de archivos notariales, parroquiales y prensa de época, plantea que efectivamente las dos principales colonias extranjeras en la ciudad fueron en su momento la italiana y la sirio-libanesa, sin desconocer la presencia de elementos franceses, españoles, estadounidenses, suizos, alemanes, austríacos, judíos, entre otros.
En 1919 la Junta del Once de Noviembre de la ciudad
“acordó las comisiones de recaudación así:
Colonia Syria, a los señores Antonio J. María, José Jaime, Salomón Lara; Colonia Italiana, Antonio Valente, José Meola, Benedetto Luchessi; Colonia Santandereana, Manuel y Daniel Rincón; Colonia Barranquillera, Fernando López Gómez, Gabriel Morales y Félix Cuevas; Colonia Magangueleña, parte sur, Francisco Rodríguez y Gilberto Jiménez, centro, Daniel Vega y Virgilio Basanta, norte, Félix Díaz y Manuel Pérez, Barrio Córdoba, Maximiliano Barcenas y Justiniano Cárcamo”
Extranjeros en Magangué
“la población de Magangué creció notablemente desde que comenzaron las ferias, por la inmigración de familias de otras ciudades y pueblos, por lo cual aquí se encuentran pocos apellidos raizales… Desde 1870 entró una inmigración de italianos hasta la cuestión de Candiani en 1898, que no echó raíces genésicas; hoy se conservan algunos de importancia. En los últimos años ha aumentado considerablemente el número de forasteros y una abundante colonia de sirios”
Censo 1912: eran 224 extranjeros.
Censo 1938: eran 185 extranjeros.
Censo 1951: eran 111 extranjeros.
Lista de italianos radicados en Magangué anotados en el Registro d´iscrizione dei nazionali manejado por el R. Consolato d´Italia in Barranquilla, año 1907
Rocco Sesso (Aprigliano) Antonio Pugliese (Castelnuovo di Conza)
Giuseppe Storino (Paola) Vincenzo Perrotti (Paola)
Leone Santoro (Cerisano) Giovanni Pana (San Lucido)
Pasquale Fosto (Morano Calabro) Gaetano Marsiglia (Verbicaro)
Fidele Copelli (Paola) Giuseppe Meola (Castelnuovo di Conza)
Domenico Copelli (Paola) Michele Gravino (Paola)
Antonio Curcio (Padula) Giuseppe Di Santis (Castelnuovo di Conza)
Francesco Camera (Santo Lucido) Pasquale Di Ruggiero (Castelnuovo di Conza)
Antonio Valente (Centola) Vincenzo Di Ruggiero (Castelnuovo di Conza)
Michele Vecchio (Padula) Giovanni Di Ruggiero (Castelnuovo di Conza)
Antonio Vecchio (Padula) Vincenzo Di Santis (Castelnuovo di Conza)
Antonio Paternostro (Morano Calabro) Luigi D`Ecola (San Marco Argentano)
Ettore Gravina (Paola) Nicola A. Gallo (Padula)
Giuseppe Greco (Altilia)
Fuente: Antonio Vittorino. Apuntes para una crónica de la italianidad en Barranquilla y alrededores, II. Barranquilla, Edición del autor, Colección Libelluli, Número ocho, 2000, pp. 13-19.
Uno de los hechos más llamativos en este sentido tuvo que ver con unas contribuciones que hicieron algunos miembros de la colonia italiana en el año de 1906 para la construcción del Reloj Público de la ciudad -entre los que estaban Pacini Hermanos, Antonio Valente, José Storino, Cayetano Marsiglia, Sebastián Greco, Rodolfo Antoni, Luis Maddaleno, Antonio Pugliese, Antonio Curcio y Víctor Pugliese-, a lo cual se refirió el periódico local El Mosquito así:
“Con gusto informamos al público, que la 5° parte del valor del reloj público de esta ciudad ha sido sufragada por la colonia italiana residente en esta plaza. Hechos y no palabras son los que hablan el lenguaje de la gratitud y el cariño por el lugar donde uno vive y encuentra compensación a sus fatigas en la lucha por la vida. Sírvase la colonia italiana contribuyente, aceptar en lo que vale nuestro agradecimiento por su deferencia hacia la localidad”
El privilegio de la inmigración italiana a Magangué lo tiene la familia Pacini Antoni, compuesta por los hermanos Antonio y Querubino que ejercían el oficio de figureros, y el comerciante Antonio Centanaro.
"Querubino Pacini nel 1881 fondò in Magangué, piccola città del dipartimento di Bolívar sul Río Magdalena (circa Km. 240 a sud di Barranquilla), la ditta Pacini -Puccini". En 1883, mediante escritura pública de la notaría de Chinú se constituye la sociedad comercial Centanaro & Pacini, domiciliada en Magangué, con un capital de 10.000 pesos, teniendo como objetivo el de comprar y vender mercancías extranjeras y frutos del país, uniéndose Antonio Centanaro a los negocios del menor de los hermanos Pacini. Por su parte, Antonio Pacini lo hizo sólo tardíamente en el año de 1887, cuando se crea la sociedad Pacini Hermano y Cía., donde aparece como socio industrial; mientras que Centanaro lo hace como socio comanditario y Querubino como capitalista mayoritario. Ya para 1893 los hermanos deciden establecerse en Barranquilla, dejando una sucursal en la ciudad que tuvo un fuerte ramo de ganadería. “In misura che il commercio fioriva affluivano dall´Italia i congiunti e i compaesani”, a trabajar como dependientes de la sociedad comercial.
Casa Pacini Puccini
Permite la llegada de inmigrantes como
NOTA:
El total de italianos sentados sólo en ese libro para el año específico de 1907 era de 186, esparcidos por diversos centros urbanos de la región tales como Barranquilla, Cartagena, Ciénaga, Santa Ana, Carmen de Bolívar, Sabanalarga, El Piñón, Calamar, Zambrano, San Juan Nepomuceno y Mompós.
Sociedades comerciales creadas por italianos en Magangué
Centanaro & Pacini: Compra y venta de mercancías extranjeras y frutos del país.
Pacini Hermano y Cía.: Actos de comercio, en particular la compra y venta de mercancías extranjeras y frutos del país.
A. Pugliese & Hermano: Compra venta de mercancías extranjeras, frutos del país, comisiones.
Q. Pacini & Hermano: Compra y venta de mercancías extranjeras y frutos del país.
Pugliese & Montes: Toda clase de comercio y especialmente compra venta de mercancías extranjeras, frutos del país y comisiones.
Miguel A. Marsiglia e Hijo: Compra, importación y venta de mercancías; compra y exportación de productos del país; compra y venta de ganados; y sobre compra y venta de efectos públicos y efectos de comercio.
Maddaleno, Gravina & Cía: Actos de comercio y especialmente compra, importación y venta de mercancías y arriendo de canoas.
Francisco Marsiglia & Santoro: Compra, importación y venta de mercancías; compra y exportación de productos del país; comisión.
Palmieri & Forte: Compra y venta de mercancías y efectos de comercio y especialmente en el servicio de cantina y el arte de sastrería.
Di Ruggiero Hermanos: Compra, importación y venta de mercancías; compra y exportación de productos del país; comisión.
Roque Sesso e Hijos: Compra y exportación de frutos y productos del país; compra, importación y venta de mercancías; compra y venta de efectos de comercio.
Vicente Di Ruggiero P.: Toda clase de negocios, especialmente de una cantina y un billar.
Francisco Marsiglia & Leone: Compra y venta de frutos del país para la exportación.
Rafael Palmieri & Cía: Compraventa de mercancías y productos del país, y el arte de sastrería.
Luis Maddaleno & Cía: Compra y venta de mercancías, frutos del país y actos de comercio.
Gravina Hermanos: Actos de comercio y compraventa de mercancías y productos del país.
Domingo Copelli e Hijos: Compraventa de mercancías y efectos de comercio.
Miguel A. Marsiglia e Hijo & Drago: Distribuir y vender mercancías en distintos espacios comerciales, centrando su actuar en la ciudad de Cáceres.
Marsiglia & Benítez: Fin único y exclusivo de pesca y caza de caimanes para la exportación de sus cueros.
Annichiarico & Fals: Admón y especulación de billares y otros juegos de un establecimiento del ramo.
Copelli & Barragán: Compra de ganado macho en compañía.
De Santis & Vivero: Compraventa y cría de ganado vacuno.
Martínez y Felizzola: Compraventa de artículos extranjeros y del país y el desempeño de comisiones comerciales, así como la correduría del comercio, y venta de mercaderías en martillo por cuenta ajena.
Comercio y exportación de plumas de garza
En 1909, se estableció un convenio entre los más importantes compradores de plumas en la ciudad, en una especie de cuasi-monopolio comercial alrededor de la adquisición de este artículo de exportación, con cinco socios, todos italianos del comercio de Magangué, Pacini Hermanos, León Santoro, Francisco Marsiglia, Fidel Copelli y Pascual Forte. En su artículo 1° estos convenían “comprar toda clase de plumas de garza que lleguen de venta a esta plaza”. El mismo artículo estipulaba dividir las plumas compradas en “un 40% para Pacini Hermanos; 18% Marsiglia; 16% Santoro y Copelli, c/u; 10% Forte”, mostrando un poco la jerarquía que se manejaba en cuanto a la compra de la pluma, y que tenía que ver mucho con el poder de compra de cada uno de ellos. Las especificaciones del convenio eran muy estrictas y hablaban de altas multas por el incumplimiento o desentendimiento del mismo:
“2° El precio para las compras será de común acuerdo. 3° Quedarán por cuenta propia cada una de las remesas que cualquiera de los socios reciba de fuera de la ciudad como también la que ordene comprar en otros lugares siempre que las plumas no procedan de los Cazadores que acostumbran venir a esta plaza. 4° En los días de despacho cada socio presentará su cuenta de las partidas compradas y las recibidas de fuera comprobando la identidad de ellas; presentará una copia de la factura de despacho y se comprometerá a mostrar la copia de cuenta de venta a su recibo y cualquiera diferencia que en ellas se encuentre por exceso sobre lo expresado en la factura, se le cobrará al precio de venta de París, sin gastos y más la multa expresada al pié de éste contrato. 5° Este convenio empieza hoy y será por tres meses sin poderse alterar por ninguna causa o pretesto. 6° Es prohibido hacer comprar plumas a otra persona en esta ciudad, por cuenta de uno mismo. 7° El depósito de las plumas será el depósito de Pacini Hermanos, quien dará un recibo y responderá por ellas. 8° El reparto se verificará cuando a bien lo tengan los socios. 9° Hecha cada repartición deben quedar las cuentas canceladas, y el que no tuviere con que pagar la diferencia que el reparto arroje a su cargo perderá su derecho y podrá ser comprada por otro socio que sí desembolsare. 10° Obligación comprar y hacer diligencias para la compra. 11° Dejará de pertenecer a la compañía el que basado en que siempre ha de recibir la misma cantidad de plumas el día del reparto, no se interese en comprar plumas, por no sacar el dinero o por evitar el trabajo de pesar; como también se hará efectiva una multa de 200 pesos oro americano a todo el que no cumpliere el contrato”.
Casa Pacini Puccini: Ganadería
Magangué era una de las plazas mayores para el ganado criado en el sur de Bolívar… En
la década de 1920, se calculaba que más de cincuenta mil reses pasaban cada año por Magangué.
Sin duda alguna la sucursal de la sociedad comercial Pacini & Puccini en Magangué, se convirtió poco a poco en la abanderada del negocio ganadero en la ciudad. En el Censo Industrial y Comercial de Barranquilla de 1925, la firma aparece como “importadora de telas y muebles, exportadora de café, con un ramo de ganadería de fuerte movimiento. Agentes de la compañía Marítima-Navegación General Italiana”.
Según Carlo Sardi, para 1915, “dipendevano dalla ditta come commessi di negozio 12 indigeni e oltre 40 mandriani [entiéndase troperos o vaqueros] per l´allevamento in Magangué di 4.000 capi di bestiame (vacche e vitelli allo stato brado) nelle grandi praterie irrigate dalle acque del rio Magdalena”.
La Casa Pacini y Puccini compró lotes y adquirió baldíos, juntándolos todos para formar la inmensa hacienda Roma y meter allí ganado sólo en el verano, porque esas tierras son anegadizas.
En 1931 se creó en Barranquilla la sociedad anónima “Ganadería Italo Colombiana”, cuyo objeto era el negocio, compraventa, engorde y levante de ganado, con un capital de $650.000 pesos oro legal, divididos en 6.500 acciones con un valor nominal de $100 pesos cada una, siendo su gerente el italiano David Puccini. Las fincas y potreros, situados en el municipio de Magangué y zonas aledañas a este, llegaron a tener, para comienzos de la década de 1930, unas 21.370 hectáreas con 7.578 reses entre ganado macho y de cría más las 153 bestias de servicio.
Daniel y Rodolfo Antoni
Alberto Puccini
David Puccini Cipriani
Benedetto Luchessi
Primo Corsi Orsi
Pedro Bacci
Entre otros
Don Pelegrino Puccini
Familia Pacini Antoni
Inmigración italiana del sur a Magangué
Antonio y Víctor Pugliese Pezzuti
Domingo Lomonte Furiati
Francisco Cámera Storino
Miguel Marsiglia Sabelli
Antonio Valente Meula
Sebastián Greco Caruso
Leonardo Ramachiotti
José Storino
Antonio Curcio
Lorenzo Di Ruggiero
Genaro Annichiarico Di Filippo
Juan Annichiarico Marziano
Domingo Copelli e Isabel Caruso
Luis y Nicolás D`Ecola
Domingo Tarsitano
Antonio Javorone
Gaetano Calabrese
Luis Scaldaferro
Carmelo Forastiero
Fernando Crededio y Filomena Caropresso
Antonio Siciliano y María C.Tarsitano
Décadas de
1880 y 1890
Rafael Palmieri Copelli y Pascualina Tarsitano Siciliano
José Meola d`Angelis y Rosa Pugliese Conte
Luis Maddaleno y Isabel Tarsitano
Domingo Tarsitano y Isabel Cavaliere Siciliano
Nicolás Cardone Gravina y Filomena Annichiarico Marziano
Fiororante Gravina y Filomena Ciancio
Hector Gravina
Antonio José Damiani
José y Vicente De Sanctis
Giovani Panna
Vicente Perrotta
Roque Sesso
Pascual Forte
León Santoro
Antonio y Miguel Vecchio Bertucci
Francisco de Rosa
José Marchesiello
Silvia Lucida Iantorna Cámera
Septimio Campanella y Juana María Laviñano
Domingo Caruso y Luisa Argento
Primera década del XX
Otros italianos que llegaron posteriormente...
Mario Donato nacido en Vercelli
Fernando Rognini nacido en Agnano
José Vitola P. nacido en Morano Calabro
Enrique Inela
Carmelo Ianuzzi
Ermelinda Ricci
Escipión de Nubbila
Armando Lovisi De Martino nacido en Fortorella
Umberto Gori Martinelli
En 1932, el entonces Cónsul de Colombia en Génova afirmaba que...
“Gli italini sono sparsi in tutto il territorio della Repubblica, con qualche nucleo più notevole nella capitale e nelle città della costa. Essi sono dedito in generale ai commerci, nei quali quasi tutti hanno saputo conquistare con lavoro tenace buone posizioni, attivando considerevoli correnti di scambi fra la Colombia e l'Italia, sviluppando nella Repubblica fiorenti industrie e dando vita ad aziende agrícola. Alcuni sono arríbate a posizioni di primissimo piano nel campo della banca, della industrie, dei commerci, delle professioni sanitarie e tecniche, delle arti, dell´insegnamento, (nel quale si distinguono particularmente i religiosi Salesiani), tenendo ben alto il nome della loro Patria e favorendo un proficuo e corciale avvicinamento fra i due paesi”
En un discurso pronunciado por el entonces Embajador de Italia en Colombia en el Centro Italiano de Bogotá, Dr. Augusto Castellani, el 30 de julio de 1958, este último expresaba
“que una verdadera reseña de la presencia de Italia en Colombia, reclama un trazo completo. Muy de desear es que alguien le dedique su cuidado, extendiéndola en profundidad y en el tiempo, hasta nuestros días. Se podría ver entonces, mucho de lo que tal vez a primera vista no aparezca, por ejemplo la contribución, nada desdeñable, de los inmigrantes italianos en el cuadro del progreso económico y civil de Colombia. Y además, se sacarían ulteriores motivos para reafirmar y consolidar aquellos vínculos de amistad, fraternidad y solidaridad operante que unen, podríamos decir, desde siempre, a nuestra Italia con la noble y generosa nación que nos hospeda”
Full transcript