The Internet belongs to everyone. Let’s keep it that way.

Protect Net Neutrality
Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

URBANIDAD DE CARREÑO

No description
by

cristhian ruiz

on 9 February 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of URBANIDAD DE CARREÑO

PRESENTADO POR:
CRISTHIAN MAURICIO RUIZ
URBANIDAD DE CARREÑO
CAPITULO PRIMERO
DEBERES MORALES DEL HOMBRE
Este capitulo nos permite tener claro el privilegio de tener una anatomia y una gran cantidad de atributos y destrezas mentales, las cuales dependiendo de nuestras creencias deberiamos agradecer por tener cada dia estos privilegios, encontrandonos con el dios que alabamos desde el fondo de nuestros sentimientos. esto con el fin de saber valorar la vida propia y la de los demas. ademas de esta manera se puede empezar a formar una persona integra etica y moralmente
CAPITULO SEGUNDO
DEBERES PARA CON LA SOCIEDAD
Cuando hablamos de cultura ciudadana, de la etica o de la moral todo se resume en la enseñanza dada por nuestros padres, la cual se debe basar en el respeto, el apoyo incondicional, la amabilidad, la solidaridad y otros valores mas hacia las demas personas y hacia el medio ambiente. Es de vital importancia ya que convivimos unos con otros y lo ideal es que todos podamos convivir tranquilamente. Ademas debemos tener siempre presente el respeto hacia la sociedad y sus normas, ya que son las leyes las que nos permiten convivir en paz y armonia.
Debemos amar a nuestras creencias, nuestra cultura y a nuestra sociedad, simplemente con tener buenas costumbres como no arrojar basura, promover el reciclaje y no violar las leyes y normas existentes
CAPITULO TERCERO
DE LOS DEBERES PARA CON NOSOTROS MISMOS
El propósito de todas las personas es el mismo: Lograr tener un hogar, una vivienda y otros accesorios, de la misma forma como las personas tratan de lograr sus objetivos personales deberíamos trabajar como sociedad para lograr el avance de la misma
Tenemos que pensar tambien en las otras personas en cada accionar nuestro "no hacer a los demas lo que no queremos que nos hagan", ser solidarios y comprensivos entre nosotros mismos, ya que tristemente en ocasiones tememos mas a otras personas que temer a enfermedades.
CAPITULO CUARTO
DE URBANIDAD Y BUENAS MANERAS
MALOS HÁBITOS


Chuparse o morderse un mechón de pelo .
Morderse las uñas o cutículas.
Sentarse con las piernas separadas o con las piernas cruzadas o torcidas de una manera poco convencional.
Masticar chicle mientras habla o con la boca abierta.
Fumar en la calle o hacerlo sin haber pedido permiso a los presentes, especialmente a sabiendas de que el olor a cigarro puede ofender o incomodar a alguien.
Tener un cigarrillo en los labios mientras habla.
Hacer que los demás se sientan culpables o incómodos mientras comen algún delicioso postre solamente porque usted debe abstenerse debido a alguna dieta.
Rascarse o pellizcarse la cara.
Cometer la indiscreción de hacerle alguna pregunta íntima a alguien en voz alta: ¿Es eso una peluca?
Usar un cepillo o peine sucios.
Aplicarse maquillaje o peinarse en la mesa de comer.
Usar rulos en el cabello en público.
Llevar esmalte de uñas descascarado, uñas partidas o maltratadas o, peor aún, sucias.
Una línea demasiado dramática y notable que delimite claramente dónde termina el maquillaje y dónde comienza el color natural de la piel.
Hablar demasiado o en detalle de excentricidades personales: operaciones, enfermedades, neurosis, alergias, accidentes, etc.
Comer ruidosamente haciendo gestos exagerados.
Introducir pedazos de comida demasiado grandes a la boca.
1 — La urbanidad es el conjunto de reglas que tenemos que observar para comunicar dignidad, decoro y elegancia a nuestras acciones y palabras, y para manifestar a los demás
1a benevolencia, atención y respeto que les son debidos.

2 — La urbanidad es la practica de los deberes morales, y como tal, sus prescripciones tienden todas a la conservación del orden y de la buena armonía que deben remar entre los hombres, y a estrechar los lazos que los unen, por medio de impresiones agradables que produzcan los unos sobre los otros.

3__ Las reglas de la urbanidad no se encuentran ni pueden encontrarse en los códigos de las naciones; y sin embargo, no podría conservarse ninguna sociedad en que estas reglas fuesen absolutamente desconocidas. Ellas nos enseñan a ser, metódicos y exactos en el cumplimiento de nuestros deberes sociales; y a dirigir nuestra conducta de manera que a nadie causemos mortificación o disgusto; a tolerar los caprichos y debilidades de los hombres; a ser atentos, afables y complacientes, sacrificando, cada vez que sea necesario y posible, nuestros gustos y comodidades a los ajenos gustos y comodidades; a tener limpieza y compostura en nuestras personas, para fomentar nuestra propia estimación y merecer la de los demás; y a adquirir, en suma, aquel tacto fino y delicado que nos hace capaces de apreciar en sociedad todas las circunstancias y proceder con arreglo a lo que cada una exige.

CAPITULO QUINTO
DEL ASEO EN GENERAL
Del aseo en general

1 — El aseo en cuanto a nuestra salud es de vital importancia, ya que diariamente nuestro cuerpo expulsa los desechos y segregaciones, y en caso de no tener una higiene regular podemos acarrear problemas medicos

2— Nada hay, por otra parte, que comunique mayor grado de belleza y elegancia a cuanto nos concierne, que el aseo y la limpieza Nuestras personas, nuestros vestidos, nuestra habitación y todos nuestros actos, se hacen siempre agradables a los que nos rodean, y nos atraen su estimación y aun su cariño, cuando todo lo encuentra presidido por ese espíritu de pulcritud que la misma naturaleza ha querido imprimir en nuestras costumbres, para ahorrarnos sensaciones ingratas y proporcionarnos goces y placeres.
CAPITULO QUINTO
DEL ASEO EN GENERAL
Del aseo en nuestra persona

- Los seres humanos poseemos la capacidad de juzgar a una persona que no conocemos solo con observarla detalladamente, siendo el aseo personal clave en las relaciones interpersonales e incluso en la comunicación asertiva, además una persona que tiene presente el aseo personal,

-Los deberes que nos impone el aseo, no se limitan a nuestras personas y a lo que tiene relación con nosotros mismos, sino que se extienden a aquellos de nuestros actos que afectan o pueden afectar a los demás; pues seria grande incivilidad el excitar de algún modo el desaseo de los que nos rodean, no sólo con nuestras acciones, sino también con nuestras
CAPITULO QUINTO
DEL ASEO EN GENERAL
* Una persona que posea un olor nauseabundo puede causar incomodidad y disgustos en las personas que esten a su alrededor

* no hay que limitar el baño a solo la cara, ya que todo el cuerpo produce suciedad diariamente

* Lo ideal seria decirle la importancia de la limpieza y aseo en general a personas que posean falencias en su higiene.
CAPITULO QUINTO
DEL ASEO EN GENERAL
Del aseo en nuestros vestidos

1 — De la misma forma en la que cuidamos la higiene en nuestro cuerpo y no deseamos que se vea desagradable, también debemos hacer un aseo tanto al interior como al exterior, con el fin de que sea mas agradable la estadia

2 —Si se poseen mascotas en el hogar, mantener limpio el lugar de la estadía de los mismos, ademas tener limpio a los animales, educar en el caso de los perros a no hacer daños a los muebles o electrodomesticos

CAPITULO QUINTO
DEL ASEO PARA CON LOS DEMAS


— Abstenemos de toda acción que directa o indirectamente sea contraria a la limpieza que en sus personas, en sus vestidos y en su habitación han de guardar aquellos con quienes tratamos, así como también de toda palabra, de toda alusión que pueda producir en ellos la sensación del asco.

- Jamás nos acerquemos tanto a la persona con quien hablamos, que llegue a percibir nuestro aliento; y seamos en esto muy cautos, pues muchas veces nos creemos a suficiente distancia del que nos oye, cuando realmente no lo estamos.

CAPITULO SEXTO
DEL MODO DE CONDUCIRNOS DENTRO DE LA CASA
La mayoria de las costumbres que poseemos vienen de nuestro hogar, en lo cual los padres son mentores de buenas maneras de comportamientos e incluso de pensamientos.

Instruir en el hogar todas las buenas costumbres es la base para construir ciudadanos correctos y ejemplares.

Teniendo en cuenta de que tambien existe la conciencia ambiental, la cual se enfatiza en proteger el medio ambiente
Full transcript