Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

EL TÚNEL

No description
by

on 16 March 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL TÚNEL

EL TÚNEL
ERNESTO SÁBATO
CONTEXTO HISTÓRICO Y LITERARIO
EXISTENCIALISMO
CARACTERÍSTICAS
ERNESTO SÁBATO

VANGUARDIAS
ANÁLISIS DE LA NOVELA
NARRATOLOGÍA
(Rojas, Argentina, 1911 - Santos Lugares, 2011) Escritor argentino. Sólo tres novelas, espaciadas en el tiempo, componen su producción estrictamente literaria: El túnel (1948), Sobre héroes y tumbas (1961) y Abaddón el exterminador (1974); a pesar de ello, Ernesto Sábato figura entre los más destacados autores del Boom de la literatura hispanoamericana de los años 60. Con ellos compartió un afán renovador manifiesto en las técnicas narrativas (la superposición de tramas y la fusión de novela y ensayo fueron patentes desde su segunda novela), mientras que en lo temático se orientó hacia una indagación de signo existencialista sobre los abismos de la naturaleza humana y la pervivencia de la barbarie en la civilización moderna.
TEXTO CRÍTICO
CONCLUSIÓN


El futurismo puede considerarse uno de los primeros movimientos de vanguardia. Comenzó en 1909, año en que su fundador, el italiano Marinetti, publicó en París el primer manifiesto definiendo el movimiento. Destacan en él los siguientes rasgos:

-Temas: la velocidad, el riesgo, el peligro, lo moderno, las máquinas, la violencia, los deportes, la guerra, el militarismo, las fábricas, etc.
-Reformas literarias:

• Destrucción absoluta de la sintaxis.

• Sustitución de los signos de puntuación por signos matemáticos y musicales.

• Supresión del YO.

-Espíritu:
• Ruptura con todo lo pasado.

• Espíritu iconoclasta. Ruptura con las convenciones culturales.

• Optimismo y vitalidad.
FUTURISMO
DADAÍSMO
Tiene su origen en Zurich en 1916, durante la Gran Guerra, cuando un grupo de artistas, entre los que se encontraban Hugo Ball, Hans Arp o Richard Huelsenbeck, y a los que después se uniría el poeta rumano Tristan Tzara, iniciaron una serie de sesiones en un bar rebautizado Cabaret Voltaire , con la intención de lanzar, en palabras de Ball, "los más estridentes panfletos […] y para rociar adecuadamente con lejía y burla la hipocresía dominante".

Dadá pretendía ser diferente, no conformar un movimiento más. Los dadaístas querían acabar con el arte, bueno o malo, y con la noción misma de literatura. Representaron la negación absoluta. De ahí que su nihilismo acabara en un callejón sin salida. Tzara explicó tardíamente, en 1950, que para comprender muchos de los supuestos del dadaísmo había que imaginarse la situación de unos jóvenes "prisioneros en Suiza" en 1914 y dominados por el rechazo hacia toda forma de civilización moderna, incluido el lenguaje.
EXPRESIONISMO
Los representantes de este movimiento prefirieron hablar más de "postura vital" que de una corriente entendida como tal. En todo caso, el expresionismo se identificó frecuentemente con anticonformismo y sus exponentes fueron vistos como iconoclastas. El movimiento tendría sus momentos estelares durante la segunda década del siglo e inicios de la tercera
SURREALISMO


El surrealismo no pretendió ser solamente una opción artística sino que quiso ser un movimiento que promoviera la revolución integral, la liberación total del hombre. Pretendió transformar la vida. Esa liberación total que buscan los surrealistas se centra fundamentalmente en dos áreas de la personalidad y de la vida. Por un lado buscan liberar al ser humano de sus propias represiones. En este aspecto, entroncan con la teoría del psicoanálisis de Freud. Pero también pretendieron una liberación de la represión que sobre el hombre ejerce la sociedad burguesa y su modelo de estado. En esta tendencia, el surrealismo se relacionará con el marxismo
Aparece en España en la década de los veinte y es un reflejo en nuestro país del futurismo y del dadaísmo, pero también de la labor vanguardista de Ramón Gómez de la Serna. Sus rasgos característicos son:

• Integración de diferentes artes.

• Sustitución de los signos de puntuación por signos matemáticos.

• Exaltación de las máquinas y del mundo moderno.

• Ruptura de la disposición tipográfica tradicional.

• Renovación de la metáfora (El poema debe ser una sucesión de metáforas, se debe eliminar de la metáfora todo lo sentimental o anecdótico y la metáfora debe relacionar elementos nunca conectados en la realidad).

El movimiento ultraísta ha dejado una producción literaria, aunque escasa, de considerable valor, en varias obras de sus principales creadores: Helices (1923), de G. de Torre; El ala del sur (1926), de P. Garfias; Espejos (1921), de J. Chabás; Poemas póstumos (1924), de J. de Ciria y Escalante, etc.
ULTRAÍSMO


Este movimiento se inició en París a cargo del poeta chileno Vicente Huidobro y el francés Pierre Reverdy y, en 1918, Huidobro lo dio a conocer en España. Su principal divisa es “hacer un arte que no imite ni traduzca la realidad” (Huidobro), “crear lo que nunca veremos” (G. Diego), es decir, romper con la realidad visible para crear una nueva realidad que tenga sentido por sí misma. Pueden destacarse los siguientes recursos en este movimiento:

• Total libertad en la elaboración de imágenes.

• Desconexión de los referentes racionales.

• Supresión de puntuación, escritura ideográfica, distintos tipos de letra en un poema.

• Presencia de motivos modernos como el maquinismo y la velocidad.

Obras destacadas dentro del creacionismo son Altazor , de V. Huidobro, Versión celeste , de Juan Larrea e Imagen y Manual de espumas , de G. Diego
CREACIONISMO
El existencialismo es un movimiento filosófico que se preocupa por la existencia humana (la cual posteriormente se plantea que es la única) y pretende dar respuesta a los problemas del hombre, ese hombre que existe y que es algo principal pues es el principio de la existencia, pues el mundo solo es para el hombre lo que este crea de él.
• El existencialismo centra su atención en la existencia y cuestiones propias del hombre, de su ser, y en dar solución a los problemas del hombre.

• No solo la razón descubre la realidad: también sentimientos básicos como la angustia y frustración la descubren.
• El pesimismo: los existencialistas se caracterizan por un remarcado pesimismo en sus ideas.

• Las cosas son pero solo existe el hombre: el hombre es el único que se crea su mundo y el existencialismo se concentra en esto se toman como sinónimos existencia al hombre y a la existencia, dado eso las cosas son pero no existen, solo el hombre existe de verdad en función de su libertad.

• Positivamente afirma la existencia humana y concreta.

INCOMUNICACIÓN Y SOLEDAD: EVOLUCIÓN DE UN TEMA
EXISTENCIALISTA EN LA OBRA DE ERNESTO SÁBATO
ÓSCAR BARRERO PÉREZ
¿Quiere hacemos creer Sábato en la posibilidad de un fenómeno insólito que se
sale de los patrones de la lógica y cae en una esfera de lo desconocido cuyas leyes
y mecanismos desconocemos? ¿O quiere, por el contrario, universalizar el drama
de la soledad y la incomunicación del hombre del siglo XX?
Los acontecimientos que dominan la primera mitad del siglo XX (casi 60 millones de muertos entre las dos Guerras Mundiales, las revoluciones rusa y china, las dictaduras en Italia y Alemania, la crisis económica de los años 30 y la energía atómica con fines bélicos) determinaron un proceso de despersonalización según el cual el individuo pierde identidad diluido en una masa social fácilmente manipulable.

Además las dos corrientes filosóficas predominantes al comenzar el XX (idealismo de origen hegeliano y mecanicismo positivista) habían mantenido el criterio común que considera al sujeto humano como un ser pasivo, carente de esencia y personalidad completas.

• TIPO DE NARRADOR:
HOMODIEGÉTICO/AUTODIEGÉTICO

‘‘Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne; supongo que el proceso está en el recuerdo de
todos y que no se necesitan mayores explicaciones sobre mi persona. ’’ (pág.1)

‘‘En alguna yo era locuaz, dicharachero (nunca lo he sido, en realidad); en otra era parco; en otras me imaginaba risueño. A veces, lo que es sumamente singular, contestaba
bruscamente a la pregunta de ella y hasta con rabia contenida; sucedió (en alguno de esos encuentros imaginarios) que la entrevista
se malograra por irritación absurda de mi parte, por reprocharle
casi groseramente una consulta que yo juzgaba inútil o irreflexiva.’’ (pag.9)

• TIEMPO: ULTERIOR

‘‘Esa noche volví a casa nervioso, descontento, triste. Hasta que se clausuró el salón, fui todos los días y me colocaba suficientemente
cerca para reconocer a las personas que se detenían frente a mi cuadro. Pero no volvió a aparecer.’’ (pag.6)
‘‘Pero recuerdo, en sus últimos años, cuando yo era un hombre, cómo al comienzo me dolía descubrir debajo de sus mejores acciones un sutilísimo ingrediente
de vanidad o de orgullo.’’ (Pag.9)


Analepsis interna: ‘‘Recordé el argumento que me transmitió la mucama: "Que perdone, pero no tenía la dirección." Era cierto: ni ella me había
pedido la dirección ni a mí se me había ocurrido dársela; pero lo primero que yo habría hecho en su
lugar era buscarla en la guía de teléfonos’’ (Pág.25)

FOCALIZACIÓN: INTERNA

-Características de la obra
-Especie
-Escenario
-Escuela literaria
-Personajes y su descripción simbólica
-Ideas principales
-Tema, valores y antivalores
En la búsqueda inicial por establecer una genealogía del existencialismo salieron a relucir las obras literarias de dos autores en particular, el ruso Fiódor Dostoyevski, y el checo Franz Kafka. El primero presenta en Memorias del subsuelo la historia de un hombre incapaz de encajar en la sociedad e infeliz con su propia identidad. En su propia obra magna, Crimen y castigo, Dostoyevski aplica a su protagonista -Raskolnikov- una crisis existencial que lo impulsa a descubrir la Iglesia Ortodoxa. Kafka, por su parte, creó surrealistas y alienados personajes que se movían entre la desesperanza y el más puro absurdo, como los que pueblan sus principales novelas –La Metamorfosis y El proceso-.

El propio Sartre fue autor de una novela, Nausea, que buceó en las ideas del existencialismo y que, de hecho, muchas veces se recomienda como material idóneo para acceder a sus complicados razonamientos filosóficos.
El siglo xx fue un período clave en el desarrollo de la literatura latinoamericana, que si bien contaba con influencias europeas que pasaron por una serie de transfiguraciones a manos de los escritores del momento, fue capaz de representar una propia literatura que no sólo se vio comprometida con el latinoamericano, sino que también fue de carácter enriquecedor y trascendental.

Dicha trascendencia hurgó incluso en las reconocidas Vanguardias Literarias, específicamente en el Existencialismo, movimiento que procuró abarcar todo lo referente a la existencia y a su esencia misma en cuanto a las acciones humanas, independientemente de si estas eran consideradas buenas o malas.
Un ejemplo de ella es la recocina obra de Ernesto Sábato El Túnel, una pieza completa en cuanto a representación del Existencialismo y a todos sus exponentes principales: soledad, desesperanza, frustración, incomunicación, preguntas por el ser y por supuesto, el hombre en medio de un mundo en el que hace parte pero cuya participación en él prefiere omitir.
Full transcript