Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

“El sueño de los héroes” de Casares, según “Los doce pasos d

No description
by

sofia damati

on 6 May 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of “El sueño de los héroes” de Casares, según “Los doce pasos d

“La máscara había desaparecido. Él preguntaba por ella; no le contestaron o procuraban calmarlo con evasivas, como si estuviera enfermo” Página 19. “Llevaba antifaz, estaba disfrazada de dominó. No se había fijado si era rubia o morena, pero al lado de esa máscara se había sentido contento (con la cabeza milagrosamente aliviada) y desde esa noche había pensado muchas veces en ella.” Página 155. “Si no buscaba a la máscara, tal vez la perdería para siempre.”
1. Mundo Ordinario
2. La llamada a la aventura
3. El rechazo de la llamada
El llamado a la aventura se resume en: la obsesión de Gauna por recuperar sus recuerdos de la aventura, volver a encontrar a “la mascará” y aclarar aquel momento en el bosque, que lo llevarán a querer revivir ese instante.
En la novela se presentan notables coincidencias que conducen a Gauna a la primera aventura y a volver a repetirla. Lo que lo conduce a la primera es la suerte de haber ganado su apuesta al potrillo. Las coincidencia que lo conducen a la segunda son: el volver a ganar la apuesta y que sea un peluquero quién lo haga ganar, el que Larsen vuelva a tener un inconveniente, que no le permite acompañar al grupo; que se encuentre disponible la carreta con el caballo que los transporta; que una señora les vuelva a dar la posibilidad de dormir en la quinta, que hayan podido ingresar a la fiesta, la asistencia de la máscara, etcétera.
“-El peluquero Massantonio me ha hecho ganar mil pesos en las carreras. Les propongo que los gastemos juntos.” Página 5. “A la mañana siguiente Larsen amaneció con dolor de garganta; a la tarde tenía gripe.” Página 14. “-¿No venís? -No, che. Yo me quedo. -¿Qué te pasa? -preguntó Maidana. -No puedo ir -Larsen contestó, sonriendo significativamente. -Dejála que espere -aconsejó Pegoraro-. Les asienta bien. Antúnez comentó: -Este le cree. -Si no ¿por qué no iba a ir? -interrogó Larsen. Gauna le dijo: -Pero imagino que esta noche te sumarás a nosotros. -No, viejo. No puedo -le aseguró Larsen.” Página 112. “El doctor, los muchachos y un peluquero habían formado, en 1927, el grupo original.” Página 115.
El personaje que altera la vida del héroe es la mascara, quién resultará ser Clara. Una mujer que forma parte de sus pocos recuerdos de la aventura, y con quién baila por un rato, causando que luego no pueda quitarla de su cabeza. Es uno de los desafíos o causas emocionales (aunque no lo principal), por lo que Gauna quiere volver a repetir la aventura.
Según los "Los doce pasos del héroe" por Christopher Vogler
4. Encuentro con el mentor
El mentor de Gauna será el doctor Valerga, quién le dará todo su apoyo, le brindará seguridad, y no cuestionará su decisión para emprender la aventura.
“-¿Y vos quién sos para opinar? -le preguntó el doctor-. Emilio decide, porque es el que ganó el dinero. ¿Está claro o quieren que les grite en las orejas? Le doy mi conformidad, aunque se le antoje dar vueltas por los mismos sitios, como un animal de noria.”Página 115.
Llegando al final, la historia nos demuestra que Valerga en realidad es un personaje negativo, quién guía a Gauna a su propia muerte; y quién realmente resulta ser su mentor y héroe era Taboada, el brujo y su propio suegro,
“…un hombre delgado, bajo, de profusa cabellera, de frente alta, huesuda, de ojos hundidos, de prominente nariz rojiza” Página 30.
Él siempre le advirtió de Valerga y quiso evitar el trágico final que se le aproximaba. Como una idea secundaria, podemos ver a Clara como heroína. Ella fue quién evitó en la primer aventura, la muerte del protagonista.
“-Tendré que invitar al doctor Valerga y a los muchachos –insinuó Gauna. Como siempre, Taboada replicó: -¿Doctor en qué?, ¡haceme el favor...! En asustar a los chicos y a los faltos. -Como usted quiera -contestó Gauna, sin enojarse-, pero voy a tener que invitarlo. Taboada le dijo con una voz muy suave: -Lo mejor que podés hacer, Emilio, es cortar con toda esa gente. -Cuando estoy con usted, pienso como usted, pero son mis amigos...-No siempre uno puede ser leal. Nuestro pasado, por lo común, es una vergüenza, y no puede uno ser leal con el pasado a costa de ser desleal con el presente. Quiero decirte que no hay peor calamidad que un hombre que no escucha su propio juicio.” Página 86.

“El sueño de los héroes”

de Adolfo Bioy Casares
Emilio Gauna tiene apenas 21 años, huérfano, es algo tímido, inseguro y no se cree valiente; sabihondo en varios temas, pero reservado a la hora de exponer sus conocimientos, para no molestar a los otros con cosas que tal vez no les interesen.
La desconfianza es un defecto trágico que muestra al héroe.
“Muy chico, había quedado huérfano y unos parientes lo llevaron a Villa Urquiza.”, “Gauna siempre había deseado vivir por su cuenta y no deber favores a nadie.”; “Gauna, de vez en cuando, hubiera comentado los Hudson y los Studebaker, las quinientas millas de Rafaela o el Audax, de Córdoba, pero, como a los otros no les interesaba el tema, debía callarse.”
Página 4
. “Le pregunto como al loro que da la papeleta verde: ¿Seré afortunado o no? ¿Tengo buena salud o no? ¿Soy valiente o no?”

Página 32
Él y sus amigos le temen y le consultan todas las decisiones, a alguien que creen superior, quién se presenta como Valerga. El desafío y objetivo de Gauna al principio de la obra es imitar y/o ser como el doctor, un hombre valiente y respetado por todos.
“Valerga traía pantalón a rayas y saco oscuro; a diferencia de los muchachos, no llevaba pañuelo al cuello. Gauna pensó que si después de las fiestas le sobraba un poco de plata compraría un pantalón a rayas.”
Página 16
“…el doctor Valerga, maestro y modelo de todos ellos…”, “Sebastián Valerga, hombre parco en palabras y propenso a la afonía, conversaba sobre el turf -"sobre las palpitantes competencias de los circos de antaño"-, sobre política y sobre coraje.”
Página 4.

En esta obra el mundo que nos muestra desde un principio, se presenta algo ordenado y estructurado, en los lugares porteños como son Saavedra, Villa Luro, Villa Devoto, Barracas; durante las noches de carnaval, en clubes y bares; donde hay reuniones de amigos, charlas comunes y celebraciones habituales.
“Los amigos se reunian todas las noches en el café Platense, en Iberá y avenida del Tejar..."
Página 1.
”El sueño de los héroes” Ya el título, aborda a una experiencia para Gauna, puesto a prueba por el propio destino: Soñar a ser valiente, el sueño propio de los héroes, que de algún modo guía al protagonista a emprender un viaje, que lo llevará hacia el fin que le corresponde.

5. La travesía del primer umbral
Gauna decide de forma voluntaria, emprender las dos aventuras, aunque en la primera lo determina sin ninguna finalidad en concreto, en cambio en la segunda toma la decisión debido a la necesidad de reconstruir sus recuerdos. El héroe provee la idea de desligarse de lo cotidiano, y concederles a sus amigos y a él algo nuevo, una aventura para divertirse. En una segunda oportunidad, este mismo héroe, vuelve a su vida anterior donde regresa a encontrarse con sus amigos, irrumpiendo nuevamente lo cotidiano por un momento, que en esta oportunidad era su vida con Clara.
“-El peluquero Massantonio me ha hecho ganar mil pesos en las carreras. Les propongo que los gastemos juntos.” Página 5. “Alrededor de una mesa de mármol, los muchachos se aburrían en el Platense. Apoyado en los respaldos de las sillas de Larsen y de Maidana, reclinado, pálido, absorto, Gauna dijo: -He ganado más de mil pesos en las carreras. Miró a los muchachos. Retrospectivamente (entonces no, estaba demasiado exaltado), creyó notar una expresión ansiosa en el rostro de Larsen. Continuó: -Los invito a salir esta noche.”Página 111 “Gauna comprendió que debía mostrarse firme. -Vamos a retomar -dijo- el circuito del 27. -¿Los mismos sitios? -inquirió, con alarma, Pegoraro”Página 114. “Gauna se encogió de hombros y empezó a salir con los muchachos. Después volvió a la mesa y le dijo en voz baja a su amigo: -Si podés, pasá por casa y decíle a Clara que he salido. -Debías decírselo vos -replicó Larsen. Gauna alcanzó al grupo.”Página 112.
6. Pruebas, aliados y enemigos
En el mundo ordinario, Gauna junto con sus compañeros, respetaban mucho a Valerga y mayormente, el desafío que llevaban a cabo era igualarlo en todos sus sentidos. En el mundo nuevo, esta sensación de admiración desaparece, ya que Gauna logra darse cuenta quien era realmente aquella persona que el tanto idolatraba, que más que su aliado, era su principal enemigo. Su prioridad da un giro rotundo y pasa a ser demostrar su valentía, enfrentándose a este enemigo.
“¿Por qué había admirado a Valerga? Pensar que para salir con esa gente dejó a Clara... Cerró los ojos, apretó los puños. Tenía que vengarse de las bajezas en que lo habían complicado. Tenía que decirle a Valerga cuánto lo despreciaba” Página 133.
No solo encuentra notorio su desprecio hacia él, si no también se logra dar cuenta que quienes el creía que eran sus amigos, finalmente terminaron demostrando lo contrario.

“Gauna simuló no advertir una guiñada del doctor. Ya estaba cansado de sus bromas y de sus enojos. Había tenido razón Taboada: Valerga era un viejo insoportable. Lo gobernaba una tenaz y grosera malignidad. En cuanto a los muchachos, eran unos pobres diablos aspirantes a criminales. ¿Por qué habría tardado tanto en comprenderlo? Para andar con este grupo de imbéciles se había ido de la casa sin avisar a su mujer. ¿Clara seguiría queriéndolo? Sin ella y sin Larsen estaría solo en el mundo.” Página 119.
Otro cambio del mundo ordinario al mundo especial fue descubierto en Gauna, no solo cambio su alrededor, si no él mismo; las personas lo ven de otra manera.
“Después de la aventura, Gauna nunca fue el mismo. Por increíble que parezca, esa historia, confusa y vaga como era, le dio cierto prestigio entre las mujeres y hasta contribuyó, según algunos comentarios, a que la hija del Brujo se enamorara de él.” Página 22.
Una de las complicaciones que se le presentan a Gauna al querer emprender nuevamente el viaje, es la ausencia en un principio de Massantonio el peluquero, quién por primera vez lo hizo ganar apuesta, y luego la de Pracánico el otro peluquero, quien también le hizo ganar una gran cantidad de dinero.
“Gauna comprendió que su plan de repetir exactamente las acciones y el itinerario de los tres días del carnaval del 27 era impracticable; la ausencia, que él reputaba deserción, del peluquero, lo afligía. Se consolaba reflexionando que, aun si hubiera conseguido a Pracánico, los de la partida no hubieran sido los mismos, ya que, estudiándolo bien, Pracánico no era Massantonio. Pero debía reconocer que ambos coincidían en ser peluqueros y este hecho, inútil ocultarlo, revestía la mayor importancia. El doctor, los muchachos y un peluquero habían formado, en 1927, el grupo original. La triste verdad era que ahora iniciaban la gira desprovistos de peluquero” Página 115.

Y finalmente, logra entender que, quien realmente era su aliado y ese era Taboada. Él, en todo momento le advirtió sobre el doctor, pero Gauna no le dio gran importancia.
“-Emilio tenía qué morir en los carnavales –dijo Clara-. Ahora comprendo todo: sin que yo lo supiera, la otra vez mi padre me mandó a buscarlo, para que yo interrumpiera su destino.” Página 162. “Don Serafín Taboada le había dicho una vez que el coraje no era todo; don Serafín Taboada sabía mucho y él poco, pero él sabía que es una desventura sospechar que uno es cobarde. Y ahora sabía que era valiente. Sabía también que nunca se había equivocado sobre Valerga” Página 163.
Dos personas leales e imprescindibles en la vida de Gauna son Clara y Larsen. A pesar de que su grupo de amigos lo acompaño en la aventura, estos no fueron leales con él si no que con Valerga. Aunque al principio, el protagonista no sabía que “la máscara” era la hija del brujo, Clara, esta lo acompaño en la mayor parte del viaje, y cuando el vuelve a emprender el recorrido por segunda vez, ella nuevamente se encuentra presente en el carnaval como “la máscara” y hace todo para cambiar el trágico destino de Gauna.
“Don Serafín la había visitado en sueños y le había dicho: "La tercera noche va a repetirse. Cuida de Emilio". Para Clara este anuncio fue la confirmación definitiva y sobrenatural de su terror; pero no el origen.” Página 150.
Con respecto a su compañero Larsen, a pesar de que este no acompaño a Gauna en ninguna de las dos ocasiones que realizaron el viaje, es quien nunca lo traiciona ni por Valerga ni por nadie, y es una importante compañía en la vida de Gauna.
“Desde luego, Larsen era el acompañante indicado. Era el único a quien no hubiese recusado Gauna; era el único amigo con quien podían contar” Página 151. “En cuanto a los muchachos, eran unos pobres diablos, aspirantes a criminales. ¿Por qué habría tardado tanto en comprenderlo? Para andar con este grupo de imbéciles se había ido de la casa, sin avisar a su mujer. ¿Clara seguiría queriéndolo? Sin ella y sin Larsen estaría solo en el mundo.” Página 119.

“El Rubio” es quien cumple el rol de rival en la historia. Este compite con Gauna por el amor de "la máscara".
“-¿Sabés una cosa? ¿No? Me cansé. Me cansé del empleo. -¿Qué empleo? -preguntó Clara. -De sirviente tuyo y de tus locuras. -Por lo que más quiera, sigamos buscando. Van a matarlo a Emilio. -¡Qué van a matarlo! Ese hombre te vuelve loca. La otra vez fue la misma historia. El Rubio trató de abrazarla y de besarla. -Sea bueno -le rogó Clara-. Sea bueno y escúcheme. La otra vez iban a matarlo.” Página 161.
Gauna les comunica a sus compañeros que había ganado mil pesos en las carreras y les propone que lo gasten juntos yendo a los carnavales. Algunos de sus compañeros no están de acuerdo y se les presentan varias dudas en la forma de gastar el dinero que Gauna gano.
“Antúnez, a quien por la estatura llamaban el Largo Barolo, o el Pasaje, comentó: -Es demasiada plata para una noche de borrachera. -El carnaval no dura una noche -sentenció Gauna.”
Página 5.
Al ganar por segunda vez las carreras, Gauna decide volver a gastar el dinero con sus amigos repitiendo la secuencia de los carnavales, pero esta vez no está completamente seguro de su decisión ya que no queria dejarla ni decirle a Clara que iba a festejar tres noches de carnaval con sus compañeros, sin embargo, tampoco quería traicionarla. Finalmente toma la decisión de concurrir al festejo y reconstruir el vacío de sus recuerdos.
“Para Gauna, el hecho tenía una sola interpretación posible: él debía emplear el dinero como en el año veintisiete; debía salir con el doctor y con los muchachos; debía recorrer los mismos lugares y llegar, la tercera noche, al Armenonville y, después, al alba, en el bosque: así le sería dado penetrar de nuevo las visiones que había recibido y perdido esa noche, y alcanzar definitivamente lo que fue, como en el éxtasis de un sueño olvidado, la culminación de su vida”, ”No podía decir a Clara: "He ganado este dinero en las carreras y voy a gastarlo con los muchachos y el doctor, en las tres noches de carnaval". No podría anunciar que dilapidaría estúpidamente un dinero que necesitaban tanto en la casa, con el agravante de pasar tres noches de alcohol y de mujeres. Podría, tal vez, hacer todo eso; no, decirlo. Ya se había acostumbrado a ocultar a su mujer algunos pensamientos; pero estar con ella esa noche y no decirle que a la otra noche saldría con los amigos, le parecía una ocultación traidora y, además, impracticable”
Página 110
Taboada le advierte a Gauna que no vuelva a emprender ese mismo viaje que ya que será perjudicial para él y su destino.
“-En ese viaje (porque hay que llamarlo de alguna manera) no todo es bueno ni todo es malo. Por usted y por los demás, no vuelva a emprenderlo. Es una hermosa memoria y la memoria es la vida. No la destruya.”
Página 31.
El brujo, también, le advierte sobre el doctor Valerga y el posible cambio de personalidad semejante a la de él.
“-En el futuro corre, como un río, nuestro destino, según lo dibujamos aquí abajo. En el futuro está todo, porque todo es posible. Allí usted murió la semana pasada y allí está viviendo para siempre. Allí usted se ha convertido en un hombre razonable y también se ha convertido en Valerga”
Página 30.


7.La aproximación a la caverna más profunda
En este paso Gauna, en la primera aventura conoce a "la máscara". En la segunda, ocurre el momento “más esperado por él”, donde se reencuentra con ella (aunque se muestra decepcionado al ver y descubrir: que está acompañada por el Rubio y que en realidad es Clara, su esposa). Está cada vez más cerca en la primera, de su muerte que, va a ser evitada; y en la segunda oportunidad que le da su destino, de poder aclarar su recuerdo borroso, de lo ocurrido en el bosque, pero todavía sin saber que ese será su fin. Clara sabe lo que va a ocurrir y va a tratar de evitarlo por segunda vez.
“En esa última noche de la gran aventura, Gauna y la muchacha son como dos actores que al representar sus partes hubieran pasado de la situación mágica de un drama a un mundo mágico.” Página 150. “Cuando volvió los ojos comprendió que Gauna la había visto sonreír. Ahora estaba mirándola, con la expresión ensombrecida. No parecía tener tanto enojo como despecho y tristeza.” Página 158. “Salió con unos compadres, unos amigotes que tiene. El cree que son sus amigos, pero lo van a matar.”Página 160.
8. La odisea o calvario
Gauna se enfrenta en un duelo de cuchillos con Valerga, pero tendrá un recuerdo confuso de ello. El héroe sobrevive una vez a su muerte gracias a Clara; esto se logra saber al final de la historia. Luego de este renacimiento Gauna vuelve a su mundo ordinario, aunque no era como antes sino que se sentía diferente, sabía que algo raro había ocurrido y debía saberlo.

“Lo ocurrido en el bosque fue, también, extraño. Nunca pudo Gauna explicarlo coherentemente; nunca pudo, tampoco, olvidarlo.”, “Después de la aventura, Gauna nunca fue el mismo.” Página 22.
“-Emilio tenía qué morir en los carnavales –dijo Clara-. Ahora comprendo todo: sin que yo lo supiera, la otra vez mi padre me mandó a buscarlo, para que yo interrumpiera su destino. Debo cuidar que no lo retome; tal vez ya sea tarde.” Página 162.


Gauna conoce a Clara, luego de la primera aventura. El protagonista encuentra al amor de su vida, de quién toma posesión luego de casarse con ella, y desde ese momento cambia su vida, y lo aleja de sus amigos. “Estuvieron tan ocupados en instalarse, que el hecho mismo del casamiento -ceremonia de la que fueron testigos don Serafín Taboada y don Pedro Larsen- perdió para los protagonistas su prestigio y se confundió con los demás quehaceres y molestias de un día muy atareado.” Página 87. “Cuando estaba con ella estaba tan lejos de cuando estaba solo... Cuando estaba con ella los pensamientos que había tenido cuando estaba solo le parecían fingidos y lo impacientaban como si alguien le atribuyera sentimientos ajenos. Ahora, que estaba solo, creía saber que no debía casarse; dentro de un rato, cuando la viera, el invariable futuro en el taller de Lambruschini y, peor aún, en su casa propia, no importaría, no existiría. Su único anhelo sería prolongar ese momento en que estaban juntos.” Página 80.

Las personas que rodean al héroe, en este caso, su grupo de amigos, aunque como dijimos anteriormente dejará de verlos, encuentran notorio el cambio que se produjo en Gauna después de emprender el viaje. “Después de la aventura, Gauna nunca fue el mismo. Por increíble que parezca, esa historia, confusa y vaga como era, le dio cierto prestigio entre las mujeres y hasta contribuyó, según algunos comentarios, a que la hija del Brujo se enamorara de él. Todo esto el ridículo cambio operado en Gauna y sus irritantes consecuencias disgustó de verdad a los muchachos. Se murmuró que proyectaron aplicarle un "procedimiento terapéutico" y que el doctor los contuvo. Tal vez esto fuera una exageración o una invención. La verdad es que nunca lo habían considerado uno de ellos y que ahora, conscientemente, lo miraban como a un extraño.” Página 22

Gauna desea empezar un romance con Clara, pero no lo conseguiría tan sencillamente, él debe luchar por ella y enfrentarse a quien quiera quitársela, en este caso, Alex Baumgarten, compañero de Clara. Ella intenta salir con el pero confiesa que no le gusto, a pesar de haberle mentido a Gauna, se logra dar cuenta que, en realidad, estaba enamorada de él. “Después de un instante, Gauna oyó las palabras. Clara había dicho: -No tengo ninguna tía Marcela. Todavía distraído, todavía sin comprender, Gauna sonreía. La muchacha insistió: -No tengo ninguna tía Marcela. Todavía sonriendo, Gauna preguntó: -Entonces, ¿con quién saliste ayer? -Con Alex -contestó Clara.”Página 57.

9. La recompensa
11.La resurrección
El momento de mayor tensión y explosivo en la obra es cuando Gauna y Valerga realizan un duelo a cuchillo. En el primer viaje que emprendieron, Gauna tenía pocos recuerdos y no muy claros de esta trágica situación, esta es una de las principales causas por la que él decide volver a emprender el viaje, donde finalmente pelea a cuchillo con Valerga, la vida del protagonista esta en juego, y acabará con un terrible final..
En este paso, Gauna aprende y entiende lo que su destino le depara. Enfrentándose a Valerga, no solo demuestra su total valentía ante el doctor y todos sus compañeros, si no también logra darse cuenta por si mismo lo valiente que pudo llegar a ser.
Al comienzo de la historia, Gauna se demostraba como un personaje inseguro de sí mismo, incapaz de ejercer valentía ante cualquier situación, este hecho cambia cuando finalmente logra demostrar el coraje y la valentía que se encontraba anteriormente oculto, creía que sus compañeros con los que se juntaba todas las noches eran sus amigos, cuando en realidad, demostraron completa traición hacia él. Al principio, Gauna tenía una gran admiración por el doctor Valerga, junto con su grupo de compañeros deseaban igualarlo, era un maestro y modelo para ellos; esto fue modificándose a lo largo de la narración, cuando Gauna logra darse cuenta que a quien él tanto admiraba, era quien ocasionaría su muerte.
"... enfrentado por el cuchillo de Valerga, era feliz.Nunca se había figurado que su alma fuera tan grande ni que en el mundo hubiera tanto coraje. La luna brillaba entre los árboles y él veía el reflejo en la hoja de su cuchillito y veía la mano que lo empuñaba sin temblar. Don Serafín Taboada le había dicho una vez que el coraje no era todo; don Serafín Taboada sabía mucho y él poco, pero él sabía que es una desventura sospechar que uno es cobarde. Y ahora sabía que era valiente. Sabía también que nunca se había equivocado sobre Valerga: era valiente en la pelea. Vencerlo a cuchillo iba a ser difícil. No importaba por qué estaba peleando.", “Supo, o meramente sintió, que retomaba por fin su destino y que su destino estaba cumpliéndose. No sólo vio su coraje, que se reflejaba con la luna en el cuchillito sereno, vio el gran final, la muerte esplendorosa.” Página 163
12. El retorno

Esta historia tiene un final cerrado y una muerte feliz para Gauna, ya que logra cumplir su sueño y el de todos los héroes: morir como valiente, enfrentándose al enemigo. Logra sus objetivos que lo llevaron a emprender la aventura, desde un principio: recuperar sus recuerdos, volver a encontrar a “la mascará” y aclarar aquel momento en el bosque. Murió con una mala impresión de Clara de infidelidad, y ella no tuvo oportunidad de explicárselo, pero este un muy pequeño detalle al que no se le da mucha importancia.
“Se encontró de nuevo en el sueño de los héroes, que inició la noche anterior, en el corralón del rengo Araujo. Comprendió para quién estaba tendido el camino de alfombra roja y avanzó resueltamente.” “Infiel, a la manera de los hombres, no tuvo un pensamiento para Clara, su amada, antes de morir.”Página 163.

10. El camino de regreso
El regreso se produce al momento en el que Gauna luego de los carnavales de 1927, vuelve a su vida ordinaria, con los valores que logró adquirir durante la experiencia y que mucho no les agradan a sus amigos. Lo notan extraño. “Después de la aventura, Gauna nunca fue el mismo. Por increíble que parezca, esa historia, confusa y vaga como era, le dio cierto prestigio entre las mujeres y hasta contribuyó, según algunos comentarios, a que la hija del Brujo se enamorara de él. Todo esto el ridículo cambio operado en Gauna y sus irritantes consecuencias disgustó de verdad a los muchachos” Página 22.
Full transcript