Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Estructura del Aparato Psiquico (punto de vista psicoanalítico)

Trabajo de Filosofía. Integrantes: Rosario Correa, Felipe Martínez, Isidora Mora, Ismaela Pastor, Octavio Silva.
by

Felipe Martinez

on 1 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Estructura del Aparato Psiquico (punto de vista psicoanalítico)

Estructura del Aparato Psíquico Punto de vista del psicoanalítico Introducción El tema será abordado desde el punto de vista desde su origen, engloba la segunda tópica de Freud, fundamentalmente a las formaciones de las distintas instancias: la formación del yo como diferenciación del ello, relacionado con la identificación, la formación del superyó relacionado al complejo de Edipo, fundamentalmente será desarrollado este punto por estar vinculado a todo lo referente a la estructuración de la personalidad psíquica. Definición de Aparato Psíquico Con esta expresión, Freud se refiere a la mente humana; utiliza la palabra "aparato" para subrayar la capacidad que tiene la mente para la transformación de la energía psíquica, y la existencia de partes o instancias que modulan y controlan los recorridos de dicha energía. La primera tópica dividió el aparato psíquico en tres estratos o niveles, Consciente - Preconsciente - Inconsciente, y la segunda (que no se opone a la primera sino que la integra) en tres instancias o dimensiones psíquicas, Ello - Yo - Superyo. Preconsciente El preconsciente hace de pantalla entre el inconsciente y el consciente. Se describe como un área en la que se encuentran contenidos, que si bien no son idénticos a los que están directamente en el campo de la consciencia, el sistema consciente de acuerdo con determinadas reglas puede acceder a ello. Funciona con las leyes de la lógica. Consciente Nivel más cercano al mundo exterior, es quien recepcionará todos los datos provenientes de este mundo exterior tanto como el mundo interior. Este nivel tiene que ver con todas las funciones del pensamiento, razonamiento y recuerdos involucrando todo lo que sentimos. Cumple las tareas del dominio y control del movimiento. Es importante mencionar que el consciente es el presente, el minuto actual. Inconsciente Es la capa más profunda de la mente y forma la mayor parte del aparato psíquico. Se compone de pulsiones innatas, deseos y recuerdos que el sujeto reprime por parecerle inaceptables fundamentalmente a causa de sus propias valoraciones morales, por eso se dice que es dinámico. Puede ser consciente con grandes esfuerzos por parte del sujeto, y, en particular, gracias al trabajo de la terapia. Según Freud el inconsciente es individual.
Para que queden claro los aparatos psíquicos de Freud daremos el siguiente ejemplo; al leer un texto en el presente, tu sistema consciente se activa, al pasar las líneas el sistema preconsciente va almacenando información que si se requiere a través de una serie de leyes lógicas puedes llevar al presente; si mientras leías sucede un acontecimiento traumático, el sistema inconsciente guardará como recuerdo reprimido el hecho y después de un tiempo, ya no comprenderás porque sientes repulsión al leer ese texto. El Ello Es una instancia en la estructura del aparato psíquico. En términos generales es la representación de lo biológico de lo más oculto de nuestro ser, cuyo objetivo se centra en traducir necesidades del cuerpo a fuerzas motivacionales llamadas pulsiones relacionadas con el hambre, sexo, agresión e impulsos irracionales. El ello se rige por el principio de placer, es decir, atender de forma inmediata las necesidades del cuerpo. SuperYó Es una instancia mental que trata de imponer requerimientos familiares, sociales y morales al yo. Se rige según el principio de moralidad y ética. Su objetivo es promover la exclusión de conductas y actividades que no se ajustan al sistema de valores. El Superyó permite la gratificación de los impulsos del ello solo cuando hacerlo es moralmente correcto. Utiliza la autocrítica, represión de pulsiones y sentimiento de culpa que integra a la persona en el medio ambiente, comprobando la influencia que aquélla puede ejercer en éste, en sentido negativo y reprobable. El Superyó permite la gratificación de los impulsos del ello solo cuando hacerlo es moralmente correcto El Yo Es una instancia psíquica que se encuentra entre el Superyó y el ello, actuando como mediadora. Es lo que une a la persona con la realidad. Por sobre todo el Yo tiene que conservar su propia autonomía y no desvirtuarse e inclinarse frente al Superyó o El Ello. En una descripción más simple el Yo es lo que permite obtener la mayor sensación de satisfacción posible de las pulsiones (El Ello) dentro de lo que moralmente está permitido (Superyó). Un ejemplo claro es que si al entrar a un supermercado, se tiene hambre inmediatamente, se querrá sacar algo para comer y así saciar (Ello), pero lo socialmente correcto sería pagar y luego comer, en este caso el yo actúa como intermediario entre estas dos partes. Relaciones Es un sistema intermedio, debe unir al sujeto con la realidad; el sistema consciente nos permite percibir, el preconsciente guarda la información que en algún momento de nuestro día necesitaremos utilizar, el inconsciente por su parte aporta al yo con los mecanismos de defensa. Para vivir requerimos del aprendizaje, para realizar esta acción necesitamos la percepción, para ahondar en el primero debemos utilizar nuestras memorias de corto y largo plazo, y por último lo más básico debemos proteger nuestra existencia. El Yo El SuperYo El Ello Los sueños son una parte de las funciones que puede cumplir la mente mientras la persona duerme y sus defensas no operan cabalmente; es decir ,examinar el funcionamiento de los sueños como forma de pensamiento inconsciente, como un teatro privado donde se genera y transforma el significado. La función de elaboración psíquica realizada por lo sueños es una forma de pensamiento inconsciente que transforma los afectos en recuerdos y estructuras mentales. El lenguaje del inconsciente son los símbolos y el medio de comunicarlos son los sueños. El inconsciente es el consejero de la consciencia. A través del análisis de los procesos inconscientes, podemos ver que este estado servía para proteger el sueño (el reposo) del individuo contra los elementos perturbadores procedentes de deseos reprimidos, relacionados con las primeras experiencias del desarrollo que afloran en ese momento a la conciencia. Así, los deseos y pensamientos moralmente inaceptables, es decir, el `contenido latente' del sueño, se transforman en una experiencia consciente, aunque no inmediatamente comprensible, a veces absurda, denominada `contenido manifiesto'.
El inconsciente presenta varias “personalidades” tenemos a un inconsciente regido por el principio del placer y el deseo, con tendencia a la realización de éste, otro inconsciente en que lo temido se da como ocurriendo, en que las pesadillas de persecución dominan, en que la compulsión a la repetición de lo traumático es lo vigente. Inconsciente no del goce sino del horror, inconsciente no de realización del deseo sino del sujeto del displacer.
Junto a un inconsciente originado a partir de la exclusión de la conciencia de ciertas representaciones por estar en contradicción con las dominantes e idealizadas (represión secundaria), un inconsciente formado por aquello que nunca estuvo en la conciencia, producto de las identificaciones con los rasgos, fantasías y códigos de los personajes significativos para el sujeto, así como resultado de las interacciones con esos personajes que quedan inscritas como memoria procedimental y no como relatos o narraciones inconscientes capaces de ser recordadas. Los sueños Biológico (Ello) social ( superyo) Equilibrio (Yo) Es una especie de moral arcaica, amenaza al yo, Freud relaciona a la censura con este concepto. Es necesario que un niño perciba las prohibiciones familiares para crear una moral heterónoma (por lo cual requiere de su parte consciente) que por medio de aprendizajes se volverá autónoma, estos aprendizajes necesitan del preconsciente; por último el superyo se relaciona con el inconsciente ya que las prohibiciones anteriormente mencionadas se interiorizan a tal punto que se hacen inconscientes. El bebé cuenta tan solo con este aparato, el enfrentamiento con la realidad provoca la aparición del yo y del superyo; en este destacan los instintos, los deseos y lo mental el principio que rige este aparato es el del placer; nuestro inconsciente que busca dar placer a los recuerdos reprimidos tiene directa relación con esta estructura de la personalidad. Integrantes:
Rosario Correa.
Felipe Martínez.
Isidora Mora.
Ismaela Pastor.
Octavio Silva.
Full transcript