Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Untitled Prezi

No description
by

paula garcia fernandez

on 19 February 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Untitled Prezi

Poetas de Andalucía Andalucía Esther Gaboni Bonilla Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla, ciudad donde reside. Ha realizado estudios de doctorado en Teoría de la Literatura y Crítica Literaria. Su interés por la escritura dramática le ha llevado a recibir cursos de escritores como Antonio Onetti o José Luis Alonso de Santos, entre otros. Es miembro cofundador del Taller de Teatro Clásico de la Universidad Hispalense para el que ha trabajado como figurinista, escenógrafa, adaptadora de textos, actriz y, finalmente, directora (hasta 1998), llegando a representar en numerosos escenarios como el Festival de Teatro de Avignon (1992).

En 1989 fue seleccionada por la productora catalana Acosta Moro Films para protagonizar varios spots publicitarios, momento a partir del cual comienza su afición por la fotografía y la creación cinematográfica, actividad que realiza tanto en lo que a escritura de guiones se refiere, como a la vertiente creativa de planos e imágenes. Se atribuye al profesor D. Francisco Espinosa Pascual ser el descubridor de sus dotes literarias y la persona que la animó para que se iniciase en el camino de las letras desde muy temprana edad. De este modo, en 1983, bajo el auspicio de este, algunos de sus poemas son publicados por la editorial SM en sus materiales curriculares.

Desde entonces no ha dejado de cultivar la creación lírica publicando libros como Las estaciones perdidas (2006) o Tarjeta de embarque (2009). Asimismo, numerosos poemas han aparecido en diversas antologías de poesía española, en revistas y suplementos literarios: Piedra del molino, En Sentido Figurado y Tinta China. Revista de Literatura (publicación recomendada por la UNESCO), entre otras.

Ha intervenido en numerosos encuentros poéticos y recitales. Algunos poemas han sido musicalizados por cantautores como Guillermo Alvah.

En la actualidad compagina la creación literaria y la fotografía con el ejercicio de la docencia en un Instituto de Enseñanza Secundaria de la provincia de Sevilla. Victor Jiménez Guerrero Residente en Sevilla, su ciudad natal, Víctor Jiménez compagina la creación literaria con el ejercicio de la docencia en un Instituto de Educación Secundaria.

Ha colaborado asiduamente en diversas revistas y suplementos literarios como Prima Littera, Palimpsesto, Piedra del molino o Litoral. También ha obtenido numerosos premios literarios como el Premio Noctiluca de Poesía Amorosa, el Alcaraván, el Florentino Pérez-Embid de la Real Academia Sevillana de las Buenas Letras, el Primer Accésit del Premio Internacional de Poesía Luis Cernuda del ayuntamiento de Sevilla, el Villa de Benasque o el Premio Rosalía de Castro de la Casa de Galicia en Córdoba. Ha sido finalista en cuatro ocasiones (1999, 2003, 2006 y 2011) del Premio Andalucía de la Crítica. María Sanz María Sanz (8 de enero de 1956) Poeta española nacida en Sevilla. Publicó su primer poemario en 1981, Tierra difícil (Libros Dante, Madrid),1 al que le han sucedido más de una treintena de obras.

Sus versos han sido recogidos en diversas antologías, como la Antología de la Poesía Femenina de España en el Siglo XX (Universidad de Pekín, 2001), Poesía Sevillana 1950-1990,2 Los Cuarenta Principales,3 Ellas tienen la palabra (Hiperión, 1997), etc., y traducidos al polaco, inglés, francés, portugués, rumano, chino y braille.4

Su obra ha sido objeto de diversos estudios, entre ellos La subjetividad desde lo otro en la poesía de María Sanz, María Victoria Atencia y Clara Janés, por Sharon Keefe Ugalde.5

Entre los numerosos premios que ha recibido se encuentran los siguientes: Tiflos, Leonor, Cáceres, Manuel Alcántara, José de Espronceda, Ateneo Jovellanos, Ciudad de Badajoz, Miguel Labordeta, Ciudad de Torrevieja, Valencia, Carmen Conde, Blas de Otero, Hermanos Machado, etc. Juan Alonso de Baena Juan Alfonso de Baena fue un escritor español nacido en Baena. Era judío converso.

Entre sus obras destaca el Cancionero de Baena, escrito entre 1426 y 1430, el cual contiene una colección de las mejores poesías castellanas junto con notas críticas y un prólogo del autor.

Escribió poesías, algunas dedicadas al condestable Álvaro de Luna y otros personajes de la corte con el nombre de Suplicaciones.

Juan II de Castilla le nombró su secretario y a él le dedicó un poema en el que le aconsejaba acerca de la conducta que debía adoptar para solucionar los problemas del reino. Cortesano, poeta y literato español nacido posiblemente en Baena (Córdoba) en 1365 y fallecido probablemente en Córdoba hacia 1435. De posible origen judío converso, Juan Alfonso de Baena habría entrado a servir como escribano en la corte en tiempos de Enrique III de Castilla, supuestamente bajo el patrocinio de Diego Fernández de Córdoba; es seguro, en cambio, que fue escribano de Juan II, hijo y sucesor de Enrique III, hasta el momento de su fallecimiento.

Hacia 1408, Juan Alfonso de Baena se encontraba en Sevilla, ciudad en la que realizó diversos servicios a Juan II, especialmente en la recaudación de alcabalas del pan y del aceite del mismo año. Para esas fechas, es bastante probable que Juan Alfonso de Baena hubiese contraído matrimonio con Elvira Fernández de Cárdenas. De su matrimonio nacieron dos hijos. El mayor, también llamado Juan Alfonso, debió de heredar la posición paterna en Córdoba, donde continuó viviendo hasta 1478.

La gran mayoría de sus poemas demuestran su habilidad para buscar la pelea lírica con otros poetas, enfrentándose en preguntas y respuestas a diversos cortesanos con los que Juan Alfonso debió de coincidir en la corte de Juan II. También aderezó sus poemas con la tan querida tradición poética cancioneril de las peticiones de dinero, enseres o favores a diversos nobles de la época, entre ellos el poderoso condestable Álvaro de Luna, o incluso el propio rey Juan II.

No obstante, esta cierta actitud disipada, procaz y a veces obscena de sus versos (por otro lado, muy frecuente en la poesía de la época), se quiebra cuando Juan Alfonso se nota delante de un importante acontecimiento. Entonces, el poeta se transforma en excelente versificador, capaz de transmitir la emoción y la pesadumbre del momento, como en el caso del poema dedicado a la muerte del rey Enrique III (1406) o, especialmente, a la hora de prestar su pluma para las denuncias de los males que acontecían en el reinado de Juan II. Luis Barahona de Soto De familia noble venida a menos procedente de Burgos, el poeta lucentino fue discípulo del humanista Juan de Vilches en Antequera y después marchó a estudiar a Granada, donde frecuentó la tertulia de Alonso de Granada Venegas y conoció en persona a los poetas Hernando de Acuña, Diego Hurtado de Mendoza, Pedro de Padilla y Gregorio Silvestre, además de Gaspar de Baeza, Juan Latino y Gonzalo Mateo de Berrío. Allí vivió hasta 1569, y acaso estuvo en el ejército real luchando en la batalla de las Alpujarras contra los moriscos, pero después de la muerte de su querido amigo Gregorio Silvestre marchó a Osuna, donde frecuentó la academia de Cristóbal de Sandoval y conoció a Francisco de Medina. Quizá a instancias de este marchó a Sevilla, donde consiguió el grado de bachiller en Medicina en 1571 y conoció a Fernando de Herrera, Diego Girón, Gonzalo Argote de Molina... Discutió por motivos estéticos con Fernando de Herrera, cuyo lenguaje le parecía demasiado artificioso, por lo que le dedicó un soneto burlesco.

Ejerció como médico desde 1581 en Archidona; desde ahí hizo un viaje a Madrid y algunos otros para visitar a sus amigos poetas de Antequera y Granada; en Archidona matrimonió con la joven viuda Isabel Sarmiento, que le dio dos hijas antes de morir en 1587. Desde un año antes el poeta era regidor de la villa. En este período de su existencia escribió sus Diálogos de la Montería, una joya de la literatura cinegética que no se publicó hasta 1890 sin indicación de quién era su autor. En 1591 tomó nueva esposa en doña Mariana de Navas, joven y culta. Por esas mismas fechas es nombrado teniente de corregidor, cargo que desempeñará hasta su repentina muerte el 5 de noviembre de 1595. Fue enterrado al siguiente día en una bóveda de la parroquia de Santa Ana de Archidona. Miguel Colodrero de Villalobo Se discute si nació en 1608 o en 1611 y estudió en Granada derecho canónico y en Córdoba, donde se hizo un furibundo seguidor de Luis de Góngora, con el cual entabló gran amistad. Cuando tenía 21 años de edad publicó su primer volumen de versos, Varias rimas (Córdoba, 1629). Fue administrador del Duque de Sessa, el famoso protector de Lope de Vega, en sus estados de Cataluña y Aragón; el duque se halló por un tiempo desterrado en Baena por el rey a causa de una calaverada amorosa, por la cual perseguía a una dama casada que pretendía otro noble, entre septiembre de 1627 y noviembre de 1628, y es posible que se conocieran entonces. El caso es que no menos de diecisiete poetas importantes alabaron el libro, entre ellos Lope, José de Valdivielso, Juan Pérez de Montalbán, Pedro Soto de Rojas, Juan de Aguilar...

En su estilo culterano incorporó nuevos cultismos a la lengua poética, como singultizar, imaginoso, arundinoso, etcétera, que no trascendieron. El crítico Julio Cejador y Frauca dijo de él que era "un gongorino de tomo y lomo, bueno para leerse como muestra. Escribió algunas fábulas mitológicas burlescas como Mentira pura de Baco y Erígone, y otras más serias como Teseo y Ariadna e Hipómenes y Atalanta. También alabó las Soledades de su maestro Góngora Concha García Concha García, nacida en La Rambla (Córdoba, Andalucía) en 1956, es una escritora y poetisa española, que actualmente reside en Barcelona, a donde se trasladó de niña con su familia.

Cuenta con una larga colaboración en revistas y diarios sobre temas culturales, así como con una larga lista de obras publicadas, habiendo sido premiada alguna de ellas. Concha García llegó de niña a Barcelona, donde se licenció en Filología Hispánica por la Universidad de Barcelona. Ha colaborado en ABC Cultural y actualmente lo hace en la sección cultural del diario Avui. Es miembro fundador del Aula de Poesía de Barcelona, así como de la Asociación Mujeres y Letras. Es también coodirectora de la revista Ficciones. Ha publicado una larga lista de poemarios, además de narración. Ha ganado varios premios literarios, como el Premio Poesía Aula Negra, por su libro Por mí no arderán los quicios ni se quemarán las teas o el Gil de Biedma con Ayer y calles.

Concha García es autora de una poesía personal e innovadora. Con una perspectiva peculiar y fragmentaria de la existencia, la poeta nos propone en cada poemario un reto al lector: encontrar las pistas que va dejando en sus versos y entrar de lleno en toda su esencia e inquietudes. Lo de ella, Árboles que ya florecerán, Cuántas llaves y Ayer y calles son algunos de sus poemarios. Alejandro López Andrada Nació en 1957, en Villanueva del Duque (Córdoba) localidad de la que es Hijo Predilecto. Estudió Ciencias de la Educación y, actualmente, trabaja como técnico de cultura en la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches. A sus 35 años fue elegido miembro de la Real Academia de las Letras de Córdoba. Casado y padre de dos hijas, sigue viviendo junto a su familia en su pueblo natal, al que considera su fuente de inspiración. Su personalísima voz se observa tanto en su poesía, como en sus novelas y ensayos, en sus columnas y en sus críticas literarias.
Premios:
1988.- Finalista del Premio “Adonais” de Poesía.
1992.- Premio de Poesía“Antonio González de Lama”. León.
1993.- Premio Nacional de Poesía “San Juan de la Cruz”. Ávila.
1994.- Elegido miembro de Real Academia de Nobles Letras y Bellas Artes de Córdoba.
1994 y 1996.- Finalista del Premio “Andalucía de Novela”.
1996.- Premio Nacional de Poesía“José Hierro”. S.S. de los Reyes. Madrid.
1996.- Accésit del Premio Internacional de Poesía “Jaime Gil de Biedma”. Segovia.
1997.- Mención de Honor del Premio Andalucía de la Crítica, en modalidad de poesía.
1998.- Premio de Poesía “Ciudad de Cáceres”. Cáceres.
1999.- Premio Hispanoamericano de Poesía “Rafael Alberti”. Puerto de Santa María (Cádiz).
2000.- Premio Andalucía de la Crítica, en modalidad de poesía.
2001.- Premio “Encina de los Pedroches”, en modalidad de Cultura.
2001 – Traducción de su libro “Los pájaros del frío” a Bielorruso.
2002.- Premio Nacional de Poesía “Ciudad de Badajoz”.Badajoz.
2005.- Premio Nacional de Poesía “Ciudad de Salamanca”. Salamanca.
2005.- Estudio sobre su novela “La Mirada Sepia” en Francia, a cargo de la Catedrática de Lengua Española Anne Paoli, de la Universidad de Avignon.
2005.- Traducción de su libro “El Cazador de Luciérnagas” a francés, por el hispanista Guy Paoli.
2006.- Se rotula una calle de El Viso (Córdoba) con el nombre “Poeta Alejandro López Andrada”.
2006.- Estudio sobre su obra “Los años de la Niebla” en Francia por la Universidad de Montpellier. Congreso de Literatura y Memoria en Montpellier
2006.- Fue seleccionado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía junto con otros escritores para representar a Andalucía en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México.
2007.- Premio Internacional de Poesía "Fray Luis de León". Cuenca
2007.- Es nombrado hijo predilecto de su localidad natal y de residencia, Villanueva del Duque , por unanimidad del pleno del Ayuntamiento
2007.- Se da su nombre a una plaza de su localidad natal "Plaza de Alejandro López Andrada", en ella se encuentra la casa donde nació.
2007.- Cede a una productora española de cine los derechos de "El Libro de las Aguas" para la realización de una película basada en dicha obra.
2008.- Premio Solienses a su poemario "La tierra en sombra"
2010.- Gana por unanimidad del jurado el XVIII Premio de Poesía Ciudad de Córdoba “Ricardo Molina" con el poemario “Las voces derrotadas”

Enlaces externos

Web Oficial VILLANUEVA DEL DUQUE http://www.villanuevadelduque.com Joaquín Sabina Joaquín Ramón Martínez Sabina (nacido en Úbeda, Jaén, Andalucía, España, el 12 de febrero de 1949) es un cantautor y poeta español. Muy conocido artísticamente como Joaquín Sabina de éxito en países de habla hispana.

Joaquín Sabina ha publicado catorce discos de estudio, cuatro en directo y tres recopilatorios y colaborado con distintos artistas cantando dúos y realizando otras colaboraciones. También compone para otros artistas como Ana Belén o Miguel Ríos entre otros. Los álbumes en directo son grabaciones de actuaciones en las que ha intervenido en solitario o junto con otros artistas: La mandrágora en (1981), junto a Javier Krahe y Alberto Pérez; Joaquín Sabina y Viceversa en directo (1986), junto a la banda Viceversa; Nos sobran los motivos (2000), Dos pájaros de un tiro (2007); Dos Pajaros Contraatacan (2012), junto a Joan Manuel Serrat. En su faceta literaria ha publicado nueve libros con recopilaciones de letras de canciones o poemas publicados en el semanario Interviú.

En el año 2001 sufre un leve infarto cerebral que pone su vida en peligro, recuperándose unas pocas semanas más tarde sin sufrir secuelas físicas, pero el incidente influye en su forma de pensar y se ve inmerso en una importante depresión, lo que le lleva a abandonar los escenarios un tiempo. Tras superarla, publica Dímelo en la calle (2002), al que seguiría su decimoctavo álbum, Alivio de luto (2005). El 17 de noviembre de 2009 publica Vinagre y rosas, su último álbum en solitario, del que se vendieron 200.000 copias en tan sólo un mes de su lanzamiento, consiguiendo tres discos de platino. Juan Carlos Abril Se doctoró en Literatura Española, con una tesis, dirigida por Luis García Montero, sobre la poesía de José Manuel Caballero Bonald, y actualmente ejerce la docencia en el Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Granada. Ha residido durante varios años en Exeter, al sudoeste de Inglaterra, en la Provenza francesa, y en Milán y Roma.

Ha publicado crítica literaria y poemas en diversas revistas como Ínsula, Cuadernos Hispanoamericanos, Historia y Política, Rilce, Letras de Deusto, La Estafeta del Viento, Litoral, El Maquinista de la Generación, Humanitas, Analecta Malacitana, RevistAtlántica, Renacimiento, Clarín, Campo de Agramante, Prima Littera, La página, La Poesía, señor hidalgo, Cuadernos del Matemático o La Manzana Poética. Dirige la revista Paraíso. Antonio Gómez Hueso Natural de la localidad giennense de Torredonjimeno, donde vive en la actualidad. Ha publicado seis poemarios: "El vacío al desnudo" (Editorial El Paisaje), "Cien pájaros cortejando al Fénix" (Edición del Patronato de Cultura de Torredonjimeno), "Piedra y agua en el coito de los siglos" (Editorial Alcance, Andújar), "Jazz que disipa las nubes" (Edición del Centro de Estudios Históricos de Andalucía), "El más bello jardín" y "Flujo de mar en los sueños" (ambas de Editorial El Taller del Poeta). También es autor de la obra de Teatro: "Antonio", estrenada por la Agrupación Lírico-Dramática "Barahona de Soto" de Lucena y que es una introspección mágico-histórica sobre la vida y la obra de Antonio Machado. Igualmente se ha editado su relato "Negrocarbón y las Siete Gigantas", Primer Premio del I Certamen de Relato Infantil Ecológico de la Junta de Extremadura (Editora Regional de Extremadura).

Parte de su obra puede leerse también en antologías poéticas nacionales e internacionales. Ejerce como miembro de diversas asociaciones literarias. Ha desarrollado también una extensa actividad periodística. Colabora actualmente en los programas "Circuito literario andaluz" y "Tardes con las letras" del Centro Andaluz de las Letras. Profesor de Ciencias Sociales en el I.E.S. Santo Reino (Torredonjimeno) en la actualidad. Juan Ramón Jiménez Juan Ramón Jiménez nació el 23 de diciembre de 1881 en la casa número dos de la calle de la Ribera de Moguer.1 Era hijo de Víctor Jiménez Jiménez,natural de Nestares, la Rioja, y de Purificación Mantecón López-Parejo, quienes se dedicaban con éxito al comercio de vinos. En 1887 sus padres se trasladan a una antigua casa de la calle Nueva y aprende primaria y elemental en el colegio de Primera y Segunda Enseñanza de San José.

En 1891 aprueba con calificaciones de sobresaliente el examen de Primera Enseñanza en el Instituto "La Rábida" de Huelva. En 1893 estudia Bachillerato en el colegio de San Luis Gonzaga del Puerto de Santa María, y obtiene el título de Bachiller en Artes. Se traslada a Sevilla, en 1896, para ser pintor, creyendo que esa es su vocación. Allí frecuenta la biblioteca del Ateneo sevillano. Escribe sus primeros trabajos en prosa y verso. Empieza a colaborar en periódicos y revistas de Sevilla y Huelva. Comenzó la carrera de Derecho impuesta por su padre en la Universidad de Sevilla, aunque la abandona en 1899.

En 1900 se trasladó a Madrid y publicó sus dos primeros libros de textos, Ninfeas y Almas de violeta. La muerte de su padre en este mismo año y la ruina familiar, confirmada cuando él y su familia perdieron todo su patrimonio embargado al fallar el Tribunal Supremo a favor del Banco de Bilbao, le causaron una honda preocupación, vivida intensamente a causa de su carácter hiperestésico, y en 1901 será ingresado con depresión en un sanatorio en Burdeos, regresando a Madrid, posteriormente, al Sanatorio del Rosario. Su primer amor fue la idealizada Blanca Hernández Pinzón, la "novia blanca" de sus versos.

En 1902 publica Arias tristes e interviene en la fundación de la revista literaria Helios. También abandona el Sanatorio del Rosario y se traslada al domicilio particular del doctor Luis Simarro. Ya en 1904 publica Jardines lejanos.

En 1905 regresa a su pueblo natal a causa de los problemas económicos por los que atravesaba su familia, residiendo en la casa de la calle Aceña. Este periodo coincide con la etapa de mayor producción literaria, entre los que figuran, en la Segunda Antolojía Poética (terminada de imprimir en 1922), los libros en verso: Pastorales (1903-1905); Olvidanzas (1906-1907); Baladas de primavera (1907); Elejías (1907-1908); La soledad sonora (1908); Poemas májicos y dolientes (1909); Arte menor (1909); Poemas agrestes (1910-1911); Laberinto (1910-1911); Melancolía (1910-1911); Poemas impersonales (1911); Libros de amor (1911-1912); Domingos (Apartamiento: 1) (1911-1912); El corazón en la mano (Apartamiento: 2) (1911-1912); Bonanza (Apartamiento: y 3) (1911-1912); La frente pensativa (1911-1912); Pureza (1912); El silencio de oro (1911 -1913) e Idilios 2 (1912-1913), todos escritos durante su estancia en la casa. Manunel Moya Manuel Moya Escobar, escritor, traductor y crítico literario, nació en Fuenteheridos (Huelva) en 1960, donde reside.
Manuel Moya nació en 1960, en Fuenteheridos (Huelva), lugar donde reside. Estudió filología hispánica en la Universidad de Sevilla. Poeta, narrador, crítico literario, editor, traductor, ha publicado una docena de libros de poesía con los que ha obtenido premios de relieve como Ciudad de Córdoba (1997), Ciudad de Las Palmas (2001), Leonor (2001) o más recientemente el Fray Luis de León (2010). Su antología Habitación con islas ha sido traducida íntegramente al francés y al portugués. El libro de su heterónima Violeta c. Rangel, La posesión del humo es propuesto como objeto de estudio en universidades españolas y norteamericanas, habiendo sido traducido al inglés, al portugués o al euskara. Como prosista ha editado un libro de cuentos, La sombra del caimán (Ed. Onuba, Huelva, 2006), finalista del premio Setenil de 2006 y las novelas La mano en el fuego (Ed. Calima, Palma, 2006), La tierra negra (Ed. Guadalturia, Sevilla, 2009) y Majarón (Ed. Baile del Sol, Tenerife, 2009) y Las cenizas de abril (Alianza Ed., Madrid, 2011), relacionada con la reciente historia portuguesa (lengua a la que ha sido traducida), con la que obtuvo el premio Fernando Quiñones de novela. Su traducción de Libro del desasosiego de Fernando Pessoa, apareció a principios de 2010 (Ed. Baile del Sol), y viene a sumarse a la edición de La poesía completa de A. Caeiro (Ed. DVD, Barcelona, 2009) y El banquero anarquista (Ed. Berenice, Córdoba, 2011). Al margen de Fernando Pessoa ha traducido a autores lusófonos como José Saramago, Mia Couto, Miguel Torga, Fernando Cabrita, Paulo Kellerman, Conceiçao Lima o Lidia Jorge... Ha sido incluido en numerosas muestras colectivas de relato y poesía, tanto en España como en el extranjero.
NARRATIVA REGRESO AL TIGRE (Relatos). Ed. Abelardo Rguez. Huelva, 2000. LA MANO EN EL FUEGO (novela). Ed. Calima, Palma de Mallorca, diciembre 2006 . LA SOMBRA DEL CAIMÁN Y OTROS RELATOS Ed. Onuba, Huelva, Septiembre 2006. LA TIERRA NEGRA (Novela), Ed. Guadalturia ( Sevilla, 2009), (2º ed. A.L. Huebra, 2010) MAJARÓN (Novela). Ed. Baile del Sol, Tenerife, 2009 CIELO MUNICIPAL (Relatos). Ayto. De Oria, 2009) LAS CENIZAS DE ABRIL (Alianza ed. Madrid, 2011)
POESÍA Poesía LA NOCHE EXTRANJERA (Poesía). Torredonjimeno, 1994. Col. Premios Gabriel Celaya. Ayto. de Torredonjimeno. 2ª ed. en Dip.Prov. Almería, bajo el título de MEMORIA DEL DESIERTO col Alfaix, 1998. LAS HORAS EXPROPIADAS. Talavera de la Reina, 1995. Col. Melibea. Ayto. de Talavera de la Reina. LAS ISLAS SUMERGIDAS. Sevilla, 1997, Ed. Qüásyeditorial, 2º Ed. Béjar, 1997, Col. Árbol Espiral, E. Sornabique. LA POSESION DEL HUMO. (Bajo el seudónimo de Violeta c. Rangel) Madrid 1997, Ed Hiperión. SALARIO. Ed Anfora Nova. Rute, Córdoba, 1998. PARA NADA (Poesía de VCR). Ed bilingüe portugués/español de Augusto Oliveira Mendes.. A. C. Crecida, Col. Línea Inclinada, Ayamonte, 1999. HABITACION CON ISLAS. (Antología poética, 1984, 1998) (Poesía). La voz de Huelva, 1999. PESE AL COMBATE. Ayto. Las Palmas. Las Palmas de Gran Canaria, 2001. LECCIÓN DE SOMBRAS. Ed. Renacimiento. Sevilla, 2001. SITIOS DEL AGUA (En colaboración con el acuarelista José María Franco). Publicaciones Leader, Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Sevilla, 2001. TALLER DE MÁSCARAS. Excma. Diputación Provincial de Soria. Col. Poesía, Soria 2002. REINAS DE TAIRFA. Ed. Caja rural del Sur, Huelva, 2004) * antología de poesía femenina gaditana. HABITACIÓN CON ISLAS. Col. Barrio de Maravillas, Junta de Castilla-León, Valladolid, 2005. INTERIOR CON ISLAS. Ed. Pre-textos, Valencia, 2006. AÑOS DE SERVICIO antología poética ed. Huebra, Zafra, septiembre de 2006. COSECHA ROJA (Poemas de Violeta c. Rangel). Ed. Baile del sol, Tenerife, 2007. HABITATION AVEC LES ILES (Antología poética), ed. ĹHarmattan, París, 2007. Trad. Luis François le Blanc. QUARTO COM ISLAS (Antología poética). Ed. Palabra Ibérica, Torres Vedras, 2008. Trad. Rui Costa. EL SUEÑO DE DAKHLA (Poemas de Umar Abass). Ed. Algaida. Sevilla, 2008. DE PUERTOS Y FRONTERAS (Col. Barrio de Maravillas, Junta de Castilla-León, Valladolid, 2011) IMPEDIMENTA (Ed. Renacimiento, Sevilla, 2011) ISLAS DE SUTURA (Cabildo de Gran Canaria, 2011) Odón Betanzos Superó grandes penas (incluyendo el fusilamiento de su padre acusado de ser socialista) y logró imponerse gracias a sus tremendos esfuerzos y su talento nato. Estudió la carrera de Náutica y navegó, a partir de la década de los 40, por todos mares. En 1956 se estableció en Nueva York y fundó -con el ex ministro de la Segunda República Española Eloy Vaquero Cantillo- la revista y la editorial Mensaje, que dirigió hasta su fallecimiento.
Se licenció en Letras (M.A.) en Fordham University, y en Filosofía (M. Ph.) en The City University de Nueva York, donde también se doctoró, siendo catedrático de la misma. Fue presidente del Círculo de Escritores y Poetas Iberoamericanos (CEPI), fundador y académico de número en la Academia Norteamericana de la Lengua Española, ocupando su dirección desde 1978 hasta su muerte, así como correspondiente de las de Guatemala, Filipinas, Chile, Argentina y Colombia. Fue miembro de la Hispanic Society Presidió la Fundación Cultural Hispánica de Estados Unidos.
Son innumerables los galardones y premios obtenidos destacando los de la Encomienda de Isabel la Católica, Premio Libertad de New York, Medalla de Andalucía, Premio Vasconcelos y la Encomienda de Orden del Mérito Civil. Es Hijo Predilecto de su pueblo natal donde tiene Casa de Cultura con su nombre y busto en plaza del municipio, aparte de existir una Fundación sobre el intelectual con sede en la localidad.
En él la escritura era una obsesión:
Escribir es como estar picado de tarántula; quien está herido no tiene solución; no hay más salida que entregarse por entero a la escritura (...) Nadie se parece a nadie. Al escritor se le conoce por la palabra, que en él tiene que ser esencia. Rafael Alberti Rafael Alberti nació en una familia de origen italiano que se dedicaba al negocio del vino en Cádiz. Tuvo una infancia despreocupada y libre de tutela hasta que es ingresado en el colegio de jesuitas San Luis Gonzaga del Puerto donde recibió una educación estricta y tradicional.
La atmósfera asfixiante y la disciplina chocaban con el espíritu del joven que empezó a obtener malos resultados académicos, siendo expulsado en 1916 por mala conducta. No superó el cuarto año de bachillerato.
En 1917 se traslada a Madrid con su familia. Rafael decide seguir su vocación de pintor demostrando gran capacidad estética para captar el vanguardismo de la época. Consigue exponer en el Salón de Otoño y en Ateneo de Madrid.
En 1920 muere su padre. Ante el cuerpo yaciente de su progenitor Rafael escribe sus primeros versos. Nace el Alberti poeta. Una afección pulmonar le obliga a desplazarse a la localidad segoviana de San Rafael, en la sierra de Guadarrama. En el retiro comienza a trabajar los versos que luego formarían "Marinero en tierra".
Restablecido regresa a Madrid donde empieza a frecuentar la Residencia de Estudiantes y se rodea de otros poetas. Conoce a Federico García Lorca, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Vicente Aleixandre, Gerardo Diego y otros jóvenes autores que van a constituir el más brillante grupo poético del siglo XX.
En 1925 recibe el Premio Nacional de Poesía por "Marinero en Tierra"4 convirtiéndose en una figura preeminente de la lírica española.
En 1927, con ocasión del tricentenario de la muerte de Luis de Góngora, aquel grupo de poetas decide rendir un homenaje en el Ateneo de Sevilla al maestro del barroco español. Aquel acto supuso la consolidación de la llamada Generación del 27, protagonista de la edad de plata de la poesía española.
En los años siguientes Alberti sufre una crisis existencial debida a su delicada salud, sus penurias económicas y la pérdida de la fe. La evolución de su conflicto interior se manifiesta en su poesía de estos años. Prueba de fuego de la que renacerá con nuevas convicciones e ideales. Nace el Alberti comprometido con la política, en plena dictadura del general Primo de Rivera. Participa en revueltas estudiantiles, apoya el advenimiento de la Segunda República Española y se afilia al Partido Comunista. Para él, la poesía se convierte en un arma necesaria para sacudir conciencias, una forma de cambiar el mundo.5
En 1928 se encontraba viendo la final de la Copa del Rey de Fútbol entre el FC Barcelona y la Real Sociedad donde destacó el portero culé Franz Platko. El poeta le dedicó un poema por su espléndido partido.6
En 1930 conoce a María Teresa León con la que fundaría en 1933 la revista revolucionaria "Octubre". Viaja a la Unión Soviética donde asiste a una reunión de escritores antifascistas.
En 1936 estalla la Guerra Civil. Durante este periodo Alberti fue miembro de la Alianza de Intelectuales Antifascistas junto con otros autores como María Zambrano, Ramón Gómez de la Serna, Miguel Hernández, José Bergamín, Rosa Chacel, Luis Buñuel, Luis Cernuda, Pedro Garfias, Juan Chabás, Manuel Altolaguirre entre otros. En su actividad, además de la propiamente cultural, se hicieron manifiestos, charlas y llamamientos contra el ascenso del fascismo que representaba el Ejército sublevado de Franco, así como la realización de boletines y publicaciones entre las que destacó El Mono Azul. Rafael Alberti colabora en salvar los cuadros del Museo del Prado de los bombardeos, acoge a intelectuales de todo el mundo que apoyaban a la República y llama a la resistencia del Madrid asediado recitando versos que se difunden hasta los frentes de batalla.
Tras la derrota republicana, Alberti y María Teresa León se ven obligados a exiliarse. Se trasladan a París hasta que el gobierno de Pétain les retira el permiso de trabajo por ser considerados comunistas peligrosos. En 1940 y ante la amenaza alemana, se embarcan en Marsella a bordo del "Mendoza" rumbo a Buenos Aires donde llegaron el 2 de marzo de 1940. Vivirán en Buenos Aires y en la estancia El Totoral de Córdoba. En Argentina nace su hija Aitana7 En Chile serán acompañados por Pablo Neruda.
A partir de entonces Rafael Alberti vive un largo exilio que le llevará a Buenos Aires, Punta del Este y Roma. No regresa a España hasta 1977, después de la muerte del dictador Franco. Ese año es elegido como diputado al Congreso en las listas del Partido Comunista, pero no tarda en renunciar al escaño porque lo que desea es estar en contacto con el pueblo.8
A partir de entonces asiste a recitales, conferencias y homenajes multitudinarios. No consiguió sillón en la Academia, pero obtuvo Alberti el mayor reconocimiento literario, el Cervantes, que se adjudicó en 1983. Antes había sido distinguido con galardones internacionales como el Lenin de la Paz (1965) y el premio Roma de Literatura (1991), además del Nacional de Teatro (1980). Renunció al otro gran galardón de las letras españolas, el Príncipe de Asturias, debido a sus fuertes convicciones republicanas.
El 28 de octubre de 1999 murió en su casa de El Puerto de Santa María, en su pueblo natal. Sus cenizas fueron esparcidas en el mismo mar de su infancia, aquel que cantó en su obra "Marinero en Tierra". Antonio García Gutiérrez Empezó como colaborador de distintas publicaciones. Aprendió francés y se puso a traducir comedias de Eugène Scribe y novelas de Alejandro Dumas, entre otros. Entretanto, escribió el drama romántico El trovador, cuyo estreno fue el más aplaudido y aclamado en la historia del teatro español. Fue en el teatro del Príncipe, el 1 de marzo de 1836. Es un drama en prosa y verso algo deudor del Macías de Larra y tiene por asunto la venganza de la gitana Azucena, que deja morir al trovador Manrique a manos del Conde de Luna. Salvo ella, todos ignoran que éstos son hermanos, ambos enfrentados políticamente y aspirantes a la mano de Leonor, quien ama verdaderamente a Manrique y termina envenenándose. La pieza, pues, como señala atinadamente Larra en su crítica de la misma, posee dos acciones estrechamente interconectadas, la derivada de la historia de amor y la relacionada con la venganza. Se halla ambientada en el Aragón del siglo XV y su éxito motivó una refundición en verso (1851) de su propio autor. Mereció además una adaptación operística con el título de Il Trovatore de Giuseppe Verdi, estrenada en 1853, con libreto de Salvatore Cammarano.
García Gutiérrez marchó a su ciudad natal, Chiclana de la Frontera y más tarde regresó a la Corte en 1837 con un nuevo drama, El paje, que afianzó su situación. Su siguiente éxito fue Simón Bocanegra (1843), del que también se hizo una adaptación operística de Giuseppe Verdi, Giuseppe Montanelli y Arrigo Boito en 1857). Pasó a América en 1844 y residió en Cuba y México. A su vuelta en 1850 todo fueron honores: comendador de la Orden de Carlos III (1856), comisario interventor de la Deuda española en Londres (1855-1856), miembro de la Real Academia Española (1862), cónsul de España en Bayona y Génova (1870-1872), director del Museo Arqueológico Nacional (1872), Cruz de Isabel II. Sus mejores obras de este periodo son las siguientes: la zarzuela El Grumete (1853), el drama histórico La Venganza catalana, estrenado el cuatro de febrero de 1864 y que recrea la muerte del adalid de los almogávares Roger de Flor a manos del emperador bizantino Miguel Paleólogo. La venganza es planeada por su esposa y ejecutada por Berenguer de Roudor; la obra está complicada con tramas amorosas, familiares, raciales y religiosas. Juan Lorenzo (1865) es otro drama histórico ambientado en la Valencia de las germanías en el que el personaje que da título a la obra se levanta contra la nobleza en búsqueda de libertad, pero es traicionado por los suyos y perece. La impresión de sus Obras escogidas (1866) fue costeada por el Gobierno. A su muerte en 1884, el entierro, que él había dispuesto humilde, fue una manifestación de duelo nacional.
Aunque sus Poesías (1840) y su otro volumen de lírica, Luz y tinieblas (1842) no son importantes, es recordado el poema ¡Abajo los Borbones! (1868), compuesto al triunfar la revolución de ese año y que se hizo muy popular.
La versificación es más brillante en sus dramas históricos, y su análisis de las emociones de los personajes femeninos le ha convertido en uno de los dramaturgos canónicos del Romanticismo español. Fue, en todo caso, uno de los más fecundos, y dejó traslucir su ideología liberal exaltada y sus inquietudes sociales en numerosas ocasiones. El tema de la revolución aparece ya como tema secundario en El rey monje (1839), se amplía más en El encubierto de Valencia (1840), ambientado en la época de las germanías valencianas, y se desarrolla más ampliamente en Simón Bocanegra, donde un antiguo pirata digno y generoso llega al gobierno de la Génova del siglo XIV y ha de enfrentarse con las limitaciones del poder y la imposibilidad de imponer la cordura en medio de un ovillo de egoísmos. La culminación de su análisis de la revolución se realiza en Juan Lorenzo, nuevamente ambientado en las germanías de Valencia y su posición a Carlos I y donde se contraponen el revolucionario idealista sin intereses personales que da título a la obra y el revolucionario ambicioso y oportunista, lleno de rencores, radical y exaltado en los medios, Guillén Sorolla. Otros dramas históricos son El tesorero del rey, sobre la venganza que ejecuta Pedro I en su ministro judío Samuel ha Leví, Un duelo a muerte, adaptación muy personal de un drama de Lessing que está ambientada en la Florencia de Cosme II de Médici, Doña Urraca de Castilla, Zaida, Afectos de odio y amor, Las bodas de doña Sancha, El bastardo, El paje, De un apuro otro mayor.
También escribió dramas de tesis, como Sendas opuestas, donde se trata de probar que el excesivo rigor y la excesiva blandura en la educación de los hijos producen efectos igualmente desastrosos; Los desposorios de Inés ataca el matrimonio forzado; Eclipse parcial ataca el divorcio por sus consecuencias sobre los hijos y las inconveniencias sociales de los cónyuges separados; Un grano de arena, Los millonarios y El caballero de industria reiteran la misma idea: el tramposo termina siendo víctima de su propia trampa, ya se finjan sentimientos, ya situaciones sociales.
Escribió también numerosas comedias, la mejor de las cuales es Crisálida y mariposa (1872), una comedia de enredo sobre el despertar de un muchacho al amor, y numerosas zarzuelas, como El robo de las Sabinas, La tabernera de Londres, La espada de Bernardo, El grumete, El capitán negrero, Cegar por ver, Galán de noche y las mejores de todas, La cacería real, ambientada en la época de Felipe V y donde un labrador da lecciones de patriotismo al mismo monarca, y Llamada y tropa, con un fondo de pensiones y estudiantes salmantinos y donde una muchacha cita a la misma hora a sus cuatro pretendientes para escoger uno y termina perdiéndolos a todos. También destaca su sainete picaresco "Los hijos del Tío Tronera", escrito imitando el habla andaluza. Jose Luis Tejada Con apenas tres años queda huérfano de madre. A partir de 1933 realiza sus estudios entre El Puerto de Santa María y Cádiz hasta finalizar el bachillerato.
A partir de 1942 empieza a publicar sus versos en distintas revistas y en 1950 forma parte del grupo refundador de la revista gaditana de poesía Platero y a partir de 1955 se incluyen algunos de sus poemas en varias antologías
En 1961 es cofundador de la agrupación cultural «Medusa» de El Puerto de Santa María.
En 1965 resulta finalista del premio Leopoldo Panero con el libro Razón de ser, publicado por el Instituto de Cultura Hispánica, de Madrid, dos años después.
Entre 1965-70 estudia como alumno libre en la Universidad de Sevilla. Termina su licenciatura con un trabajo de investigación sobre Marinero en tierra, de Rafael Alberti.
Durante el curso 1966-67 es Lector de Español y Profesor de Literatura Española Contemporánea en la Universidad de Nantes (Francia).
En 1968 comienza su actividad docente con tres cursos de Literatura Española como Profesor Colaborador y Ayudante de Clases Prácticas en la Universidad de Sevilla. Al igual que en el caso de Nantes, desarrolla esta actividad antes de obtener su licenciatura por su conocimiento de la literatura y por su prestigio como poeta.
En 1969 ejerce como profesor de Español para Extranjeros de la Universidad de Sevilla y a partir de 1970 imparte clases de Literatura Española en el Colegio Universitario de Cádiz, adscrito a la Universidad de Sevilla.
En el verano de 1972 ejerce como profesor del Curso Superior de Investigaciones Científicas del Patronato «Miguel de Cervantes», del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en Málaga.
En 1973 se doctora por la Universidad de Sevilla con un estudio monográfico sobre la poesía del primer Alberti. ese mismo año se funda en Cádiz la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)siendo profesor tutor desde su fundación y directos adjunto entre los años 1974-1976.
Centro asociado de la UNED de Cádiz.
En 1975 gana una plaza de Profesor Adjunto de Literatura Española, por concurso oposición, en Madrid. Renuncia a las vacantes existentes.
En 1980 se crea la Universidad de Cádiz y toma posesión como Profesor Adjunto Numerario. Emilio Prados Emilio Prados Such (Málaga, 4 de marzo de 1899 - México, 24 de abril de 1962) fue un poeta español, perteneciente a la Generación del 27.
Sus primeros quince años transcurren en Málaga, donde estudió hasta la enseñanza secundaria. En 1914 obtiene una plaza en el Grupo de Niños de la Residencia de Estudiantes de Madrid. En este internado cultiva conoce a Juan Ramón Jiménez, uno de los asiduos invitados y quien, junto con la afición a los libros inculcada por su abuelo Miguel Such y Such en la infancia, determinaría su inclinación hacia la poesía.
En 1918 se incorpora al grupo universitario de la Residencia, centro que se convierte en punto convergente de las ideas vanguardistas e intelectuales de Europa, así como en un foro de diálogo permanente entre ciencias y artes. En este fecundo caldo de cultivo se forma la Generación del 27 y es aquí, donde Prados entabla amistad con el círculo que forman Federico García Lorca, Luis Buñuel, Juan Vicens, José Bello y Salvador Dalí.
En 1921, el agravamiento de la enfermedad pulmonar que padece desde su infancia le obliga a ingresar en el sanatorio de Davosplatz Suiza, donde pasará la mayor parte del año. En esa reclusión terapéutica, Emilio Prados comenzará a descubrir a los autores más sobresalientes de la literatura europea y a consolidar su vocación de escritor. Tras este paréntesis, en 1922 reanuda su formación académica asistiendo a cursos de Filosofía en las universidades de Friburgo y Berlín; visita museos y galerías de arte de las principales ciudades alemanas y conoce a Picasso y a diversos pintores españoles en París.
En el verano de 1924 regresa a la capital malagueña, donde continúa su actividad como escritor y funda, junto a Manuel Altolaguirre, la revista Litoral, el hito más renovador de la cultura española de los años 20, en cuyas páginas refleja el diálogo entre poesía, música y pintura del que bebió en la Residencia de Estudiantes, logrando reunir bajo un único código creativo a figuras tan relevantes como: Jorge Guillén, Moreno Villa, Manuel de Falla, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Ángeles Ortiz o Federico García Lorca, entre otros.
En 1925 inicia su actividad como editor de la imprenta Sur, en la que trabaja también junto a Altolaguirre. De estos talleres saldrán publicados gran parte de los títulos de la poesía del 27. El esmerado trabajo de edición que realizan ambos poetas les procura prestigio internacional.
Paralelamente a sus actividades creadoras, su compromiso social se va decantando en un progresivo interés hacia los sectores más pobres y desfavorecidos de la sociedad. Es en plena República, en 1934, cuando su acercamiento a la izquierda se muestra explícitamente. El clima de violencia que impera en Málaga al estallar la guerra le hace trasladarse a Madrid y allí entrará a formar parte de la Alianza de Intelectuales Antifascistas. Colabora en tareas humanitarias, ayuda en la organización del II Congreso Internacional de Escritores y en la edición de varios libros: Homenaje al poeta Federico García Lorca y Romancero general de la guerra de España, al tiempo que se publican varias de sus obras. Recibe el Premio Nacional de Literatura por la recopilación de su poesía de guerra, Destino fiel en 1938.
Poco después, se instala en Barcelona para encargarse, junto con Altolaguirre otra vez, de las “Publicaciones del Ministerio de Instrucción Pública”. Pero la situación es ya insostenible en la España de comienzos de 1939 para un republicano, por lo que decide marcharse a París. El 6 de mayo de 1939 parte, junto con otras destacadas figuras de la intelectualidad republicana, hacia México, donde residirá hasta su muerte en 1962. Vicente Espinel Hijo de Francisco Gómez, que procedía de las Asturias de Santillana, en la actual Cantabria, y de su legítima esposa Juana Martínez, estudió sus primeras letras y música en Ronda con el bachiller Juan Cansino y se matriculó en la Universidad de Salamanca, donde aparece registrado los cursos de 1571 y 1572 con el nombre de Vicente Martínez Espinel, tomando el segundo apellido de su padre. Se sostuvo dando clases de canto, «antes dadas que pagadas», y contempló el proceso inquisitorial contra fray Luis de León. Volvió a su tierra, como él mismo confiesa, «caminando a la apostólica». En ese mismo año de 1572 unos tíos suyos le concedieron una capellanía que habían fundado, por consejo del trinitario fray Rodrigo de Arce.
Con el favor de este religioso pudo volver a Salamanca, donde se hizo amigo de personajes tan importantes como Luis de Vargas, Manrique, los dos Argensolas, Pedro Liñán de Riaza, Marco Antonio de la Vega, Luis de Góngora, Luis Gálvez de Montalvo y otros muchos más, y su música le abrió las puertas de los palacios del marqués de Tarifa, de los Alba y los Girones. Asistió a la casa de la noble señora doña Agustina de Torres, con quien se reunían los mejores músicos de entonces: Matute, Lara, Julio, Castilla etcétera. Vivió algún tiempo en Zaragoza con Lupercio y Bartolomé Leonardo de Argensola.
Intentó entonces la carrera militar y fue soldado y, en Valladolid, de 1574 a 1577, fue escudero del Conde de Lemos; estuvo a punto de acompañarlo cuando éste marchó junto al rey don Sebastián a la infausta campaña de África que terminó con la batalla de Alcazarquivir; pero se quedó en Sevilla viviendo con disipación entre lupanares y figones, acompañado de su inseparable guitarra. Esa vida disipada y bastante al margen de la ley hizo que el marqués de Algaba, que por entonces le protegía, le retirara esa protección y Espinel tuvo entonces que esconderse de la justicia y se acogió a sagrado.
El marqués de Denia le sacó de allí y le mandó a Italia para servir a Alonso Pérez de Guzmán y Sotomayor, duque de Medina Sidonia, nombrado para gobernar Milán; pero le apresaron los corsarios berberiscos y estuvo esclavizado en Argel hasta que le sacaron de allí los genoveses; desembarcó en Génova en 1573 y poco después marchó a Flandes, yendo a parar al ejército de Alejandro Farnesio cuando se aprestaba al asalto de Mastrique. Allí encontró a su tío Hernando de Toledo, a quien dirigió una bellísima Égloga que canta sus amores con doña Antonia de Calatayud en Salamanca y Sevilla.
Volvió a Milán con Octavio de Gonzaga y durante tres años recorrió toda la Lombardía, ya como soldado, ya como músico de la casa de don Antonio de Londoño. Hastiado del oficio de la pica y cansado de su vida transeúnte, obtuvo un beneficio en Roma (1587), donde le apreciaron ser «buen latino y buen cantor de canto llano». Murieron sus padres y volvió a España desembarcando en Málaga, donde era obispo su amigo Francisco Pacheco de Córdoba. Por entonces escribió su «Canción a su patria» y la Epístola al obispo malagueño, poemas de arrepentimiento por su revuelta vida que le hicieron ganar el derecho a ordenarse sacerdote. Marchó a Madrid con esa idea, y lo hizo efectivamente en 1589, el mismo año en que retoma sus estudios, estudiando moral en Ronda, cantando misa en Málaga y logrando un beneficio en esta ciudad; se gradúa en Granada de Bachiller en Artes en 1589.
En 1591 puso un sustituto en la capellanía del Hospital Real de Santa Bárbara en Ronda y marchó a Madrid, donde en ese mismo año publica sus Rimas, que había censurado en 1587 Alonso de Ercilla, quien las alabó como «de las mejores de España». En 1596 le quitaron su beneficio a causa de su conducta y vida desarregladas en la Corte. En 1599 se gradúa como Maestro de Artes en la Universidad de Alcalá y toma posesión como capellán del Obispo de Plasencia en Madrid, puesto que don Fadrique Vargas Manrique le tenía reservado con 30.000 maravedíes anuales de emolumentos y el cargo aparejado de maestro de música, con 12.000 maravedíes más, cargos en los que estuvo hasta su muerte. En Madrid, fuera de pertenecer a la famosa cofradía de escritores e intelectuales del Santísimo Sacramento, perteneció a la Academia Poética que protegía Félix Arias Girón, y acudió al certamen literario organizado en 1622 con motivo de la canonización de San Isidro. Era un escritor y músico muy respetado: Cervantes, Lope de Vega, etcétera lo admiraban. Murió en Madrid el 4 de febrero de 1624 siendo Capellán Mayor y maestro de música de la capilla del Obispo de Plasencia, de la parroquia de San Andrés, y está enterrado en la bóveda de esa misma iglesia. Manuel Benítez Carrasco Nació en la casa parroquial de El Salvador de Granada, donde su familia vivía acogida por el coadjutor de la parroquia, Manuel Benítez Martínez, hermano del padre, de profesión carpintero que ejercía en la ermita de San Miguel Alto.
Se formó, primero, en las escuelas del Ave María de la cuesta del Chapiz y posteriormente en el colegio-seminario de los jesuítas en Loulé (Portugal), donde ingresó como seminarista, gracias a la influencia familiar y a la gratuidad de las enseñanzas, y llegó a ser novicio.
Abandonó la carrera eclesiástica y volvió a Granada, donde publicó sus primeros versos con el título Primavera Breve en la revista Vientos del Sur. Escribó dos obras de teatro: Luz de amanecer, que fue galardonada con el primer premnio de teatro de Escuadra, y el auto sacremntal Castillo de Dios. También hizo una incursión en la narrativa con la novela El último sacrificio, que obtuvo el primer premio en un concurso de la revista Norma, editada por la Universidad de Granada.
Mientras realizaba el servicio militar ganó la Flor Natural en los Juegos Florales de Torrelavega con la poesía Grito al niño de oro y barro, e idéntico galardón en los Juegos Florales de Úbeda por Salmo del agua preciosa y en los de Granada en honor de san Juan de Dios por Oración de las cosas pequeñas.
En 1947 se trasladó a Madrid, donde intervino como rapsoda por primera vez en espectáculo de Conrado Blanco Alforjas para la poesía. Hizo apariciones esporádicas, también como rapsoda, en los teatros de la Comedia y Español, de Madrid, y en el Palacio de la Música de Barcelona. Un año más tarde publicó su primer libro, La muerte pequeña. Tras una gira realizada en 1953 con la compañía «Romerías» por Buenos Aires y otras ciudades de Argentina y del resto de Hispanoamérica, regresó a Madrid donde publicó las dos partes de El oro y el barro, con poemas de carácter religioso, la primera, y de temas variados, la segunda, Frente al toro y el poema, de tema taurino, y Diario del agua, colección de poemas en los que al agua es protagonista.
Viajó a Cuba en 1955, donde permaneció durante un año dando recitales. Allí publicó Mi barca y otros poemas. Más tarde repetiría esta actividad en diversos países y ciudades de América, como Ecuador, Méjico, Puerto Rico y Miami y Argentina, donde se quedó a residir mucho tiempo. Desde Buenos Aires viajó a numerosas ciudades de Uruguay, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Puerto Rico y Estados Unidos para dar recitales.
Más tarde, residió muchos años en Méjico, trabajando como relaciones públicas de la firma Domecq y recorriendo su geografía para dar más de mil recitales. En Méjico publicó los libros: De ayer y de hoy, Antología poética, Caminante y México, sonoro y mágico y los discos: Mi poesía andaluza (HIXPAVOX); Mira si soy desprendío; Campanas de Belén; México sonoro (ORFEÓN); Caminos; Manuel Benítez Carrasco dice sus poesías; Uno, dos, tres. Poemas taurinos (BELART); Manuel Benítez Carrasco dice sus poemas; y Cachito de España (MUSART).
A partir de 1980 empezó a pasar largas temporadas en Granada, viajando a otros lugares de Andalucía como Córdoba, Sevilla, Málaga, Jerez de la Frontera y Almería. En Sevilla y en Jerez recibió sendos homenajes: una cena en el hotel Alfonso XIII con un centenar de asistentes y un acto académico en la Real Academia de San Dionisio, respectivamente. Federico García Lorca Nació en el municipio de Fuente Vaqueros, Granada (España), en el seno de una familia de posición económica desahogada, el 5 de junio de 1898, y fue bautizado con el nombre de Federico del Sagrado Corazón de Jesús García Lorca; su padre fue Federico García Rodríguez (1859–1945), un hacendado, y su madre, Vicenta Lorca Romero (1870–1959) fue la segunda esposa de su padre,5 maestra de escuela que fomentó el gusto literario de su hijo.
Desde los 2 años, según uno de sus biógrafos, Edwin Honig, Federico García Lorca mostró su habilidad para aprender canciones populares, y a muy corta edad escenificaba en miniatura oficios religiosos. Su salud fue frágil y no empezó a caminar hasta los cuatro años. Leyó en su casa la obra de Víctor Hugo y de Miguel de Cervantes. Como estudiante fue algo irregular. De niño lo pusieron bajo la tutela del maestro Rodríguez Espinosa, en Almería, ciudad en la que residió con su familia entre 1906 y 1909[cita requerida]. Inició el bachillerato de vuelta a su provincia natal y abandonó la Facultad de Derecho de Granada para instalarse en la Residencia de Estudiantes de Madrid (1918–1928); pasado un tiempo, regresó a la Universidad de Granada, donde se licenció en Derecho, aunque nunca ejerció la abogacía, puesto que su vocación era la literatura.


El olivo donde fue fusilado.
La ubicación meridional de Granada, donde se encontraba viva la herencia mora, el folclore, el oriente y una geografía agreste, quedó impresa en toda su obra poética, donde los romanceros y la épica se funden de manera perceptible. Después de su madre, fue Fernando de los Ríos quien estimuló el talento del entonces pianista en favor de la poesía; así, en 1917 escribió su primer artículo sobre José Zorrilla, en su aniversario.
La España de García Lorca era la de la Edad de Plata, heredera de la Generación del 98, con una rica vida intelectual donde los nombres de Francisco Giner de los Ríos, Benito Pérez Galdós, Miguel de Unamuno y, poco después, Salvador de Madariaga y José Ortega y Gasset imprimían el sello distintivo de una crítica contra la realidad de España.
Influyeron, además, en la sensibilidad del poeta en formación Lope de Vega, Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Manuel Machado, Ramón del Valle-Inclán, Azorín y el Cancionero popular.


Estatua de García Lorca en la plaza de Santa Ana de Madrid. Obra del escultor Julio López Hernández
Juventud y primeras obras
En 1918 publicó su primer libro Impresiones y paisajes, costeado por su padre. En 1920 se estrenó en teatro su obra El maleficio de la mariposa, en 1921 se publicó Libro de poemas, y en 1923 se pusieron en escena las comedias de títeres La niña que riega la Albahaca y El príncipe preguntón. En 1927, en Barcelona, expuso su primera muestra pictórica.
En esta época frecuentó activamente a los poetas de su generación que permanecían en España, en torno a la Residencia de Estudiantes: Jorge Guillén, Pedro Salinas, Gerardo Diego, Dámaso Alonso, Rafael Alberti, y sobre todo Buñuel y Dalí, a quien después le dedicó la Oda a Salvador Dalí. El pintor, por su parte, pintó los decorados del primer drama del granadino: Mariana Pineda. En 1928 publicó la revista literaria Gallo, de la cual salieron solamente dos números.
En 1929 marchó a Nueva York. Para entonces se habían publicado, además de los antes mencionados, sus libros Canciones (1927) y Primer romancero gitano (1928). Esta última es su obra más popular y accesible.
Viaje a Nueva York
De su viaje y estancia en Nueva York surge el libro Poeta en Nueva York. En 1930 fue a La Habana, donde escribió parte de sus obras Así que pasen cinco años y El público. Ese año regresó a España, donde fue recibido en Madrid con la noticia de que su farsa popular La zapatera prodigiosa se estaba escenificando.
Segunda República y «La barraca»
Al instaurarse la Segunda República española, Fernando de los Ríos fue nombrado Ministro de Instrucción Pública. Bajo el patrocinio oficial, se encargó a Lorca la codirección de la compañía estatal de teatro «La Barraca», donde disfrutó de todos los recursos para producir, dirigir, escribir y adaptar algunas obras teatrales del Siglo de Oro español. Escribió en este período Bodas de sangre, Yerma y Doña Rosita la soltera.
En 1933 viajó a la Argentina de la Década Infame para promover la puesta en escena de algunas de sus obras por la compañía teatral de Lola Membrives y para dictar una serie de conferencias, siendo su estancia un éxito: a manera de ejemplo, su puesta de La dama boba —durante años olvidada,6 descubierta, editada y reeditada por la Universidad de La Rioja7 —, de Lope de Vega, atrajo a más de sesenta mil personas. Co-fundador el 11 de febrero de 1933 de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética, creada en unos tiempos en que la derecha sostenía un tono condenatorio en relación a los relatos sobre las conquistas y los problemas del socialismo en la URSS. Entre este año y 1936 escribió Diván del Tamarit, Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, que conmovió al mundo hispano, La casa de Bernarda Alba y trabajaba ya en La destrucción de Sodoma cuando estalló la Guerra Civil española.
Guerra Civil y asesinato
Colombia y México, cuyos embajadores previeron que el poeta pudiera ser víctima de un atentado debido a su puesto de funcionario de la República, le ofrecieron el exilio, pero Lorca rechazó las ofertas y se dirigió a su casa en Granada para pasar el verano.
En esos momentos políticos alguien le preguntó sobre su preferencia política y él manifestó que se sentía a su vez católico, comunista, anarquista, libertario, tradicionalista y monárquico. De hecho nunca se afilió a ninguna de las facciones políticas y jamás discriminó o se distanció de ninguno de sus amigos, por ninguna cuestión política. Tuvo una gran amistad con el líder y fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, muy aficionado a la poesía.8 El propio Lorca decía de él:
...José Antonio. Otro buen chico. ¿Sabes que todos los viernes ceno con él? Solemos salir juntos en un taxi con las cortinillas bajadas, porque ni a él le conviene que le vean conmigo ni a mí me conviene que me vean con él.9
Se sentía, como él lo dijo en una entrevista a El Sol de Madrid poco antes de su muerte, íntegramente español.
Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el sólo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política.10
Tras una denuncia anónima, el 16 de agosto de 1936 fue detenido en la casa de uno de sus amigos, el también poeta Luis Rosales, quien obtuvo la promesa de las autoridades nacionales de que sería puesto en libertad «si no existía denuncia en su contra». La orden de ejecución fue dada por el gobernador civil de Granada, José Valdés Guzmán, quien había ordenado al ex diputado de la CEDA Ramón Ruiz Alonso la detención del poeta.
Federico García Lorca fue ejecutado en el camino que va de Víznar a Alfacar, y su cuerpo permanece enterrado en una fosa común anónima en algún lugar de esos parajes con el cadáver de un maestro nacional, Dióscoro Galindo, y los de los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, ejecutados con él.11 La fosa se encuentra en el paraje de Fuente Grande, en el municipio de Alfacar, provincia de Granada. El escritor, autor del Romancero Gitano fue ejecutado por ser republicano y homosexual.12
H. G. Wells envió el siguiente despacho a las autoridades militares de Granada:
H. G. Wells, presidente Pen Club de Londres, desea con ansiedad noticias de su distinguido colega Federico García Lorca, y apreciará grandemente la cortesía de una respuesta,13
cuya respuesta fue la siguiente:
Coronel gobernador de Granada a H. G. Wells.—Ignoro lugar hállase D. Federico García Lorca.—Firmado: Coronel Espinosa.13
Después de su muerte se publicaron Primeras canciones y Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín.
Antonio Machado escribió el poema «El crimen fue en Granada» en 1937 sobre el tema de la muerte de Lorca.
El 11 de marzo de 1937, el periódico falangista de San Sebastián, Unidad, publicó un artículo firmado por Luis Hurtado Álvarez, titulado «A la España imperial le han asesinado su mejor poeta», una sentida elegía por su muerte.
En 2009, en aplicación de la ley para la recuperación de la memoria histórica aprobada por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se decide abrir la fosa donde supuestamente descansaban los restos del poeta. Aun así, no se encontró nada.14
En mayo de 2012 salió a la luz su última carta, dirigida a su novio, el escritor y crítico Juan Ramírez de Lucas15 16
Obra José Heredia Maya José Heredia Maya nació y creció en las Albuñuelas (Granada), en el seno de una familia gitana humilde. Ya de pequeño mostraba su devoción por la poesía, y en 1973 comenzó con su libro Penar Ocono, ya en su primer libro de poesía encandiló a la crítica recibiendo cartas de admiración de escritores como Vicente Aleixandre, de Blas de Otero o de José Hierro., así como excelentes críticas en Nuevo Diario, Diario Pueblo, Triunfo, La Estafeta Literaria o el International Herald Tribune.
Estudió filología románica en la Universidad de Granada, institución en la que al terminar permanece como profesor desde 1976, año en el que se estrenó su espectáculo teatral, Camelamos Naquerar, junto a el bailaor Mario Maya, un hito artístico de dignificación del flamenco, como ya hicieron Antonio Machado, Federico García Lorca o Manuel de Falla; también un hito social, alzándose como uno de los pioneros en la reinvidicación contra 5 siglos de persecución del pueblo gitano español. Le seguirían otras obras como Macama Jonda, Sueño Terral o Un gitano de ley relato de la vida y muerte de Ceferino Giménez. Ha fundado el Seminario de Estudios Flamencos de Granada y desde 1978 hasta 1984 fue codirector del Aula de Poesía de la Universidad de Granada con Álvaro Salvador, en uno de sus períodos más fructíferos y brillantes.
José Heredia ha sido uno de los escritores contemporáneos que más han contribuido a la recuperación de una tradición cultural rica y brillante, fundamental para el desarrollo de la mejor poesía española del pasado siglo. Julio Alfredo Egea Julio Alfredo Egea Reche (Chirivel, Almería, 4 de agosto de 1926) es un poeta español de la segunda mitad del siglo XX y principios del siglo XXI, y miembro de la Academia de Buenas Letras de Granada desde diciembre de 2007 con el título de Ilustrísimo Señor.
La vida literaria de Egea está estrechamente vinculada a Granada, donde participa en los movimientos literarios de esta ciudad y se integra en la denominada 'generación de los 50'.
Fundador y redactor jefe de la revista Sendas (la cual publicó en 1946 el primer homenaje escrito al poeta Federico García Lorca en España). Ha sido alcalde de su pueblo natal.
Parte de su obra literaria, no incluida en libros o comprendida en estos, está repartida por periódicos o revistas especializadas de España y América. Poemas suyos han sido traducidos al búlgaro, polaco, árabe, francés, inglés, alemán, italiano y portugués. Un poema suyo, "Nana para dormir muñecas", con música de Mª del Carmen Carrión, participó en el IV Festival de la Canción Infantil de TVE de 1970. Martín García Ramos Martín García Ramos nació en Arboleas el 13 de enero de 1921, era el mayor de once hermanos. Desde niño tuvo gran inquietud por conocer y aprender se encontró en el camino a su gran maestro don Enrique Guerrero Ramos, este le enseñó lo importante que era la cultura para enfrentarse a la vida, lección que trató de inculcar posteriormente a sus hermanos, hijos y alumnos. Cursó estudios de bachillerato en los institutos de Cuevas de Almanzora y Lorca como alumno libre y posteriormente realizó los estudios de Practicante (ATS) y, alternando su trabajo y la familia -por entonces ya se había casado y le habían nacido dos de sus ocho hijos- con el estudio como alumno libre, se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad de Murcia. Fue profesor de Lengua y Literatura en los institutos de Albox, Cogollos Vega y en la extensión del INBAD, en Granada. Participó en varias ocasiones en Los encuentros de poetas almerienses que organizaba el Ayuntamiento de Oria y fundó, junto con don Diego Granados, la revista cultural Batarro. En 1982 obtuvo el segundo premio del PREMIO PERIODÍSTICO CASA DE ALMERÍA EN BARCELONA por su trabajo Toponimia del Valle Medio del Almanzora. Ha publicado algunas de sus obras como: Cuentos del Almanzora (Grupo Autores Unidos, Granada 1987), Toponimia del Valle Medio del Almanzora (Batarro, 1989), El Mundo de los Canteros y el El Mundo de los Canteros y Léxico del Mármol (ediciones Arráez, 1996). Después de su muerte se ha publicado una novela Camino del desierto y una recopilación de Poemas Navideños. Otras obras inéditas son: La Historia de Siempre y un libro de poemas de juventud que titula Voces del Alma, así como numerosos poemas sueltos.Su vocación investigadora le llevó a escribir obras que hoy permanecen inéditas, tales como El habla de Albox y su comarca, Curso de sintaxis elemental y El aprendizaje de la gramática y la enseñanza comparada. Colaboraciones literarias suyas han aparecido en la antología Nuevos Poetas de España, publicada por ediciones Ensayos de Madrid, y en Corona Poética Cervantina, publicada por la Universidad de Valencia en 1947. También son numerosas sus colaboraciones en la revista Batarro y en periódicos y revistas, especialmente en La voz de Almería y el Ideal de Granada. La figura profesional literaria y humana de Martín García Ramos se perfila, sin duda, en el tiempo como uno de los hijos ilustres que ha dado a la provincia de Almería la comarca del Almanzora, tierra a la que tantos afanes dedicó y en la que tan profundamente tuvo arraigados sus afectos. Prueba de su aportación al desarrollo cultural de la comarca uno de los centros de enseñanza de Albox lleva su nombre, el ahora I.E.S. Martín García Ramos. Tras la jubilación, volvió a sus orígenes y vivió los últimos años de su vida en Arboleas, en el cortijo de sus padres con la sencillez y humanidad que siem
Full transcript