Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Historia del arte Capítulos 3, 4 y 5

No description
by

Flor Romero Ormeño

on 31 July 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Historia del arte Capítulos 3, 4 y 5

Historia del
Arte

4
El reino de la belleza

5
Conquistadores
del mundo

3
El Gran
despertar

Tiempo después se nota en las obras, el abandono de algunas de las normas egipcias, las que limitaban al artista. Se deja de lado la importancia de mostrar totalmente la estructura del cuerpo, los artistas exploraron de tal forma la anatomía, que aún bajo ropaje la figura humana se veía real y admirable.
‘Miron conquistó el movimiento, del mismo modo que los pintores de su época lograron conquistar el espacio.’ (Gombrich Ernst, 1999, pág. 90).

(Gombrich Ernst, 1999, pág. 84-91)
Gracias a todos estos avances del arte griego se vio plasmado y representado en sus obras una ‘sencilla armonía que solo vino al mundo con el arte griego del siglo V a.c.’ (Gombrich Ernst, 1999, pág. 97)

(Gombrich Ernst, 1999, pág. 94 - 97)
Muchas de estas obras fueron admiradas a través de copias o variantes de las originales en épocas posteriores al arte clásico, representando humanos perfectos, con el inconveniente de que los rostros no tenían una expresión determinada, por lo que el cuerpo y sus movimientos se encargaban de expresar “los movimientos del alma” (Sócrates, según Gombrich Ernst, 1999, Pág. 106), ya que notaban que los rasgos arruinarían la precisión del cuerpo, lo que con el tiempo se fue modificando al descubrir
nuevas formas de incluirlos sin destruir la belleza.
Luego de que se fundara el imperio de Alejandro (acontecimiento de gran importancia), los sucesores de este se extendieron a diversas ciudades de los imperios del territorio Oriental, afectando el arte helenístico (último periodo artístico Griego) donde su arquitectura y sus obras eran desiguales a las sencillas formas del estilo dórico y la delicadeza del jónico, adaptándose y cambiando a las tradiciones de los imperios orientales, preocupándose de los asuntos del arte y empeñándose en llamar la atención del público.
Capítulos 3, 4, 5
El público del Imperio Helenístico empezó a coleccionar las obras de arte, los escritores cada vez más adentrados en el arte comenzaron a escribir sobre los artistas creando guías turísticas.
Para crearnos una idea de cómo eran las pinturas debemos observar los murales y mosaicos descubiertos en Pompeya, donde se acumulaban las hermosas creaciones de los grandes artistas del helenismo. Encontramos aquí la gran variación entre la época de Fidias y Praxíteles en que el hombre era lo principal en una obra, sin embargo en esta época Teócrito descubrió el encanto de la vida sencilla entre los pastores. Los artistas demostraron estos placeres, aunque no fueran lo suficientemente realistas, de este modo se incorporaron nuevas formas a las imágenes tradicionales del mundo.
Se nota un gran cambio de gusto hacia la delicadeza y refinamiento tanto por las esculturas como por las ornamentaciones, donde el artista creaba lo que deseaba y no encontraba dificultad para representar el movimiento o escorzo, que tal vez lo llevo a una vanidad por la habilidad y facilidad que hallaba.
Universidad de Santiago de Chile
Facultad de Humanidades
Departamento de Educación
Educación General Básica

Integrantes: Carolina González
Flor Romero
Estudio y Comprensión de la Sociedad I
Profesora: Isabel Möller
Fecha: 20/05/2013

Praxiteles
La idea de belleza que los artistas griegos concebían era tan idealizada que ningún cuerpo vivo se asemeja a sus modelos, lo que hacían era contemplar muchos modelos y eliminar los aspectos que no les gustaba, y de esa forma los iban hermoseando, omitiendo toda irregularidad e inculcando vida en las obras.
Gombrich Ernst, 1999, Págs. 98 - 103
(Gombrich Ernst, 1999, Págs. 104 - 106)
Gombrich Ernst, 1999, Págs. 106 - 111
Gombrich Ernst, 1999, Págs. 111 - 115
Referencia de contenido visto en clases: El busto de Alejandro Magno en comparación al Auriga de Delfos contiene mas expresión dado a sus cejas levantadas y su expresión enérgica.
Preguntas de reflexión para futuros docentes:
1.- Cuál es la Importancia del arte griego en la sociedad actual para validarnos como futuros docentes?
2.- Cómo se puede aumentar el interés de los alumnos en el arte antiguo?
3.- Debe darse mayor profundidad a la enseñanza del arte antiguo dentro del currículum? por qué?
Conclusión
Hemos visto que en el contenido de estos tres capítulos que ha transcurrido la evolución del arte en la historia: desde los inicios de Grecia cuando iban descubriendo las técnicas por ejemplo el escorzo abriendo nuevas visiones como decía en el capitulo 3 "El gran despertar", pasando por el desarrollo de éste arte y su mayor esplendor con las perfecciones de sus obras y cómo se transmitían los movimientos del alma mostrado en el capitulo 4 "El reino de la belleza". Finalmente llega el control de roma sobre este arte y de qué forma se expande a sus alrededores probado en el capitulo 5 "Conquistadores del mundo".
De los pintores de la época, no se tiene mucho registro en cuanto a sus obras, se cree que fueron más importantes que los escultores, y las únicas representaciones existentes son las vasijas. Pero cuando el artista empezó a confiar en lo que veía, es cuando descubren el escorzo y se produce una revolución en el arte griego.
Cuando Roma se transforma en dueña del mundo, se produce el cambio. A los artistas se le dan nuevas tareas en donde acomodaron sus aplicaciones y formulas.
Lo más destacado en el arte Romano fue la arquitectura civil.
Que tiene una combinación de estructuras romana de formas griegas. Una de las características en la arquitectura romana es la utilización del arco, que significaba una desafío para la ingeniería de la época. La conquista de la técnica de piedras independientes en forma de cuña hizo nuevas propuestas y desarrollo en la arquitectura, llevándolo incluso a techos abovedados.
También como característica romana, fue tomar del arte griego sólo lo que les gustase, lo mismo hicieron en otros terrenos de su conquista aplicable a sus necesidades.

(Gombrich Ernst, 1999, pág. 119 - 122).
Otra de las peticiones romanas a los artistas griegos, fue plasmar sus victorias, hazañas y conquistas, en diversas obras de artes.
Todos esos conocimientos griegos a disposición romano para eso, pero con otro foco, ya que para los romanos la importancia residía en la representación de cada uno de los detalles, como una narración fiel de cada hecho, dejando de lado la armonía, la belleza o el dramatismo.

(Gombrich Ernst, 1999, pág. 122 - 124).
Los egipcios influenciaron a los romanos en sepultura de sus muertos y las pinturas que lo acompañaron, en la lejana india se vio esta influencia a través de como describían y glorificaban en las ilustraciones. El Arte griego y romano, ayudo a los indios a representar a su salvador. Los judíos, también fueron una religión influenciada por ellos, que representaba su historia sacra para cultivar a los seguidores. Que también fue adquirido y comienza a influir en el Arte Cristiano, Pero el uso de su arte toma otro carácter, el cuadro ya no es adquirido y creado como una obra de belleza, ya que su carácter era para ejemplificar la grandeza y misericordia de dios.
En el periodo de decadencia del imperio romano, sus obras reflejaron una desviación en su propósito, se comienza a olvidar la grandeza la cual fue protagonista el arte griego, perdiéndose muchas de las técnicas de la época de esplendor, en guerras e invasiones. Trataron de crear nuevos efectos.
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 124 - 131 ).
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 77 - 81)
por su atención
Como aplicar estos contenidos en la Enseñanza Básica?
¿
Inicio: Los niños escucharán un breve relato de la época de los imperios y cómo era el arte en esos tiempos.
Desarrollo: Los niños deberán juntarse en grupos y entre ellos crear un pequeño sketch detallando cuáles son sus personajes y cuáles son sus oficios.
Cierre:Los niños tendrán que presentar sus sketch al grupo curso y a la profesora.
Los primeros estilos artísticos se dieron bajo el dominio de déspotas orientales, permaneciendo invariables durante milenios. El arte de estas tribus fue muy rígido y primitivo, se piensa que sobrepasaba a la rigidez egipcia, esa sencillez se percibió en su arquitectura y fue adoptada por los griegos para introducirla en sus construcciones perviviendo en la actualidad.
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 75 - 77)
Durante la época democrática de Atenas, el arte griego alcanza su mayor desarrollo. Bajo la dirección de Pericles se comienzan a reconstruir nuevos edificios en mármol, ya que tras los ataques y el triunfo de profetas cristianos contra esos ídolos, considera romper con todas esas estatuas, sin embargo gracias a las copias se mantienen registros visuales de estas estatuas, pero hace que se generalice el arte griego como ‘carente de vida, apariencia de yeso, frío e insípido y vacuidad expresiva’.
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 82-84)
se observan grandes avances en la técnica de los artistas, su conocimiento de la anatomía humana y la de ciertos animales la demuestran en el escorzo ya que no representa problema de empleo, a pesar de su gran conquista en el espacio y movimiento siguieron manteniendo algunos de los conocimientos heredados por los egipcios, que se ve plasmado en ciertas obras.
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 92 - 94)
Los artistas aun eran considerados artesanos y, tal vez, menospreciados por los Esnobs, pero de igual forma un número creciente de personas comenzaban a interesarse en las obras por sí mismas, y no por sus funciones religiosas o políticas. La gente comenzaba a discutir con respecto a las escuelas de arte y no hay duda de que la comparación y la competencia entre esas escuelas estimulaban a los artistas a esfuerzos cada vez mayores.
(Gombrich Ernst, 1999, Págs. 98)
(Gombrich Ernst, 1999, Págs. 103)
‘Y no obstante, a nosotros nos parece que tienen vida propia y una muy intensa expresión debida a la firmeza con que están señalados los rasgos y al cuidado puesto en algunos, tales como la parte alrededor de los ojos y los surcos de la frente. Ellos nos revelan a la gente que presenció, y finalmente aceptó, el nacimiento de la cristiandad, que suponía tanto como la terminación del mundo antiguo.’ (Gombrich Ernst, 1999, pág. 131).
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 76)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 79)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 80)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 81)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 83)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 85)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 86)
(Gombrich Ernst, 1999,
pág. 88 - 89)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 91)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 92)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 93)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 95)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 96)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 97)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 99)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 100)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 101 - 102)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 104)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 105)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 107)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 108)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 109)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 110)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 112)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 113)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 114)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 115)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 118)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 119)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 120)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 121)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 122)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 123)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 124)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 125)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 126)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 127)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 128)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 129)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 130)
(Gombrich Ernst, 1999, pág. 131)
Lo anterior nos hace pensar en lo importante que fue el proceso y desarrollo de las artes en en los antiguos imperios, su forma de querer alcanzar la perfección en sus obras y cómo lograron expandirse aumentando o mas bien adquiriendo las técnicas de los pueblos cercanos.
Duelo por un muerto
h. 700 a.C.
Vaso Griego de estilo geométrico,
115 cm de altura. Museo Arqueológico. Atenas
Polímedes de argos
Los hermanos Cleobis y Biton
h. 615-590 a.C.
Mármol 218 y 216 cm de altura.
Museo arqueológico, Delfos.
Aquiles y Ayax jugando a los dados
h. 540 a.C.
Vaso en el estilo de las figuras negras, firmado por Exekias
61 cm. de altura
Museo etrusco, Vaticano
Guerrero ciñendo la armadura
h. 510-500 a.C.
Vaso en el estilo de las figuras rojas, firmado por Entimedes.
60 cm de altura
Antigua Colección Nacional y Gliptoteca. Munich.
Ictino
El Partenón.
Acropolos, Atenas.
h. 450 a.c.
Templo Dórico.
Fidias
Atenea Partenos
h. 447-432 a.C.
Copia romana en marmol del original, oro y marfil.
104 cm de altura
Museo Arqueológico Nacional, Atenas.
Hercules sosteniendo los cielos
h. 470-460 a.C.
Metopa en marmol del templo de Zeus en Olimpia.
156 cm de altura
Museo arqueológico, Olimpia.
Auriga
h. 475 a.C.
Hallado en Delfos, Bronce
180 cm de altura
Museo arqueológico, Delfos.
Mirón
El discóvolo
h. 450 a.C.
Copia Romana en mármol del bronce original.
155 cm de altura
Museo Nacional Romano, Roma.
Auriga
h. 440 a.C.
Detalle del friso en mármol del Partenón.
Museo Británico, Londres
Caballo y Jinete
h. 440 a.C.
Detalle del friso en mármol del Partenón.
Museo Británico, Londres.
Ulises reconocido por su niñera .
Siglo V a.C.
Vaso en el estilo de las figuras rojas
20,5 cm de altura
Museo Arqueológico Nacional, Chiusi.
Estela funeraria de Hegeso
h. 400 a.C.
Mármol,
147 cm de altura
Museo Arqueológico Nacional, Atenas.
Taller de un escultor griego
h. 480 a.C.
Escena del lado inferior de un bol en el estilo de las figuras rojas; izquierda: fundición de bronce con bocetos sobre la pared; derecha: hombre trabajando en una estatua sin cabeza, la cabeza esta en el suelo; 30,5 cm de diámetro
Colección del arte antiguo del Museo Nacional, Berlín.
El Erecteion.
Acrópolis, Atenas
h. 420-405 a.C.
Templo Jónico.
Diosa de la victoria
408 a.C.
De la balaustrada que rodea el templo de la victoria en Atenas; mármol
106 cm de altura
Museo de la Acrópolis, Atenas.
Praxíteles
Hermes con Dionisos joven
h. 340 a.C.
Mármol, 213 cm de altura
Museo Arqueológico, Olimpia.
Apolo de Bervedere
h. 350 a.C.
Copia romana en mármol de un original Griego
224 cm de altura
Museo Pio Clementino, Vaticano.
Venus de Milo
h. 200 a.C.
Mármol
202 cm de altura
Museo del Louvre, París
Lisipo
Cabeza de Alejandro Magno
h. 325-300 a.C.
Copia en mármol del original
41 cm de altura
Museo Arqueológico, Estambul.
Capitel Corintio
h. 300 a.C.
Museo Arqueológico,
Epidauro.
Altar de Zeus en Pérgamo
h. 164-156 a.C.
Colección Pérgamo del Museo Nacional, Berlín.
Hagesandro, Atenodoro y Polidoro de rondas
Laocoonte y sus hijos
h. 175-150 a.C
Mármol, 242 cm de altura
Museo Pio Clementino, Vaticano
Doncella cogiendo flores, Siglo I
Detalle de una pintura mural en stabias
Museo Arqueológico Nacional, Nápoles.
Cabeza de fauno
Siglo II a.C.
Detalle de una pintura mural en Herculano
Museo Arqueológico Nacional, Nápoles.
Paisaje, Siglo I
Pintura mural
Villa Albani, Roma
Escultor griego trabajando
Siglo I a.C.
Estampa a partir de la piedra de un anillo Helenístico
1,3*1,2 cm
Museo Metropolitano de Arte,
Nueva York.
El Coliseo, Roma
h. 80
Anfiteatro Romano.
Arco de triunfo de Tiberio, Orange.
Francia Meridional.
G.P.Pannini
Interior del Partenón
Roma
h. 130
Pintura; Museo Estatal de Arte, Copenhague.
Emperador Vespaciano
h. 70
Mármol 135 cm de altura
Museo Arqueológico Nacional, Nápoles.
Columna de Trajano
Roma
h. 114
Detalle de la ilustración anterior.
Escenas que muestran la caída de una ciudad (arriba), una batalla contra los dacios (centro), y a los soldados cortando maíz fuera de la fortaleza (abajo).
Retrato de Hombre
h. 100
Pintado sobre cera caliente, de una nómina hallada en Hawara, Egipto. 37*17,2 cm
Museo Británico, Londres
Gautama (Buda) abandonando su hogar
h. siglo II
Allado en Loriyan, tangai, norte de Pakistán (antigua Gandhara)
esquiso negro, 48*54 cm
Indiam Museum, Calcuta
Cabeza de Buda
Siglos VI-V
Hallada en Hadda, este de Afganistán (antigua Gandhara)
Yeso calizo con trazas de pigmento
29 cm de altura
Victoria and albertt Museum, Londres
Moisés haciendo brotar agua de una roca
245-256
Pintura Mural
Sinagoga de Dura-Europos, siria.
El Cristo con San Pedro y San Pablo
h. 389
Relieve en mármol del sarcófago de Junius Bassus; Cripta de San Pedro, Roma.
Tres Hombres en el horno del fuego ardiente, Siglo III
Pintura mural; catacumba de Pricilla, Roma.
Retrato de un magistrado de Afrodisias
h. 400
Mármol, 176 cm de altura
Museo Arqueológico, Estambul.
pintor de retratos funerarios en su taller
(Sentado junto a su caja de pinturas y su caballete)
h. 100
Procedente de un sarcófago Pintado hallado en crimea.
Full transcript