Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La Evangelización de la Nueva España

No description
by

Antonio Díaz Aranda

on 21 November 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La Evangelización de la Nueva España

Evangelización de la Nueva España La conquista espiritual Origen La conquista de América también significó la incorporación de los indígenas al mundo cristiano de occidente. Los españoles tenían la necesidad de "convertir al mundo de infieles a la fe verdadera".
Lo que buscaban era transformar al mundo indígena España trajo consigo evangelizadores franciscanos quienes mostraron y enseñaron la religión católica a los pueblos indígenas. A lo largo del siglo XVI los franciscanos se establecieron en el centro del país, Michoacán y Jalisco; frailes dominicos se establecieron en Oaxaca y Morelos, Agustinos en la Huasteca y Guerrero y finalmente los jesuitas en Sonora, Baja Califronia Norte y Baja California Sur Fray Pedro de Gante fue el que realmente inició la evangelización de la Nueva España. Después llegaron otros 12 frailes a la Ciudad de México el 18 de Junio de 1524. Con ellos se inicia la evangelización con métodos y normas establecidas que fueron difíciles de aplicar. Estos 12 eran conducidos por Fray Martín Valencia Los frailes se dieron a la tarea de enseñar a los indios su idioma para darle marcha al proyecto que los hizo venir: transmitir y enseñar la doctrina. Los indígenas al ver las prácticas evangelizadoras de los frailes extranjeros, comenzaron a esconder a sus dioses y salvarlos de la sistemática destrucción a que eran sometidos. Al enterarse los frailes de esto, indignados, empezaron la destrucción se ídolos, templos, códices, vestimenta y ornamentos de la cultura indígena. Asentamientos Prácticas y problemas Las primeras escuelas que se fundaron fueron obra de los franciscanos. La primera fue fundada por Pedro de Gante en 1523 en Texcoco. La materia de enseñanza era leer, el escribir, el cantar y la doctrina cristiana. Los hijos de los eran recogidos por los evangelizadores pare recibir la instrucción cristiana, los macehuales solo se juntaban en los patios o atrios para ir a misa (separados según su tribu) Educación Las ordenes religiosas inventaron novedosos métodos de enseñanza: pintura, catecismo con dibujos en vez de palabras, danza, teatro y música.
El catecismo comprendía 2 partes: las oraciones básicas y conocimientos teóricos. En el colegio pasaban 5 años, entraban a los 7 y salían a los 12, para casarse con un indígena educado por los frailes Catecismo Existieron 2 mandatos:
El primero prohibía la ordenación de los indios como sacerdotes y mando que los parrocos usaran la lengua indígena, y desanimar los esfuerzos para promover estudios avanzados para los indígenas
El segundo mandato decía que los clérigos deberían de aprender la lengua de los neófitos y procurar enseñar el castellano Mandatos La evangelización en la Nueva España, también llamada por Robert Ricard conquista espiritual, fue un proceso que implicó mediante la enseñanza de la religión católica en los territorios de la Nueva España, la transmisión de la cultura occidental. La religión católica fue un elemento clave en la expansión del Imperio español y punto fundamental en su desarrollo posterior al ser la Iglesia Católica un aliado político de los españoles y los conquistadores, quienes justificaron en todo momento sus acciones expansivas en el derecho divino y la enseñanza de la fe católica para los infieles. La Inquisición española fue establecida en la Corona de Castilla y en la Corona de Aragón por orden de Isabel I y Fernando II, en 1479. Pedro Arbués fue el primer inquisidor general, asesinado en 1485. Tras la caída de Granada, los moros y judíos que se negaron a convertirse al catolicismo fueron expulsados y asesinados por no dejarse manipular por ellos en 1492, algunos de ellos procesados por la inquisición, ejecutados y sus bienes confiscados. Al tomar posesión del Nuevo Mundo, Pablo III, pontífice de Roma, sugirió a Carlos I establecer el Santo Oficio de la Inquisición en América, pero las guerras en que el emperador estaba enfrascado impidieron realizar su objetivo. Abdicó Carlos I en su hijo Felipe II, quien durante los primeros años siguió la política de su padre, pero pudo instituir el Santo Oficio en Nueva España hacia 1571. Desde e1569 se establecieron los primeros tribunales en Lima y Cartagena de Indias. Fernando Valdés, inquisidor general con sede en Toledo, dictó las primeras dispensas para la inquisición novohispana. Ya desde los primeros años de la Colonia se habían dictado reservas para la persecución de herejes, castigo de blasfemias (instituida por Cortés en 1520, un año antes de la caída de Tenochtitlan) y proceso de idólatras, cuyo primer caso fue llevado por Nuño Beltrán de Guzmán contra un pueblo de tarascos, en 1530. Pedro Moya y Contreras fue el primer inquisidor general del Virreinato hasta su muerte en 1591. Pablo IV organizó el índice de libros prohibidos, que tuvo vigencia en Nueva España hasta 1820, año de la supresión del Santo Oficio. La inquisición La Iglesia en España fue dividida en dos grandes órdenes: el clero secular —integrado por los sacerdotes que no pertenecen a ninguna orden y que están sometidos al poder de los obispos— y el clero regular, formado por las órdenes religiosas de hombres y mujeres, sujetos a las reglas que su orden les imponga. Esta estructura fue traída a la Nueva España, donde sufrió algunos cambios pero la esencia se mantuvo a lo largo de la colonia. El diezmo fue, sin duda, la base de la economía clerical novohispana, instituido por Alejandro VI en el Tratado de Tordesillas (1494). Era una especie de impuesto sobre la renta, que equivalía a la décima parte de las ganancias obtenidas por cada súbdito en un año, con respecto a sus propiedades inmuebles, ganaderas y agrícolas, además de las comerciales. En su mayoría, el diezmo era usado para cubrir las necesidades de los sacerdotes y pagar tributo a la corona, el resto era enviado al Papa quien lo distribuía en la cristiandad de acuerdo a su criterio. Así, muchas órdenes consolidaron su poder al adquirir haciendas, acumulando de esta manera muchos latifundios considerados "en manos muertas", y fueron desamortizados hasta 1856 con Benito Juárez. El virreinato concedía "merced de estancias" a ciertos colegios particularmente pobres, aunque esto rayaba en contra de que la Iglesia tuviera bienes raíces, norma dictada por Pío VI. Otras órdenes como los agustinos, poseían extensiones de terrenos para la crianza de ovejas. Las capellanías fueron una de las mayores fuentes de ingresos para la Iglesia, consistía en un impuesto que se gravaba sobre las propiedades de rurales, casas tiendas o talleres, a semejanza de una hipoteca. Los censos consistían en una renta anual o hipoteca sobre una propiedad Poder económico de la iglesia en la nueva España Se descubrió que la cristianización y la hispanización se apoyó en 2 justificaciones:
La primera se basó en que todo dominio se deriva de la condición religiosa de los hombres.
La segunda afirmaba que la base del dominio procede de la superioridad de una civilización.
Estos argumentos fueron válidos, lo que originó que la cristianización significara el asesinato de millares de indígenas paganos en nombre de la fe. Justificaciones El desarrollo de los cultos religiosos Las apariciones religiosas y la santificación de muchos "milagros" , se convirtió en símbolo de orgullo. La adoración se desplazo a todos los lugres de la sociedad. Muchas imágenes tomaron gran importancia como La Virgen de San Juan de Los Lagos, La Virgen de la Soledad o la Virgen de Ocotlán.
Pero la Virgen de Guadalupe fue la que englobó todas las necesidades religiosas de la población, ella le dio una riqueza y una identidad a nuestro país Santuarios y religiosidad popular Los santuarios tenían la estructura de una parroquia. Fueron creados para ofrecer a los fieles un lugar para adorar a sus santos. Desde el siglo XVII y el siglo XVIII los santuarios proliferaron en la Nueva España.
Se implementó el patronazgo, que consistía en que algún fiel costeaba los gastos de la edificación de un santuario, lo cual lo convertía en un buen cristiano y le deba prestigio ante la sociedad
Full transcript