Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

EL JUEGO DE 6/7 A 11/12 AÑOS.

No description
by

BRENDA CARABAJAL

on 13 October 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL JUEGO DE 6/7 A 11/12 AÑOS.

El niño de esta edad, se encuentra según Piaget en la fase de las operaciones concretas (Situada entre los 7 a 11/12 años) se caracteriza por el gran avance en cuanto a sociabilización y objetivación del pensamiento. Aun teniendo que recurrir a la intuición y a la propia acción, el niño sabe descentrar, lo que tiene sus efectos, tanto en el plano cognitivo o como en el afectivo o moral. Pero las operaciones del pensamiento son concretas en el sentido que solo alcanza a la realidad susceptible de ser manipulado o cuando exista la posibilidad de recurrir a una representación suficientemente viva.
Piaget- Operaciones concretas (7 a 11/12)
El niño concibe los sucesivos estados de un fenómeno, de una transformación, como “modificaciones” que pueden compensarse entre sí o bajo el aspecto de “invariante”, que implica la reversibilidad. El niño empleara la estructura de agrupamiento en problemas de seriación y clasificación. Las explicaciones de fenómenos físicos se hacen más objetivas. Ya no se refiere a su propia acción, sino que comienza a tomar en consideración los diferentes factores que entran en el juego y su relación. Es el inicio de la causalidad objetivaba y especializada a un tiempo. Piaget habla de una evolución de la conducta en el sentido de la cooperación. Analiza el cambio en el juego, en las actividades de grupo y en las relaciones verbales.
Esto inculcaría esa posición con la explicación del juego mediante de la teoría de la recapitulación, que fue defendida sobre todo por el psicólogo norteamericano Estanlei Hall según la cual el desarrollo del individuo reproduce el desarrollo de la especie. Por esto, el niño reproduciría durante su infancia la historia de la especie humana y realizaría en el juego esas actividades que nuestros antepasados llevaron a cavo hace mucho tiempo. Durante una etapa animal, los niños trepan o se columpian, en la etapa salvaje realizarían actividades parecidas a la caza, cual escondite, que sería parecido a la búsqueda de la presa, en la etapa nómada se interesarían por los animales, en la etapa de la agricultura/patriarcal, se interesarían por las muñera o cavar en la arena y final en la etapa tribal se ocuparían en juegos de equipo.
LA TEORIA DE RECAPITULACION
Desde este reconocimiento del niño al nivel del pensamiento podemos empezar a definir lo que es juego, aquí citaremos a Rubin, Fein y Vandenberg, que habla de que existen en el juego cuatro clasificaciones
 Las teorías del exceso de energía.
 La teoría de la relajación.
 La teoría de la práctica o del pre ejercicio.
 La teoría de la recapitulación.
Juego según Rubin, Fein y Vandenberg.
EL JUEGO DE 6/7 A 11/12 AÑOS.
Friedich Schiller formulo la teoría de que el juego sirve para gasta el exceso de energía que tiene un organismo joven, que no necesita trabajar para subsistir ya que sus necesidades son satisfechas por otro. De alguna manera, en el trabajo de Schiller está
presente la distinción entre juego de actividad física y el juego del tipo simbólico, distinción que será tomada por otros autores.
LA TEORIA DEL EXCESO DE ENERGIA
LA TEORIA DE LA RELAJACIÓN
una teoría en cierto como opuesta, pero que también puede verse como complementaria es la que sostendría, el juego sirve precisamente para la relajación. En el origen de esta idea, se puede citar al filosofo Alemán del siglo XIX Lazarus , quien sostuvo que los individuos tiene que realizar trabajos difíciles y trabajosas, que producen fatiga y que para recuperarse de ellas llevan a cabo de otra actividad que sirven para relajarse
La posición de Groos puede nominarse la teoría del pre ejercicio, y sostiene que el juego es necesario para la maduración psicofisiológica y que es un fenómeno que está ligado al crecimiento. El juego consistiría en un ejercicio preparatorio o un pre ejercicio para el desarrollo de funciones que son necesarias para los adultos y que el niño ensaya sin la posibilidad de hacerlas de manera completa. La finalidad del juego esta entonces en sí mismo, con la realización de la actividad que produce placer.
TEORIA DEL PREEJERCICIO
Hilda Cañeque
El juego estimula en la vida del individuo una altísima acción relajante. Esto
significa que conecta, liga, o une escenas del juego con otras escenas vivida de
su propia historia y de su propia comunidad.
 El juego posibilita a la persona aprendizaje de fuerte significaciones en el clima
propio de la distracción que promueve el juego, los controles o defensas
psicológicas se vuelven menos dura o más flexibles. Entonces el individuo se
permite acciones que antes le eran vedadas. Esto esquemas de aprendizaje,
instalados en un campo de juego obviamente en una altísima permisividad son
transferido a la vida cotidiana.
 El juego es el medio fundamental para la estructuración del lenguaje y del
pensamiento.
Donald Winnicott
médico pediatra y psicólogo inglés quien ha
desarrollado todo una teoría del juego.
El sostiene que: “es en el juego y quizás sólo en él, el niño o el adulto están en libertad
de ser creadores y de usar el total de su personalidad, y sólo al ser creativo el individuo
se descubre a sí mismo”
Define el jugar como: “vivir creativa, saludable y enriquecedoramente consigo mismo y
con el entorno. Significa recrearse, divertirse.”
JUEGOS DE REGLA
Entorno a los 7 años el juego infantil sufre una orientación: aparecen los juegos de
reglas, que se basan en el desarrollo anterior, pues necesitan el dominio de los
esquemas motores y de los símbolos que ahora se integran y se subordinan a las
normas o reglas del juego. Es importante el carácter resolutivo que tienen las reglas
y como obligan a los jugadores personal y colectivamente. Para que exista el juego
de reglas tiene que existir un desarrollo cognitivo que permita el uso de operaciones
mentales sin referencia a la realidad y, consecuentemente, reversibilidad del
pensamiento
Este juego está próximo a la conducta adulta, en el sentido de que existen las
normas (y a veces el arbitraje) como elemento externo y regulador de la actividad.
Los deportes o los juegos de mesa son la expresión máxima de este tipo de juegos.
El valor del juego de reglas establece en el niño, por una parte, la necesidad de respetar las normas y ello resulta fundamental en el desarrollo de su conciencia moral. Por otra parte, los juegos de reglas frecuentemente son juegos de grupos o de competición que exigen una estrategia y una interacción, en el marco de las normas establecidas.
Piaget (1977), nuevamente, establece cuatro estadios en el cumplimiento o práctica de la regla, que se ponen de manifiesto en el juego: individual o motor, egocéntrico, de cooperación y de codificación.
Estos estadios ponen de manifiesto una progresión o desarrollo en la relación del niño con las normas y como las reglas de juego van modelando su conducta.
JUEGO DE CONSTRUCCION
Se puede distinguir, al margen de este esquema evolutivo que suponen los juegos motores, simbólicos y reglados, propuestos por Piaget, un tipo de actividad lúdica que aparece de manera transversal al desarrollo: se trata de los juegos de construcción. Estos juegos no son característicos de una edad determinada, ya que el producto de la actividad, es decir, el tipo de construcción, varía en función de los intereses y posibilidades que proporciona cada momento del desarrollo.
El deseo de componer cosas a partir de partes, es muy común y motiva al ser
humano. Desde las filas de piezas o tacos de madera, hasta la construcción de
maquetas que representan fielmente la realidad de miniatura (barcos, edificios) todo ello obedece a este espíritu creador de la persona.
La actividad de construcción supone un manejo de la realidad diferente a la
simbolización, aunque comparte con ella el deseo de imitarla o representarla. Pero
mientras que el símbolo hace una especie de bucle o salto en su representación, la
construcción busca una representación fiel al modelo que copia o imita. Los juegos
de construcción pueden hacerse con materiales más o menos estructurados. Desde
puzles, rompecabezas o maquetas, en las que uno busca encontrar como las piezas
encajan para configurar el todo hasta bloques con los que se puede crear o recrear
una imagen real o mental de un objeto. La actividad constructora es de carácter
perceptivo – motor y cognitivo, en el sentido de que son las manos, la habilidad
manual, quieres tienen un gran protagonismo en la construcción, pero también la
adecuación al modelo (real o imaginado) exige una regulación cognitiva del proceso
creado.
ESPACIO
En la etapa de las operaciones concretas (7- 8 años hasta los 11 – 12) se constituyen
las operaciones cualitativas que constituyen el ESPACIO: orden de sucesión
espacial, intervalos o distancias, conservación de las longitudes, elaboración de un
sistema de coordenadas, perspectiva.
Mas si el niño es capaz de construir estas nociones, esto ocurre en un plano practico
pues son incapaces de razonar sobre proposiciones verbales.
El niño accede aquí a la “representación descentralizada” según Piaget, es decir, que
se encuentra en condiciones de recurrir a personas y objetos como puntos de
referencia para centrar su acción. Así reconoce derecha – izquierda en los demás y
posteriormente adquiere noción de las relaciones derecha – izquierda en los objetos
con respecto a los demás, alrededor de los 9 años.
En adelante, el niño podrá comprender el espacio, no ya el de su casa, o el de su
barrio, sino el de su región, país, cuando se constituyen las operaciones formales,
luego de los 11 – 12 años. Así podrá representar objetos por medio de símbolos y
operar con ellos en un espacio virtual.
A través de lo expuesto, veremos que la noción de espacio se va a construir en
correspondencia con la del tiempo, sin embargo, el sentido del espacio se desarrolla
más fácilmente y rápidamente porque responde a una necesidad inmediata. El niño
va a la escuela siguiendo cierto itinerario. La cuestión del camino va a seguir. Así, el
espacio lo recorre, lo encuentra, se le presenta de un modo concreto, con objetos
reales que lo identifican y lo hacen mesurable.
TIEMPO – operaciones concretas
Alrededor de los 7 años, el niño sabe mencionar los días de la semana pero puede
tener dificultades en distinguir por ejemplo que día viene después del martes o cual
viene antes del miércoles.
 Puede jugar en grupos grandes. Empieza a rechazar al sexo opuesto.
Los varones sienten que las niñas les molestan y estas les temen.
Participa con más facilidad en los juegos de salón, ya no le interesa
tanto ganar. Le gusta el cine.
A los 8 años en la etapa de operaciones concretas, puede comenzar a darse cuenta
del “isocronismo” del tiempo, a través de como este es medido en los relojes,
alrededor de los 8 años se coordinan las relaciones de orden temporal (antes,
después) con los de duraciones (más o menos tiempos), ejemplo: aquí no solo sabe
decir que días es, especificando de que mes y año, sino también mencionar la hora
aproximada y enumerar los meses del año.
8 años: Inventa aparatos; colecciona; le gusta los deportes. Siente
placer en leer libros y revistas.
 9 años: Ambos sexos gustan de la bicicleta, patinar, nadar, cabalgar;
le interesa el juego colectivo y organizado y las competencias;
disfruta de los juegos de mesa.
Comienza a interesarse por los libros de aventuras.
Noción de tiempo y espacio: su regulación del tiempo es más amplia.
Puede concurrir a distintos lugares por sí solo.
 10 años: el juego ya no le es fundamental, le interesa más la gente, se
vuelca hacia los deportes, aunque todavía no tiene noción de juego
limpio.
Las niñas sienten afición por los disfraces y las obras teatrales;
asimismo le gusta la costura, el bordado, el tejido y la cocina.
Los varones se aplican a fabricar cosas con distintos elementos y a
los experimentos químicos.
Comienza a interesarse parcialmente por los periódicos, sus titulares,
las fotos, las historietas y los comentarios deportivos.
Noción de tiempo: ya relaciona el transcurso del tiempo con los
sucesos y aunque su noción acerca de ese transcurso no es muy clara
todavía, sabe que a veces alcanza y otras sobra y que no retrocede.
Ha progresado en la administración del tiempo y prácticamente lo
logra.
11 – 12 años ya está instaurada la capacidad de razonar en forma abstracta y a nivel lógico temporal, le es posible reflexionar fuera del presente y elaborar teorías sobre las cosas preferentemente las que están fuera de la actualidad.
 11 años: Actividades e interés: el juego ya no es fundamental, la gente le es más importante. Le agrandan los juegos de salón, cartas, ajedrez, damas, dados, etc.
En general prefiere charlar con sus amigos. Le entusiasman los deportes.
En las nenas comienza el interés en la costura, el tejido y el bordado.
Los varones utilizan su imaginación creadora en inventar cosas.
Le interesan las comedias radiales y televisivas, las lecturas de novelas y las canciones de moda. El cine les atrae mucho.
Tiempo y espacio: está en vías de adquirir un sentido más dinámico del tiempo y del espacio. Sabe que el tiempo no retrocede, lo administra bien, es puntual. Ya puede desenvolverse en su espacio inmediato, viajar solo, concertar citas, etc.
Full transcript