Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Los estímulos y el cerebro

No description
by

Julia Rodped

on 9 March 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Los estímulos y el cerebro

Los estímulos y el cerebro
Percepción y sentidos
La percepción es la manera en la que el cerebro de un organismo interpreta los estímulos sensoriales que recibe a través de los sentidos para formar una impresión consciente de la realidad física de su entorno.
Los sentidos son el mecanismo fisiológico de la percepción, y permiten percibir lo que está a nuestro alrededor.
Sentido del gusto
Sentido del olfato
Es el otro sentido "químico". Es diferente del gusto, en que hay centenares de receptores olfativos, cada uno se une a una molécula de característica particular.
Sentido del tacto
Sentido de la vista
Es la capacidad de detectar las ondas electromagnéticas dentro de la luz visible por el ojo e interpretar por el cerebro la imagen como vista.
Es uno de los dos sentidos químicos del cuerpo. Existen por lo menos cuatro tipos de gustos. . Los cuatro receptores bien conocidos detectaron el dulce, el salado, el amargo y el ácido.
Sentido del oído o de la audición
Es el sentido de la percepción de vibraciones del medio externo. El sonido se puede también detectar como vibraciones conducidas a través del cuerpo por el tacto.
Es la percepción de la presión, dolor y temperatura, etc, generalmente en la piel. Se encuentra principalmente en la piel, órgano en el que se encuentran diferentes clases de receptores nerviosos que se encargan de transformar los diferentes tipos de estímulos.
Receptores sensoriales
-
Electrorreceptores
: Son sensibles a corrientes o campos eléctricos.

-
Fotorreceptores
: Diminuta unidad celular nerviosa capaz de detectar cambios en la energía electromagnética, es decir, la luz sobre la retina del ojo.

-
Termorreceptores
: Recoge los cambios de temperatura.

-
Quimiorreceptores
: Unidad diminuta de células nerviosas que detecta la concentración de sustancias químicas, como el gusto o el olor, la cantidad de oxígeno en la sangre arterial, la concentración de dióxido de carbono…


-
Nociceptores (receptores de dolor)
: Detectan cambios a nivel químico, térmico y mecánico, asociado con daño celular, localizados en la piel, articulaciones, músculos y vísceras.

La visión
Se llama visión a la capacidad de interpretar nuestro entorno gracias a los rayos de luz que alcanzan el ojo.
El ojo es un sistema óptico muy imperfecto.
El ojo es la puerta de entrada por la que ingresan los estímulos luminosos que se transforman en impulsos eléctricos gracias a unas células especializadas de la retina que son los
conos
y los
bastones
.
La retina de los vertebrados es un tejido sensible a la luz situado en la superficie interior del ojo. Es similar a una tela donde se proyectan las imágenes. La luz que incide en la retina desencadena una serie de fenómenos químicos y eléctricos que finalmente se traducen en impulsos nerviosos que son enviados hacia el cerebro por el nervio óptico.

-Los
bastones
funcionan principalmente en condiciones de baja luminosidad y proporcionan la visión en blanco y negro.
- Los
conos
, sin embargo están adaptados a las situaciones de mucha luminosidad y proporcionan la visión en color.

La retina
EL NERVIO ÓPTICO
El nervio óptico o II par craneal es un nervio sensitivo encargado de transmitir los impulsos eléctricos generados en la retina al cerebro, donde son procesados en la corteza visual.
En el cerebro tiene lugar el complicado proceso de la percepción visual gracias al cual somos capaces de percibir la forma de los objetos, identificar distancias, detectar los colores y el movimiento.

-
Percepción
: La primera etapa del proceso es óptica; se puede comparar el ojo con una cámara fotográfica: la luz entra en el ojo atravesando órganos transparentes (córnea, humor acuoso,cristalino y humor vítreo) donde se busca, sigue y enfoca la imagen.
-
Transformación
: la energía luminosa llega a la retina (a la mácula), donde se activan las células sensoriales (conos y bastones) que transforman la luz en energía nerviosa.
-
Transmisión
: los impulsos nerviosos inician su camino a través del nervio óptico hasta la corteza cerebral.
-
Interpretación
: en la corteza cerebral se interpretan los impulsos, se reconocen y se procesan para saber lo que vemos.

4 etapas de la visión
Alucinaciones
Una alucinación es una percepción que no corresponde a ningún estímulo físico externo. Sin embargo, la persona siente esa percepción como real.
En ese sentido es distinta de la
ilusión
, que es una percepción distorsionada de un estímulo externo efectivamente existente.
Las alucinaciones pueden ocurrir en cualquier modalidad sensorial - visual, auditiva, olfativa, gustativa, táctil, nociceptiva, termoceptiva o varias mezcladas.

Una explicación más sencilla se refiere a alucinaciones originadas por el propio funcionamiento de nuestro sistema perceptivo. Así hay que comprender que la sensación percibida es una construcción del cerebro a partir del estímulo físico de entrada. Por ello, a veces el cerebro construye sensaciones erróneas cuando no debería hacer nada.

El olfato
El sentido del olfato es el encargado de captar los olores de lo que nos rodea, convertirlos en impulsos nerviosos y transmitirlos al cerebro para que los interprete.
Los cuerpos que producen olor desprenden una serie de partículas que entran por la nariz se pegan en la mucosa del interior y se transforman mediante una reacción química en impulsos eléctricos que a través del nervio olfativo llega al cerebro.
La respuesta olfatoria es
inmediata
y se extiende directamente al cerebro.
Los órganos del olfato:

En la parte superior de la cavidad nasal existe la llamada mucosa olfatoria, que recubre una parte del tabique nasal y los cornetes superiores. Allí es donde se hallan embebidas las neuronas capaces de percibir los olores, que tienen sus terminaciones o dendritas hacia abajo, entremezcladas con otras células de soporte. Éstas son las encargadas de secretar un moco que es el que captura las moléculas.
Los axones de las neuronas se dirigen hacia arriba, atravesando el hueso y reuniéndose hasta llegar al bulbo olfatorio. Éste es una especie de membrana que recoge las impresiones y las conduce hacía el nervio olfatorio. De allí pasan a la corteza cerebral, donde son interpretadas.

El nervio olfatorio u olfativo es el primero y más corto de los pares craneales. Se origina en las células bipolares localizadas en el epitelio olfatorio que recubre la mayor parte del cornete superior y la pared opuesta al tabique en las fosas nasales. El nervio olfatorio es un nervio únicamente sensorial, conduciendo impulsos olfatorios de la nariz al sistema nervioso central, siendo clasificado como fibras aferentes viscerales especializadas.
El nervio olfatorio
Proceso del olfato
1
. Las moléculas del olor en forma de vapor (compuestos químicos) que están flotando en el aire llegan a las fosas nasales y se disuelven en las mucosidades que se ubican en la parte superior de cada una de ellas.
2.
Debajo de las mucosidades se encuentran las células receptoras especializadas, también llamadas
neuronas receptoras del olfato
, las cuales detectan los olores.
3.
Las neuronas receptoras del olfato transmiten la información a los bulbos olfatorios que se encuentran en la parte de atrás de la nariz.
4.
Los bulbos olfatorios tienen receptores sensoriales que en realidad son parte del cerebro y que envían mensajes directamente a los centros más primitivos del cerebro.
5
. Estos centros cerebrales perciben los olores y tienen acceso a recuerdos que nos traen a la memoria personas, lugares o situaciones relacionadas con esas sensaciones olfativas.
6.
Finalmente, el epitelio olfativo tiene unas glándulas encargadas de segregar una solución enzimática cuya misión es eliminar las moléculas olorosas que han excitado las neuronas correspondientes, limpiando en cierto modo la mucosa olfativa de las sustancias presentes en ella ya detectadas.

La audición
El cerebro convierte los impulsos que recibe a través del oído en sonidos que podemos entender. Asimismo, el cerebro discrimina los sonidos relevantes del ruido de fondo y amplifica el volumen de nuestra propia voz.
Cuando escuchamos sonidos, las ondas sonoras viajan del
oído externo
, a través del
oído medio
, hasta el
oído interno
, donde las vibraciones estimulan a miles de diminutas células ciliadas. Las células ciliadas del oído interno envían impulsos eléctricos a los nervios auditivos que conectan con el centro auditivo del cerebro, donde los impulsos eléctricos se perciben como sonidos. El cerebro convierte estos impulsos en sonidos que podemos reconocer y comprender.
Algunos estudios indican que la actividad cerebral es mayor en el hemisferio izquierdo del cerebro cuando se trata de discriminar los sonidos del ruido. Es decir, la capacidad de concentrar la audición en un hablante o sonido e ignorar lo irrelevante, o “efecto cocktail party”, tiene lugar en la parte izquierda de nuestro cerebro.
Del mismo modo, nuestro cerebro sube el volumen cuando hablamos. Cuando se trata de nuestra propia voz, existe un sistema en el cerebro para fijar el volumen que puede amplificar el sonido que producimos.

1. Este efecto ayuda al cerebro a centrarse en lo que realmente es importante.
2. La gente con una atención "multitarea" no prestan atención a dos cosas a la vez, sino que procesan la información de cada una de ellas por separado rápidamente.
3. El cerebro se puede entrenar para prestar mas atención a lo que es importante.
4. Nuestro cerebro está diseñado para atender a una sola cosa.

1.
Oído externo
: El oído externo y el canal auditivo canalizan el sonido hacia el oído medio.
2.
Oído medio
: El oído medio es el espacio que está detrás del tímpano. El oído medio transmite los sonidos desde el tímpano hasta una cadena de tres pequeños huesos del oído interno.
3.
Oído interno
: El oído interno alberga la cóclea, que contiene 40 000 células ciliadas. Estas células están preparadas para responder a distintos tonos, y cuando reaccionan ante el sonido, se flexionan, generando así pequeños impulsos eléctricos que viajan por el nervio auditivo hasta el cerebro.

Partes del oído que permiten la llegada de estímulos al cerebro

El nervio auditivo, también llamado nervio vestibulococlear o nervio estatoacústico, es el octavo de los doce nervios craneales. Es responsable del equilibrio y la función auditiva. Es un nervio aferente de tipo sensorial. Está compuesto por el nervio coclear, que transporta la información sobre el sonido y el nervio vestibular, que transporta la información sobre el equilibrio.

Comienza en la cóclea y llega hasta los centros de audición del cerebro. El cerebro debe procesar e interpretar todos los diminutos impulsos eléctricos procedentes de la cóclea. Si los impulsos no se transmiten de forma eficaz de una parte a otra del cerebro, puede que el procesamiento del sonido no sea claro, y se vea amortiguado o distorsionado.
El nervio acústico
EL EQUILIBRIO
¿Cómo funciona el sistema de equilibrio?
El sentido de equilibrio se forma de diferentes sistemas que trabajan en conjunto para mantener estabilidad en su cuerpo y su vista. El buen equilibrio depende de varios factores: La información sensorial correcta de sus ojos (sistema de la vista), músculos, tendones, y articulaciones (sentido de propiocepción), y de los órganos de equilibrio en el oído interno (sentido vestibular).
El tronco cefálico o tallo cerebral,
procesando esta información sensorial y dándole sentido, en conjunto con otras partes del cerebro.
-
El movimiento de sus ojos
para mantener objetos en su vista estables y mantener su equilibrio (el resultado motor).

-
Sistema de la vista
: Su vista le permite ver dónde se encuentra su cabeza y cuerpo en relación al mundo alrededor.
-
Información propioceptiva
: Existen sensores especiales en sus músculos, tendones, y articulaciones sensibles a movimiento o presión. Estos le ayudan al cerebro a saber cómo sus pies y piernas están posicionados con respecto a la superficie, y cómo su cabeza está posicionada con respecto a su pecho y hombros.

-
Sistema vestibular
: Los órganos de equilibrio en el oído interno le dicen al cerebro acerca de los movimientos y posición de su cabeza.
El gusto
La función del gusto es permitir la selección de alimentos, distinguir entre alimentos comestibles y sustancias venenosas.
Recibe y percibe el gusto de los alimentos y elementos que nos llevamos a la boca, parte del cuerpo donde se ubican sus receptores.
Es necesario hacer una distinción entre sabor y gusto, ya que no son la misma cosa. Sabor integra todo la información sensitiva recibida en la boca: olor, gusto, textura, temperatura. El gusto, en cambio, nos da información sobre la identidad de los elementos, su concentración y afectividad (agrado o desagrado).
A grandes rasgos, podemos decir que la información del gusto es recogida en la lengua, órgano especializado en su recepción, concretamente en sus receptores nerviosos especializados para esta tarea, que son los botones gustativos. Estos transforman el estímulo sensorial (el "gusto") en un impulso eléctrico, llamado potencial de acción, que es transmitido a las neuronas conectadas a estos receptores y lo llevan hasta el cerebro por su vía nerviosa específica. En el cerebro se recibe y procesa esta información, haciéndose consciente.
Saborear con el cerebro
El sabor no solo se localiza en la boca, se percibe con el cerebro, un centro de recepción multisensorial que nos alerta del rechazo o aceptación de los alimentos
Cuando tomamos un sorbo de café, su sabor impacta en primer lugar en las papilas gustativas de la lengua, del paladar o del esófago y produce una reacción que viaja de forma inmediata a través de las neuronas de los nervios faciales hasta llegar al cerebro que lo percibe como algo aceptable o rechazable en el caso de que nos repugnara. A la misma vez se lleva a cabo este proceso desde el olfato, quien está conectado con la boca.
El tacto y el sistema somatosensorial
El
sentido del tacto
es aquel que permite a los organismos percibir cualidades de los objetos y medios como la presión, temperatura, aspereza o suavidad, dureza, etc. El sentido del tacto se encuentra principalmente en la piel, órgano en el que se encuentran diferentes clases de receptores nerviosos.
El tacto pertenece al sistema sensorial cuya influencia es difícil de aislar o eliminar. Un ser humano puede vivir a pesar de ser ciego, sordo y carecer de los sentidos del gusto y el olfato, pero le es imposible sobrevivir sin las funciones que desempeña la piel.
El
sistema somatosensorial
comprende un complejo organismo consistente en centros de recepción y proceso, cuya función es producir modalidades de estímulo tales como el tacto, la temperatura, la propiocepción y la nocicepción.
Las cosquillas
¿Por qué nadie puede hacerse cosquillas a sí mismo?
Porque el cerebro predice dónde ocurrirá el estímulo y ya no le parece “divertido”

1.
No funciona intentar hacerse cosquillas con un objeto, como una mano robótica, si nosotros mismos lo controlamos; nuestro cerebro lo integra a su mapa mental del cuerpo.
2.
Sin embargo, si hay un mínimo retraso entre nuestra orden y la reacción del robot (~200ms), la sensación de cosquillas aparece (y se intensifica cuanto mayor es el retraso).
3.
Las personas esquizofrénicas -que frecuentemente carecen de conciencia de sus propios movimientos- pueden hacerse cosquillas a sí mismos y sentirlas con gran intensidad.

¿Para qué sirven las cosquillas?
Si bien son pequeñas sorpresas placenteras para el cerebro, pasado cierto umbral se vuelven molestas y hasta insoportables. La teoría actual es que se trata de un mecanismo de aprendizaje.
Alteraciones y enfermedades
Diplopía o visión doble
La diplopía se considera un problema visual. Como cada ojo percibe una imagen de una manera diferente, el cerebro no las podrá fundir entre sí, dando lugar a una visión doble al tener una percepción distinta del mismo objeto.

Agnosias

Es un estado patológico caracterizado por la incapacidad para reconocer una sensación recibida, a pesar de ya haberla visto antes.
La lesión radica a nivel cortical en las áreas de asociación. La agnosia puede afectar a varios campos, como de la audición o el campo de la somatoestesia, pero son escasos. El más común es en la visión. Si un paciente sufre agnosia visual es incapaz de reconocer lo que ve (mirar sin ver).

Daltonismo

El daltonismo es un defecto genético que ocasiona dificultad para distinguir los colores. Es hereditario. Puede detectarse mediante test visuales específicos como las cartas de Ishihara.
-Envejecimiento
- Las infecciones de los senos paranasales (sinusitis) y de las vías respiratorias superiores,
-Fumar
-Los crecimientos en las cavidades nasales (pólipos y otros)
-Las lesiones en la cabeza
-Las alteraciones hormonales
-Los problemas dentales

Principales causas
Olfato
Visión
La
hiposmia
es una reducción en la capacidad para detectar olores.
-La
anosmia
es la total incapacidad para detectar olores. En raras ocasiones, se puede nacer sin el sentido del olfato, lo que se llama anosmia congénita.
-La
parosmia
es un cambio en la percepción normal de los olores, por ejemplo, cuando se distorsiona el olor de algo familiar, o cuando algo que normalmente le agradaba de repente se vuelve desagradable.
-La
fantosmia
es la sensación de percibir un olor que en realidad no está presente.

Los problemas en los sentidos químicos pueden ser señal de problemas serios de salud, como Parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple, diabetes, obesidad...
Audición
Los trastornos auditivos pueden consistir en pérdida de la audición y zumbido en los oídos (tinnitus o acúfeno)
Indicios que pueden indicar un trastorno auditivo:
-Escuchar sonidos (tintineo, zumbido, siseo o soplido) cuando no existen sonidos externos. Los ruidos pueden variar de tono o pasar de un oído a otro.
-Los sonidos son lo suficientemente potentes como para afectar a tu concentración, o bien amortiguar o distorsionar los ruidos circundantes.
-Tener problemas para seguir una conversación, mirar televisión o conciliar el sueño, debido a los sonidos.

Hiperacusia:
designa una hipersensibilidad del sistema auditivo a ciertas frecuencias de sonidos.
Presbiacusia:
es la disminución progresiva de la audición debida a la edad y afecta a millones de personas.
Acúfenos o Tinnitus:
acúfenos son una sensación auditiva percibida por el cerebro, sin relación con la percepción de sonidos audibles.
Se manifiestan por silbidos y zumbidos, pueden ser temporales o permanentes y tienen causas múltiples.

Gusto
Los problemas del gusto, concretamente los bilaterales, pueden responder a patologías generales como la enfermedad de Gougerot-Sjögren (incapacidad de segregar fluidos). Pero también a patologías locales, como una micosis.
Es frecuente que los pacientes con cáncer presenten alteraciones del gusto, como consecuencia de los tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia.
-Ageusia:
cuando los gustos dejan de percibirse por completo.
-Hipogeusia:
cuando los gustos se perciben, pero menos.
-Disgeusia:
cuando las percepciones se ven alteradas.

Tacto
Hiperestesia
: se define como una sensación exagerada de los estímulos táctiles, como la sensación de cosquilleo o embotamiento. Es un trastorno de la percepción que consiste en una distorsión sensorial por un aumento de la intensidad de las sensaciones.
Hipoafia
: Disminución de la capacidad para percibir estímulos táctiles.
Anestesia
: es la ausencia completa de todas las formas de sensibilidad en la zona afectada.
Analgesia
: es la ausencia completa de todas las formas de dolor en la zona afectada. Estímulos normalmente dolorosos o muy dolorosos no son percibidos.

El dolor
El
dolor
es un síntoma subjetivo que alerta sobre algún cambio respecto al equilibrio en el cuerpo, el cual se origina como una reacción bioquímica en el cerebro
Este construye el dolor en base al análisis de los datos que recibe, pero también de la experiencia, del aprendizaje y de la cultura adquirida.

Hay de dos tipos
1.
Agudo
. Es la consecuencia inmediata de un daño en tejidos o vísceras, o bien el aviso de algún problema orgánico urgente
2. 2.
Crónico
. Cuando el dolor dura más de tres meses pese a la atención médica o psicológica especializada
Full transcript