Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Mal de Pott

No description
by

Marta Dominguez

on 29 March 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Mal de Pott

¡Gracias!
Incidencia y Prevalencia
La morbilidad y mortalidad del Mal de Pott es mayor en países en vías de desarrollo que en países industrializados
Manifestaciones clínicas, síntomas y signos
Complicaciones de la enfermedad
Etiopatogenia y fisiopatología de la enfermedad
La tuberculosis espinal
Mal de Pott
Marta Domínguez Leandro
Ana Martín Hierro

Definición
Es una forma de presentación de la tuberculosis extrapulmonar
Afecta a la columna vertebral, especialmente desde las vértebras T8 a L3
Es la forma más peligrosa de tuberculosis ya que puede producir deformidad, destrucción ósea y paraplejia.
Es una de las enfermedades más antiguas, siendo descrita por primera vez en 1779 por Percival Pott.
La tuberculosis se presenta más frecuentemente en:
Asia suroriental
África subsahariana
Se estima que 1,7 millones de personas murieron de tuberculosis pulmonar en 2009
La tuberculosis vertebral representa el 2% de los casos de TB, 15% de los extrapulmonar y 50% de TB esquelética
La media de edad de los enfermos es entre 45-60 años.
Se estima que 1/3 de la población mundial está afectada de tuberculosis
En España, la tendencia a la disminución se ha visto afectada por el aumento de prevalencia del VIH
Factores predisponentes de la tuberculosis
Pobreza
Superpoblación
Malnutrición
Alcoholismo
Analfabetismo
Abuso de drogas
Diabetes mellitus
Tratamiento inmunosupresivo
Infección de VIH
En la tuberculosis espinal, además se ha demostrado una susceptibilidad genética
Fases de la enfermedad
Fase de comienzo
Fase reparativa
Retroceso del proceso,cicatrización y reparación del foco tuberculoso
Fase de destrucción
El interior del cuerpo vertebral se destruye (1)
Puede adoptar dos tipos, dependiendo de su extensión:
Forma difusa:
La infección abarca varios cuerpos vertebrales
Abundante supuración
Rara y grave

Forma localizada
Existencia de una geoda que se abre paso hacia el platillo vertebral
Apariencia a una caries
Quedan fungosidades, caseum y secuestros óseos en su interior (2)
Esto origina el hundimiento y colapso del cuerpo, dando lugar a deformidades (3)
Producción de anquilosis ósea con puentes de tejido óseo intervertebral
No es frecuente la anquilosis ósea completa. Lesiones fibrosas cicatrizales persisten junto a los puentes óseos
La infección de la columna es resultado de una difusión hematógena del bacilo de la tuberculosis en el hueso esponjoso de los cuerpos vertebrales
La vascularización vertebral
El comienzo de la infección suele ser en la parte anterior e inferior del cuerpo
Continúa expandiéndose a la parte central del cuerpo o del disco
En pacientes jóvenes, el disco está más afectado por estar más vascularizado
Suele afectarse más de una vértebra, puesto que una misma arteria se bifurca para irrigar a dos vértebras adyacentes
Pueden afectarse vértebras contiguas por debajo del ligamento longitudinal anterior o posterior, debido a la falta de enzima protlítica
1. Ansari, S; Amanullah, F; Ahmad, K; Rauniyar, K. 2013.
1. Ansari, S; Amanullah, F; Ahmad, K; Rauniyar, K. 2013.
4. Kumar, R; Srivastava, A; Tiwari, R. 2011
6. Sanz, O; Caminero, J; Pérez, J. 2006
Vascularización arterial
http://anatomia.og.cr/region-cervico-dorsal/index6.html
Vascularización venosa
http://www.imaios.com/es/e-Anatomy/Columna-vertebral/Medula-espinal-diagramas
Reconstrucción tridimensional de vértebra infectada
http://itg.content-e.eu/Generated/pubx/173/tuberculosis/clinical_aspects.htm
11. Herrera, A; Rodríguez, J; Vicente, J; Calvo, A. 1998
1
2
3
Fase reparativa
11. Herrera, A; Rodríguez, J; Vicente, J; Calvo, A. 1998
Presentación clínica
El comienzo es insidioso y la progresión es lenta
Pueden pasar años hasta que se diagnostique la enfermedad
La presentación depende de la etapa de la enfermedad, el sitio, las complicaciones (neurológicas o abscesos) y los síntomas asociados (astenia, perdida de apetito, perdida de peso, fiebre nocturna, ...)
Hallazgos clínicos
Dolor de espalda:
Síntoma más común e inicial.
Puede empeorar con la actividad y durante el sueño
Provoca espasmos de la musculatura paravertebral
Paraparesis (dificultad de movimientos de MMII): se produce en aquellos pacientes con:
Hipercifosis marcada
Pinzamiento anterior por saliente óseo
Estrangulamiento por fibrosis alrededor de elementos neurales
Hipercifosis
Perturbaciones sensoriales
Espasmos musculares
Disfunción del intestino
Disfunciones de la vejiga
Disfunciones de esfínteres
Síntomas tuberculosos extraesqueléticos
Tos
Expectoración
Linfadenopatía

Diarrea
Distensión abdominal
Examen físico de la columna vertebral
Dolor a la palpación.
Inflamación del tejido blando.
Espasmos de la musculatura paravertebral.
Deformidades cifóticas o escolióticas debido al colapso.
Acuñamiento anterior de los cuerpos vertebrales.
Diversos grados de debilidad.
Compresión de raíces nerviosas.
Participación sensorial
Las vértebras que suelen afectarse con más frecuencia son las torácicas
Vértebras
Espacio intervertebral del disco
A lo largo del eje espinal,
El espacio epidural o intradural
Dentro del canal espinal
Los tejidos blandos adyacentes.
La infección puede localizarse en:
Paraplejia
Paraplejia de inicio
Abscesos fríos
El material necrótico de la columna
dorsolumbar puede producir abscesos fríos:
En la envoltura del recto
y pared baja abdominal
En el muslo
En la espalda
En la nalga
En el triángulo de Petit
En la fosa isquiorectal

Complicaciones neurológicas
El 50% de los pacientes manifiestan síntomas resultantes de compresión nerviosa
Deformidad de la columna
La hipercifosis es muy común en los pacientes con el mal de Pott
Paraplejia tardía
Se desarrolla en la etapa activa del Mal de Pott
Requiere tratamiento activo
Tiene mejor pronóstico
Es frecuente en adultos
La causa es la formación de residuos que provienen de la destrucción de hueso
Esta destrucción puede provocar una subluxación y dislocación de la columna
Se desarrolla después de un periodo variable en un paciente con TB curada

Puede aparecer entre 2 y 3 décadas de haberse curado la infección
Del 10 al 27% desarrollan paraplejia o tetraplejia
La tetraplejia es más común en pacientes con afección torácica o cervica(40-50% de los afectados)
Es recomendable el tratamiento quirúrgico, pero hay casos en los que el tratamiento conservador es efectivo
1. Ansari, S; Amanullah, F; Ahmad, K; Rauniyar, K. 2013
En pacientes tratados de manera conservadora:
La deformidad aumenta 15º aproximadamente
3-5% la deformidad es mayorde 60%
En niños la cifosis crece incluso cuando la enfermedad finaliza
La progresión de la cifosis puede producirse incluso después de la cirugia.
1. Ansari, S; Amanullah, F; Ahmad, K; Rauniyar, K. 2013.
Diagnóstico Médico
Diagnóstico por imagen
Radiografía
En países en vías de desarrollo es el método más usado.
La radiografía describe cambios consistentes en la TB vertebral en el 99 % de los casos
Las características de los hallazgos encontrados en la radiografía incluyen:
Discontinuidad en los platillos vertebrales.
Pérdida de altura del disco intervertebral.
Destrucción ósea.
Neoformación de tejido óseo.
Abscesos de tejido blando.
Vertebras enmarcadas.
7. Kumar, R; Singh, D. 2011;
Una visión frontal del pecho (izq) demuestra la evidencia de inflamación del tejido paraespinal derecho.

Una visión lateral (derecha) indica una pérdida de la altura del disco en T9-T10 y una sutil esclerosis
14. Alfreijat, M; Ononiwu, C; Sexton, C. 2013
Los abscesos fríos pueden verse en la Rx como sombras de tejido blando
Columna cervical: absceso retrofaríngeo
7. Kumar, R; Singh, D. 2011;
La calcificación en los abscesos es signo diagnóstico de la TB vertebral
La desventaja principal de la Rx es que no se aprecian cambios óseos en las primeras etapas de la enfermedad
Es difícil valorar la compresión de la médula ósea, la afectación del tejido óseo, los abscesos y la extensión de la enfermedad en una radiografía común
VIH y TB
En comparación, los pacientes VIH positivos demuestran tener menos destrucción vertebral y un mayor volumen de absceso frío
La coexistencia del VIH y la TB se ha incrementado a nivel mundial.
La infección por el VIH incrementa el riesgo de desarrollar TB activa en 15 a 30 veces.
De acuerdo con la NACO, la TB es la infección oportunista más común, tanto pulmonar y extrapulmonar (62,2%) en la India.
En los pacientes con VIH positivo, la incidencia de la tuberculosis esquelética aumenta a 60 % .
Se ha informado de que los pacientes VIH positivos son 12-20 veces más susceptibles a la tuberculosis espinal, comparada con los pacientes VIH negativos .
1. Singh, H. 2013
3. Ansari, S; Amanullah, F; Ahmad, K; Rauniyar, K. 2013.

TAC
Muestra anormalidades en etapas más tempranas.
El patrón de destrucción ósea puede ser
Fragmentaria en el 47% de los casos
Osteolítica en el 34%,
Localizada y esclerótica en 10%
Subperióstica en 30% de los casos
Otros hallazgos incluyen abscesos de tejido paraespinal y afectación de tejido blando.
El TAC es muy fiable en
La demostración de calcificaciones en los abscesos fríos
En la visualización de lesiones epidurales que contengan fragmentos de hueso.
En la visualización de la invasión del canal medular por una extensión posterior de tejido inflamatorio, hueso o material del disco
7. Kumar, R; Singh, D. 2011;
Resonancia Magnética
Es el método más fiable para el diagnóstico del Mal de Pott
Muestra:
Afectación real de las vértebras
Destrucción del disco
Abscesos fríos
Colapso vertebral
Deformidades espinales
En etapas tempranas se observa solo degeneración del disco y la médula
La RM es útil también para detectar
Tuberculomas intramedulares o extramedulares,
Cavitación de la medula
Edema de médula
Leiones no contagiosas.
7. Kumar, R; Singh, D. 2011;
La RM muestra La diseminación subligamentosa de una masa paraespinal, la participación de varios huesos contagiosos y cambios intramedulares
En la RM se puede observar la formación de abscesos y colección y expansión de tejido de granulación junto a los cuerpos vertebrales
Datos de laboratorio
Confirmación citológica y microbiológica
La confirmación etiológica puede realizarse con:
Tinción Ziehl-Neelsen en tejido patológico
Cultivo de material obtenido en una biopsia en la zona de la lesión
Estudios histológicos confirman el diagnóstico de la TB vertebral en un 60% de los casos
Resultados de falso negativo en la biopsia son comunes. Son necesarias las pruebas de imagen y la presencia de síntomas para el diagnóstico
Los hallazgos citológicos más comunes son:
Granulomas epitelioides (90%).
Tejido necrótico granular (83%).
Infiltración linfática (76%).
Células gigantes multinucleadas diseminadas y células gigantes de Langhans 56% de los casos
Reacción en cadena de la polimerasa
Varios estudios han informado de la sensibilidad de esta prueba varía entre un 61 y 90% y una especificidad que varía entre el 80 y 90%.
Ha mostrado resultados muy prometedores gracias al diagnóstico rápido de la enfermedad.
Esta técnica permite detectar entre 10 y 50 bacilos de la tuberculosis en diferentes muestras clínicas.
Ofrece una mayor precisión que un frotis y se puede realizar en un menor tiempo que un cultivo.
Estos métodos tienen una baja sensibilidad y especificidad.
Además, para llevar a cabo el cultivo, es necesario de 6 a 8 semanas
7. Kumar, R; Singh, D. 2011;
MONTOYA, Manuel et al. Blastomicosis oral, papilomatosis laríngea y tuberculosis esofágica. Rev. perú. med. exp. salud publica [online]. 2012, vol.29, n.2 [citado 2014-03-29], pp. 250-254 .
Disponible en: <http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1726-46342012000200014&lng=es&nrm=iso>. ISSN 1726-4634
7. Kumar, R; Singh, D. 2011;
Diagnóstico diferencial
Espondilitis piógena
Osteoporosis
Enfermedad por metástasis
Se encuentra a cualquier edad
Las zonas lumbares y cervicales se ven afectadas
Se aprecia destrucción de los cuerpos vertebrales, discos intervertebrales, y abscesos epidurales
No se reducen los elementos posteriores y por lo general no se aprecia giba.
Las vértebras torácicas están implicados, pero conservan los pedículos.
Existe una destrucción de múltiples cuerpos vertebrales
Se aprecia una reducción de la densidad ósea
La región torácica está comúnmente involucrada
La pared posterior del cuerpo vertebral (60 %), pedículos y láminas (50 %) están implicados
Las alturas de los discos intervertebrales se conservan
Los discos intervertebrales pueden verse afectados en linfoma y el mieloma múltiple.
1. Ansari, S; Amanullah, F; Ahmad, K; Rauniyar, K. 2013.
Tratamiento médico
Tratamiento quirúrgico
Las indicaciones para intervención quirúrgica son:
Presencia de déficit neurológico
Colapso vertebral
Deformidad cifótica que rebasa más de 5º
Compresión del saco dural por tejido de granulación, hueso secuestrado, fragmentos discales y absceso epidural.
Laminectoma descrita por Maceewen en 1988
Costotranversectomia descrita por Menard en 1900
Ander 1956
Corporectomia, Synex, Ventrofix e Injerto óseo autólogo
Esta técnica consiste en retirar el arco posterior que en muchas ocasiones es lo único sano de la vértebra
El retirarlo ocasiona mayor inestabilidad, incrementando la cifosis y espondilolistesis
Se realiza a pacientes con lesión del arco posterior a nivel L1 L2 y L4 L5
Consiste en realizar la laminectomía más limpieza del disco intervertebral, drenaje del absceso, estabilización de la columna con instrumentación transpedicular y colocación de injerto óseo a nivel de las apófisis transversas
10. De la Torre, D; Góngora, J; Pérez, J; Guerrero, L; Miranda, D; Bon, J. 2006
10. De la Torre, D; Góngora, J; Pérez, J; Guerrero, L; Miranda, D; Bon, J. 2006
Se realiza:
Un desbridamiento radical anterior que puede deteriorar ampliamente la estabilidad vertebral
Se agrega la colocación de un injerto intersomático después de la limpieza quirúrgica
Se añade la instrumentación traspedicular más injerto a nivel de la apófisis transversa
10. De la Torre, D; Góngora, J; Pérez, J; Guerrero, L; Miranda, D; Bon, J. 2006
Con esta técnica se efectúa
La limpieza del foco póttico
La colocación de injerto óseo intersomático
La colocación de placa intersomática, respetando al arco posterior
Procedimiento:

Limpieza del foco póttico o la corporectomía de la o las vértebras afectadas

El tejido extraído es enviado a cultivo y estudio histopatológico.

Colocación del synex previa medición, la colocación de injerto óseo autólogo dentro del synex puede ser extraído de cresta iliaca o de costilla

Para colocar el ventrofix los tornillos serán anclados en la vertebras no lesionadas.

Para realizar esta técnica hay que ser muy cautelosos para no lesionar estructuras vecinas que podrían incluso causar la muerte del paciente.

Tratamiento farmacológico
La administración de fármacos antituberculosos debe ser monitorizada cuidadosamente para prevenir la aparición de resistencia a los mismos
El tratamiento recomendado comienza con la administración de cuatro medicamentos durante 2 meses:
Isoniazida, 5 – 15 mg/kg
Rifampicina, 10 – 20 mg/kg
Etambutol, 15 – 25 mg/kg
Pyrazinamide, 30 – 40 mg/kg

Las últimas recomendaciones indican que la tuberculosis espinal debería tratarse igual que la tuberculosis pulmonar
Se continuaría con la administración de rifampicina e isoniazida durante los 4 siguientes meses.
Las fluoroquinolonas son la primera línea de fármacos alternativos.
Cuando hay indicios de iflamación persistente, la mayoría de los facultativos sugieren un tratamiento de hasta 9 meses
13. Charles, Y; Buy, X; Waltera, A; Steib, J. 2014.
Objetivos fisioterapéuticos
Disminución del dolor
Normalización en el tono de la musculatura espasmada
Normalización de la musculatura debilitada
Adquisición de una actitud postural correcta
Mejora del control esfinteriano
Mejora de la movilidad de la caja torácica
Prevención de infecciones respiratorias
Tratamiento fisioterapéutico
Tratamiento de la cifosis
Distinguimos dos tipos de cifosis:
Cifosis flexibles: puede lograrse un enderezamiento voluntario. No existe deformación osea, es un hábito postural.
Cifosis parcial o totalmente fijada: pueden exigir tratamiento cinesiterápico, ortopédico o, en casos mas graves, quirúrgicos.

Tratamiento ortopédico
Tratamiento quirúrgico
12. Dacos, P; Van Bellinghen, C. 2002
Cuando la cinesiterapia aislada resulte insuficiente para el tratamiento de la deformidad, lo mismo que la rigidez y el grado de curvatura, deberá realizarse un tratamiento ortopédico en el que yeso y cinesiterapia estarán asociados
Flexibilización ++
- Estiramientos de los isquiocrurales
- Flexibilización raquídea anteroposterior
- Ejercicios autopasivos de flexibilización axial

Ejercicios posturales y de toma de conciencia del esquema corporal, sentado y de pie, estáticos y dinámicos.

Educación y motivación del paciente para la corrección en todo momento (preparación psicosocial)

Fortalecimiento de los abdominales (transverso ++)

Reeducación respiratoria

Masaje descontracturante de todo el tronco
Gimnasia preyeso
Al menos 3 semanas
Vigilancia de la eficacia del apoyo del manubrio y de los puntos de apoyo (rebajamiento eventual)

Educación para el autoestiramiento a fin de evitar el apoyo del manubrio

Ejercicios de flexibilización pasivos y activo-pasivos
- Dorsal superior
- Decoaptación lumbar
- Lateral
- Ejercicios posturales activos y funcionales (ejercicios propioceptivos de
equilibrio sobre tabla basculante y pelota grande).
- Ejercicios respiratorios (espiración ++)

Durante el yeso
2 a 3 yesos de 45 días
Corrector de la cifosis y de la lordosis asociada, con eventual apoyo del manubrio y del mentón
Masaje descontracturante

Continuación de los ejercicios de flexibilización en el sentido de la corrección, mas estiramiento de los flexores de la cadera.

Gimnasia postural y de fortalecimiento muscular ++ de:
- Surcos vertebrales
- Cintura escapular
- Abdominales en recorrido interno

Ejercicios respiratorios y funcionales (equilibrio ++)

Adaptación del lugar de trabajo.

Facilitación de la vida cotidiana mediante consejos posturales y material adaptado.

Durante el corsé
1 año a 1 año y medio
Corsé bivaldado de plexidur idéntico al yeso, pero sin apoyo de mentón
A continuación, lo abandonaría totalmente de día hacia el fin del periodo, aunque se mantendrá durante la noche todavía un mes más
Retiro del corsé
Se realizará progresivamente (3 horas por quincena) en 2 meses
También se lo conservara todavía algún tiempo para las actividades duras y fatigosas
Cinesiterapia intensiva:
- Fortalecedora de todo el tronco ++ durante todo el periodo
- Respiratoria
- Rearmonización global en función del déficit o el exceso del
comportamiento muscular

Búsqueda de una actitud postural correcta en todas las posiciones y en la vida corriente

Actividades deportivas con movimientos correctivos en extensión (voleibol, baloncesto, natación).

El tratamiento quirúrgico se realizará en cifosis importantes que sobrepasan los 70º
Está destinada a obtener una corrección máxima previo a la intervención:
Flexibilización
- Ejercicios de flexibilización para lograr un desbloqueo vertebrotorácico y una
apertura de la cifosis. En todos los planos y en la zona lumbar y en la cintura
escapular.
- Posiciones suaves y progresivas
Educación respiratoria
- Espiración ++
- Aprendizaje de la respiración abdominal y de la técnica de la tos con la glotis
abierta
Técnica de elongación
- Autoelongación vertebral: ya sea mediante trabajo rítmico o posturas prolongadas
- Yeso de elongación, ejercicios de autoestiramiento y de mantenimiento muscular,
trófico y respiratorio
- Yeso anticifosis

+ Vigilancia del ajuste de los alambres de transfixión
Periodo preoperatorio
Aproximadamente 3 meses
Periodo posoperatorio inmediato
Primer tiempo quirúrgico
Primeros días
Ejercicios respiratorios lentos y profundos
Movimientos activos de los pies
Contracciones estáticas de los miembros inferiores
4º - 5º día
Verticalización progresiva
8º- 15º día
Con yeso de mantenimiento circular (durante 4 a 8 semanas)
Reeducación progresivamente mas activa
Recuperación general
Ejercicios respiratorios
Ejercicios abdominales por los miembros inferiores
Movimientos globales: miembros inferiores y superiores
Segundo tiempo quirúrgico
1º al 3º día
Cambios de posición frecuentes
Enfermería del paciente en cama
Movimientos activos leves de los miembros inferiores
Trabajo eventual del miembro superior derecho
Ejercicios respiratorios de desobstrucción bronquial y trabajo abdominal
3º al 10-15º día:
El paciente se levantará de la cama progresivamente, con yeso operatorio colocado
Ejercicios respiratorios +++ (Diafragma ++ y espiración)
A partir del 15º día
Yeso definitivo de mantenimiento: duración de más o menos 1 año
Reeducación general progresiva con miras al fortalecimiento muscular (ejercicios simétricos sin solicitar jamás cinéticamente la zona de artrodesis)

Después de 1 año
Retiro progresivo en 3 meses
Fortalecimiento muscular:
- Contracciones de los músculos posteriores raquídeos
- Abdominales (oblicuos y transversos ++)
Cinesiterapia respiratoria
- Espiración e inspiración
- Práctica de deportes adaptados, al aire libre
Afinación postural
- Toma de conciencia corporal sin corsé
- Corrección postural estática y dinámica: autoelongación, estimulación del
equilibrio, independencia de las cinturas y de los miembros con respecto al tronco
- Readaptación funcional a todo lo largo de la reeducación

El corsé ortopédico reemplaza al yeso.
Retiro de toda contención: 18 a 24 meses después de la intervención
Tratamiento de la sintomatología
Dolor
Termoterapia
Rayos infrarrojos:
Pueden ser aplicados en forma local o general.
Su aplicación exige prudencia para prevenir quemaduras
El aumento de la temperatura es superficial, produciendose un efecto de relajación muscular.
Calor seco con manta eléctrica.
Calor por conducción.
Calor por contacto: puede realizarse mediante:
Agua caliente
Parafango o aplicación de lodo caliente.
Compresas calientes,
TENS analgésico
Se utilizan corrientes de baja frecuencia:
TENS convencional de 80 Hz aproximadamente
TENS del tipo acupuntura de 1 a 4 Hz
La ubicación de los electrodos puede realizarse
Sobre el trayecto nervios (la inhibición presináptica)
Sobre los puntos gatillo.
La intensidad es regulada para ser soportable durante plazos prolongados sin que acarree respuesta muscular.
Ultrasonidos
Hay que tener en cuenta que estará totalmente contraindica cuando la tuberculosis se encuentre en su fase aguda.
En general, la potencia utilizada es de 1 a 3 W/cm2 .
Método Jacobson
Jacobson se detiene en el nivel fisiológico y cree que existe una relación entre la vivencia emocional y el grado de tensión muscular.
Finalidad es disminuir el tono muscular.
Etapa 1: se realiza acostado y consiste tomar conciencia progresiva de la contracción y disminución de la tensión
Etapa 2: es la relajación diferencial
Etapa 3: pertenece a la psicoterapia.

Vendaje neuromuscular para puntos dolorosos
Técnica de aumento de espacio
Situamos al paciente en sedestación y pedimos realice una pequeña flexión de tronco, identificamos bien la zona de lesión.
Colocamos en la zona un vendaje en estrella con una tensión central inferior al 50% pegando las bases sin tensión.
Masoterapia
relajante
Técnica de Jones
La técnica consiste en:
Colocar pasivamente el musculo que contiene el punto gatillo en acortamiento y su antagonista en tensión moderada
Se palpa suavemente el punto gatillo, sin provocar ningún tipo de dolor
Se espera en una posición de confort durante 90 segundos.
Finaliza colocando al paciente en posición de reposo sin que participe activamente del movimiento.
Es una técnica antiálgica que se usa para el tratamiento de puntos gatillo.
Hidroterapia
Objetivos:
Logro de la movilidad articular: disminución de la rigidez y el dolor
Logro de la fuerza muscular: lucha contra la resistencia del agua
Mejora funcional:
- Logro de la coordinación:
> Acción del calor sobre la espasticidad
> Integración de la sensibilidad propioceptiva y exteroceptiva.
- Reanudación precoz progresiva de la carga del peso corporal y
marcha: la presión hidroestatica disminuye el peso del cuerpo
que se debe soportar.
Normalización del tono de la musculatura espasmada
Estiramiento de la musculatura paravertebral, lumbar, pectoral espasmada.
Tratamiento de puntos gatillo
Masoterpia descontracturante
Hidroterapia
Aplicación de vendaje neuromuscular para la musculatura afectada
Aplicación del vendaje relajante de erectores
Colocamos al paciente sentado con el fin de facilitar la colocación del vendaje.
Pegamos bases en el sacro, en posición neutra.
Pedimos una flexión de tronco y rotación de un lado, pegando la tira activa del lado contrario a la rotación.
Realizamos la misma operación
en el lado contrario.
En posición neutra, pegamos
los anclajes, procurando
sobrepasar siempre la
curvatura lumbar.
Vendaje relajante par el músculo pectoral
Ejercicios
activos de la musculatura y a continuación ejercicios activos resistidos
Hidroterapia
El método de kabat se basa en la aplicación de esquemas de movimientos facilitadores del carácter espinal y diagonal asociado a otras técnicas diversas de facilitación:
Resistencia máxima
Reflejo de estiramiento
Reflejo de flexión
Irradiación
Inducción sucesiva
Estabilización rítmica…

Se utilizan diversas técnicas, tanto para estimular el movimiento como para inhibir las contracciones que se le oponen.
Recto anterior del abdomen (tonificante)
En la segunda imagen, le pedimos al paciente flexión de hombro de 180º e inspiración máxima
Adquisición de una actitud postural correcta
Vendaje postural corrector cifosis dorsal
Con una tensión de entre el 30-50% llegamos bien hasta curvatura cifótica o hasta D12, donde pegamos sin tensión.

Colocamos la base del vendaje a nivel de la articulación acromioclavicular
Pedimos al paciente corrija de forma voluntaria la cifosis (puede colocarse el vendaje sin nececesidad de corrección voluntaria, pero habría que usar bastante más tensión)
Charla de
criterios básicos
para la ergonomía
Ejercicios de propiocepción
En este tipo de paciente la propiocepción es muy importante por las disfunciones que provoca la patología sobre este sistema.
Podríamos trabajar con estos pacientes ejercicios en planos inestables, intentando mejorar las funciones de MMII, los cuales se van disminuyendo a medida que se complica la patología.
Algunos ejercicios pueden ser:
Mantenimiento de equilibrio en colchonetas.
Mantenimiento de equilibrio sobre plato de Böhler
Desequilibrar a los pacientes modificando su centro de gravedad
Mejora del control esfinteriano
Ejercicios de toma de conciencia del suelo pélvico.
Contracciones tipo I: son contracciones mantenidas de 5 segundos con una pausa del doble de tiempo. Indicaremos normalmente 50 contracciones al día, 5 series de 10 repeticiones. Es recomendable mandar en tandas de 2 o 3 durante el día para que no haya fatiga muscular.

Contracciones de tipo II: son contracciones rápidas. El descanso es el doble de la contracción. Son contracciones explosivas, 5 series de 10 repeticiones.
Comenzaremos con una autopalpación del núcleo central del periné. Podemos indicarle al paciente que mire su periné con un espejo.
La musculatura del suelo pélvico no solemos tenerla integrada en el esquema corporal. Es necesaria la autopalpación y enseñar al paciente a realizar contracciones.
Ejercicios de contracciones repetidas de la musculatura del suelo pélvico.
Normalización de la musculatura debilitada
Técnicas de kabat.
Mejora de la movilidad de la caja torácica
Expansiones torácicas
Paciente en decúbito supino sobre la camilla
El fisioterapeuta acompaña y guía las respiraciones del paciente.
Una vez que ha aprendido esto le indicaremos una serie de ejercicios que podrá realizar en casa.
Ejercicios:
El paciente se encuentra en decúbito supino con las rodillas flexionadas y la zona lumbar pegada a la camilla. El ejercicio consiste en realizar inspiraciones profundas a la vez que el paciente eleva los brazos. Durante la espiración se realiza el descenso de los brazos.

El paciente en decúbito supino con una pelota de gomaespuma bajo el punto de inflexión de la cifosis dorsal y las piernas flexionadas como en el ejercicio anterior. Consiste en realizar primero respiraciones profundas torácicas y diafragmáticas. El ejercicio progresa haciendo una elevación de brazos en inspiración y un descenso con la espiración.

Prevención de infecciones respiratorias
6. Espiración lenta prolongada:
Es para vías distales
Se utiliza en pacientes no colaboradores o en niños.
Mantenemos el diafragma del paciente en espiración, colocando las manos bajo las costillas. En cada ciclo aumentamos la espiración y resistimos la inspiración. Cuando notemos que el diafragma nos empuja las manos, le dejamos de hacer presión para que coja la bocanada de aire y cuando vaya a soltar aire de nuevo le realizamos una presión rápida sobre el diafragma para aumentar la espiración

Ejercicios de recolección y expulsión de moco.
1. Reeducación ventilatoria:
Restablecer patrones de mecánica ventilatoria
Reequilibrar volúmenes y capacidades pulmonares
Reexpandir territorios colapsados
Mejorar relación ventilación/perfusión.
2. Ventilación dirigida:
Supone dirigir el aire a una zona pulmonar determinada
Apoyo porpioceptivo con nuestras manos, las cuales pueden ser a nivel abdomino-diafragmatico o costal superior e inferior.
Se trata a baja frecuencia y alto volumen corriente.
Se trabaja a baja frecuencia y alto volumen corriente.
3. EDIC: es para vías distales
Es un ejercicio a debito inspiratorio controlado.
Consiste en realizar una inspiración lenta hasta la capacidad pulmonar total, seguido de apnea tele-inspiratoria de 3-5 segundo y se realiza por ultimo una espiración lenta hasta el punto de reposo.
Este es un buen punto de partida para empezar a drenar.
4. ELTGOL:
Es una espiración lenta total con glotis abierta
Actúa en vías medias y distales.
5. Huffing:
Técnica de espiración forzada
Se pedirá una espiración a alto volumen pulmonar y a alto flujo
Para el drenaje de secreciones de vías aéreas proximales.
Nota:
cuando el absceso frío esté en fase aguda no se realizará tratamiento fisioterapéutico.
Bibliografía:
1. Ansari, S; Amanullah, F; Ahmad, K; Rauniyar, K. 2013.
2. Jodra, S; Alvarez, C. 2013.
3. Singh, H. 2013
4. Kumar, R; Srivastava, A; Tiwari, R. 2011.
5. Castillo, M; Celso, L; Zelada, H; Vilela, A; Samalvides, F; Málaga, G.. 2011.
6. Sanz, O; Caminero, J; Pérez, J. 2006;
7. Kumar, R; Singh, D. 2011;
8. Pigrau, C; Rodrıguez, D. 2013.
9. Ramírez, E; Ochoa, M; Ordoñez, F; 2013;
10. De la Torre, D; Góngora, J; Pérez, J; Guerrero, L; Miranda, D; Bon, J. 2006.
11. Herrera, A; Rodríguez, J; Vicente, J; Calvo, A. 1998.
12. Dacos, P; Van Bellinghen, C. 2002.
13. Charles, Y; Buy, X; Waltera, A; Steib, J. 2014.
14. Alfreijat, M; Ononiwu, C; Sexton, C. 2013
Full transcript