Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Etiología del tr pánico y la agorafobia:

No description
by

Ana Georgina García Palomino

on 10 August 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Etiología del tr pánico y la agorafobia:

Donald F. Klein fue el primero en considerar que el pánico era un cuadro diferente a la ansiedad general.
Desarrolló un modelo biológico del pánico, basándose en una serie de hallazgos:
Teorías Biológicas
A partir de los estudios de Klein surgieron diversas teorías biológicas como explicación del pánico, entre ellas:
Teorías Biológicas
La literatura científica aporta como posibles factores que determinan el desarrollo de la agorafobia en los siguientes
POSIBLES FACTORES ETIOLÓGICOS EN LA ADQUISICIÓN DEL MIEDO Y LA AGORAFOBIA
A. MODELOS CONDUCTUALES
TEORÍAS COGNITIVO CONDUCTUALES
Etiología del trastorno de pánico y la agorafobia: origen y mantenimiento
Lic. Ana Georgina García Palomino
B. TEORÍA DE LOS DOS FACTORES (1950).
Es una de las teorías que más han ayudado a la explicación de la adquisición de las fobias, en términos de condicionamiento.
TEORÍAS COGNITIVO CONDUCTUALES
TEORÍAS COGNITIVO CONDUCTUALES
C. MODELOS DE PROCESAMIENTO DE INFORMACIÓN: Beck, Clark y Salkovskis
A. Explicación de las sensaciones corporales producidas durante una crisis.
Las personas estamos genéticamente programadas para detectar posibles peligros. Éste es un mecanismo adaptativo para nuestra supervivencia y acompaña a la emoción de miedo. Cuando nuestro cerebro detecta un peligro (real o imaginario, es decir, que interpretamos como peligroso algo que realmente no lo es),automáticamente se pone en marcha el sistema de alarma; es decir, se activa una parte del SN y se producen una serie de cambios fisiológicos con los que el organismo se prepara para afrontar el peligro.
QUÉ ES UNA CRISIS DE PÁNICO, POR QUÉ OCURRE Y POR QUÉ SE REPITE: Explicación para el paciente (Rosa & Roca 1998).
Los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOS) eran eficaces en el pánico pero no en la ansiedad general; por el contrario, las benzodiacepinas eran eficaces en la ansiedad perno en el pánico
1. La especificidad de determinados fármacos
2. Se podían inducir ataques de pánico con láctato sódico en pacientes con pánico, pero no en controles.
3. Las crisis, sobre todo al inicio del trastorno, generalmente se producían espontáneamente sin un estímulo desencadenante.
4. Encontró un componente genético en el pánico en estudios con familias y gemelos
5. La mitad de los pacientes agorafóbicos habían sufrido ansiedad por separación en la la infancia.
1. TEORÍA DEL LOCUS COERULEUS (Teoría Noradrenérgica)
El locus coeruleus es un núcleo localizado en la protuberancia del tronco cerebral y contiene más de 50% de las neuronas noradrenérgicas del sistema nervioso centra. Este núcleo envía proyecciones al hipocampo, a la amígdala, al lóbulo límbico, y al cortex.
Esta teoría mantiene que las crisis de pánico se deben a una excesiva liberación de noradrenalina en el locus coeruleus. Diferentes estudios apoyan esta hipótesis, aunque otros la refutan.
2. TEORÍA CATECOLAMÍNICA
Esta teoría considera que el origen de las crisis de pánico está en el aumento de algunas catecolaminas, especialmente de la adrenalina. Sin embargo, otros estudios han encontrado un aumento de catecolaminas en personas bajo estrés y en otros trastornos de ansiedad sin ataques de pánico. Hay estudios que tras inducir ataques de pánico en el laboratorio, no han encontrado siempre un aumento de catecolaminas.
3. HIPERSENSIBILIDAD AL DIÓXIDO DE CARBONO
Algunos estudios mostraron que los pacientes con pánico podían sufrir crisis inducidas haciéndoles respirar dióxido de carbono. Pensaron que quizá se debía a que otros pacientes tuvieran quimioreceptores hiper sensibles al CO2. Esta hipersensibilidad podría ser la responsable de una hiperventilación crónica (con el fin de disminuir los niveles de CO"), y todo ello produciría los ataques de pánico. Klein cree que esta teoría explicaría la tendencia a la aparición de crisis de pánico en los estados de alta concentración de CO2 (por ejemplo, en el sueño profundo no-REM, en el período premenstrual o, incluso durante la relajación).
4. TEORÍA METABÓLICA PANICOGÉNICA DEL LACTATO
Es la teoría biológica que más estudios ha producido. Sobre 1950 encontraron que los pacientes con "astenia neurocirculatoria" producían niveles altos de lactato cuando hacían ejercicio. Otros autores, años más tarde, administraron infusiones de lactato a pacientes con trastorno de pánico y a un grupo control no. Una de las hipótesis más aceptadas para explicar este fenómeno es que el lactato produce hipocapnia (reducción de CO2) intracerebral transitoria.
5. TEORÍA SOBRE LA HIPERVENTILACIÓN (HV)
En los años 90 se concluye que lo más comprobado a lo largo de las investigaciones sobre el pánico es su vinculación con la hiperventilación.
La hiperventilación produce hipocapnia y aumento del pH sanguíneo y ambos producen taquicardia, palpitaciones y sensación de falta de aire. Esto hace que el paciente respire más y más. Por un proceso de
feedback,
se aumenta la hipocapnia y la sensación de ahogo hasta desencadenar un ataque de pánico. Además, se considera la hipocapnia y la alcalosis como responsables también de otros síntomas como el mareo, la confusión y la desrealización, típicas en el pánico.
Los modelos biológicos han perdido relevancia explicativa ya que se basan en supuestos, la necesidad de medicación y el carácter espontáneo de los AP. Los avances de la psicología demuestran que no siempre es necesario el tratamiento farmacológico, ni los ataque AP son del todo espontáneos, sin ningún estímulo desencadenante, ya que suelen tener como desencadenante las sensaciones interoceptivas.
En el primer AP comienzan las sensaciones, muchas veces, por cambios orgánicos que escapan al control de la persona. Pero, una vez que la persona detecta los síntomas y se produce el aumento progresivo de los niveles de ansiedad y de la sintomatología, esto ocurre por las
interpretaciones
de tales sensaciones.
Mantienen que el TP es originado por condicionamiento clásico y se mantiene por el operante, a través de conductas de evitación y escape.
A esta explicación se le objetó que la hiperventilación no lleva siempre a un ataque de pánico, a lo que Wolpe Y Rowan (1989) contra-argumentaron que más que la hiperventilación en sí misma, eran los cambios endógenos aversivos los que actuarían como estímulos incondicionados.
Wolpe y Rowan (1988)
1er. AP
respuesta
incondicionada
Se asocian las sensaciones interoceptivas y
con estímulos externos, convirtiéndose ambos en estímulos condicionados, que adquieren, así, la capacidad de provocar nuevos AP
asociación
EI = hiperventilación/
desencadenante
A una alteración
endógena aversiva
(sensaciones interoceptivas)

Barlow (1988) propone un modelo multidimensional, basado también en el condicionamiento clásico, pero añade factores predisponentes o de vulnerabilidad, biológicos y cognitivos.
El 1er. ataque se produce por un disparo erróneo del sistema alarma-miedo bajo condiciones de estrés, en individuos fisiológicamente predispuestos. También dependerá de otros factores, como que el individuo tenga
vulnerabilidad psicológica
y que tenga un
conjunto de creencias
por las que asocia la evaluación de peligro y las
sensaciones interoceptivas
propias del pánico.
Barlow también afirma que el
temor
a que den nuevas crisis
aumenta la probabilidad
de que de hecho se produzcan, ya que mantiene una alta
activación del SNA
y, por tanto, las sensaciones internas que se han
convertido en estímulos condicionados.
Esta
ansiedad anticipatoria,
a su vez,
aumenta la autoobservación,
que hace más probable detectar dichas sensaciones. Todo ello refleja un
círculo vicioso
, que mantiene el trastorno. Barlow también da un papel importante a las
cogniciones catastróficas,
ya que aumentan el
miedo y refuerzan el círculo vicioso.
El organismo aprende una respuesta emocional a un EC, respuesta que es positiva o negativa dependiendo de si lo que anticipa es una recompensa o un castigo. La conducta motora (instrumental) sería emitida por el organismo en función de esa alteración emocional.
Los síntomas de TP son una respuesta condicionada adquirida por medio de la asociación entre el objeto fóbico (EC) y una experiencia aversiva (EI). Una vez que se ha
adquirido la fobia,
entran en juego las
conductas de evitación y escape,
que
reducen o eliminan la ansiedad condicionada,
lo que hace que tales conductas de escape y evitación se
refuercen negativamente, manteniendo el trastorno.
Esto se debe, por un lado, a la
imposibilidad de un nuevo aprendizaje
en el que el estímulo condicionado no lleve asociada la respuesta negativa incondicionada previa; y, por otro lado, igualmente desde el
punto de vista cognitivo, la evitación y el escape impiden las oportunidades
para que el individuo compruebe que no se repite el malestar temido.

Considera que la mente humana es un sistema que procesa información. Considera que las emociones y las conductas están determinadas por las cogniciones. A través de ellas, las personas construimos una representación interna de la realidad que nos sirve para dar significados, predecir sucesos, adaptarnos a necesidades del ambiente o modificarlo. Este procesamiento, generalmente no es perfecto, tiene sesgos.
MODELO COGNITIVO DE BECK
No son los estímulos o las situaciones las que provocan nuestras emociones y conductas, sino las interpretaciones que hacemos de ellas, es decir, las cogniciones que estarán a medio camino entre estímulo y repuesta.
Percepción de peligro
real o imaginario
Activación sistema de
respuesta de emergencia
(determinado filogenéticamente)
lucha o huida
BECK DISTINGUE:
ESQUEMAS
Representaciones mentales sobre uno mismo, nuestros valores y expectativas, sobre la realidad externa, etc., y determinan los pensamientos automáticos. Cuando están activados, tienen la función de filtrar la percepción y el acceso a las memorias, facilitan la percepción, el procesamiento y el recuerdo.
MODALIDADES
Conjuntos o categorías de esquemas interrelacionados (modalidad depresiva, modalidad amenaza-pánico, etc). También se entienden como estados, que predisponen a que se activen los esquemas congruentes con ellos. Beck también llama a las modalidades esquemas, y habla, por tanto, de esquema de amenaza, esquema depresivo, etc.
PENSAMIENTOS AUTOMÁTICOS
Productos de los esquemas y son los elementos cognitivos más accesibles a nuestra conciencia.
Como en otros trastornos, en la ansiedad y el pánico existen sesgos en el estado de ánimo, que afectan a procesos como atención, interpretación y memoria. En el pánico, se procesa selectivamente la información relacionada con el peligro. Esto hace más probable que se active el esquema de amenaza almacenada en la memoria de largo plazo. Focalización de atención en procesos/sensaciones internas lo que impide procesar la información de manera congruente y la persona interpreta sensaciones de forma catastrófica.
TEORÍAS PSICOFISIOLÓGICAS DEL FEEDBACK POSITIVO: Aportaciones de Clark y Salkouskis al modelo de Beck
SENSACIONES
INTEROCEPTIVAS
INTERPRETACIÓN
CATASTRÓFICA
ACTIVACIÓN DE LA MODALIDAD DE AMENAZA. PNE EN MARCHA LA RESPUESTA DE EMERGENCIA
CÍRCULO VICIOSO
DEL PÁNICO
FEEDBACK POSITIVO
No puede explicar por qué termina un ataque, por eso:
EHLERS, MARGRAF Y ROTH (1988) PROPONEN:
La existencia de procesos paralelos que contrarrestarían los efectos de la retroalimentación positiva. Fundamentalmente proponen dos procesos:

1. Los mecanismos de retroalimentación negativa del paciente, es decir, aspectos como la habituación o simplemente el hecho de comprobar que tras un periodo de fuertes palpitaciones, la consecuencia catastrófica temida no ha ocurrido.

2. Las estrategias de afrontamiento del propio paciente: por ejemplo, la respiración len puede reducir la ansiedad en su nivel fisiológico; algunas técnicas de distracción serían más útiles a un nivel perceptivo; y ciertas técnicas cognitivas, como la reatribución de las sensaciones corporales, modularían la asociación que el paciente establece entre las sensaciones y el peligro. Pero también puede ocurrir lo contrario.
EXPERIENCIAS TRAUMÁTICAS FUERA DE CASA
Accidentes, desmayo, atraco... bien de forma directa o vicaria. Normalmente, en la agorafobia, las experiencias traumáticas suelen ser más bien tener un ataque de pánico y experimentar miedo intenso ante las sensaciones durante el ataque.
ATRIBUCIÓN ERRÓNEA O CONDICIONAMIENTO SUPERSTICIOSO.
Si la persona se encuentra en un lugar, fuera de casa, o estaba realizando alguna actividad en el momento de sufrir una crisis de ansiedad o experimentar sintomatología física intensa y desagradable, la persona puede atribuirlo erróneamente a las situaciones ambientales en las que ocurren, de manera que a partir de ese momento, tales situaciones son temidas y evitadas. Además, habría progresivamente un proceso de generalización a otras situaciones y actividades.
Las personas con agorafobia suelen tener un locus de control externo respecto de las crisis de pánico, lo que contribuye al proceso de atribución errónea y a la posterior evitación.
PREPARACIÓN BIOLÓGICA
Implica que las personas estamos genéticamente preparadas para sentir miedo ante determinadas situaciones. Sin embargo, habría que especificar la base biológica exacta para no incurrir en una explicación círculo, dado que el concepto de preparación simplemente sería inferido de aquello que pretende explicar, la selectividad de las situaciones temidas.
1. Nuestro cuerpo libera las conocidas adrenalina y noradrenalina, que producen una sensación de nerviosismo e inquietud.
2. Aumenta la tasa cardiaca, de modo que sentimos el corazón latir más y más fuerte. Nuestros músculos disponen de más sangre para tener las fuerzas suficientes para hacer movimientos rápidos y fuertes para atacar o huir.
3. Se produce hiperventilación (HV); respiramos más cantidad de aire y más de prisa, preparando también a nuestro cuerpo para la lucha o huida. La hiperventilación hace que tengamos más oxígeno en la sangre y que notemos ciertas sensaciones internas (realizar ejercicio).
4. La sangre se concentra en las áreas del cuerpo donde podría ser más necesaria en una situación de peligro. Por tanto, queda menos sangre en otras zonas, por ejemplo, las manos, pudiendo dar lugar a temblor, hormigueo, etc.
4. Las pupilas se dilatan, con lo que estamos preparados para detectar mejor cualquier estímulo que pudiera ser peligroso. Esto puede hacer que percibamos las cosas en forma extraña.
5. Sentimos miedo y tendremos que huir para ponernos a salvo.

Todos estos cambios serían útiles ante peligro real. Pero, si en vez de tomarlos como "normal", pensamos que esas sensaciones son peligrosas, se activará aún más el sistema de alarma y por tanto las sensaciones y el miedo aumentarán.
B. EXPLICACIÓN DEL CÍRCULO VICIOSO DEL PÁNICO
Como decíamos, las crisis de pánico, se producen al ponerse en marcha a llamada respuesta de alarma que es un mecanismo reflejo del organismo. Esta respuesta de alarma, tiene el objetivo de ponernos a salvo cuando estamos en una situación peligrosa para nuestra supervivencia (haciéndonos huir, buscar ayuda, etc.)
Pero lo que ocurre en los ataques de pánico, es que esta respuesta de alarma se activa sin que exista un peligro real. Esto se produce porque evaluamos como peligrosas ciertas sensaciones internas que, en realidad, no pueden hacernos ningún daño y que todos podemos experimentar, en mayor o menor grado, cuando estamos nerviosos.
B. EXPLICACIÓN DEL CÍRCULO VICIOSO DEL PÁNICO (continuación)
Las sensaciones internas experimentadas en el pánico, suelen ser algunas de las siguientes: palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardiaca; sudor, escalofríos o sofocaciones; temblores o sacudidas; sensaciones de ahogo o falta de aliento; sensación de atragantarse; opresión o malestar en el pecho; náuseas o molestias abdominales; mareo e inestabilidad; sensación de irrealidad, confusión o sentirse como separado de uno mismo, y sensación de entumecimiento u hormigueo.
Esto se origina en la primera crisis, por estar ya ansioso o por cambios biológicos. Al notar las personas estas sensaciones, piensa que son extrañas o desagradables y se interpretan como peligrosas. Conforme piensa en ello, y se autoobserva, empieza a tener miedo, el miedo aumenta la ansiedad y las sensaciones corporales, se piensa que no se es normal, se trata de evitar la situación y se activa con mayor fuerza el sistema de alarma.
Full transcript