Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Relaciones con los demas

La Importancia de las relaciones.
by

jony sunday

on 25 August 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Relaciones con los demas

Elaboro: Jony Sunday
La Contienda y el distanciamiento
A veces no entendemos la importancia de tener buenas relaciones entre nosotros en la Iglesia, por lo tanto permitimos que haya contienda y distanciamiento y muchas veces no damos cabida a la reconciliación y sobre todo al perdón y a la unidad. ¿pero es así para lo que fuimos llamados para esto nuestro señor Jesús creo la iglesia?
Veamos las siguientes escrituras.

Para entender la importancia de tener buenas relaciones con los demás.

Mateo 18:20 Porque donde están dos ó tres congregados en mi nombre, allí estoy en medio de ellos.

prov. 3:30 No pleitees con alguno sin razón, Si él no te ha hecho agravio.

3:32 Porque el perverso es abominado de Jehová: Mas su secreto es con los rectos.

3:33 La maldición de Jehová está en la casa del impío; Mas él bendecirá la morada de los justos.

3:34 Ciertamente él escarnecerá á los escarnecedores, Y á los humildes dará gracia.


Las escrituras anteriores nos dan una lección de lo que no debemos hacer, ciertamente son una llamada de atención a los que buscan la pelea y la confrontación; pero lo que debemos tomar en cuenta en estas escrituras es que Dios abomina a los perversos y escarnecedores. Debemos tener mucho cuidado de no caer en maldición (prov 3:33) a causa de las contiendas y confrontaciones, y mucho menos que estas se den dentro de la iglesia (cuerpo de cristo) y con los hermanos. Antes bien busquemos ser justos para que Dios bendiga nuestra morada(prov. 3:33)

Deut. 5:16 Honra á tu padre y á tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.
5:17 No matarás.
5:18 No adulterarás.
5:19 No hurtarás.
5:20 No dirás falso testimonio contra tu prójimo.
5:21 No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni ninguna cosa que sea de tu prójimo.


Si en las escrituras anteriores como hemos visto, estamos llamados a tener buenas relaciones con nuestro prójimo, cuanto mas debemos cuidar las relaciones con los hermanos en la iglesia, evitando pleitos y contiendas. (Gal 6:1- 10; col 6:11-17; Rom 14:16-19)
y no siendo superficiales llevando la amistad a una gran amistad, la hermandad a una gran hermandad, las relaciones a grandes relaciones, no juzguemos, no despreciemos, no ignoremos a los demás, no seamos presumidos, arrogantes e hipócritas; hagamos bien a todos; todo por la gran edificación del cuerpo de cristo, la iglesia.
Hermandad en la Iglesia
Muchas veces pensamos que solo la relación con Dios es suficiente y los demás no nos importan, pensamos que estando bien con Dios los demás son lo de menos; pero ¿se puede estar bien con Dios menospreciando a los demás y no amando a nuestro prójimo? En el decálogo o los diez mandamientos, (deut 5:16 -20) seis de diez estatutos o sea el 60% de los mismos tratan de la relación con el prójimo, y por orden de importancia primeramente buscan una relación inquebrantable entre hijos y padres. (deut 5:16)

Gálatas 6:1 HERMANOS, si alguno fuere tomado en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restaurad al tal con el espíritu de mansedumbre; considerándote a ti mismo, porque tú no seas también tentado. 6:2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros; y cumplid así la ley de Cristo. 6:3 Porque el que estima de sí que es algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña. 6:4 Así que cada uno examine su obra, y entonces tendrá gloria sólo respecto de sí mismo, y no en otro. 6:5 Porque cada cual llevará su carga. 6:6 Y el que es enseñado en la palabra, comunique en todos los bienes al que lo instruye. 6:7 No os engañéis: Dios no puede ser burlado: que todo lo que el hombre sembrare, eso también se segara. 6:8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.
6:9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; que a su tiempo segaremos, si no hubiéremos desmayado. 6:10 Así que, entre tanto que tenemos tiempo, hagamos bien a todos, y mayormente a los domésticos de la fe.
Romanos 14:1 RECIBID al flaco en la fe, pero no para contiendas de disputas. 14:2 Porque uno cree que se ha de comer de todas cosas: otro que es débil, come legumbres. 14:3 El que come, no menosprecie al que no come: y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha levantado. 14:4 ¿Tú quién eres que juzgas al siervo ajeno? para su señor está en pie, o cae: más se afirmará; que poderoso el Señor para afirmarle. 14:8 Que si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así que, o que vivamos, o que muramos, del Señor somos. 14:9 Porque Cristo para esto murió, y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. 14:10 Mas tú ¿por qué juzgas a tu hermano? o tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? porque todos hemos de estar ante el tribunal de Cristo. 14:13 Así que, no juzguemos más los unos de los otros: antes bien juzgad de no poner tropiezo o escándalo al hermano. 14:17 Que el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo por el Espíritu Santo. 14:18 Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es acepto a los hombres. 14:19 Así que, sigamos lo que hace a la paz, y a la edificación de los unos a los otros.
Hermanos estamos llamados a practicar la humildad, la bondad, la tolerancia, el sufrimiento, la caridad, el perdón, el amor, en una verdadera imitación de las cualidades de cristo nuestro señor, solo así se nos considerara verdaderos discípulos de Él. (Col 3:12-13) para poder alcanzar la verdadera paz en nuestros corazones.

Humildad, tolerancia, sufrimiento, caridad, perdón
Colosenses 3:12 Vestíos pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañas de misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de tolerancia; 3:13 Sufriéndolos los unos á los otros, y perdonándoos los unos á los otros si alguno tuviere queja del otro: de la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. 3:14 Y sobre todas estas cosas vestíos de caridad, la cual es el vínculo de la perfección. 3:15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, á la cual asimismo sois llamados en un cuerpo; y sed agradecidos. 3:16 La palabra de Cristo habite en vosotros en abundancia en toda sabiduría, enseñándoos y exhortándoos los unos a los otros con salmos é himnos y canciones espirituales, con gracia cantando en vuestros corazones al Señor. 3:17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra, ó de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias á Dios Padre por él.
Conclusión
En conclusión estamos llamados a perdonar, amar y relacionarnos en una hermandad llena del Espíritu Santo. Tratando de imitar el amor de Dios, el cual se demostró para con nosotros al enviar a su hijo unigénito, que nos enseño lo mismo amar al Padre, al hijo y al ES. Así como a nuestro prójimo (1ra.Jn 4:7-11; 4:20-21)

1 Juan 4:7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Cualquiera que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 4:8 El que no ama, no conoce a Dios; porque Dios es amor. 4:9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. 4:10 En esto consiste el amor: no que nosotros hayamos amado a Dios, sino que él nos amó á nosotros, y ha enviado a su Hijo en propiciación 4:11 Amados, si Dios así nos ha amado, debemos también nosotros amarnos unos a otros.
El Decálogo
El Amor unos a otros
1ra Jn 4:20 Si alguno dice, Yo amo á Dios, y aborrece á su hermano, es mentiroso. Porque el que no ama á su hermano al cual ha visto, ¿cómo puede amar á Dios á quien no ha visto? 4:21 Y nosotros tenemos este mandamiento de él: Que el que ama á Dios, ame también á su hermano.
Full transcript