Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Emprendedores FCA

No description
by

MSc. Gabriel Ayala Bolaños

on 9 September 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Emprendedores FCA

Emprendedores FCA
1. “Es un error pensar que únicamente montas tu empresa para ganar dinero”
“Si sólo estás pensando en hacerte rico, vas por muy mal camino. Tienes que tener vocación de empresario. Plantéate primero qué tipo de empresa quieres crear, y con qué proyección de futuro. Hay emprendedores que montan su negocio únicamente porque se quedan en paro y no tienen –o no ven– otra salida. Es una fuente continua de problemas. Por mucho que te asocies con personas motivadas, si algo sale mal, tirarás la toalla a la primera de cambio”.
5. “Huye de exageraciones en tu plan de negocio”
“Tu plan de negocio tiene que ser realista, nada de ‘vamos a ser líderes mundiales, conquistaremos el 1% del mercado chino, no tenemos competencia, nuestra tecnología es única’. Un plan no deja de ser una venta. De hecho, la primera acción de tu empresa es la venta de tu compañía a tus inversores, tanto si es a un banco, como a un inversor privado...”
8. “Agárrate a tu nómina”
“Si tú o alguno de tus socios disponéis de una nómina, mantenedla y compaginad vuestro trabajo con la actividad emprendedora hasta que el negocio arranque. Aunque implique un doble esfuerzo, si hay problemas, puede ser un aval frente a un incremento de crédito”.
(Yolanda Chía, emprendedora).

9. “La forma jurídica, los impuestos, los contratos… todo eso es lo más fácil”
“Los obstáculos con los que te encuentras no suelen ser los que prevés. Hay cuestiones que parecen difíciles y que se resuelven pagando 170 euros a un notario. Los problemas son otros: normas contra incendios, licencias para manejar sustancias peligrosas o la necesidad de elaborar un proyecto antes de levantar una nave”.
(Pablo Sanagustín, fundador de Arelux).

10. “¿A que se te ha olvidado que vas a tener competencia?”
“Por si no te lo han dicho todavía, ¡siempre vas a tener competencia! Antes, durante… y después de poner en marcha tu negocio. Una primera señal para saber si tu plan de empresa funciona (o no) es cuando reflejas en él que no tienes competencia o se te olvida mencionar cómo es la misma. Y por competencia no sólo me refiero a la directa, también la indirecta. Es verdaderamente difícil que estés solo en el mercado”.
(Ignacio Bao, fundador de Bao & Partners).

6. “No da lo mismo en qué momento lanzas al mercado tu empresa”
“Planifica y decide la creación de tu empresa con antelación, procurando, siempre que te sea posible, que el inicio de tus operaciones coincida con el año natural. No pienses en las subvenciones como base de tu empresa cuando quieras empezar un negocio… lo único que conseguirás es perder tiempo. Eso sí, infórmate de las exenciones y ayudas que existen para emprendedores”.
(Ignacio Bao, fundador de Bao & Partners).

7. “Una buena agenda no sustituye nunca a la planificación comercial”
“Los emprendedores confiamos demasiado en nuestras agendas y pensamos que un negocio crece porque sí. Nosotros creíamos que bastaba con una web y con la buena acogida de nuestro producto, pero después de agotar nuestros contactos, y hasta que los clientes empezaron a repetir, empezó el problema de introducirnos en el mercado e implantarnos”.
(Daniel Aixelá, fundador de Coccions).

3. “Tú no vendes lo que quieres, sino lo que la gente desea comprar”
“Cuando arrancas con tu negocio, no es tan importante hacer un business plan perfectamente definido a tres años como saber de dónde vendrán tus ingresos. Para hacerlo bien, no sólo tienes que echar cuentas, también deberás salir a la calle y hablar con clientes potenciales y con gente de tu sector. Esto te llevará, seguramente, a rehacer tu idea inicial. Un buen plan y un estudio de mercado hecho por el propio emprendedor, puerta a puerta, es garantía razonable de éxito”.
4. “No le des más vueltas... y ¡monta ya tu empresa!”
“Si ya has entregado los papeles, aunque no hayan pasado todavía por los trámites administrativos, ya puedes comenzar a operar con tu empresa aprovechando los vacíos legales. Si te esperas a recoger la documentación, puede que dejes en el camino clientes, períodos de carencia o que salgas en un mes que puede no ser el mejor para tu negocio”
2. “Nos desenfocamos con tanta facilidad…”
“Los emprendedores nos olvidamos del objetivo principal de una empresa: vender, vender y vender. Céntrate en la calidad y en el momento de venta de tu producto o prestación de tu servicio, y en tener un buen departamento postventa. Y el resto, subcontrátalo. Supervísalo, pero externalízalo: tanto lo que no sepas hacer como lo que te requiera un esfuerzo que te quite de vender. Si sueñas con tu idea en lugar de con las cuentas, se te van a ocurrir muchas más ideas. Pero, cuidado, eso no significa desentenderte”.
(Javier Carril, co-fundador de ExeCoach).
(Antonio Pedrosa, emprendedor).
(David Pérez García, fundador de Damtec).
(Antonio Pedrosa, emprendedor).
(Ramom Nogueira, emprendedor).
50 de los mejores consejos para emprendedores tomadas de la experiencia real de los mejores
11. “¿Esperar a los clientes sentado? Un error”
“No puedes abrir la puerta de tu empresa y comenzar a pensar en ese momento en có-mo captarlos. Ese trabajo lo deberías haber hecho antes. Lo mejor es contar con algunos clientes que te aseguren un mínimo de ingresos o, por lo menos, tener claro cómo van a entrar por tu puerta. Los negocios primerizos suelen estar poco capitalizados y no pueden vaciar sus recursos antes de tiempo”.
(José Castillo Navarro, fundador de Xul Comunicación Social).

12. “¿Qué socio hace qué?”
“Cada fundador tiene que expresar claramente qué quiere obtener del proyecto empresarial. Es fundamental que los objetivos estén alineados y para ello un ejercicio muy útil es analizar posibles escenarios. También es importante identificar los roles que van a ser necesarios en la empresa. Defínelos con precisión y establece por escrito qué funciones asumirá cada socio. Esto te ayudará a prevenir problemas en el futuro e incluso a abortar a tiempo un proyecto con riesgo de conflicto”.
(Lucas Rodríguez Cervera, emprendedor).

13. “Si no vas a poder pagar… ¡no contrates!”
“Vamos a ser coherentes, que luego vienen los remordimientos. Si tu empresa no tiene volumen todavía para contar con un trabajador más en plantilla para que se encargue de un área concreta que necesita apoyo, subcontrata ese servicio hasta que puedas pagar a un empleado propio. Por un lado, vas a reducir los gastos, sin renunciar a obtener servicios de valor contratados a terceros. Por otro, no le vas a hacer perder el tiempo... y el esfuerzo ¡a nadie! Es fundamental saber los recursos humanos que debes de emplear en cada departamento y no crear falsas expectativas cuando estás empezando. Piénsatelo dos veces antes de cometer este error. No confundas un pico de producción con una necesidad a largo plazo de tu empresa”.
(Javier García y Miguel Ángel Lubián, fundadores de Instituto CIES).

14. “No te confíes: tus empleados pueden no tener tus mismas aspiraciones…”
“Al principio, los empleados se entusiasman con el proyecto, pero a medida que ven cómo la empresa va creciendo, quieren más. No todos los profesionales tienen tus mismas aspiraciones, aunque en los procesos de selección afirmen e incluso rubriquen un compromiso con los objetivos de la empresa... que luego muchos olvidan”.
(Alejandro Barquero, fundador de Consoltic).

15. “Pide siempre tres presupuestos a la hora de buscar proveedores”
“Además, exige siempre un descuento sobre el primer presupuesto que te entregue un proveedor. Estas dos prácticas las llevo a rajatabla desde que puse en marcha mi empresa y me han ahorrado muchísimo dinero”.
(Pablo Elosúa, fundador de iVive).

16. “Tus comerciales, los mejor pagados”
“Hay áreas del negocio donde son más importantes los paquetes retributivos y el clima de trabajo. Es fundamental que determinados puestos sean atractivos para captar a gente y retenerla. No es lo único. También es necesario dedicar tiempo a estructurar tus paquetes y sistema retributivos, y a hacerlos muy competitivos. Como te podrás imaginar, el departamento más importante es el de ventas. Una red comercial que no esté motivada o formada, o que no transmita lo que la empresa quiera expresamente, es un riesgo que no te puedes permitir”.
(Javier Carril, fundador de ExeCoach).

17. “Con tus proveedores, cuánto más pesado puedas llegar a ser, mejor”
“Por desgracia tiene que ser así: Exige tus pedidos en sus fechas, sé insistente con ellos, que no se olviden de ti. ¿Cómo lograr ciertas garantías? Intenta siempre que te firmen un contrato con penalización por incumplimiento de fechas de servicio. Tú no puedes perder un cliente por un restraso de entrega de un proveedor. El significado de la palabra ‘compromiso’ no es el mismo para todo el mundo”.
(David Pérez García, fundador de Damtec).

18. “Tu éxito no es sólo tuyo, también de tu plantilla”
“No te engañes. No puedes conseguirlo sólo. Así que haz partícipes a tus empleados de los éxitos de tu negocio. Al fin y al cabo, esto es un barco lleno de tripulantes, aunque tú lleves el timón y seas el que no duerma por las noches. Si se hunde, os hundís todos. Así que, si las cosas van bien, que la tripulación se entere. Y si van mal, se lo cuentas a tu almohada”.
(Fernando Vilches Guijarro, fundador de Viajeconnosotros.com).

19. “Los emprendedores que toman decisiones por sí solos asumen un gran riesgo”
“Según crece el negocio, las decisiones se vuelven más complejas. Te resulta imprescindible disponer de varias fuentes de información antes de sacar conclusiones. Una vez dispones de datos fiables, lo mejor es recabar más de una opinión antes de tomar una decisión. Para ello, debes rodearte de personas capaces de aportar consejos constructivos… y desinteresados. Cuántos menos errores cometas, menos dinero perderás”.
(Gerard Martret, fundador de Drivania)

20. “Busca proveedores… hasta debajo de las piedras”
“En vez de buscar únicamente a proveedores de productos o de servicios que estén en el mercado, puedes llegar a posibles colaboraciones con centros tecnológicos o universidades. Se van a implicar más en tu proyecto”.
(Ana Martínez Tanco, fundador de Martan).

21. “Cuando no hay alegría en un sector, se nota”
“Y, cuando lo notas, tienes que ser cauto y tomar medidas conservadoras. De ahí la importancia de los gastos variables ‘para tener cintura’. No pasa nada por dar pasos atrás. Eso sí, trata de que no repercuta en tus clientes”.
(Antonio Pedrosa, emprendedor).

22. “Mucho ojo con los tiempos de pago de la Administración Pública”
“Mi empresa funcionaba perfectamente casi desde el inicio, la oficina no daba abasto con todo el trabajo y tuve que contratar (buena señal). Sin embargo, al trabajar con la Administración Pública, tenía enormes problemas de liquidez, puesto que me pagaban muy tarde, cuando mis pagos se tenían que hacer en el momento (empleado, copistería, alquiler, seguros...)”
(Juan Alejandro Goñi Uriarte, fundador de Klicestudio Arquitectura y Diseño).

23. “Eso de la marca está muy bien… pero, ¿te merece la pena gastarte tanto en publicidad?”
“Te cuenten lo que te cuenten lo más importante a la hora de emprender es controlar el gasto. Normalmente, al arrancar tu proyecto dispones de la tesorería obtenida por las líneas de crédito tradicionales, y como tienes en mente comenzar a recoger beneficios pronto, no reparas en la cuantía de muchas inversiones. Sobre todo, en márketing y publicidad. Es importante dar a conocer tu marca para poder comenzar a vender, pero hay que dedicarle mucho más tiempo a analizar cuánto inviertes, dónde y cuál va a ser el retorno de esa inversión”.
(Fernando Vilches Guijarro, fundador de Viajeconnosotros.com).

24. “No es cierto que sólo tengas que tratar con dos o tres entidades para financiarte”
“Tienes que moverte por todas las entidades que puedas e intentar obtener algo de cada una. Cuando alguna te cierra las puertas debes tener otra que te las abran o tu negocio no podrá continuar. No te limites únicamente a tres fuentes de financiación”.
(Jesús Martínez Ben, emprendedor).

25. “Calcula un fondo de tesorería para más de tres meses”
“A la hora de echar cuentas, lo más habitual es que en un plan financiero se calcule una tesorería para tres meses, como máximo. No es suficiente. Piensa a más largo plazo. Tienes que contar con una estructura de cobros y pagos adecuada. Si no, puede que tengas que hacer frente a problemas de ahogo financiero en tus primeros años de vida. Al principio, muchas empresas necesitan contar rápidamente con un catálogo de productos, lo que implica una cuenta de gastos muy superior a la de beneficios, y no tienen en cuenta la necesidad de garantizar también liquidez para su negocio”.
26. “Las subvenciones públicas te pueden salir el doble de caras”
“Las ayudas públicas tienen que plantearse de esta manera: primero, busco dinero para financiar esa inversión que necesito y, después, presento los papeles para ver si puedo recuperar o abaratar la inversión. Sin olvidar que puede que no te la concedan”.
(Ana Martínez Tanco, fundadora de Martan).

27. “¿Moroso insatisfecho o moroso financiero?”
“Analiza los retrasos en cualquier pago. Si se trata de un cliente, ¿es por insatisfacción o porque tiene problemas financieros? En el primer caso, deberás responder para desbloquear la deuda y poder cobrar. En el segundo caso, tienes que ser rápido para ser el primero en cobrar”.
(Javier García y Miguel Ángel Lubián, fundadores de Instituto CIES).

28. “Trabaja siempre un 50% por adelantado”
“La forma de negociar la forma de pago es determinante en la viabilidad de tu negocio. Lo más importante es hacer caja desde el minuto cero. Decir ‘pago a 30’, significa ‘pagaré a 60-90’. Los que terminan ganando siempre son los bancos, negociando nuestros cobros a cuenta de nuestro beneficio”.
(Ana Martínez Tanco, fundadora de Martan).

29. “Te vas a quedar corto con tus previsiones de ingresos… y de gastos”
“Para evitar esto tienes que tener claro que cobro no es igual a ingreso, y que gasto no es igual a pago. El desfase temporal cobro-ingreso de tus trabajos, que no eliges tú, lo tienes que ajustar mediante un desfase análogo en tus pagos-gastos, que sí negocias”.
(Juan Alejandro Goñi Uriarte, fundador de Klicestudio Arquitectura y Diseño).

30. “Es importante hacer revisiones semanales de los estados financieros”
“Puedes encontrarte con que las cifras no cuadran porque el negocio va mal o por un error de cálculo en tu plan de negocio. De ahí que debas repasar la cuenta de resultados mensualmente, compararla con el plan de negocio y estudiar por qué se producen las desviaciones”.
31. “Calcula la amortización de todas tus inversiones”
“No se pueden hacer las inversiones por impulso, sin medir el objetivo y la amortización de todas ellas. ¿Te has preguntado, por ejemplo, si para empezar con tu actividad tienes que adquirir todos los recursos que vas a necesitar o si podrías hacer muchas adquisiciones de manera paulatina viendo las expectativas de crecimiento de tu empresa? Tienes que empezar por ahí”.
(Ana Martínez Tanco, fundadora de Martan).

32. “El mejor director comercial siempre es el emprendedor”
“Nadie transmitirá a un cliente mejor que tú la pasión por tu producto. Con unos cuantos comerciales contratados, veía que yo vendía sin llegar a encender el portátil para hacer una demostración. Y no soy Superman vendiendo, únicamente el padre de la criatura. Así que dedica un alto porcentaje de tu tiempo a vender tu proyecto o producto”.
(Lucas Rodríguez Cervera, emprendedor).

33. “Tú eres la imagen de tu empresa, tú eres tu marca”
“Procura no olvidarlo nunca porque ahora tienes otras responsabilidades: tu marca va vinculada a ti en todos los actos sociales a los que acudas, a todos los correos electrónicos que envíes y a todas las conversaciones que mantengas. Con clientes, empleados, proveedores, etcétera”.
(Fernando Vilches Guijarro, fundador de Viajeconnosotros.com).

34. “La comunicación, cuánto antes y sólo cuándo la necesites”
“Si te tienes que ocupar tú de las tareas de comunicación, vas a perder un tiempo muy valioso. Además, lo más seguro es que no sepas cómo llegar a los medios. Si hubiera contado con comunicación dos años antes, ahora mismo iría un año y medio por delante en el mercado. En cuanto haces un poco de ruido, se nota. Y no hace falta buscar a una gran agencia. ¡Ah!, y sólo tienes que contratar el servicio cuando lo necesites, no tienes por qué firmar contratos anuales”.
(Antonio Pedrosa, emprendedor).

35. “Si bajan las visitas de tus comerciales, ten por seguro que descenderán tus ventas”
“Está demostrado: si en un mes baja el nivel de salidas comerciales, sabes que en los siguientes no conseguirás los objetivos de ventas que te has marcado. Y lo sabes con la anticipación suficiente como para poder compensarlo a tiempo. En muchos sectores esto es diario: si en un día no recibes tantas llamadas telefónicas, entonces no alcanzarás los objetivos previstos”.
36. “Aunque tu producto tenga un mercado potencial enorme, dirígete primero a un nicho”
“Al principio, centra todos tus esfuerzos de comunicación en ese segmento. Es más eficaz disparar con un fusil de precisión que con una ametralladora. Cuando hayas logrado clientes en ese nicho, habrás generado un conocimiento sobre tu producto que te hará más fácil abordar otros y te dará credibilidad para conseguir más recursos”.
(Lucas Rodríguez Cervera, emprendedor).

37. “Saca tu producto pronto para obtener feedback”
“No esperes a tener el producto terminado al 100% para darlo a probar. Empieza a obtener feedback lo antes posible. Es mejor ir construyendo tu producto interactivamente, recabando opiniones y probando su viabilidad comercial de forma regular, que esperar a sacar el producto perfecto”.
(Lucas Rodríguez Cervera, emprendedor).

38. “Puedes acercarte a tus clientes con una inversión mínima”
“Céntrate en fomentar el boca a oreja de tu producto o servicio. Lo has oído mil veces, pero es así. Y si es mediante líderes de opinión, mejor. Conviértete en uno de ellos dentro de tu mercado. Rebánate los sesos para hacer márketing de guerrilla. Por ejemplo, puedes extender tu mensaje a través de redes sociales”.
(Lucas Rodríguez Cervera, emprendedor).

39. “Te vale con tener información al 50% de tus clientes. No hace falta el 100%”
“Resulta fundamental montar sistemas para que la información que tienes sobre tus clientes, los productos y la actividad sea fácil de ver sin tener que hacer macroestudios todos los meses. No hace falta que sea completa. A veces con tenerla al 50% todos los meses
es suficiente. Y si eso, además, lo cruzas con los datos financieros, mejor que mejor”.
(Román Francesch, fundador de eControls).

40. “Sale uno de cada 20 proyectos… así que tendrás que presentar cientos”
“No puedes apostar todo a una única carta. Si un proyecto se viene abajo por cuestiones ajenas a tu labor profesional, tienes que tener otros en lista de espera. Los engaños, falsos sueños y espejismos son constantes, hay que anticiparse y no darse por vencido. Cuánto antes sepas que sale uno de cada 20 proyectos, mejor”.
41. “Trabaja gratis, te ayudará a abrirte mercado”
“Que abrirse hueco no es fácil, eso lo sabe todo el mundo. Al principio, para darnos a conocer nosotros regalábamos nuestro servicio (publicidad) a una empresa de un sector concreto para llegar a otras de ese mismo mercado“.
(Naiara Mandalúniz, socia directora de Mai Publicidad).

42. “No te mires tanto el ombligo”
“Las empresas más nuevas dejan de lado observar qué está haciendo la competencia. Peor puede que lo nuestro no vaya tan bien como esperábamos y no tengamos en cuenta lo que hace el resto del mercado en cuanto a innovación de producto, canales de venta… Estos indicadores me tienen que señalar mi sitio y si estoy en esa misma línea… No tiene por qué ser para hacer lo mismo que la competencia, pero sí para saber si estamos yendo por el buen camino. Es importante estar al tanto del entorno”.
(Antonio Pedrosa, emprendedor).

43. “Multiplica por dos tu estimación inicial de tiempo”
“Por muchos proyectos que hayas gestionado antes, tienes que saber que tu producto va a estar listo mucho después de lo que estimado inicialmente. Piensa qué pasaría si el producto tardase en lanzarse el doble de lo planificado: ¿Tendrías fondos para soportar una desviación de ese tipo? ¿Perderías tu ventana de oportunidad si tu producto fuese estacional? ¿Cuántos competidores podrían salir?”.
(Roman Francesch, fundador de eControls).

44. “Al final, todo se reduce a las relaciones personales. ¡Haz networking!”
“Ve a eventos de tu sector, conoce gente, vamos, haz networking. Al final, las relaciones humanas son fundamentales. Para hacer negocios es básico conocer a las personas. Este consejo es fácil de ver con este ejemplo: no es lo mismo recibir un correo electrónico comercial de alguien que no conoces, que una llamada de alguien con el que has charlado en un evento de redes sociales, y del que tienes un primer impresión; o incluso que te lo recomiende algún amigo”.
(Ángel María Herrera, fundador de Grupo Evoluziona).

45. “No tengas prisa por crecer”
“Deberías abordar un proceso de crecimiento sólo cuando tengas un modelo de gestión definido, estable y fiable y te acompañe una clientela afianzada y muestres una capacidad para seguir manteniendo o mejorando tu cifra de negocio con los mismos patrones de calidad. Crecer implica financiación, recursos humanos y mayor dificultad de gestión. Es una decisión complicada y no exenta de riesgos”.
46. “Tienes el sentido del riesgo hipertrofiado... lo que pasa es que tú no lo sabes”
“Sólo cuando miras hacia atrás y ves que detrás de muchos de tus logros se escondían también riesgos de los que no eras consciente en caliente, te das cuenta de que podrías haber estado a punto de tirar todo por la borda. Un poco de más sentido del riesgo te hubiera ayudado a tomar decisiones que mitigaran el peligro sin dejar de tener espíritu emprendedor”.
(Ezequiel Navarro, fundador de Grupo Premo).

47. “Emprender, si tienes pareja o una familia, no es sólo cosa de uno”
“No puedes tener dos guerras abiertas: una, en la oficina, y la otra, en casa. Tu familia tiene que compartir contigo el proyecto en el que te embarcas. Esto supone hablar claramente, hacer sacrificios (horas, sobre todo)… para ver si compensa. Puede que no interese si todas las partes de la familia no están de acuerdo”.
(Ignacio Bao, Fundador de Bao & Partners).

48. “Delega, delega, ¡ah!, y delega”
“No lo quieras hacerlo tú todo. Está bien supervisar, implicarte, y estar al tanto de lo que ocurre en tu empresa. Pero debes saber delegar en aquellos en los que confías. Además, tu abogado, sabe más que tú de leyes; tu contable, más que tú de números; y tu comercial, más que tú de técnicas de ventas. Por lo tanto deja a la gente que haga su trabajo y reúnete con ellos periódicamente para ver la evolución de cómo van las cosas. Recuerda que no se trata de desentenderte, sino de coordinar un equipo de trabajo con muchas piezas. Cuánto antes lo hagas, antes obtendrás resultados para tu negocio”.
(Fernando Vilches Guijarro, fundador de Viajeconnosotros.com).

49. “Tú eres tu empresa, así que aprende a gestionarte a ti mismo”
“La primera empresa eres tú mismo… tú eres la empresa interna. Cuánto mejor te gestiones (tus tiempos, posicionamiento en las relaciones que estableces, pensamientos e ideas), más centrada estará tu empresa externa. Por contra, si no sabes gestionarte, se reflejará en tu negocio”.
(Ana Molina Gavilán, autónoma del sector Formación y Asesoramiento).

50. “Cuidado con las otras crisis, esas que no se ven”
“Piensa que no sólo te enfrentarás a periodos de crisis económicas. También tendrás que afrontar las sectoriales, que no tienen por qué coincidir con las crisis económicas nacionales e internacionales, sin olvidar las de tu propio negocio, como, por ejemplo, cuando uno de tus mejores empleados se va a la competencia porque le están ofreciendo más dinero (y tú no puedes igualar la oferta). Por eso tienes que aprender todo lo que puedas sobre tu sector antes de montar la empresa y una vez esté en marcha. Al principio, todos queremos hacernos ricos y se nos olvida todo esto… o sencillamente es que ni te lo planteas. Y cada crisis hay que afrontarla de una forma diferente porque tiene una raíz diferente: puedes sobrevivir a una crisis económica con medidas conservadoras y caer en una crisis interna”.
Full transcript