Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

13 sucesos que han marcado mi vida

No description
by

Laura Santana

on 18 January 2017

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of 13 sucesos que han marcado mi vida

4
16, 17 y 18
1
4 años
2
9 años
3
10 años
7
5
19 años
21 años
A la edad de 21 años por fin retomé mi vocación entrando a la ENOL en la Lic. en Primaria fue un hecho que me marcó ya que no tuve la oportunidad de concluir por cuestiones de salud sin embargo aprendí a no darme por vencida.
8
23 años
En esta etapa tuve la dicha y la bendición de ser madre por segunda vez, fue un hecho que me marcó debido a que aprendí a como dar mi corazón y atención a dos grandes tesoros sin que ninguno se sintiera más o menos querido que el otro.
6
20 años
En el año 2003 Dios me dio la gran dicha de ser madre poniendo en mis brazos a mi primer hijo y dándome la bendición y oportunidad de estar bajo mis cuidados, fue un acontecimiento que me dio la oportunidad de valorar más a mis padres y de conocer la capacidad de amar que hay dentro de mí, de descubrir el amor incondicional, de aprender a ser madre, de disfrutar cada desvelo, de compartir cada preocupación, etc.
13 sucesos que han marcado mi vida
Cuando tenía la edad de 4 años falleció mi Papito chuy; dejando un gran vacío en mí, fue un hecho que en su momento no estuve consiente por la corta edad pero sí llena de recuerdos admirables, de amor, paciencia y tolerancia por parte de él, sin embargo con el paso del tiempo admiro y agradezco cada momento, desvelo, preocupación y cuidados que tuvo conmigo. De él aprendí que cuando uno realmente quiere algo y lo valora, en verdad sí es posible cambiar y dejar los malos momentos atrás.
En el año 1993 la situación económica en familia no era algo estable por lo que me tuve que incorporar a una escuela de gobierno en cuarto grado de primaria, sin embargo tuve una maestra muy tradicionalista la cual aun usaba los golpes para que uno de niño cumpliera con las tareas, y por provenir de una escuela de paga me discriminaba y se burlaba de mí en frente de mis compañeros; de esta experiencia desagradable valoré la verdadera amistad y el compañerismo ya que nadie me discriminaba excepto la maestra a pesar de ella propiciaba, me hizo crecer y aprender a no darle importancia a quien no la tiene,
Considero que en esta edad y esta experiencia fue la que marcó principalmente mi vocación como docente, entré a quinto grado en Apatzingán Michoacan, tuve la dicha de conocer a la Maestra Bertha Alicia Zaragoza Sierra la cual es una persona que admiré y quería ser como ella, llena de alegría, tolerancia, paciencia, amor por su trabajo y no era la típica maestra tradicionalista, si no tod lo contrario siempre sorprendía y explotaba o permitía que descubriéramos capacidades que no sabíamos que podíamos hacer.
Ésta fue una etapa maravillosa donde retomé y recordé a mi maestra de quinto, esto sucedió por azares del destino puesto que un día sólo iba a pedir requisitos al templo para la primera comunión de mis primas y al final forme parte del gruo de catequesis durante tres años, los cuales disfruté al máximo dando clases, y reafirmando mi vocación.
A esta edad fue una etapa muy importante en mi vida ya que fue cuando decidí casarme, me marcó para toda la vida pues maduré, valoré y vi la vida de otra perspectiva.
A los 29 años de edad tuve nuevamente la gran bendición de ser madre por tercera vez dándome una alegría inmensa pero sobre todo aprendiendo que a pesar de los tres ser mis hijos saber que cada uno requiere de atención y trato diferente pero a su vez todos por igual, a veces es una labor complicada pero maravillosa.
9
29 años
Este suceso cambio en parte la forma de ver todo lo que me rodea, todo lo que viví, todo lo que hice y deje de hacer, fue un hecho en el que estuvo en riesgo tanto la vida de mis hijos pero en especial la mía, le agradezco infinitamente a mi hijo mayor el que me haya salvado la vida y me haya defendido como él podía ya que de no ser por él, en este momento no estaría aquí. Este hecho me hizo defender y proteger a capa y espada de quien sea a mis hijos, aprendí a darme cuenta de la gran gran mujer que soy, a valorarme a quererme, a explotar todas mis capacidades y a no importarme el qué dirán, a preocuparme aun más por el bienestar de mis hijos y del mío a descubrir que no debo preocuparme , ni estresarme exageradamente ante cualquier situación, a tomar las cosas de la mejor manera posible sin alterarme y sobre todo a descubrir que la vida es hermosa y maravillosa dependiendo de la forma que uno quiera vivir si amargado o feliz.
10
30 años
A los 31 años de edad por fin retomé nuevamente mis estudios en la ENOL en la Lic. en Preescolar, con el firme propósito de esta vez terminar mi carrera por mi y por mis hijos; este hecho me marcó debido a que tuve la oportunidad de darme cuenta y valorar a mi familia y saber de todo el apoyo que son capaces de brindarme para poder ejercer futuramente lo que me apasiona y sacar adelante a mis hijos. Además de conocer a grandes personas y grandes maestros de los cuales siempre aprendo.
11
31 años
Desgraciadamente me diagnosticaron EM a mi corta edad, sin embargo no me he dado por vencida ni lo pienso hacer, al contrario me ha dado la fortaleza y sabiduría para saber afrontarlo y tratar de llevar una vida normal . Aunque aun no le he dicho nada a mis padres ni a mis hijos por que se que les va afectar y no quiero que preocupen sino al contrario hay que ver todo lo positivo que hay de cada vivencia.
Ésto me ha hecho valorar aun más a mis hijos, a mis padres, mis hermanos y hasta la vida misma, me ha hecho también en preocuparme y pensar en el futuro de mis hijos y de mi.
12
32 años
Hace pocos días me dieron un diagnóstico no favorable de mi segundo hijo, a veces siento que me derrumbo y que ya no puedo, pero volteo atrás y veo las miradas de mis hijos y sé que no lo voy a permitir pues yo soy su fortaleza, he aprendido a caerme y a levantarme más fuerte cada vez, y son pruebas que Dios nos pone cada día para hacernos valorar, recapacitar y crecer como personas
13
33 años
Full transcript