Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La enseñanza de lo visual en la argumentación; una tarea pendiente

VIII Jornadas de Investigación en Filosofía para profesores, graduados y alumnos Filosofía. 28 de abril de 2011
by

Alejandro López García

on 15 April 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La enseñanza de lo visual en la argumentación; una tarea pendiente

En teoría de la argumentación se define en general “argumento” como un conjunto de enunciados. Esta noción supone entonces que el razonamiento solo tiene una expresión verbal. Bibliografía:

Groarke, Leo. “Logic, Art and Argument”. Informal Logic, Vol. 18, N 2 y 3, 1996: pp. 105-129.

Johnson, Ralph H. "Why ‘Visual Arguments’ aren’t Arguments." In Hans V. Hansen, Christopher Tindale, J. Anthony Blair and Ralph H. Johnson (Eds), Informal Logic at 25, University of Windsor, CD-ROM. 2005 En este trabajo nosotros propondremos ampliar esta noción, junto con autores como Roland Bartes, Stephen Heath, Martin Jay, etc., de modo tal de poder incluir la expresión de razonamientos, o partes de los mismos, por medio de imágenes visuales no verbales. Entre las muchas razones para incluir las imágenes en el análisis de los argumentos está el efecto de los medios de comunicación en la opinión pública. Hay ejércitos de profesionales buscando generar persuasión a través de las imágenes, frente a un público que las enfrenta sin entrenamiento para evaluarlas. Necesitamos enseñarles a los alumnos a detectar, analizar y evaluar imágenes visuales no verbales. Nuestra propuesta consistiría en incorporar el análisis de los argumentos visuales dentro del marco conceptual de la lógica informal. Sin embargo, las mismas características atribuibles a las imágenes no verbales, pueden atribuirse a los argumentos verbales: carácter persuasivo e implícito, emotividad, vaguedad. Y a la inversa la característica definitoria de los argumentos verbales, es decir su estructura premisa-conclusión, también puede atribuirse a las imágenes. Para dar cuenta de los argumentos visuales primero debemos reconocer las declaraciones verbales. También debemos considerar afirmaciones, negaciones, y fundamentalmente la concatenación de las declaraciones como si fuera un conjunto de declaraciones verbales, funcionando como las razones de una conclusión. Una vez identificadas estas estructuras, recién entonces podemos aplicar las teorías de la argumentación desarrolladas por los lógicos, retóricos y pragmadialécticos. Entonces podemos aplicar sus estándares:
1. La aceptabilidad de las premisas
2. El tipo de implicación (deductiva o inductiva)
3. La efectividad del argumento en relación con su público o contexto.
4. El patrón de razonamiento que expresa: argumento por analogía, modus ponens, etc, o si constituye una falacia A partir de la aplicación de estos criterios, podemos ir más allá de una apreciación estética, del entretenimiento o de una simple depreciación, y reconocer los argumentos visuales como movimientos realizados en un intercambio argumentativo al cual debemos responder con un análisis crítico de tipo especial. Vocabulario utilizado por Groarke:

Argumentos “visuales”
Imágenes visuales no verbales (o brevemente imágenes visuales)
Declaración visual
Vocabulario visual
Contexto de la declaración visual
Concatenación de declaraciones visuales funcionando como las razones de una conclusión
Afirmación y negación visual
Argumentos visuales individuales
Series de argumentos visuales y verbales
Argumentos visuales simples y extendidos
Estándares (criterios) de buena argumentación
Falacia de equívoco visual Argumento Noción ampliada Necesidad didáctica Argumento visual Propuesta Dificultades Una de las dificultades por las cuales muchos autores se resisten a hacerlo es por suponer que lo visual y lo verbal son irremediablemente distintos. Declaraciones visuales Afirmaciones Negaciones Concatenación de las declaraciones Reconocimiento Evaluación Resultados Imágenes Procedimientos Vocabulario visual Contexto de la declaración visual Declaración verbal Johnson No hay tal simetría: Los argumentos verbales tienen una estructura mucho más compleja, un uso mas extenso, y están sujetos a la crítica. Johnson No explica cómo realizar esta "traducción" Johnson La noción de argumento visual no es clara, y no da una definición.
En realidad podemos dudar de que haya argumentos visuales: no serían visuales porque el trabajo esencial se hace con palabras y textos; ni serían argumento, pues aunque sean visuales su estatus de argumento seguiría siendo problemático. Descripción no interpretativa de la imagen Interpretación del argumento Reconocimiento de imágenes argumentativas Tipos de imágenes que pueden componerse en argumentos: Estas imágenes pueden describirse como: Aunque el significado de las imágenes argumentativas sea claro y no ambiguo, en el sentido de que no explican afirmaciones verbales, podemos considerar a estas imágenes como implícitas e indirectas. Para poder interpretarlas debemos considerarlas como actos de habla implícitos o indirectos. La cuestión es cómo convertir las imágenes, que son componentes de un argumento visual, en razones que funcionen como premisas que llevan a una conclusión, de manera tal de poder aplicar luego la maquinaria de la lógica informal. 1º Las imágenes que son designadas como argumentos son actos comunicativos comprensibles. Aquí está el primer problema: cómo realiza este reconocimiento.

Este principio implica que “las imágenes que al ser tomadas literalmente son absurdas o contradictorias deberían ser interpretadas en un sentido no literal, pues es sólo en este sentido no literal que pueden tornarse una contribución comprensible a la discusión”.

2º Las imágenes argumentativas pueden interpretarse de modo que “adquieran sentido a partir de un punto de vista “externo” – en el sentido de que estas se encuadran en el discurso social, crítico, político y estético en el cual están ubicadas.”

3º Las imágenes argumentativas “pueden interpretarse de modo que cobran sentido a partir de los elementos visuales o verbales más relevantes que contienen. Esto implica una lectura que interpreta cada uno de estos componentes de modo plausible y explica plausiblemente su conexión con los otros. Se puede describir este principio como el principio de que nuestra interpretación de una imagen (o series de imágenes) debe tener un sentido “interno”.” Pero este es el problema crucial. Esta interpretación que es muy compleja, dependería de un conocimiento de fondo (background knowledge) que es verbal. Es decir que las imágenes por sí mismas no podrían determinar el contenido de las premisas ni de la conclusión. 2. Imágenes indicadoras de argumentos. Imágenes que funcionan como señales para atraer la atención hacia un argumento verbal, pero que tampoco argumentan. 3. Imágenes argumentativas. Imágenes que contribuyen directamente en el intercambio argumentativo, y que pueden ser entendidas como actos de habla. Estas constituyen el tipo más importante, y que caracterizan la argumentación verbal. 1. Imágenes simplemente adjuntadas a los argumentos. Imágenes que solo acompañan a los argumentos verbales, sin cumplir ningún rol argumentativo o persuasivo en las argumentaciones a las que se adjuntan. a. Metáforas visuales. Imágenes que hacen afirmaciones acerca de algo, ilustrándolo como algo más, y atribuyéndole características que pertenecen a otra cosa (ejemplo: la ocurrencia de una idea como una lamparita encendida sobre la cabeza). b. Símbolos visuales. Imágenes que está en el lugar de otra cosa de manera convencional. c. Presentaciones y Pruebas visuales. Son apelaciones visuales “literales”; imágenes que hacen afirmaciones acerca de algo pero que además funcionan como pruebas de un aspecto del mundo. Las imágenes comunicativas pueden influir en una discusión crítica de dos modos:

a. Expresando un punto de vista (a menudo implícito)
b. Defendiendo puntos de vista buscar secuencia de imágenes descree que la misma pueda ser cumplimentada principalmente desde las teorías de la lógica informal. La respuesta a esta necesidad se relacionaría más con otros marcos conceptuales como la desconstrucción, la semiótica, las teorías del diseño de imágenes, etc. 1. Tal como lo muestran el ejemplo antes expuesto, y los muchos ejemplos anlizados por Groarke y otros autores, es posible hablar de argumentación visual, y por lo tanto nos resulta legítima su intención de extender el análisis argumentativo a los discursos visuales 2. Para adoptar una tipología de argumentos visuales puede utilizarse la clasificación propuesta por Anthony J. Blair; este autor reconstruye tres definiciones de la palabra “argumento” utilizada por los libros de texto de lógica formal desde los años ´50 hasta el presente: “(a) conjunto de proposiciones dónde una de ellas es implicada por (o se sostiene en) las restantes, (b) las proposiciones que son tomadas para implicar (o sostener) otra proposición, y (c) las proposiciones ofrecidas para sostener una aseveración. La primera no hace ninguna referencia a la intención o el juicio humano. La segunda distingue en tales argumentos el requerimiento de la intención humana, pero no el de la comunicación. La tercera requiere las dos, la intención y la comunicación.” Y sostiene que ninguna de estas definiciones tiene un estatus privilegiado sobre las otras dos. De modo que su elección dependería del propósito teórico que lo acompañe. Por esto es posible tomar la tercera acepción, que es mas adaptable a la argumentación visual por su amplitud, ya que implica que las proposiciones ofrecidas para sostener una aseveración no necesariamente la sostengan, dando lugar a la reconstrucción de las proposiciones implícitas. Luego resulta útil tomar la clasificación de Groarke entre imágenes no argumentaivas y argumentativas, y entre estas las metáforas visuales, etc. 3. Si bien es cierto, tal como apunta Johnson, que Groarke no formula explícitamente una definición de argumentación visual, está implícito que la diferencia principal entre una y otra es el tipo de lenguaje que utiliza. De todos modos, creemos que resultaría relevante (y en esto Groarke no es del todo claro) establecer de modo más preciso algunas distinciones y por ende estipular algunas definiciones; por ejemplo: argumentación visual pura, argumentación visual mixta, imagen argumento, imagen tesis. 4. Con respecto al análisis interpretativo, caben decir varias cosas. Por un lado, si comparamos una argumentación visual con una verbal que constituya un acto de habla explícito, dicho análisis ofrecería en general más dificultades en la visual que en la verbal. Por ejemplo, siguiendo a Johnson, en el caso del reconocimiento y reconstrucción de las argumentaciones verbales, suelen haber configuraciones o encuadres (artículos, ensayos, etc.), o bien indicadores en el discurso que facilitan estas tareas, y de los cuales no cuentan las visuales. Pero por otro, siguiendo a Groarke, si convenimos en considerar a las argumentaciones visuales como actos de habla implícitos o indirectos y los comparamos con las verbales que guardan esas mismas características, encontraremos dificultades análogas al efectuar la actividad interpretativa. Y esto no sólo porque en ambos casos se trata de explicitar lo faltante o de establecer el significado que subyace a lo dicho, sino también porque de dicho análisis pueden resultar diversas interpretaciones, y en consecuencia, no puede considerársela una dificultad privativa del análisis de las argumentaciones visuales. Llama la atención que en su argumentación Johnson no considerara los usos implícitos del lenguaje, sino que en orden a resaltar las diferencias entre ambos tipos de argumentación mostrara que los ejemplos analizados por Groarke podían dar lugar a otras interpretaciones. Si esta fuera una razón para descartar o renunciar a la posibilidad de efectuar el estudio de la argumentación visual desde el marco teórico del campo de la argumentación, entonces también debería hacerse lo propio con los verbales de estas características. Lo cual reduciría significativamente el campo de la Argumentación, e incluso casi lo haría carecer de sentido, si aceptamos con van Eemeren y Grootendorst que “en la práctica, la realización de un acto de habla explícito es la excepción más que la regla”. La enseñanza de lo visual en la argumentación; una tarea pendiente Claudio Arca (UNLP)
Alejandro López García (UNLP) Lógica Lógica formal Teoría de la argumentación ¿Es posible hablar de la argumentación visual o lo visual es sólo un recurso complementario de la argumentación verbal? Estado de la cuestión Paradigma asertivo Argumentación visual ¿Se puede argumentar sólo con imágenes? ¿Qué papel juega lo visual en las falacias? El estudio de las imágenes ¿mejora las aptitudes argumentativas de los estudiantes? ¿Qué estrategias didácticas utilizar en su enseñanza? ? Leo Groarke: "Most informal logic texts and articles still assume a verbal account of reasoning. It defines an "argument" as a set of sentences… I broaden this definition to take account of "visual" arguments which are communicated with non-verbal visual images. I argue that doing so greatly strengthens informal logic's ability to explain and assess ordinary reasoning.” Groarke, Leo. “Logic, Art and Argument”. Informal Logic, Vol. 18, N 2 y 3, 1996: p.105. Tipos de imágenes que pueden componerse en argumentos: 1. Imágenes simplemente adjuntadas a los argumentos. Imágenes que solo acompañan a los argumentos, sin cumplir ningún rol argumentativo o persuasivo en ellas. 3. Imágenes argumentativas. Imágenes que contribuyen directamente en el intercambio argumentativo, y que pueden ser entendidas como actos de habla. Estas constituyen el tipo más importante, y que caracterizan la argumentación visual. 2. Imágenes indicadoras de argumentos. Imágenes que funcionan como señales para atraer la atención hacia un argumento verbal, pero que tampoco argumentan. En defensa de la argumentación visual Estas imágenes pueden describirse como: a. Metáforas no-verbales. Imágenes que hacen afirmaciones acerca de algo, ilustrándolo como algo más, y atribuyéndole características que pertenecen a otra cosa . b. Referencias simbólicas. Imágenes que está en el lugar de otra cosa de manera convencional. c. Demostraciones no-verbales. Son apelaciones visuales “literales”; imágenes que hacen afirmaciones acerca de algo pero que además funcionan como pruebas de un aspecto del mundo. Las imágenes comunicativas pueden influir en una discusión crítica de dos modos:

a. Expresando un punto de vista (a menudo implícito)
b. Defendiendo puntos de vista Las imágenes que son designadas como argumentos son actos comunicativos comprensibles.

Este principio implica que “las imágenes que al ser tomadas literalmente son absurdas o contradictorias deberían ser interpretadas en un sentido no-literal, pues es sólo en este sentido no-literal que pueden tornarse una contribución comprensible a la discusión”.

Las imágenes argumentativas pueden interpretarse de modo que “adquieran sentido a partir de un punto de vista “externo” – en el sentido de que estas se encuadran en el discurso social, crítico, político y estético en el cual están ubicadas.”

Las imágenes argumentativas “pueden interpretarse de modo que cobran sentido a partir de los elementos visuales o verbales más relevantes que contienen. Esto implica una lectura que interpreta cada uno de estos componentes de modo plausible y explica plausiblemente su conexión con los otros. Se puede describir este principio como el principio que supone que las imágens argumentativas (o series de imágenes) poseen del sentido “interno”.” Aunque el significado de las imágenes argumentativas sea claro y no ambiguo, para interpretarlas debemos considerarlas como actos de habla implícitos o indirectos.
La cuestión es entonces cómo convertir las imágenes, que son componentes de un argumento visual, en razones que funcionen como premisas que llevan a una conclusión, de manera tal de poder aplicar luego la maquinaria de la lógica informal. Interpretación del argumento Para interpretar un argumento visual es necesario primero traducirlo al lenguaje verbal, y luego reconstruirlo completando todos sus elementos implícitos.

A partir de entonces es posible realizar su evaluación como si se tratara de un argumento verbal, para lo cual la teoría de la argumentación dispone de los siguientes cánones: aceptabilidad, relevancia, eficacia (para convencer o persuadir) y si contiene falacias o corresponde a algún patrón de razonamiento (argumento por analogía, modus ponens, argumento del hombre de paja, etc.). Evaluación En base a estas consideraciones ofreceremos algunos lineamientos para la elaboración de una propuesta didáctica, en la cual cabe diferenciar objetivos, actividades y evaluación. Esbozo de propuesta didáctica Conocer los principales conceptos del tema: “argumentación visual”, “imagen argumentativa”, “imagen no argumentativa”, “principio de comunicación”, etc. Actividades: a) Actividades de apertura:
• Exposición de las nociones principales.
• Aplicar dichas nociones para clasificar un conjunto de imágenes dadas. b) Actividades de desarrollo:
• Análisis, interpretación y reconstrucción de imágenes argumentativas, según las siguientes instancias:
1º. Describir la imagen tratando de interpretarla, lo menos posible: indicar sus partes, y los anclajes que la acompañan (que permiten identificar las partes más importantes). Esto permitiría ordenar la imagen.
2º Ensayar una primera interpretación de la misma, es decir, traducir en un enunciado lo que la imagen expresa. Aquí podríamos utilizar los principios de la comunicación de Groarke. Este primer enunciado permitiría justificar reconstrucciones alternativas del argumento visual.
3º Reconstruir un argumento a partir del enunciado anterior, y del contexto cultural, social, histórico, etc. en el que apareció la imagen. c) Actividades de cierre:
• Evaluación de imágenes mediante la aplicación de los principios de comunicación. Evaluación Cuando construimos un argumento debemos evitar las interpretaciones confusas, y para ello en general es mejor recurrir a las palabras. Si embargo, si decides emplear imágenes no verbales, estas deben expresar con claridad y la mayor precisión posible lo que quieres decir.

Intenta que las premisas más importantes del argumento siempre queden expresas, mediante palabras o imágenes, y si alguna premisa te pareciera controvertida, no dejes que quede implícita. En lugar de ello, introduce un argumento que también la sostenga.
Cuando construimos un argumento para un contexto público no debemos dudar en utilizar imágenes, sin abusar de las mismas, ya que en muchos casos son solo recursos emocionales para que tanto las razones como la aseveración parezcan más fuertes.

Se ingenioso y creativo en la construcción de la argumentación, sin que ello debilite su fuerza.

Construye entonces un argumento extendido a favor o en contra de la pena de muerte (no más de tres parágrafos de extensión), utilizando imágenes no verbales y palabras.

Después de construirlo, realiza una discusión del mismo desde el punto de vista de su inteligibilidad o claridad, respondiendo las siguientes preguntas:
• ¿Cómo presentaste el argumento de manera tal que resulte claro lo que estás diciendo?
• ¿Qué confusiones potenciales necesitaste evitar, y cómo lo lograste?
• ¿Qué errores habías cometido en la primera versión de tu argumento? Objetivos 2 3 4 Conocer los distintos tipos de imágenes argumentativas. Desarrollar habilidad para diferenciar las imágenes argumentativas de las que no lo son Desarrollar habilidad para analizar, interpretar, reconstruir y evaluar una argumentación visual Desarrollar habilidad para detectar falacias visuales. Desarrollar habilidad para distinguir los distintos tipos de imágenes argumentativas 5 6 Objeciones Posibilidades de la argumentación visual Alfabetización visual Argumentación visual Deconstrucción,
Semiótica,
T. del deseño de img.
etc. Argumentación visual Definición implícita: restringida Análisis interpretativo No explica cómo realizar la traducción de imágen a palabra 1 2 3 Teoría de la argumentación visual Las palabras y las imágenes ¿son completamente diferentes? Leo Groarke “Logic, Art and Argument”. Informal Logic, Vol. 18, N 2 y 3, 1996: pp. 105-129. “Toward a Pragma-Dialectics of Visual Argument.” Frans van Eemeren, ed. Advances in Pragma-Dialectics. Amsterdam/Newport News: Sic Sat/Vale Press. 2002. Good Reasoning Matters! A Constructive Approach to Critical Thinking. Ontario. Oxford University Press. 2004. "Why ‘Visual Arguments’ aren’t Arguments." In Hans V. Hansen, Christopher Tindale, J. Anthony Blair and Ralph H. Johnson (Eds), Informal Logic at 25, University of Windsor, CD-ROM. 2005 Ralph H. Johnson Principios de la comunicación visual I II III “A Time for Argument Theory Integration”. Willard, Charles Arthur (Ed.). Critical Problems in Argumentation. Washington, DC. National Communication Association. 2005. Anthony J. Blair Extendemos el análisis argumentativo a los discursos visuales no verbales Precisamos el significado de algunos términos: Argumento:
“las proposiciones ofrecidas para sostener una aseveración”. "Desde el punto de vista de la lógica, el póster es algo más que una aseveración, pues plantea visualmente que los administradores principales de la Universidad de Ámsterdam son todos hombres, y con ello intenta respaldar la afirmación que la universidad necesita más mujeres.
El póster entonces presenta el siguiente argumento:
“Los tres administradores principales de la Universidad de Ámsterdam son hombres” es la premisa P, y “La universidad necesita más mujeres” es la conclusión C." Groarke, Leo. “Logic, Art and Argument”. Informal Logic, Vol. 18, N 2 y 3, 1996: p. 111 Argumento visual: la función argumentativa recae principalmente en lo visual, mientras que lo verbal tiene una función complementaria. Imagen argumentativa: cualquier imagen que participe de una discusión crítica, expresando una tesis (imagen tesis) y/o una razón (imagen razón). Argumentación mixta: si la argumentación incluye y alterna en su estrategia argumentativa componentes visuales y verbales. Si consideramos las argumentaciones visuales como actos de habla implícitos o indirectos, y los comparamos con las verbales que guardan esas mismas características, encontraremos dificultades análogas en sus análisis, interpretaciones y reconstrucciones. Para su evaluación debería considerarse si la violación de alguno de los principios de comunicación da lugar o no a alguna falacia. Principios de comunicación
y de interpretación máximamente argumentativa.
Full transcript