Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Untitled Prezi

No description
by

Grace Wesly Herbozo Cabrejo

on 27 April 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Untitled Prezi

Visita al asilo Santa Amelia Medios y Realidad Nacional Llegada al Asilo Gracias El Viernes Santo, al rededor de las 2 pm llegamos al asilo para iniciar nuestra visita. La lic. Gloria Astupiña (directora del centro) no se encontraba, quién estaba a cargo del asilo era la enfermera Eily Ramirez Un poco de su historia Testimonio de Pilar Video de la Visita al Ascilo Integrantes Eily nos contó que el asilo fue fundada hace doce años, un primero de Noviembre por el Dr. Víctor Barróz; además de ellas trabajan en ese lugar 3 técnica en enfermería, 2 practicantes y 2 fisioterapeutas, las cuales atienden a los 22 pacientes hospedados durante las 24 horas, velando por sus necesidades independientes. También, nos comentó que cuando un abuelito o una abuelita se enferma, inmediatamente es trasladado y atendido en el PADOMI (Programa de atención domiciliaria), un seguro de EsSalud que la familia del paciente obtiene para este abonando una mensualidad de s/. 1000 (costo en el que también se incluyen el hospedaje, las más de 3 comidas al día, los servicios de cuidado especial de las enfermeras, entre otras necesidades). Para suerte nuestra, conocimos a doña Nolberta Pilar Montalvo Sanabria, o como cariñosamente la llamaban “Srta. Pilar”, una de las personas más carismáticas que tuvimos el agrado de conocer ese día.
“Pilar”, es una mujer físicamente muy entrada en años, remarcados por algunas canas que sobresalen en su cabello y sus enormes lentes, pero posee una mirada y una sonrisa que logra enternecer a cualquiera que la visite. Es pequeña y bastante delgada, es decir, de frágil apariencia; pero esta engañosa primera impresión cambiaría al conocer su historia Verónica Amésquita
Andre Arakaki
Marco Barriga
Grace Herbozo
Brandon Morales
Valery Pasache Le toco vivir una juventud muy difícil para una mujer, pero contra todo pronóstico consiguió no solo culminar una carrera profesional, sino que se rebeló contra lo que era correcto y bien visto en esos tiempos. Ella nos dice:
-“Siempre he sido una mujer muy inteligente e independiente, y por esa razón jamás quise vivir bajo la sombra de nadie, así que decidí forjar mi propio camino, incluso dando la contra a su familia.” La vida en un asilo es otra realidad, es una forma de enfrentarte con la soledad, pero no cualquier soledad, sino, de la peor, la de estar acompañado y sentirte aún solo. No cuentan con muchas comodidades y les hace falta mayor atención. Pero sus necesidades son ignoradas, en su mayoría, por el Estado y por nosotros. Casi al final de la tarde, siendo un poco más de las cinco, nos despedimos de todos, y de manera especial y muy afectuosa de nuestra buena amiga Pilar (a quien, personalmente, me costó dejar de abrazar, pues le había tomado demasiado cariño)
Nuevamente agradecimos a Eily por toda su hospitalidad, mientras gentilmente nos dirigía a la salida, desde la cual, con una sonrisa y pensamientos llenos de gratos recuerdos y reflexión, nos fuimos cada uno a casa.
Ese será siempre un día inolvidable para nosotros. Faltando menos de diez minutos para las cuatro de la tarde, Pilar nos impresiona con más anécdotas de su juventud y nos presume de su buena memoria, al mismo tiempo que su habilidad bilingüe, haciéndonos una pequeña charla en inglés.
Todos, especialmente nuestro compañero, nos quedamos boquiabiertos por la fluidez de su plática; la extraordinaria mujer aún nos impresiona más al enseñarnos su DNI y comprobarnos que, a pesar de los años, ella sigue casi tan lúcida como en sus años mozos.
Full transcript