Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Copy of Clave psicodinámica asp. estructural

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Copy of Clave psicodinámica asp. estructural

Clave psicodinámica
ASPECTO ESTRUCTURAL
Analizar el funcionaminto del aparato psíquico
por medio de la evaluación de cada estructura que lo compone.
Ello
Yo
Superyó
Pulsiones - Triebe- Treiben

sueños, fantasías, recuerdos.

Inconsciente




Una de las tres instancias distinguidas
por Freud en su segunda teoría del aparato
psíquico.


El polo pulsional de la personalidad, en parte hereditarios e innatos, en parte reprimidos y adquiridos. Para Freud el reservorio primario de la energía psíquica; el inconsciente coincide con lo reprimido.

En El yo y el ello (capítulo I), por el contrario, Freud pone de relieve el hecho de que la instancia represora (el yo) y sus operaciones defensivas son igualmente en su mayor parte inconscientes.
«El yo no está netamente separado del ello; en su parte inferior, se mezcla con él.
Pero lo reprimido se mezcla también con el ello, del cual es sólo una parte. Lo reprimido sólo se separa de un modo tajante del yo por las resistencias de la represión, y puede comunicar con él a través del ello»
Proceso dinámico consistente en un empuje (carga energética, factor de motilidad) que hace tender al organismo hacia un fin. Según Freud, una pulsión tiene su fuente en una excitación corporal (estado de tensión); su fin es suprimir el estado de tensión que reina en la fuente pulsional; gracias al objeto, la pulsión puede alcanzar su fin.
Instancia que Freud distingue del ello y del superyó en su segunda teoría del aparato psíquico.
Desde un punto de vista histórico, el yo es el resultado de una noción que se halla constantemente presente en Freud desde los orígenes de su pensamiento.
Desde el punto de vista tópico, el yo se encuentra en una relación de dependencia,tanto respecto a las reivindicaciones del ello como a los imperativos del superyóy a las exigencias de la realidad. Aunque se presenta como mediador, encargado de los intereses de la totalidad de la persona, su autonomía es puramente relativa
Desde el punto de vista dinámico, el yo representa eminentemente, en el conflicto neurótico, el polo defensivo de la personalidad; pone en marcha una serie de mecanismos de defensa, motivados por la percepción de un afecto displacentero (señal de angustia).








Yo


La teoría psicoanalítica intenta explicar la génesis del yo dentro de dos registros relativamente heterogéneos, ya sea considerándolo como un aparato adaptativo diferenciado a partir del ello en virtud del contacto con la realidad exterior, ya sea definiéndolo como el resultado de identificaciones que conducen a la formación,dentro de la persona, de un objeto de amor catectizado por el ello.
En relación con la primera teoría del aparato psíquico, el yo es más extenso que el sistema preconsciente-consciente, dado que sus operaciones defensivas son en gran parte inconscientes.

En el Proyecto de psicología científica, la función del yo es fundamentalmente inhibidora.
El yo interviene para impedir que la catexis de la imagen mnémica del primer objeto satisfactorio adquiera una fuerza tal que desencadene un «indicio de realidad»
Freud describe el yo como una «organización» de neuronas caracterizada por varios rasgos: facilitación de las vías asociativas interiores de este grupo de
neuronas, catexis constante por una energía de origen endógeno, es decir,
pulsional, distinción entre una parte permanente y una parte variable.

Superyó
Bibliografía

Ello
FREUD (S.). Die Frage der Laienanalyse, 1926. G.W., XIV, 222; S.E., XX, 195;Fr., 140; O.C, II, 757. FREUD (S.). Neue Folge der Vorlesungen zur Einfuhrung in die Psychoanalyse,1932. —a) G.W., XV, 85; S.E., XXII, 79; Fr., 109; O.C, II, 823-4.
G.W., XV, 80;S.E., XXII, 73-4; Fr., 103; O.C, II, 820-1. —c ) G.W., XV, 80; S.E., XXII, 73-4; Fr.,103; O.C, II, 820-1. —d) G.W., XV, 80; S.E., XXJI, 73-4; Fr., 103; O.C, U, 820-1. Cf. LAOACHE (D.). La psychanalyse et la structure de la personnalité. En La psychanalyse,P.U.F., 1961 VI, pág., 21; Esp. El psicoanálisis, Paidós.GRODDECK (G.). Das Buck vom Es, 1923. Al., 10-11; Fr., 20.

Yo
HARTMANN (H.). Comments on the Psychoanalytic Theory of the Ego, en PsychoanaliticStudy of the Child, vol. V, 84^5.
JANET (P.). Vautomatisme psychologique, Paris, Alean, 1889, p. 367.(3) JANET (P.). Vétat mental des hystériques, París, Alean, 1893-94, 443 (de la 2.» ed.,
BREUER (J.) y FREUD (S.). d) G.W., I, 295-6; S.E., 11, 291; Fr., 236; O.C, I, 123.—b) G.W., I, 280; S.E., II, 278; Fr., 22S; o . C , I, 116.— c) G.W., I, 294-5; S.E., II, 290;Fr., 235; O.C, I, m. — d) Cf. G.W., I. 174; S.E., II. 116; Fr., 91; O.C., I, 69.


Superyó
FREUD (S.). Trauer und Melancholic, 1917. G.W., X, 433; S.E., XIV, 247; Fr., 199;O.C, I, 1089-90.FREUD (S,). Zwangshandlungen und ReligionsUbungen, 1907. G.W., VII, 135; S.E.,IX, 123; Fr., 172-3; O.C, II, 959.
FREUD (S.). Neue Folge der Vorlesungen zur EinfUhrung in die Psychoanalyse,1932. —a) G.W., XV, 138; S.E., XXIII, 129: Fr., 177; O.C, III, 278-9. — ¿) G.W.,XV, 138; S.E., XXII, 129; Fr., 177; O.C, III, 278-9. — c) Cf. G.W., XV, 70; S.E., XXII,63-4; Fr., 90; O.C, III, 225-7. —i / ) G.W., XV, 73; S.E., XXII, 67; Fr., 94-5; O.C, III,229.
Su función es comparable a la de un juez o censor con
respecto al yo. Freud considera la conciencia moral, la auto observación, la formación de ideales, como funciones del superyó.

Clásicamente el superyó se define como el heredero del complejo de Edipo; se forma por interiorización de las exigencias y prohibiciones parentales.

Algunos psicoanalistas hacen remontarse la formación del superyó a una época más precoz", y ven actuar esta instancia desde las fases preedípicas (Melanie Klein), o por lo menos buscan comportamientos y mecanismos psicológicos muy precoces que constituirían precursores del Superyó (por ejemplo. Glover, Spitz).
«Vemos cómo una parte del yo se opone a la otra, la juzga en forma crítica y, por así decirlo, la toma como objeto»
Resulta de la internalización de normas éticas, morales, cívicas.

Ideal del yo
Laxo, persecutorio o flexible
Über-Ich
Ich
Ello

das Es
Full transcript