Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

POSTRIMERÍAS O NOVÍSIMOS.

No description
by

Any Salgado Herrera

on 22 October 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of POSTRIMERÍAS O NOVÍSIMOS.

CONCEPTO
Las cuatro Postrimerías son, según el Catecismo de la Iglesia Católica, muerte, juicio, infierno y gloria: ni más ni menos que lo que sucede después de la muerte. Otros sustituyen en esta enumeración el juicio por el Purgatorio. Su iconografía ha inspirado a artistas, poetas y escritores, como Dante Alighieri en su poema La Divina Comedia. Toda nuestra realidad futura se ilumina desde Jesús y, concretamente, desde su realidad de resucitado. Sólo Él, verdadero hombre, nos podría revelar -también en la realidad gloriosa- lo que es el hombre. Se habla poco de estos temas, pero son asuntos que nos incumben a todos y que conviene tener presentes. Benedicto XVI ha hablado de la necesidad de evangelizar sobre la vida eterna.
MUERTE
Es en esencia el fin de la vida; Según el catolicismo, una consecuencia del pecado; termina con nuestra existencia mortal y nos pasa a la inmortal, como es el destino común de los hombres; trae tristeza y debe ser temida, aunque Cristo ha conquistado a la muerte y todos los que mueren en Cristo vivirán con él. Es doctrina fundamental de la Sagrada Escritura que la retribución que se reciba en la vida futura dependerá de los merecimientos o desmerecimientos adquiridos durante la vida terrena. El soberano Juez hace depender su sentencia del cumplimiento u omisión de las buenas obras en la tierra.
JUICIO
El alma del ser humano es juzgada por su Creador después de la muerte. Debe distinguirse entre el juicio particular y el juicio universal. El primero se refiere al juicio inmediato del alma después de la muerte. Se dicta la sentencia de eterna consecuencia: Infierno o Gloria. En caso de necesidad, el alma deberá primero ser purificada antes de entrar a la eterna bienaventuranza, esto es el Purgatorio. Todas las almas del purgatorio pertenecen a los salvados y verán a Dios, sin embargo el estado de condenación del infierno es eterno. El segundo juicio se refiere al Juicio Final en el que se juzgará al mundo entero y se confirmarán las sentencias de Dios, este será al fin de los tiempos. San Juan de la Cruz escribió que, «a la tarde, te examinarán en el amor». Y Benedicto XVI, en su encíclica Spe salvi, afirma que «el Juicio de Dios es esperanza, tanto porque es justicia, como porque es gracia.».
PURGATORIO
INFIERNO
Sitio donde el gusano no muere, preparado para el Diablo y sus ángeles, donde son el llanto y el crujir de dientes e imperan las tinieblas y el silencio de la ausencia de Dios ; se lo compara a un abismo y a una prisión donde hay aflicción y tormento y se excluye de la presencia de Dios. El fuego del infierno es la retribución del pecado y el castigo por rechazar voluntariamente la gracia de Dios; ahí ya no es posible el arrepentimiento y no hay esperanza posible. Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal van al infierno (de fe). El infierno es un lugar y estado de eterna desdicha en que se hallan las almas de los réprobos.
Es ésta la primera idea clara que hemos de tener sobre el infierno. Es el hombre quien elige el rechazo del amor: no se trata de un castigo de Dios infligido desde el exterior, sino del desarrollo de premisas ya puestas por el hombre en esta vida... es la última consecuencia del pecado mismo. El infierno es un misterio que nos rebasa. Su verdad es ante todo una llamada a la responsabilidad con que debemos usar de nuestra libertad.
La condenación, Santo Tomás de Aquino llega a decir que la masa de los adultos se condena, por prestar oídos más a los reclamos de su soberbia y de su sensualidad que a la voz de su conciencia.
PARAISO
Lugar donde habita Dios y de donde vino y a donde volvió Jesús. Es el hogar de la especie humana y Cristo nos conduce a él, pues es un lugar destinado a toda la humanidad que lo desee. No es fácil de lograr sin esfuerzo y también allí hay grados diversos de felicidad y cosas nuevas.
La felicidad esencial del cielo. Las almas de los justos que en el instante de la muerte se hallan libres de toda culpa y pena de pecado entran en el cielo (de fe). El cielo es un lugar y estado de perfecta felicidad sobrenatural, la cual tiene su razón de ser en la visión de Dios.
GLORIA!
POSTRIMERÍAS O NOVÍSIMOS.
Lo que sucede tras la muerte
Purificación necesaria para el paraíso y consiste en un estado intermedio de purificación en que hay diversos grados de expiación de pecados; puede ayudarse con la oración y es una agonía temporal.
El purgatorio ha sido calificado por algunos santos como la antesala del cielo. Todo el mes de noviembre la Iglesia pide por las ánimas del purgatorio. En el purgatorio se distingue una pena de daño y otra de sentido. La pena de daño consiste en la dilación temporal de la visión beatífica de Dios. Como ha precedido ya el juicio particular, el alma sabe que su exclusión es temporal y posee la certeza de que conseguirá la bienaventuranza. Las almas del purgatorio tienen conciencia de ser hijos y amigos de Dios y suspiran por unirse con Él. De ahí que esa separación temporal sea para ellos muy dolorosa. Para cada alma el purgatorio durará hasta que logre la completa purificación de todo reato de culpa y pena. María Simma dice que el promedio de estancia en el Purgatorio es de 40 años.
Full transcript