Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Bioquímica forense para la investigación funcional de la mue

No description
by

Krol Franco

on 8 November 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Bioquímica forense para la investigación funcional de la mue

INTERFERENCIA AGÓNICA Y POSTMORTEM
Los perfiles bioquímicos presentan diversos factores relacionados con trastornos preexistentes, causas de muerte, complicaciones y periodo de supervivencia. Los cambios postmortem modifican los perfiles en función de los factores ambientales y las propiedades químicas, distribución y localización de analitos.

La biología molecular investiga los cambios fisiopatológicos sistémicos involucrados en el proceso de la muerte, que normalmente no pueden detectarse mediante métodos morfológicos.
Los resultados deben ser evaluados sobre la base de los datos postmortem establecidos a través de las investigaciones de serie de materiales de autopsia utilizando procedimientos de fácil acceso. La evaluación de la bioquímica postmortem deben implicar la interferencia agónica y postmortem, como también deben ser considerados en otros procedimientos forenses incluyendo morfología y toxicología.
Principalmente se dedica a los casos en el periodo postmortem temprano. La bioquímica puede demostrar un deterioro leve y difuso de todo órgano y organismo, incluso sin alteraciones morfológicas.
Los resultados bioquímicos pueden usarse para la evaluación individual de los datos de la autopsia pertinente en los hallazgos clínicos.
Bioquímica forense para la investigación funcional de la muerte: concepto, aplicación y práctica.

INTRODUCCIÓN
Como principal objetivo de la bioquímica forense, está el apoyo útil a la evidencia patológica de visualización de alteraciones funcionales.
Su eficacia ha sido que no se limita a la determinación de la muerte funcional carente de pruebas patomorfológicas, sino que puede extenderse a la investigación de la rutina de la muerte.

La patología forense principalmente implica la investigación de la causa y el proceso de muerte. La interferencia postmortem es inevitable e imprevisible en cada procedimiento forense.

APLICACIÓN PRÁCTICA
Los conceptos convencionales en la bioquímica postmortem se han limitado principalmente a la utilización de marcadores relativamente estables en la sangre periférica y algunos fluidos corporales por la aplicación de los intervalos de referencia clínicos.
Los análisis de distribuciones topográficos en la sangre cardiaca y periférica, así como los fluidos corporales son útiles. Se necesita para un correcto uso de la bioquímica postmortem, la selección de muestras y sitios de toma de muestras que incluyan muestreo de sangres múltiples.
La constitución química de la sangre depende especialmente de la toma de muestreo que implican las arterias, las venas centrales o perifércias, y capilares. En el concepto forense, las muestras deben incluir sangre cardiaca y periférica bilateral y fluidos corporales. Estas muestras deben tomarse usando jeringas estériles, identificación del sitio de toma de muestras, se debe minimizar la contaminación, para así evitar la hemólisis de la sangre.
ESTABILIDAD DE LOS MARCADORES BIOQUÍMICOS DE LA SANGRE
Casi estable: nitrógeno de urea, proteínas del suero, colesterol, bilirubina, colinesterasa, proteína c-reactiva (CRP), heritropoyetina, hemoglobina A1C.

Elevación durante el periodo de agonía: Creatinina, ácido búrico, amilasa, gammaglutamiltranspeptidasa (GGT), surfactantes pulmonares, las catecolaminas, s100, neopterin.

Elevación postmortem: magnesio, marcadores de miocardio.
Disminución postmortem: cloruro de sodio.
Elevación y disminución retardada postmortem: calcio.
PROBLEMAS TÉCNICOS EN LA BIOQUÍMICA POSTMORTEM
A menudo es difícil recoger una cantidad suficiente de muestras de calidad ideales, en la autopsia. La hemólisis puede haber ocurrido en el proceso de la muerte, ejemplo, por ahogamiento de agua dulce y quemaduras profundas y los fluidos corporales pueden haber sido contaminados con sangre debido a la hemorragia. Sin embargo, la dilusión puede guardar la muestra y reducir la interferencia gracias a la hemólisis.
El ADN y el ARN como marcadores biológicos moleculares finales son químicamente simples, son marcadores bioquímicos como la mayoría de productos de genes, que están implicadas en la biología molecular forense. Por sus diversas propiedades químicas se necesita un amplio espectro de procedimientos analíticos para los marcadores bioquímicos, pero los intervalos de referencia se pueden establecer usando los procedimientos normalizados. Sin embargo, se necesita un control cuidadoso para la normalización cuantitativa de estos.
MARCADORES BIOQUÍMICOS DE LAS CONDICIONES GENERALES Y LAS RELACIONES VITALES SISTÉMICAS Y TRASTORNOS METABÓLICOS
La parte más importante de la bioquímica forense es demostrar el deterioro de las funciones vitales.
Los hallazgos postmortem, en parte, se pueden evaluar usando criterios clínicos en la consideración de la interferencia agónica y postmortem. Estos incluyen indicadores de pérdida de sangre o anemia, inflamación y deshidratación, trastornos electrolíticos, hipoxemia e hipoxia tisular sistémica, la respuesta de estrés sistémico, daño del músculo esquelético, trastorno metabólico, insuficiencia renal y hepática.
CONDICIONES GENERALES
En casos forenses, es necesario observar el estado general de la persona fallecida antes de la agresión mortal, que implica el estado de nutrición y los trastornos preexistentes. Los trastornos metabólicos están involucrados en desnutrición o inanición e hipotermia, así como las enfermedades metabólicas como la diabetes, mellitus, insuficiencia renal y hepática.
Los marcadores bioquímicos para investigar estos trastornos incluyen compuestos de nitrógeno no proteico, proteínas del suero, glucosa, lípidos y cetonas; se investiga por biología molecular.
MARCADORES BIOQUÍMICOS DE INVESTIGACIÓN DE LA MUERTE
Concepto

La bioquímica postmortem para investigación de la causa y el proceso de la muerte, implica el análisis de los biomarcadores de las condiciones generales y las reacciones vitales sistémicas y trastornos metabólicos para demostrar el deterioro de la vitalidad, incluyendo la circulación, respiración, homeoástasis metabólica y el S.N.C. y biomarcadores específicos de tejido para detectar daños fatales a los órganos de la vida de apoyo, incluyendo corazón, pulmones y cerebro.
LA HIPOXEMIA E HIPOXIA TISULAR SISTÉMICA
Hipoxemia profunda causando hipoxia tisular sistémica es inevitable en la fase terminal de la mayoría de las muertes.
RESPUESTA AL ESTRÉS SISTÉMICO
sangre postmortem de catecolaminas (adrenalina, noradrenalina y dopamina), las mediciones muestran gran esfuerzo físico debido al insulto mortal en el periodo de agonía en la supervivencia.
DAÑO CARDIACO Y DISFUNCIÓN
Un espectro de marcadores de miocardio, incluyendo las troponinas cardiacas y creatina quinasa, se utiliza para el diagnóstico químico de infarto del miocardio. Un estudio implica el espectro de la muerte traumática. Se ha demostrado que las elevaciones en los niveles séricos y pericárdico postmortem de estos marcadores, dependen de la gravedad del daño miocárdico en el momento de la muerte por diversas causas, incluyendo hipertermina, abuso de drogas e intoxicación por monóxido de carbono.
EL DAÑO CEREBRAL Y LA DISFUNCIÓN
Los análisis combinados con la bioquímica y la inmunohistoquímica, muestran diferentes resultados en cuanto a la causa de la muerte, con la participación de asfixia mecánica aguda debido a la compresión del cuello, y la aspiración, ahogamiento y ataque cardíaco, y son útiles para la investigación de la gravedad y causa del daño cerebral y trastornos del S.N.C posterior.
PERTURBACIÓN, DESHIDRATACIÓN Y ELECTROLITOS
Los niveles de nitrógeno de urea y creatinina en sangre, y fluidos corporales, se utilizan para el diagnóstico de deshidratación. En el examen de autopsia se evalúan los niveles de sodio y cloruro.
INFLAMACIÓN
PÉRDIDA DE SANGRE Y ANEMIA
Neopterina y mediciones de citoquinas. Estos marcadores séricos aumentan dependiendo del daño tisular y el tiempo de supervivencia después de la lesión.
La proteína de suero y las concentraciones de colesterol son estables en el periodo postmortem temprano, y una disminución detecta los casos con un periodo de supervivencia más largo después de una hemorragia masiva.
CÓMO UTILIZAR LA BIOQUÍMICA EN LA PRÁCTICA FORENSE
El uso de la bioquímica y la biología molecular postmortem tienen ventajas para la investigación de cambios fisiopatológicos funcionales sistémicos involucrados en el proceso de la muerte. El modo típico de la muerte, como se revela por la bioquímica, proporciona un apoyo a la evidencia patológica, mientras que la muerte atípica puede ser revelados en los demás casos.
TRAUMAS
* Lesión
*Asfixia mecánica
*Ahogo
*Intoxicación de drogas y efectos adversos
*Fatalidad fuego
*Hipertermia
*Hipotermia
*Hambre
ENFERMEDADES NATURALES
*Enfermedades cardíacas
*Infecciones
*Insuficiencia renal
*Insuficiencia hepática
*Trastorno metabólico diabético
RUTINA PARA AUTOPSIA EN EL LABORATORIO FORENSE
La investigación es muy importante, el diagnóstico debe ser basado en pruebas y aseguramientos de calidad.
Para la bioquímica se necesita un muestreo sistémico en la autopsia, con la participación de jeringa de muestreo aséptico de humor vítreo, subclavia periférica, orina, líquido cefalorraquídeo.
Las muestras recogidas se deben compartir con: toxicología, serología y microbiología.
Full transcript