Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

CRITERIOS DIAGNOSTICO DSM-V TRASTORNOS NEUROCOGNITIVOS MAYO

No description
by

Yeimy Leon

on 14 April 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of CRITERIOS DIAGNOSTICO DSM-V TRASTORNOS NEUROCOGNITIVOS MAYO

TRASTORNO NEUROCOGNITIVO MAYOR O LEVE
Trastorno neurocognitivo mayor
Trastorno neurocognitivo mayor o leve debido a la enfermedad de Parkinson
Trastorno neurocognitivo mayor o leve debido a enfermedad por priones
CRITERIOS DIAGNOSTICO DSM-V TRASTORNOS NEUROCOGNITIVOS MAYORES Y LEVES
Degeneración del lóbulo frontotemporal
• Se diagnostica un trastorno neurocognitivo frontotemporal probable si aparece:

1. Evidencias de una mutación genética causante de un trastorno neurocognitivo frontotemporal,
ya sea en los antecedentes familiares o con una prueba genética.

2. Evidencias de una afectación desproporcionada del lóbulo frontal o temporal en el diagnostico por la Neuroimagen.

• Se diagnostica un trastorno neurocognitivo frontotemporal posible si no hay evidencias de una mutación genética y no se ha hecho un diagnostico por la imagen neurológica.

A. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.

B. Es habitual que el trastorno presente un inicio insidioso y una progresión rápida.

C. Existen características motoras de una enfermedad por priones, como mioclonos o ataxia, o evidencias del biomarcador.

D. El trastorno neurocognitivo no puede atribuirse a ninguna otra afección médica ni puede explicarse mejor por otro trastorno mental.

A. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.

B. El trastorno aparece en el transcurso de la enfermedad de Parkinson establecida.

C. El trastorno presenta un inicio insidioso y una progresión rápida.

D. El trastorno neurocognitivo no puede atribuirse a ninguna otra afección médica ni puede explicarse mejor por otro trastorno mental.

A. Evidencias de un declive cognitivo significativo comparado con el nivel previo de rendimiento en uno o mas dominios cognitivos (atención compleja, función ejecutiva, aprendizaje y memoria, lenguaje, habilidad perceptual motora o cognición social) basadas en:
B. Los déficits cognitivos interfieren con la autonomía del individuo en las actividades cotidianas (es decir,, por lo menos necesita asistencia con las actividades instrumentales complejas de la vida diaria, como pagar facturas o cumplir los tratamientos).
D. Los déficits cognitivos no se explican mejor por otro trastorno mental (p. ej., trastorno depresivo mayor, esquizofrenia).
1. Preocupación en el propio individuo, en un informante que le conoce o en el clínico, porque ha habido un declive significativo en una función cognitiva.
2. Un deterioro sustancial del rendimiento cognitivo, preferentemente documentado por un test neuropsicológico estandarizado o, en su defecto, por otra evaluación clínica cuantitativa.
C. Los déficits cognitivos no ocurren exclusivamente en el contexto de un delirium.
Trastorno neurocognitivo leve
2004
2007
2010
2013
B. Los déficits cognitivos no interfieren en la capacidad de independencia en las actividades cotidianas:

(p. ej., conserva las actividades instrumentales complejas de la vida diaria, como pagar facturas o seguir los tratamientos, pero necesita hacer un mayor esfuerzo, o recurrir a estrategias de compensación o de adaptación).

C. Los déficits cognitivos no ocurren exclusivamente en el contexto de un delirium.
D. Los déficits cognitivos no se explican mejor por otro trastorno mental (p. ej., trastorno depresivo.
A. Evidencias de un declive cognitivo moderado comparado con el nivel previo de rendimiento en uno o más dominios cognitivos (atención compleja, función ejecutiva, aprendizaje y memoria, lenguaje, habilidad perceptual motora o cognición social) basadas en:

1. Preocupación en el propio individuo, en un informante que le conoce o en el clínico, porque ha habido un declive significativo en una función cognitiva

2. Un deterioro moderado del rendimiento cognitivo, preferentemente documentado por un test neuropsicológico estandarizado o, en su defecto, por otra evaluación clínica cuantitativa.

Trastorno neurocognitivo mayor o leve debido
a la enfermedad de Alzheimer

2001
2007
2013
A. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.

B. Presenta un inicio insidioso y una progresión gradual del trastorno en uno o mas dominios cognitivos

(en el trastorno neurocognitivo mayor tienen que estar afectados por lo menos dos dominios).

C. Se cumplen los criterios de la enfermedad de Alzheimer probable o posible

Para el trastorno neurocognitivo mayor
-Se diagnostica la enfermedad de Alzheimer probable si aparece algo de lo siguiente; en caso contrario, debe diagnosticarse la enfermedad de Alzheimer posible.
Para un trastorno neurocognitivo leve
1. Evidencias de una mutación genética causante de la enfermedad de Alzheimer en los antecedentes familiares o en pruebas genéticas.

2.
Aparecen los tres siguientes:

a
. Evidencias claras de un declive de la memoria y del aprendizaje, y por lo menos de otro dominio
cognitivo (basada en una anamnesis detallada o en pruebas neuropsicológicas seriadas).

b.
Declive progresivo, gradual y constante de la capacidad cognitiva sin mesetas prolongadas.

c.
Sin evidencias de una etiología mixta (es decir, ausencia de cualquier otra enfermedad
neurodegenerativa o cerebrovascular, otra enfermedad neurológica, mental o sistémica, o
cualquier otra afección con probabilidades de contribuir al declive cognitivo).

Se diagnostica la enfermedad de Alzheimer probable si se detecta una evidencia de mutación
genética causante de la enfermedad de Alzheimer mediante una prueba genética o en los antecedentes
familiares.

Se diagnostica la enfermedad de Alzheimer posible si no se detecta ninguna evidencia de mutación genética causante de la enfermedad de Alzheimer mediante una prueba genética o en los antecedentes familiares, y aparecen los tres siguientes:

1. Evidencias claras de declive de la memoria y eí aprendizaje.

2. Declive progresivo, gradual y constante de la capacidad cognitiva sin mesetas prolongadas.

3. Sin evidencias de una etiología mixta (es decir, ausencia de cualquier otra enfermedad neurodegenerativa o cerebrovascular, otra enfermedad neurològica o sistèmica, o cualquier otra
afección con probabilidades de contribuir al declive cognitivo).


Criterios diagnósticos.

a. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.

b. El trastorno presenta un inicio insidioso y una progresión gradual.

c. Aparece: Variante de comportamiento o Variante de lenguaje

TRASTORNO NEUROCOGNITIVO MAYOR O LEVE CON CUERPOS DE LEWY


Criterios diagnósticos.

a. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.

b. El trastorno presenta un inicio y una progresión gradual.

c. El trastorno cumple una combinación de características diagnosticas esenciales y sugestivas de un trastorno neurocognitivo probable o posible con cuerpos de Lewy.










d. Alteración no se explica mejor por una enfermedad cerebrovascular, otra enfermedad neurodegenerativa, los efectos de una sustancia o algún trastorno mental, neurológico o sistémico.


Trastorno neurocognitivo mayor o leve debido a la enfermedad de Huntington

A. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.

B. Se observa un inicio insidioso y una progresión gradual.

C. Existe enfermedad de Huntington clínicamente establecida o existe riesgo de la misma en función de los antecedentes familiares o las pruebas genéticas.

D. El trastorno neurocognitivo no puede atribuirse a ninguna otra afección médica ni puede explicarse mejor por otro trastorno mental.


A. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.
C. Los déficits cognitivos no se explican mejor con otra afección mental ni otro trastorno neurocognitivo específico.
B. Pruebas de que el trastorno neurocognitivo es la consecuencia fisiopatológica de otra afección médica.
TRASTORNO NEUROCOGNITIVO MAYOR O LEVE DEBIDO A OTRA AFECCIÓN MÉDICA
TRASTORNO NEUROCOGNITIVO MAYOR O LEVE DEBIDO A ETIOLOGÍAS MÚLTIPLES
A. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.
B. Pruebas de que el trastorno neurocognitivo es la consecuencia fisiopatológica de más de un factor etiológico, excluidas sustancias.
C. Los déficits cognitivos no se explican mejor con otro trastorno mental ni aparecen exclusivamente durante el curso de un síndrome confusional.
TRASTORNO NEUROCOGNITIVO NO ESPECIFICADO
• Se aplica a presentaciones en las que predominan los síntomas característicos de un trastorno neurocognitivo que causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
• Se utiliza en situaciones en las que no puede determinarse la etiología concreta.
Trastorno neurocognitivo vascular mayor o leve
A. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.
B. La sintomatología clínica es compatible con una etiología vascular como lo sugiere cualquiera de los siguientes criterios:
Se diagnostica un trastorno neurocognitivo vascular probable si aparece alguno de los siguientes criterios, pero en caso contrario se diagnosticará un trastorno neurocognitivo vascular posible:
Se diagnostica un trastorno neurocognitivo vascular posible si se cumplen los criterios clínicos pero no existe diagnóstico por la imagen neurológica y no se ha establecido una relación temporal entre el síndrome neurocognitivo y uno o más episodios cerebrovasculares.
C. Existen evidencias de la presencia de una enfermedad cerebrovascular en la anamnesis, en la exploración física o en el diagnóstico por la imagen neurológica, consideradas suficientes para explicar los déficits neurocognitivos.

D. Los síntomas no se explican mejor con otra enfermedad cerebral o trastorno sistémico.

1. El inicio de los déficits cognitivos presenta una relación temporal con uno o más episodios de tipo cerebrovascular.


2. Las evidencias del declive son notables en la atención compleja (incluida la velocidad de procesamiento) y en la función frontal ejecutiva.
1. Los criterios clínicos se respaldan con evidencias de diagnóstico por la imagen neurológica en que aparece una lesión parenquimatosa significativa atribuida a una enfermedad cerebrovascular (respaldo de imagen neurológica).
2. El síndrome neurocognitivo presenta una relación temporal con uno o más episodios cerebrovasculares documentados.
3. Existen evidencias de enfermedad cerebrovascular, tanto clínicas como genéticas (p. ej., arteriopatía cerebral autosómica dominante con infartos subcorticales y leucoencefalopatía).
Trastorno neurocognitivo mayor o leve
debido a un traumatismo cerebral


A. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.

B. Existen evidencias de un traumatismo cerebral, es decir impacto en la cabeza o algún otro mecanismo de movimiento rápido o desplazamiento del cerebro dentro del cráneo, con uno o más de los siguientes:

C. El trastorno neurocognitivo se presenta inmediatamente después de producirse un traumatismo cerebral o inmediatamente después de recuperar la consciencia y persiste pasado el periodo agudo postraumático.
4. Signos neurológicos

(p. ej., diagnóstico por la imagen neurológica que demuestra la lesión, convulsiones de nueva aparición, marcado empeoramiento de un trastorno convulsivo preexistente, reducción de los campos visuales, anosmia, hemiparesia).
1. Pérdida de consciencia.

2. Amnesia postraumática.

3. Desorientación y confusión.

Trastorno neurocognitivo mayor o leve debido a infección por VIH
A. Se cumplen los criterios de un trastorno neurocognitivo mayor o leve.


B. Existe una infección documentada con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).


C. El trastorno neurocognitivo no se explica mejor por otra afección distinta de un VIH, incluidas enfermedades cerebrales secundarias como una leucoencefalopatía multifocal progresiva o una meningitis criptocócica.

D. El trastorno neurocognitivo no puede atribuirse a ninguna otra afección médica ni puede explicarse mejor por otro trastorno mental.

Presentado por:

- NESTOR MANUEL CIFUENTES RIOS
- ADRIANA JIMENA DIAZ GUIO
- YEIMY ROCIO LEON PEÑALOZA
- MARIA ALEJANDRA PEREZ HURTADO
- MARIA FERNANDA PORTILLA JEREZ
Full transcript