Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Falacias

Filosofía (Primera parte)
by

Daniel García

on 31 January 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Falacias

Falacias Gracias por tu paciencia Proviene de un vocablo latino fallere, que se traduce como engaño. No hay un acuerdo de cuántas falacias hay. Sin embargo, una constante división de este tipo de razonamiendos en dos grandes bloques: las formales y las informales Si los profesores de este curso son muy malos, la mayoría de los alumnos reprobarán.
p q
La mayoría de los alumnos reprobarán.
q
Por lo tanto, los profesores de este curso son muy malos.
p Falacia Clasificación de falacias Falacia formal Son argumentos que tienen apariencia de ser buenos, es decir, correctos, válidos o probables, pero no lo son. Falacias
no formales Falacias de irrelevancia Falacias de ambigüedad Equívoco Anfibología Énfasis Transferencia de propiedades Apelación
a los sentimientos Referencia insuficiente Falacias de irrelevancia Se caracterizan por apelar a rasgos irrelevantes de las personas o elementos involucrados en el argumento. Conclusión irrelevante Causa falsa Uso y mención Falacias de ambigüedad Aquellas que se basan en apelar a la ambigüedad del lenguaje natural. Por ejemplo, apelando a una palabra con dos significados Este tipo de falacias se distingue por transferir propiedades del sujeto que argumenta al objeto de la argumentación, lo cual es un error argumentativo. Ad hominem ofensiva De composición De división Ad hominem circunstancial Ad vericundiam Es un argumento expuesto contra la persona que sostiene una opinión o tesis, en lugar de sostenerla contra la opinión que tal persona sostiene. Pone en duda la integridad moral, honestidad o pasado de la persona. En un juicio en la Corte
(A Carlos Monzón, boxeador argentino, lo condenaron por matar a su esposa. Un testigo crucial, mientras caminaba por el lugar de los hechos, presenció el homicidio. Refiriéndose al testigo, dijo el abogado defensor Nadie pensará tomar seriamente lo dicho por ese hombre; la mayor parte de su vida ha sido alcohólico, le faltan recursos minimos de higiene personal, y por si no bastara es analfabeto. ¿En verdad, no estaría sufriendo delirium tremens cuando creyó ver lo sucedido entre el Sr. Monzón y su mujer? Otro ejemplo: Es muy común rechazar una propuesta de algún diputado, sólo porque en el pasado hizo o dijo algo no muy bueno. En la Guerra Civil estadounidense Mientras el general Grant ganaba batallas en el Oeste, el presidente Lincoln recibió muchas quejas de que Grant era un borracho. Un día, cuando una delegación le dijo que Grant erra irremediablemente adicto al whisky, se dice que el presidente respondió: "Quisiera que el general Grant enviara un barril de whisky a cada uno de mis otros generales". Este tipo de falacias es una variante de Ad hominem, con la salvead de que se apela a que las circunstancias del sujeto que argumenta lo llevan a: Tener intereses personales que lo inducen a aceptar la conclusión del argumento Lo llevan a una contradicción Ejemplo 1 Se rechaza los argumentos de un industrial en favor de la protección aduanera, ya que como es sabido un arancel protector le beneficiaria de algún modo. Ejemplo 2 Puede que la protección industrial nacional en ese momento sea lo mejor. Y es eso lo que debe discutirse, no las circunstancias especiales como la de ser industrial nacional y que se beneficiaría. El interes del industrial en la protección no es argumento en contra de plan protector aduanero. Un ejemplo clásico es la réplica del cazador al que se le acusa de barbarie por sacrificar animales inofensivos para su propia diversión. Su réplica consiste en preguntar a su crítico: ¿Por qué se alimenta usted con la carne de ganado inocente? No trata de demostrar que es correcto sacrificar vidas de animales para el placer de algunos humanos, sino simplemente que su crítico no puede reprochárselo debido a ciertas circunstancias especiales en las que puede encontrarse, como el no ser vegetariano. Apelación a la autoridad Está falacia se basa en apoyar nuestras afirmaciones en autoridades no pertinentes ya sea

1. Autoridades en campos del conocimiento que no se refiere al asunto discutido, o 2. Autoridad colectiva (por ejemplo: al pueblo, a la mayoría o a la minoría selecta, etcétera). Ejemplo 1 Si hasta Einstein creía en Dios, es absurdo ser ateo Ejemplo 2 Se nos invita a consumir algún producto porque una celebridad lo usa. Ad populum Se comete al dirigir un llamado emocional al pueblo, al populacho, con el fin de ganar su asentimiento para una conclusión que no tiene sustento en pruebas.

Es un recurso típico del propagandista, del demagogo, del político. Ejemplos Un fabricante de automóviles asegurará que su producto es el mejor en el mercado y lo demostrará afirmando y exhibiendo su modelo de automóvil rodeado de hermosas jóvenes en traje de baño. El político que hace su campaña electoral argumenta que él debe recibir nuestros votos porque “todo el mundo” vota por él o porque ahora le toca a él. Se nos dice que tal o cual marca de cigarrillo o de automóviles es “la mejor” porque es la que más vende en el país. Una cierta creencia “debe ser verdadera” porque “todos creen en ella”. Esta falacia consiste en transferir propiedades de (1) una cosa (tomada como un todo) a sus partes; o bien (2) de un conjunto a sus elementos. Ejemplo La Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM es la mejor de su área en toda Iberoamérica.

Por lo tanto, sus alumnos son los mejores de su área en toda Iberoamérica. Es la falacia inversa a la anterior, es decir, que transfiere propiedades (1) de las partes al todo y (2) de los miembros al conjunto al que pertenecen. Cada uno de mis libros es barato.
Por lo tanto, el total de mi biblioteca es barata. En este tipo de falacias, la irrelevancia argumentativa estriba en tratar de conmover en lugar de convencer. Y puede lograrse concitando sentimientos en el interlocutor, carentes de relevancia para demostrar la verdad o falsedad de la conclusión. A este tipo de falacias corresponden: Apelación al temor Apelación a la piedad Apelación a la ignorancia Ad baculum Ad misericordiam Ad ignorantiam Esta falacia es una apelación a la fuerza, en donde se trata de convencer al interlocutor por medio del miedo, diciendo que si no hace o piensa lo que nosotros queremos, será objeto de un prejuicio. Ejemplo 1 De un maestro a un alumno

- Sé que piensas que lo que digo está mal, pero será mejor que cambies de opinión si quieres pasar el curso. Ejemplo 2 Los nazis acostumbraban enviar la siguiente noticia a los lectores alemanes que interrumpían su inscripción al diario: “Nuestro periódico ciertamente merece el apoyo de todo alemán. Seguiremos enviándole ejemplares de él, y esperamos que usted no se exponga a infortunadas consecuencias en caso de cancelación”. Este tipo de falacia busca crear un sentimiento de piedad, con el fin de convencer al interlocutor. Ejemplo 1 Este tipo de falacia busca crear un sentimiento de piedad, con el fin de convencer al interlocutor. Ejemplo 2 Oficial si usted me pone esa multa, estoy casi seguro que costará más de $ 50. Y si tengo que pagar ese monto por alta velocidad, no podré operar a mi mujer. Y ella está enferma desde hace mucho tiempo y necesita desesperadamente una operación. Ejemplo 3 Con frecuencia se les pide a los profesores que pasen de nivel o pongan una mejor nota a tal o cual estudiante ya que viene de una familia conflictiva, desintegrada, etc. Se conoce como la política del “pobrecito”. Esta falacia consiste en afirmar que nuestra tesis es verdadera por que nuestro interlocutor no puede refutarla,se apela a la ignorancia del otro. Ejemplos Nadie ha podido refutar la existencia de Dios.
Por lo que es innegable su existencia. Nadie ha podido mostrar la existencia de Dios.
Por lo tanto, Dios no existe. La excepción Se halla en los tribunales de justicia de cada país. En efecto, en una Corte de Justicia el principio rector es suponer la inocencia de una persona hasta tanto no se demuestre los contrario. La defensa puede argumentar legítimamente que si al acusado no se le encontraron pruebas que lo culpen, debe dictarse un veredicto de inocencia. En todos los otros contextos la falacia ad ignorantiam debe ser rechazada como argumentación errónea. En este tipo de falacia lo que se cuestiona es qué tan bien se está fundamentando la conclusión, por ejemplo, porque a veces falta considerar cierta información, o porque partimos de lo que queremos probar. Accidente Generalización
apresurada Falso dilema
o
Bifurcación Petición
de
principio Esta falacia consiste en aplicar un principio o regla general, sin considerar que esta regla requiere para su aplicación que se cumplan previamente algunos requisitos. Un buen ejemplo de esta falacia la encontramos en el libro la República de Platón. Allí encuentra una excepción a la regla general: se debe devolver lo que no es nuestro. “Supongamos que un amigo, estando en su sano juicio, me ha entregado sus armas para que se las cuide y me las pide cuando no está en su sano juicio; ¿debo devolvérselas?”

Nadie diría que debo hacerlo o que yo obraría bien al hacerlo...

Lo que es verdad “en general” puede no serlo en un momento específico, por que las circunstancias modifican los casos de su aplicabilidad. Cualquier persona que presione para que las armas sean devueltas a su dueño ya que no son mías, está cometiendo la falacia de accidente. Esta falacia consiste en establecer una errónea conexión entre un caso particular y la conclusión general de la cual pretende ser el fundamento. Existen tres casos de esta falacia:
(1) caso particular insuficiente,
(2) muestra insuficiente de casos, y
(3) relación inesencial. 1. Caso particular insuficiente Consiste en apoyar una conclusión general en un caso poco representativo, lo que impide hacer la generalización para casos similares. Ejemplo Mi primo se salió de la escuela y puso su negocio. ¡Ahora gana muy bien!
Así podrían hacerle todos los que están en la escuela y dejar de perder tantos años que de nada los van a beneficiar. 2. Muestra insufieciente de casos Esta falacia es muy parecida a la anterior, salvo que en ésta se toman en cuenta un mayor número de casos. Se prueba que algunos X tienen la propiedad P, pero no se prueba para todos los casos. Ejemplo Los estudiantes de hoy son muy irresponsables. Mis dos sobrinos prefieren irse al cine en lugar de acabar su tarea para el día siguiente. 3. Relación inesencial Esta falacia consiste en hacer una generalización a partir de uno o varios casos que no guardan una relación esencial con la conclusión a la que queremos llegar. Ejemplo Este debe ser un buen vino, pues está en una botella muy elegante. Esta falacia consiste en suponer que sólo existen dos opciones en un discusión (lo cual es falso, pues hay alternativas) y aprovecha esto al negar una y concluir que la otra es correcta. Ejemplo O eres filósofo analítico o eres un mal filósofo (lo cual es un falso dilema, hay más opciones)
Y como no eres un filósofo analítico, eres un mal filósofo. Esta falacia consiste en sostener como cierta una conclusión afirmada de antemano, ya sea (1) por partir de una premisa que es sinónima de la conclusión, o
(2) por hacer un argumentación circular. Ejemplo caso 1 Alguien puede argüir que Shakespeare es un escritor más grande que García Márquez, esto porque la gente de buen gusto literario prefiere a Shakespeare. Y si se le pregunta cómo sabemos quién tiene buen gusto literario, tal vez se nos responda que esas personas se reconocen porque son lectoras de Shakespeare Ejemplo caso 2 Quisiera hacer lo que ayer,
pero introduciendo un cambio.
- No metas cambio Silario
que esta el jefe por ahí
- ¿Porqué esta de jefe?
- Porque va a caballo
- ¿Porqué va a caballo?
- Porque no se baja
- ¿Porqué no se baja?
- Porque vale mucho
- ¿Y como lo sabe?
- Porque esta muy claro
- ¿Porqué esta tan claro?
- Porque esta de jefe
Eso mismo fue
lo que yo le pregunté
- ¿Porqué esta de jefe? Joaquín Sabina Círculos viciosos Ignoratio elenchi Esta falacia consiste en conectar dos eventos causalmente apoyándonos únicamente en que uno sucedió poco antes que el otro, o al mismo tiempo. En 1929, hubo una extraña actividad en el Sol, justo al mismo tiempo que caían las bolsas de valores en todo el mundo.
Por lo tanto, la caída de las bolsas de valores en 1929, se debió a esta extraña actividad solar. Esta falacia consiste en una ambigüedad semántica, es decir, consiste en usar en el argumento un mismo término con significados diferentes. Un materialista atropelló a una anciana.

Los materialistas son ateos.

Por lo tanto, Un ateo atropelló a una anciana. Ejemplo 1 Ejemplo 2 La palabra “bueno” es un término relativo y con frecuencia se usa equívocadamente.
Cuando se arguye que el señor X sería un buen presidente porque es un buen general, o debe ser una buena persona porque es un buen padre, o un buen maestro porque sabe mucho, se comete la falacia del equívoco. Esta falacia consiste en una ambigüedad sintáctica. La forma de esta falacia no es única. Ejemplos Todos los alumnos tienen un maestro favorito.
Por lo tanto, un maestro es el favorito de todos los alumnos.

No voy a enviarlo a la cárcel por intento de robo ¡Voy a darle una segunda oportunidad!

(Titular de un periódico): “Un granjero se saltó la tapa de los sesos después de despedirse afectuosamente de su familia con un revolver” Esta falacia consiste en crear una ambigüedad en el significado de una palabra o frase, cambiado el énfasis que se le da. Existen dos tipos de falacias de énfasis:
(1) Ambigüedad fonética y
(2) Descontextualización. Ambigüedad fonética Esta falacia surge al crear una ambigüedad al pronunciar la oración, no empleado el acento o tono o entonación de la voz que aclararía el significado deseado. Nuevamente, esta falacia no tiene una forma regular. Ejemplo Dios es eterno y los hombres no, son mortales.

Por lo tanto, los hombres son inmortales. (llegamos a esta conclusión al no respetar la coma de la premisa) Descontextualización Esta falacia surge al citar fuera de su contexto palabras, oraciones o párrafos completos. Ejemplo En un artículo se exponen los 10 métodos más comunes para evitar el contagio de VIH, los cuales incluyen el uso del condón, la monogamia, la abstinencia sexual, etc. Una vez que el Sr. Juan lo lee, llega a su casa y le dice a sus hijos: “La abstinencia es el mejor método de protección contra el sida, lo leí en un artículo” Consiste en atribuir propiedades de una palabra o expresión a aquello referido por tal palabra o expresión, o viceversa. La forma de esta falacia no es única. Los monosílabos son indivisibles.

“Dios” es monosílabo.

Por lo tanto, Dios es indivisible. Ejemplo 1 Ejemplo 2 Romeo ama a Julieta.

“Julieta” es una palabra de siete letras.

Por lo tanto, Romeo ama a una palabra de siete letras. Ejemplo 3 "Alejandro" es un nombre agradable, por lo tanto, ese señor, Alejandro, debe ser agradable. Es la falacia lógica de presentar un argumento que puede ser por sí mismo válido, pero que prueba o soporta una proposición diferente a que la que debería apoyar. Pablo es un buen deportista y debe ganar la copa. Después de todo, es un buen tipo, ha donado mucho dinero y es miembro de una ONG. Las donaciones o preferencias solidarias no tienen que ver con el merecimiento deportivo de una copa. Ejemplo Ejemplo 2 El vuelo 4590 lo hizo un avión concorde que estalló, por lo que todos sus componentes estallaron. Ejemplo 2 Esta pieza de metal no puede romperse con un martillo, por lo tanto, la maquina de la cual es parte no puede romperse con un martillo.
Full transcript