Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

EL EXISTENCIALISMO: una ontología antropocéntrica

"Las nuevas antropologías. Un reto a la teología"
by

Luisa Fernanda Escovar

on 13 March 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL EXISTENCIALISMO: una ontología antropocéntrica

El existencialismo:
una ontología antropocéntrica Luisa Fernanda Escovar Dasein Frases para finalizar "El hombre es el ser por cuyo conducto aparece la nada en el mundo." Dasein El Dasein es el ser que no deja de proyectar jamás, que no vive solamente para el ahora ni por el ahora sino a su vez para el después, lo cual realiza sucesivas posibilidades. Por ello se dice que el Dasein es ser-en-el-tiempo, de tal manera que sólo la muerte le pone fin; es una temporalidad finita consumida en y por la muerte; afectando así al ser a quien define.
Por el punto anterior, se saca a colación que el Dasein es su propia posibilidad, debe decidir entre dejarse ir/perderse o autoelegirse/conquistarse; o mejor dicho, optar por la inautenticidad o la autenticidad.
Refiriéndose a la inautenticidad, se dice que el Dasein al apresarla, se dan los motivos por los cuales el recurso de la muerte tiene una interpretación cabal del existente humano. Heidegger desarolla
una reflexión acerca de la cuestión del ser.
¿Qué es, pues, el ser?
El Dasein es ser, mientras que los demás existentes son sólo entes: el ente es puesto por el hombre, es una representación de la base que el hombre ES. Lo que existe fuera del hombre, existe como objeto.
Es el único existente a quien su SER le es dado como tarea: "la esencia del Dasein está en su existencia."
El Dasein es ser-en-el-tiempo, la temporalidad es parte vital, las tres dimensiones (pasado - presnete- futuro) son denominadas "los tres éxtasis de la temporalidad". Esta temporalidad es identificada con la unidad de los tres éxtasis, mas no cada una por separado. Volviendo al tema de la muerte, se incluye una cita que explica perfectamente parte del concepto de ésta para el Dasein: "Mas una grave dificultad sobreviene aquí y parece condenar al fracaso la empresa de captar el Dasein en su totalidad. Pues siendo la muerte la posibilidad extrema del Dasein, el ser íntegro de éste sólo estará listo cuando aquella llega. Pero, llegando, nos lo arrebata, esto es, nos priva del objeto mismo de análisis: "mientras el Dasein es existiendo, no ha alcanzado nunca su totalidad. Pero, en cuanto la gana, se convierte su ganancia en pura y simple pérdida de su ser-en-el-mundo". Y no sobra mencionar la imposibilidad de intercambiar muertes, por decirlo de algún modo, "nadie puede endosar su muerte al otro ni tomar la del otro sobre sí." La muerte es asumida por el Dasein tan pronto como es, haciendo que sea un ser-para-el-fin, ser para la muerte, el cual no debe ser confundido con los demás seres vivos que no son humanos que llegan al fin pero no son PARA el fin. Esto anterior es el oculto fundamento de la historicidad del Dasein.
Ahora retomando el ser-en-sí, y el ser-para-sí, que respectivamente serían por ejemplo objeto y sujeto, Heidegger dice que el primero es pura positividad y el segundo pues, no tanta. Esto anterior se debe a que el ser-en-sí se limita a ser, existe y se agota en sí mismo, no es PARA otro fuera de sí, no esta remitido a lo que no es él, "es lo que es". En cambio el ser-para-sí, más complejo, es un ser consciente lógicamente anterior a todo objeto ya que se percibe a sí mismo antes de cualquier otra realidad. Sartre plantea la siguiente posición: "Según Sartre, para individuar de forma elemental y rápida el no-ser, basta con recurrir a esa faceta trivial del comportamiento humano que es la capacidad para la pregunta. El no-ser, en efecto, emerge de la interrogación por tres vías diversas. Primero, porque se pregunta lo que no se sabe. Segundo, porque a toda pregunta se puede responder afirmativa o negativamente; aquello por lo que se inquiere puede ser o no ser. Tercero, porque toda respuesta connota siempre una limitación, un no ser —"es esto, se contesta, y no otra cosa" 25—." Esto expone la importancia de la pregunta, del acto de cuestionarse, para el Dasein y el hecho de que los opuestos, en este caso el no-ser y el ser, están permanentemente juntos. Sartre dice que el hombre está determinado por su proyecto, existe sólo mientras se realiza por lo cual tiene el poder de la decisión, y siempre el decidir equivale a anular aquello por lo que no se decidió, ahora a veces se le llama comúnmente "sacrificio"; el dejar de lado algo por decidir o escoger otra cosa. Aquí aparece la nada, la opción libre da cabida a la nada, "se aposenta en el interior del ser-para-sí, es su núcleo." Esto genera la náusea, equivalente a la angustia en el caso de Heidegger, reacción del ser a la nada, el SER AHÍ simplemente. "Todo existente nace sin razón, se prolonga por debilidad y muere por tropiezo." El hombre como proceso abierto, inconcluso, diferente a los demás entes que son cerrados, son en-sí.


El proceso de autorealización del ser termina en la muerte. "Existir —escribe Heidegger— significa: estar sos- teniéndose dentro de la nada", de forma que "la nada... pertenece originariamente a la esencia del ser mismo".8 Formulaciones que reiteran la desgarrada descripción sar- triana aducida anteriormente: "la nada está en el seno mismo del ser, en su corazón, como un gusano". Esta cuestión ontológica (Ontología: "parte de la metafísica que trata del ser en general y de sus propiedades trascendentales") tiene como base el existente humano que no sólo es, sino que sabe que es, que está ahí; al cual Heidegger denomina Dasein. El Dasein es-en-el-mundo, dícese de mundo no como lugar sino como un conjunto de posibilidades. Él crea, "no porque las cosas le deban el ser, sino porque es él quien, ordenándolas a sí, les confiere mundanidad."
El Dasein se autocomprende como "culpable", no en el sentido de la ética sino de la ontología. Al ser responsable de sí y de su propia finitud, posee una gran cantidad de negatividad.
Full transcript