Loading presentation...
Prezi is an interactive zooming presentation

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

LAS NECESIDADES HUMANAS DE LEN DOYAL E LAN GOUGH

No description
by

javi garcia

on 23 May 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of LAS NECESIDADES HUMANAS DE LEN DOYAL E LAN GOUGH

.
LAS NECESIDADES HUMANAS DE LEN DOYAL E LAN GOUGH
Len Doyal es un autor de 1944 nacido en Atlanta. Filósofo y Sociólogo es un gran colaborador con el otro autor Ian Gough,el cual nació en 1942 con nacionalidad británica, y el cual realiza investigaciones basadas en la naturaleza del ser humano y el estudio de la economía política de bienestar social. Juntos escriben un importante libro llamado Teoría de las necesidades humanas. Su desarrollo ha estado exento de las especulaciones típicas de los filósofos (sobre todo de los europeos). La teoría de las necesidades humanas, sin embargo, ha creado escuela y hoy son muchos los estudiosos (sobre todo británicos) que la están aplicando en investigaciones sobre los países en desarrollo, la pobreza, el desarrollo, el bienestar, el crecimiento económico, los servicios sociales y un larguísimo etcétera.
Len Doyal
Ian Gough
Este libro lo escribieron principalmente porque vieron la situación socio-económica que había en el momento. Este libro no sólo nos dice cuáles son las necesidades básicas, sino que ofrece criterios empíricos para alcanzar su satisfacción, estableciendo una categorización de necesidades intermedias en función de un satisfador universal. Estas ideas constituyen la base del pensamiento adoptado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo(PNUD), en sus informes anuales sobre el Desarrollo Humano.
Acerca del libro
Cuenta con 408 páginas, con lo cual tiene una extensión curiosa.
Es un libro muy ambicioso que trata de, entre otras cosas, "desarrollar una teoría nueva de las necesidades humanas", "revivir una visión aceptable del progreso social y proveer una alternativa creíble al neoliberalismo y al conservadurismo político que ha causado serio daño a muchos". (p.3).

Su teoría tiene un enfoque marxista-humanista-ecologista, y reconoce en dicha teoría las cualidades de la persona como agente social( ya que puede participar en la sociedad).Realizan una evaluación de los sistemas sociales para ver si pueden o no cubir las necesidades, y propone dos ideas:
-Descentralización: Las personas participan para determinar y solucionar sus necesidades( usuario=lugar central de la solución)
-Centralización: El estado aglutina las necesidades de la población y los recursos para satisfacerlas de manera centralizada evitando la violencia estructural( que puede conllevar probreza o marginación)( sociedad=lugar central de la solución)
Por tanto vemos un enfoque individual y otro más social que tiene más en cuenta el compromiso de los Estados.

Deben distinguirse dos concepciones de las necesidades, la que las concibe como impulso y la que las concibe como propósitos
1-Impulso:
fuerza motivacional impulsada por un estado de desequilibrio o tensión que se produce en el organismo por una carencia particular. Este enfoque, señalan DyG, ha inspirado el que quizás es el más famoso análisis de las necesidades básicas: el de Maslow. Pero no usan ésta idea, debido a la falsa secuencia temporal(Algunas personas parecen más preocupadas con su auto-actualización que con su seguridad, los alpinistas, por ejemplo) y debido a que no les parece que los impulsos no corresponden a las necesidades. En pocas palabras, rematan, tener el ansia de actuar de cierta manera no debe confundirse con una justificación empírica o normativa para hacerlo.
Sin embargo, DyG señalan que el “énfasis en los impulsos y motivaciones nos alerta respecto al fundamento biológico de las necesidades humanas".
Nuestra constitución de mamíferos moldea las necesidades por cosas como comida y calor para sobrevivir y mantener la salud.


2-Propósito:
Las necesidades en este sentido se suelen contrastar con “apetencias” (wants),
que son descritas también como propósitos pero que derivan de preferencias y ambientes
culturales particulares. A diferencia de la necesidad, las “apetencias” varían de persona a persona. La imputación de universalizables a algunos propósitos y a otros no descansa en la creencia que si las necesidades no son satisfechas por un satisfactor
adecuado, entonces un tipo especificado y objetivo resultará dañado.

Rápido resumen de los capítulos importantes...
En el primer capítulo del libro sobre las necesidades humanas, se pueden sacar ideas importantes acerca de sus pensamientos como que sólo el individuo puede determinar sus intereses/aspiraciones. Para ellos, la forma de valorar las necesidades es el grado de satisfacción de los deseos en situación de mercado.
Consideramos importante señalar una frase que aparece en la pág 46 del libro, y que dice:
“es muy amplio el consenso del pensamiento moderno que se muestra de acuerdo en que no existen necesidades humanas objetivas que puedan formularse de modo coherente”


Ya en el capítulo 2 del libro, el cual trata sobre la inevitabilidad de las necesidades humanas, nos proporcionan información e ideas como que hay formas de organización social mejores que otras para satisfacer las necesidades humanas, y otra idea importante es la de que la finalidad moral de una policía se demuestra en su capacidad para satisfacerlas. Para ellos, hay buenos y malos Estados de Bienestar, y para evaluarlos se necesita un concepto de necesidades objetiva.
También, como ya mencionamos al principio, dijimos que tenían una visión digamos ecologista, y por tanto también vemos ideas en este capítulo relacionadas con esa visión:
-No hay que explotar irracionalmente la naturaleza
-No contamos con formas adecuadas para gestar la producción y consumo
-La necesidad de redistribuir los recursos a nivel mundial.
-La importancia de organizarse de otro modo para satisfacer las necesidades.

Si nos adentramos en el capítulo 3, éste recibe el nombre de la gramática de las necesidades.
Aquí, a pesar de su pensamiento de que el lenguaje es ambiguo, nos dan una ligera concreción de lo que entienden por necesidades humanas:
-Como impulsos( concepción determinista biológica)
-Como objetivos que todos debemos alcanzar( suponen un universalismo)
Todas las afirmaciones de necesidad, señalan Doyal y Gough, se ajustan a la estructura
relacional: “A necesita X para lograr Y”. La gramática de las afirmaciones sobre la necesidad humana que no se refieren a impulsos tiene carácter instrumental. Siempre tiene que haber otro propósito detrás para que concibamos a una necesidad X como un propósito en sí mismo. Si no fuera así, sería imposible identificar la razón por la cual el propósito es identificado como necesidad y por la cual creemos que es valioso buscar alcanzarlo.
Así, puedes necesitar lo que quieres, y querer o no querer lo que necesitas. Lo que no
puedes hacer consistentemente es no necesitar lo que se requiere para evitar el grave daño


Ya en el capítulo 4 tratan de establecer los medios que los seres humanos realizan para satisfacer sus necesidades( optimización de la satisfacción de las necesidades):
-Lan Gough recalca que hay que partir de la experiencia para llegar a un fin
-Para que las satisfacciones de nuestras necesidades tengan frutos, tienen que negociarse de manera sensata y democrática.
-Los seres humanos han de tener el derecho, la salud y la autonomía suficientes de trabajar unidos a fin de alcanzar una meta

El capítulo 5 habla de las condiciones sociales previas para la satisfacción de necesidades básicas. Aquí los autores dicen que sólo podemos adquirir la capacidad de actuar a partir de las acciones positivas de otros, y éstos de otros y así sucesivamente. Por condiciones sociales previas entienden:
-Asegurar niveles mínimos de supervivencia y salud(producción)
-La reproducción biológica y la socialización de la infancia(reproducción)
-Aptitudes y valores necesarios para que haya producción(transmisión cultural)
-Autoridad que garantice la práctica de esas aptitudes.

Este podría ser un resumen básico y por encima acerca de lo que trata su libro.

Un poco más en profundidad...
Las necesidades son la expresión que un ser vivo requiere indispensablemente para su conservación y desarrollo.( por tanto queda reflejado simplemente en la definición el pensamiento humanista al que nos referimos al principio) En psicología, la necesidad es el sentimiento ligado a la vivencia de una carencia, lo que se asocia al esfuerzo orientado a suprimir la falta, es decir, a satisfacerla.
DISTINGUEN DOS TIPOS DE NECESIDADES:

En primer lugar hablan de que hay en la vida del ser humano dos necesidades básicas principalmente. Las necesidades básicas son propiamente universales y objetivas, y condición para toda vida propiamente humana.Las necesidades humanas básicas, por tanto, estipulan lo que las personas deben lograr si han de evitar el daño serio y sostenido en estos términos (p.50)( el asunto del serio daño, los autores lo definen como la “búsqueda
significativamente inhabilitada de metas que son consideradas valiosas por los individuos”,
como “estar fundamentalmente incapacitado para perseguir lo que uno considera lo bueno)

La primera de ellas sería la autonomía, entendiendo por ésta la capacidad de valerse y tomar decisiones por sí solos. La capacidad de iniciar una acción, la capacidad de
formular propósitos y estrategias, e intentar ponerlas en acción, está determinado por tres
variables: el nivel de entendimiento de nosotros mismos, de nuestra cultura, y de lo que se
espera de nosotros; la capacidad psicológica de formular opciones para uno mismo (su
salud mental); y las oportunidades objetivas de actuar en consecuencia y la libertad
implicada en ello
-La segunda de ellas es la salud física, que es definida como la condición previa para emprender cualquier acción humana.


En síntesis, sobrevivencia y autonomía son precondiciones básicas -las
necesidades básicas, por tanto- para evitar el serio daño (participación dramáticamente
limitada en una forma de vida), lo que puede concebirse como el propósito final de todos
los humanos o como el interés humano más básico. (p.55, énfasis añadido)
Más adelante Doyal y Gough aclaran que la sobrevivencia no es suficiente, y que la que
constituye una necesidad humana básica es la salud física.
En este punto de la argumentación, los autores señalan que, "aparentemente", al haber
mostrado que se requieren ciertas condiciones -salud física y autonomía- para que los
humanos puedan asumir la responsabilidad de personas, para que puedan participar en
una forma cultural de vida, y puesto que estas necesidades básicas son las mismas para
todos, han logrado darle la vuelta al problema de la etnocentricidad, habiendo llegado
a un criterio para separar necesidades de deseos y medir el progreso social en
cualquier sociedad14 (p. 69)

Sin embargo, señalan, hay todavía dos problemas por resolver.
En primer lugar, qué
queremos decir por básico. En segundo lugar, las necesidades se satisfacen de diferentes
maneras en diferentes culturas. Aquí los autores introducen una definición de satisfactores,
como los objetos, actividades y relaciones que pueden satisfacer nuestras necesidades
El nivel óptimo de salud física supone una esperanza de vida tan alta y tan poca incapacidad provocada por enfermedad, como son
posibles dados los potenciales genéticos de cada persona. El nivel de autonomía óptimo
puede ser especificado a dos niveles. En el más bajo supone la minimización de las
restricciones sociales a la participación, aunada al acceso a tanta comprensión cognitiva
como resulte necesaria para su forma de vida. A otro nivel, el de autonomía crítica, el
óptimo requiere acceso al conocimiento de otras culturas, aunado a las habilidades
críticas y las libertades políticas para evaluar su propia cultura y luchar para cambiarla si
así lo eligen. Por último, los autores dejan claro que la universalidad de su teoría no
implica desconocimiento de las diferencias grupales, por ejemplo, las mujeres, los niños,
los ancianos, las minorías raciales, etc. Sostienen que, en esencia, las necesidades básicas
de estos grupos son las mismas, pero que pueden diferir los satisfactores que
requieren, porque se ven sujetos, por ejemplo, a amenazas adicionales a su autonomía
y a su salud (pp.69-75).


Tras estas dos necesidades básicas, establecen que hay 11 necesidades intermedias, que son aquellas cuya superación mejora las condiciones básicas. Hay algunas que están relacionadas con la necesidad básica de la salud y hay otras que lo hacen con la autonomía. Debemos señalar que también añaden una referida específicamente a la maternidad. Otras serían: las necesidades intermedias son especificaciones y condiciones de las necesidades básicas, que se realizan de formas distintas en distintos contextos sociales y políticos.
-Comida nutritiva y agua limpia
-Una vivienda protectora
-Medio de trabajo no dañino.
-Medio ambiente no dañino
-Adecuada atención a la salud.
-Seguridad en la niñez
-Relaciones primarias significativas
-Seguridad física
-Seguridad económica
-Control natal y partos seguros( la relacionada con la maternidad)
-Educación apropiada.
La distinción entre necesidades y satisfactores permite respetar la diversidad cultural y contextual. La noción de necesidades es irrenunciable para poder evaluar de alguna forma el bienestar y el progreso social, criticar el status quo y poner de manifiesto la frecuente adaptación de las preferencias a la injusticia y la opresión. Y la noción de satisfactores permite dar cuenta del hecho de que las necesidades de salud (alimentación, vivienda, seguridad) y autonomía personal (relaciones primarias, educación) se pueden satisfacer de maneras muy diferentes en distintas épocas y contextos culturales y sociales.

Evaluación de las necesidades básicas y de las intermedias
En cuanto a las necesidades básicas, los autores proponen, como ya había sido señalado, como norma el óptimo de satisfacción, y no el mínimo absoluto, ni uno culturalmente relativo. Se requiere entonces un estándar para niveles óptimos críticos que, en principio, sería derivado del mejor nivel alcanzado de satisfacción de necesidades en el mundo de hoy, o una norma mejor que ésta que fuese viable materialmente en el presente.
Si bien tal óptimo permanece como el único criterio lógica y moralmente
sostenible, que debe ser utilizado para evaluar la satisfacción de necesidades a largo plazo, esto no elimina la posibilidad de usar estándares más bajos como metas estratégicas en el mediano plazo. (pp. 159-161)
En cuanto a las necesidades intermedias, para fijar su estándar de satisfacción es necesario determinar los niveles de su satisfacción que se traducen en niveles óptimos de satisfacción de necesidades básicas. Para ello los autores acuden a lo que Warr desarrolló como el
modelo de la vitamina en su estudio del impacto del medio ambiente en la salud mental.


Los indicadores para la medición
Para construir los indicadores, la salud física: llama dos componentes de la necesidad:
probabilidades de sobrevivencia y mala salud física. Mientras para la primera se sugieren
indicadores como esperanza de vida y tasas de mortalidad específicas, para la segunda se
presentan indicadores de morbilidad y prevalencia (de incapacidades, deficiencias del
desarrollo infantil y de dolores severos). La autonomía se desagrega en tres componentes:
desórdenes mentales, privación cognitiva y oportunidades para la actividad económica.
Para el primero, el indicador es la prevalencia de enfermedades mentales. Para el segundo,
la ausencia de conocimientos "culturalmente relevantes"; analfabetismo; carencia de
habilidades en matemáticas, ciencia y otras pericias casi-universales; y ausencia de
habilidades en el lenguaje internacional. Para el tercer componente, los indicadores
propuestos son: desempleo y "otras medidas de exclusión de roles sociales significativos";
y falta de tiempo libre, después de tomar en cuenta actividades productivas y
reproductivas.
Los indicadores de necesidades intermedias: En el capítulo
8 discuten los indicadores compuestos de bienestar y los rechazan argumentando que "los
dominios de satisfacción de necesidades intermedias no pueden ser balanceados (traded off)
entre sí (excepto donde hay evidencia clara de complementariedad o sustituibilidad).
Ningún exceso de seguridad en la infancia puede compensar la falta de refugio (shelter) hoy
día; ni puede una mejor nutrición compensar un medio ambiente contaminado. Más bien,
cada dominio debe ser evaluado en forma separada." (pp. 166-167).

Full transcript