Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

REGÍMENES POLÍTICOS ISLÁMICOS

No description
by

Sergio bozzoli solano

on 28 May 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of REGÍMENES POLÍTICOS ISLÁMICOS

REGÍMENES POLÍTICOS ISLÁMICOS
El Islam es una religión; también es una cultura; un modo de vida, comprende un sistema moral, político, económico y social, con su propia legislación sustentada en
El Corán
, libro sagrado que reúne las palabras de Dios (
Alá
) dictadas al profeta
Mahoma
por el arcángel Gabriel. Por la relación que existe entre el poder político y el religioso, muchos estudios clasifican los gobiernos islámicos como teocráticos.
Desde la muerte de Mahoma se dio una separación entre sunnitas y chiítas (shiítas) que, aunque comparten una misma fe, difieren en la interpretación de algunas creencias y su práctica. Los sunnitas son ortodoxos; es decir se rigen fielmente por la ley islámica y los chiítas consideran que el Corán también se puede interpretar a la luz de los cambios que se operan en el mundo.
En muchas naciones islámicas - sunnitas el poder político es absoluto; inclusive monárquico absolutista.
En ellos el pueblo está sometido a las decisiones de los gobernantes y las mujeres carecen de derechos o poseen menos que los hombres; la mayoría de ellas están confinadas a la esfera privada; ni siquiera pueden salir de sus casas sin compañía de un hombre (aunque sea un niño) y están obligadas a vestir la muslin o burka (velo que cubre toda su cabeza, con excepción de los ojos) y a cubrir completamente su cuerpo; tampoco tienen derecho a la educación ni a hablar en público y no pueden recibir atención de médicos varones.
En términos generales, en los regímenes políticos islámicos la soberanía recae sobre Dios, único con poder para mandar o prohibir y el Gobierno lo dirige un Califa (descendiente de los profetas) o un líder elegido por el pueblo y apoyado por un grupo que funge como una especie de Congreso.
También existen naciones con regímenes políticos constitucionales y gobiernos civiles; sin embargo, en la mayoría de los casos, los principios legales se establecen conforme los principios del Corán.
Las naciones islámicas se basan en cuatro pilares fundamentales: la ley de Alá, la ciudadanía, el territorio y la autoridad y rechazan todas las costumbres extranjeras que atentan contra sus creencias, contra las cuales practican el yihad o mandato de extender el islamismo sobre "los infieles". Por eso este término ha sido definido, por muchas personas, como “guerra santa”
Arabia Saudita
Constituye una monarquía absolutista que todavía mantiene tradiciones feudales.
El Gobierno lo ejerce la Al Saud, de la cual procede el rey que es electo por los principales miembros de la familia real.
La ideología del Estado es la salafista (es un movimiento sunnita que reivindica el retorno a los orígenes del islam); que sigue al Islam de manera ortodoxa; mantiene la religión pura y no se permite ningún tipo de alteraciones.
Aunque las disposiciones del rey son absolutas, está obligado a respetar a los miembros de su familia, los líderes religiosos y, en términos generales, a los miembros de la sociedad.
El monarca se acompaña en el Gobierno por un Consejo de Ministros, elegidos por él entre los varones del país. No existen partidos políticos ni elecciones, aunque, en el 2005, se permitió, por primera vez, la celebración de elecciones municipales.

En Arabia Saudita la aplicación de la justicia es muy severa; se aplican castigos corporales como latigazos, la amputación de partes del cuerpo y la pena de muerte.
Aunque existe el derecho de educación para la mujer, se vigila la forma en que se viste y existe la segregación sexual.
La esclavitud no fue abolida hasta 1962, y el analfabetismo afecta a la mayor parte de la población. El alcohol, los teatros y el cine son ilegales.
En Arabia se ubican las ciudades sagradas de Medina y la Meca, esta última es el principal sitio de peregrinación religiosa del Islam.
Pakistán
La República Islámica de Pakistán posee un sistema semi - presidencialista federal.
Un presidente que es el jefe de Estado, elegido por un colegio electoral nombrado por el Parlamento y las Asambleas Provinciales, un primer ministro y un Consejo de Ministros.
En las provincias la autoridad la ejerce un gobernador nombrado por el presidente.
De acuerdo con la Constitución Política, Pakistán es un estado islámico progresista en el cual la población goza de iguales derechos, existe la libertad de expresión y el derecho al sufragio. Es el primer país islámico en designar a una mujer como Primera Ministra.
Desde el siglo XX este país enfrenta conflictos armados con India, por la región de Cachemira y serios problemas internacionales por el terrorismo protagonizado por AL Qaeda y los talibanes, grupos ortodoxos.
Palestina
Palestina no es un Estado soberano reconocido por la comunidad mundial. En la actualidad reclama algunos territorios en el Cercano Oriente y la creación del Estado Palestino.
La estructura de Gobierno se ha modificado a partir del conflicto que tiene con el Estado Israelí.
El Gobierno lo ejerce la Autoridad Nacional Palestina (ANP), por medio de un presidente, electo popularmente para un período de cuatro años y un primer ministro, nombrado por el presidente, cuya función principal es dirigir el gabinete.
Existe un Consejo que cumple las funciones del Poder Legislativo.
Regímenes políticos pluripartidistas y unipartidistas
Los partidos políticos, como se les conoce en la actualidad, tienen origen en Inglaterra y Estados Unidos a partir del siglo XVII.
La organización coincide con la aparición de los estados nacionales y el establecimiento de las democracias representativas.
Su organización responde a la necesidad de la población de organizar grupos de intermediarios entre ellos y el Estado y lograr una mayor incidencia en los asuntos públicos; es decir proponer a la población un modelo de Estado que represente sus necesidades e intereses y, desde el Gobierno, construirlo.
En la estructura de partidos políticos aparecen tres formas:
• Unipartidismo o monopartidismo
• Bipartidismo
• Pluripartidismo o multipartidismo
Unipartidismo
Los regímenes políticos con gobierno unipartidista corresponden a los países en donde solo existe o participa un partido político o bien, a pesar de la existencia de otros, hay uno que posee el control y dominio total del Gobierno. También existe la posibilidad de que entre varios partidos políticos se establezcan alianzas que concluyen en que uno de los partidos adquiere mucho poder frente a los otros, como sucede en Corea del Norte con el Frente Democrático para la Reunificación de la Patria.
En los lugares donde existe un régimen de partido único se realizan "elecciones libres", aunque siempre gana la contienda el o la candidata del mismo partido. Por lo general, el unipartidismo se presenta donde existen regímenes políticos o gobiernos autoritarios y dictatoriales y las elecciones constituyen un medio para imponer una imagen democrática ante el mundo; con ello, evitar las presiones internacionales que se dan contra las naciones con gobiernos de facto (no constituidos legalmente).
En algunos casos el presidente desempeña al mismo tiempo los cargos de jefe de su partido político y líder religioso.
El privilegio de ser un partido tan fuerte que lo convierta en único proviene de aspectos como haber liderado algún movimiento revolucionario, instaurado y fomentado cambios sumamente importantes en el país o demostrado una capacidad organizativa interna que lo hace destacar; entre otros.
Muchos estudios políticos afirman que el sistema de partido único representa un freno a la democracia y a los derechos humanos; principalmente los relacionados con la libertad de conciencia, expresión, participación popular, elegir y ser elegido para cargos públicos y discernir.
Otra de las críticas que se hacen a este régimen político es que puede acrecentar la posibilidad de que se instauren las dictaduras, ya sea de una persona, un grupo o un partido político; tal es el caso de la república presidencialista de Partido Único de Turkmenistán, con la elección de un presidente vitalicio.
Los regímenes de partido único son propios de los países comunistas o de los que sustentan dictaduras o totalitarismos.
Algunos países donde se presentan gobiernos de carácter unipartidista son, Cuba y China.
Cuba
Desde 1959, después de la revolución, Cuba es una República Democrática Popular, organizada política, social y económicamente dentro del modelo socialista, en la cual sólo existe un partido político; el Partido Comunista. A partir de esa fecha y hasta el año 2006, el Gobierno fue ejercido por el líder revolucionario Fidel Castro, quien, por motivos de salud, en julio del 2006 lo entrega a su hermano Raúl, quien fungía como vicepresidente.
Durante muchos años, la Asamblea Nacional del Poder Popular, órgano supremo del Estado, tenía la potestad legislativa y la atribución de elegir a los miembros de los órganos Ejecutivo y Judicial; sin embargo, en 1992, tras la desarticulación de la Unión Soviética, se dio una reforma electoral que estableció el sufragio universal, directo, voluntario y secreto, para elegir a las y los delegados a las Asambleas Municipales, Provinciales y Nacional; siempre mediante el sistema de una democracia sin partidos políticos.
El Poder Ejecutivo se compone de un Consejo de Ministros, elegidos por el Parlamento y sus miembros son nombrados indefinidamente. El Poder Judicial lo forma el Tribunal Supremo Popular; además hay una Fiscalía General y una Contraloría
China
China es una República Popular Democrática con un sistema político unipartidista y un Gobierno formado por un presidente, un Consejo de Estado, la Comisión Militar Central (dirigida por el jefe del ejército), una Asamblea Popular Nacional, una Fiscalía Popular Suprema y un Tribunal Popular Supremo. Según la Constitución Política, el poder del Estado le pertenece al pueblo, representado por la Asamblea Popular Nacional y las Asambleas Populares Locales.
El partido en el poder recibe el nombre de Partido Comunista de China; sin embargo, existen otros ocho partidos más, pero su participación es solamente consultiva y se encuentran subordinados al Partido Comunista. Tampoco existe el sufragio universal para la elección de los gobernantes.
El Partido Comunista se encuentra organizado en:
• Comité Central, de 300 miembros elegidos por el Congreso Nacional del Partido, para un período de cinco años.
• Comité Central, integrado por 22 personas que conforman el Buró Político, dentro del cual se elige al Comité Permanente del Buró Político, órgano de nueve miembros que son las personas que ostentan mayor poder en el país y desempeñan las principales funciones de Gobierno. El Comité Permanente es dirigido por un Secretario General.
El modelo político que acompaña su ideología es el autoritario dominado por el nacionalismo. El Partido Comunista Chino está presente en todos los ámbitos de la vida; controla el Gobierno (Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial -que no es independiente), los centros de trabajo y las instituciones educativas.
En los países con regímenes de partido único, la población no disfruta de todos los derechos humanos; estos son otorgados de manera progresiva a la población.
Los derechos más limitados son los de expresión, prensa, tránsito, reunión, libre asociación y las garantías políticas; pues la sociedad esta subordinada al Gobierno y al partido político que lo administra.
En la mayoría de los casos las y los disidentes son reprimidos, apresados, condenados a prisión y, cuando existe la pena de muerte, ejecutados. En occidente se les considera presos políticos
Pluripartidismo
En los regímenes políticos pluripartidistas o multipartidistas se da la existencia de varios partidos que responden a diferentes ideologías.
Entre ellos se pueden destacar “partidos fuertes o mayoritarios” que van a dominar la esfera política, mientras que otros pueden convertirse en minoritarios.
El pluripartidismo difiere del bipartidismo porque en este último, aunque existan varios partidos políticos, existen dos partidos denominados mayoritarios, que poseen expectativas reales para alcanzar el poder público, como sucede en Estados Unidos con los partidos Demócrata y Republicano y como sucedió en Costa Rica, durante muchos años, con los partidos Unidad Social Cristiana y Liberación Nacional. El bipartidismo es un sistema que disminuye la posibilidad de que las minorías alcancen representatividad en las distintas instituciones de Gobierno y, por tanto, de que sus proyectos para la nación sean estudiados.
La presencia de cantidad de partidos políticos racionaliza la participación ciudadana al ofrecer al electorado diferentes opciones para escoger la que mejor responda a sus expectativas; por ello se afirma que son una garantía para el fortalecimiento de la democracia y la representatividad, en especial, de las minorías en el Gobierno.
El pluripartidismo también representa la evolución política de un pueblo; pues, por medio de los partidos políticos la ciudadanía cuestiona la forma de hacer política y asumir los retos y desafíos nacionales de los denominados partidos tradicionales y pueden proponer nuevas formas de gobernar y asumir el progreso social y económico de sus respectivos países; también, exigir transparencia y rendición de cuentas.
La existencia de una gran cantidad de partidos políticos, sin embargo, pueden dificultar la gobernabilidad de un país si no se establecen los mecanismos de diálogo y consenso que favorezca y garantice la toma de decisiones en beneficio de la colectividad; por otra parte, al diluirse demasiado la participación ciudadana y dividir en demasía la oposición, más bien se fortalece el oficialismo, al partido político que está en el Gobierno y al que posee la mayoría legislativa.
En casos en que algunos partidos no lleguen a alcanzar los votos necesarios para conformar el Gobierno, existe la posibilidad de establecer alianzas o coaliciones para buscar la implementación de algunos proyectos que no son apoyados por el oficialismo.
Full transcript