Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Gaspar Melchor de Jovellanos

Águeda, Sheila, Sonia y Cristina. 2ºB Bachillerato.
by

Cristina Rubio

on 28 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Gaspar Melchor de Jovellanos

Sus raíces Asturias Complicaciones Últimos años Conclusiones Sevilla y Madrid En 1767 se trasladó, ocupando el cargo de Alcalde del Crimen de Sevilla. Desde temprana edad desarrolló su interés por escribir y estudiar, influido por las corrientes ilustradas.

En 1778, se trasladó a Madrid e ingresó en la Sociedad Económica Madrileña. También ingresó en la Academia de la Historia y en la Academia Española. Escribió en esa época Elogio de las Bellas Artes, el Censor y Elogio de Carlos III.

En 1790, tras la muerte de Carlos III, la Corte madrileña cambió y Floridablanca inició una etapa de involución. Los acontecimientos revolucionarios franceses atemorizaron a los reformistas y se ejerció una censura férrea que acabó con los tímidos ensayos del periodismo crítico. Baltasar Melchor Gaspar María de Jovellanos y Ramírez, Más conocido como Gaspar Melchor de Jovellanos, nació el 5 de Enero de 1744 en Gijón. De familia noble, aunque sin fortuna; tras cursar allí sus primeros estudios, se trasladó a Oviedo en 1757 para estudiar Filosofía en su Universidad.

Tras finalizar dichos estudios, partió para Ávila, donde se licenció en Derecho canónico, optando por trabajar en beneficio de la Administración del Estado. Después se fue a Alcalá, donde se licenció en Cánones y conoció a Cadalso y Campomanes. Durante el tiempo que permaneció en Asturias, alentó varios proyectos y realizaciones; acabó el Informe en el expediente de Ley Agraria (1795), fundó el Real Instituto de Náutica y Mineralogía en 1794, orientándola en el estudio de las ciencias útiles e iniciando a las jóvenes promociones en las nuevas técnicas científicas y en conocimiento de las humanidades. Para el instituto escribió discursos como el de La necesidad de unir el estudio de la literatura y las ciencias.

Desde Gijón, permaneció al corriente de los acontecimientos que sucedieron en la Corte. Godoy contó con el respaldo de los reyes, en un ambiente despilfarrador. La reposición moral de Cabarrús le permitió ponerse en contacto con el favorito a partir de 1796 y el resultado de estas relaciones fue el nombramiento de Jovellanos como embajador en Rusia. Gaspar Melchor de Jovellanos El reformismo español había puesto sus ojos en su gestión, esperando de su probidad y voluntad de servicio la reorientación de una política ilustrada que había ido sufriendo un sinfín de recortes.

Ocho meses más tarde, cesó en sus funciones y, a partir de ese momento, la adversidad y la injusticia se cebaron en su persona. Ejemplo de ello es el intento de envenenamiento que sufrió.

En esta época escribió: Apuntamiento sobre el dialecto de Asturias, Instrucciones para la formación de un Diccionario Bable y Diccionario Geográfico e Histórico de Asturias. El odio enfermizo del ministro Caballero, culminó con su detención y posterior aislamiento en Marzo de 1801. Se le prohibió el trato con sus amigos y parientes y fue conducido con escándalo y escolta de tropa hasta León, depositándole en el convento de los religiosos recoletos de San Francisco.

Un año más tarde fue trasladado al castillo de Bellver, en el que permaneció seis años. Allí redactó las Memorias histórico-artísticas de arquitectura.

Durante la guerra, se convirtió en el símbolo moderador de las tendencias presentes. Una vez instaurada la Regencia, quiso instalarse en Asturias. Allí escribió sus Memorias y murió en Puerto Vega de neumonía, el 28 de Noviembre de 1811. Durante estos días los estudiantes están inmersos en las protestas a las que los convocan desde las asociaciones estudiantiles universitarias. No hay ninguna duda de que muchos de los problemas que plantean ya los encontramos en Jovellanos. Una de las reinvicaciones es la de las becas. Serviría perfectamente de ejemplo: la financiación de la educación. Otra, el del incremento de la calidad de los estudios, que como nos decía Jovellanos contribuye a la riqueza de la nación.

Tampoco parece muy superado el debate acerca de la educa-ción para la ciudadanía. Jovellanos introdujo entre nosotros el término de educación cívica, dimensión que él consideraba necesaria para todo miembro de la sociedad y que se orientó a lo que Jovellanos llamó "amor público".

Para finalizar, resulta muy ilustrativo el hecho de que nues-tros políticos incluyan a Baltasar Melchor Gaspar María de Jovellanos y Ramírez como inspirador de sus proyectos, sin dar a conocer que sus ideales no son ni remotamente los del gijonés.
Full transcript