Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La Constitución; Instituciones Políticas 2013- I

No description
by

Luis Cáceres

on 14 April 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La Constitución; Instituciones Políticas 2013- I

La Constitución Karl Loewenstein Sobre la Problemática constitucional en el Perú de hoy (Reflexiones al inicio de 2000) La Constitución de 1993 ¿Sirve para algo la constitución de 1993? ¿Qué hacer con la Constitución de 1993? En 1990 fue elegido presidente de la República, el ingeniero Alberto Fujimori, para un periodo de cinco años de conformidad con la Constitución de 1979, entonces vigente. 12 * Desde el punto de vista político, las que tuvieron real vigencia y así fueron sentidos, fueron las de 1828 (de carácter fundacional), la de 1839 (porque reunificó al país), la de 1860 (por la larga influencia que tuvo), la de 1933, porque puso fin a una dictadura y dio inicio a una larga serie de gobiernos democráticos como autoritarios.

-> La de 1979, puso fin a una dictadura, concilió diversos extremos entonces existentes en la sociedad, introdujo nuevas instituciones constitucionales y trajo la modernidad al nuevo texto, acorde con las nuevas tendencias constitucionales de la segunda posguerra. Lo primero que uno debe preguntarse es si existe una problemática constitucional en el Perú actual, y la respuesta, por cierto, es positiva.

A nivel constitucional, hay sin lugar a dudas, una situación compleja que se debe tener presente, y sobre todo, afrontarla con realismo y en todo su magnitud. Lo segundo es advertir que, según piensan algunos, asegurada o resuelta dicha problemática, la situación peruana cambiará rápidamente, y como por ensalmo, arreglando todos los problemas habidos y por haber.


Y esto, lamentablemente no es cierto. En otras palabras, si no hay un consenso para aceptar tales reglas, las Constituciones no servirán de nada. Asegurar la situación constitucional, su normalidad y su vigencia, es condición necesaria, pero no suficiente, para que exista una democracia en forma. Si bien dicho texto tiene indudables retrocesos (por ejemplo, en materia de descentralización), o concesiones innecesarias a la Fuerza Armada (el fuero militar es irrevisable por el Poder Judicial, salvo en el hipotético caso de aplicación de la pena capital), y defectuosa técnica legislativa, tiene también algunos avances, que son reflejo de los tiempos, y más aún, con un buen manejo político, podría tener un cariz democrático. Es un documento interesante con rasgos autoritarios, que pudo haber tenido un mejor destino, pero que ha sido manejada arbitrariamente, y en consecuencia, ha perdido toda credibilidad ante la opinión pública democrática del Perú. COMO DISPOSITIVO DE CONTROL DEL PODER

La clasificación de un sistema político como democrático constitucional depende de la existencia o carencia de instituciones efectivas por medio de las cuales el ejercicio del poder político esté distribuido entre los detentadores del poder, y por medio de las cuales los detentadores del poder estén sometidos al control de los destinatarios del poder, constituidos en detentadores supremos del poder. Instituciones para controlar el poder no nacen ni operan por sí solas, sino que deberían ser creadas ordenadamente e incorporadas conscientemente en el proceso del poder. Son frenos que la sociedad desea imponer a los detentadores del poder en forma de un sistema de reglas fijas - "La Constitución". * La significación actual de la palabra como la totalidad de las normas fundamentales de la comunidad, también de las no escritas, no aparece hasta el siglo XVIII. ¿Cuántas Constituciones? Domingo García Belaunde "El Perú ha vivido haciendo y deshaciendo Constituciones" Manuel Vicente Villarán, Jurista. Proclamada su independencia en 1821, el Perú ha tenido hasta la fecha doce Constituciones, lo cual arroja un promedio de una por cada quince años. Sin contar los numerosos estatutos y normas genéricas que en determinados periodos de nuestra historia, hicieron las veces de estas (de las formales que existen, excederíamos la veintena)

Las Constituciones que, en sentido estricto hemos tenido, son las siguientes: 1826 1823 1839 1834 1856 1828 1867 1860 1933 1920 1979 La primera de todas, si bien jamás entró en funciones. Dada por el libertador Simón Bolívar, que duró seis fugaces meses. "Madre de todas las Constituciones" - Sentó las bases del país unitario, pero descentralizado, los tres poderes del Estado, los derechos fundamentales, etc.

- Este esquema se ha mantenido con ligeras variantes hasta la constitución de 1933 lo cual demuestra que aquel texto fue realmente importante. En realidad es una revisión de la carta anterior, a la que sigue en sus grandes lineamientos. Conocida como la Constitución de Huancayo, por haber sido sancionada en esa ciudad, fue otorgada por el gobierno autoritario de Gamarra.

Aprobada para restaurar la unidad del Perú, tras la Confederación Perú - boliviana. Constitución liberal que duró poco. De orientación conciliadora.

- Fue considerada equilibrada y equidistante de las posiciones extremas del momento: liberalismo y conservatismo. Duró hasta 1919. - Repitió la de 1856, pero un levantamiento popular la puso de lado y restableció la Constitución de 1860.

- Tuvo vigencia efímera. - Es la primera Constitución del siglo XX, moderna y ordenada en comparación con las otras, y que además aportó algunas novedades.

- Lamentablemente, el gobierno que la propició e hizo aprobar, pronto la incumplió y le sirvió para sucesivas reelecciones y continuos actos autoritarios que la desprestigiaron. Desde un punto de vista formal era innecesaria, pero surgió como producto de un golpe militar, que precisamente derrocó al gobierno dictatorial, que había abusado de la anterior Constitución. Es modélica y rompe esquemas de todo el constitucionalismo anterior. En lo económico, fue transaccional con su época, a la que hizo demasiadas concesiones. En lo demás, es muy avanzada. -> Durante los últimos años, había tenido una actividad política discreta y que en su campaña electoral no había hecho referencia alguna de tal documento, a la que declaró respetaría y acataría en todos su extremos. Como Fujimori era un 'outsider' de la política, no tenía gente ni partido organizado y no cuidó sus listas parlamentarias, de manera tal que en el Parlamento (en sus dos cámaras), sus partidarios no llegaban al 25% en cada una de ellas. Por tanto, en un país de corte presidencial, pero que requiere del congreso para dar leyes, era necesario tener un apoyo parlamentario, y si se carecía de él, había que buscarlo y armarlo con la oposición y los independientes (como, se hace en los países de tradición democrática). Lamentablemente, Fujimori no sólo no tenía una mayoría parlamentaria, sino que tampoco hizo algún intento de buscar apoyos o alianzas; por el contrario, se dedicó a hostilizar a la oposición y decidió apoyarse en la cúpula militar para todo su accionar. El golpe de Estado fue planeado y se hizo realidad el 5 de abril de 1992, momento en el cual, Fujimori desmanteló todas las instituciones y las cubrió con gente adicta:

- Defenestró al Poder Legislativo, Ministerio Público, Consejo Nacional de la Magistratura, Tribunal de Garantías Constitucionales, Poder Judicial, etc. Sostenía que la Constitución de 1979 era la causante de todos sus males, y en consecuencia, si la cambiaba totalmente y se le daba una nueva, todo iba a estar bien.

Convocó a una asamblea constituyente para crear una nueva Constitución (copia y calco de la última, pero aligerada, deformada, con notables carencias, con rasgos antidemocráticos y con un título económico moderno, acorde con los tiempos liberales. La Constitución de 1993 era innecesaria, pues una simple reforma a la de 1979 eran más que suficientes; sin embargo, existía, el prurito de lo nuevo y la sensación de que una nueva era lo que requería el nuevo estado de cosas y la puesta en marcha de una nuevo periodo en nuestra historia. EL UNIVERSALISMO DE LA CONSTITUCIÓN ESCRITA El triunfo definitivo del documento constitucional escrito, como sanción solemne del constitucionalismo democrático, empezó en el Nuevo Mundo, primero con las Constituciones de las colonias americanas que se transformaron en Estados soberanos al rebelarse contra la corona inglesa. Durante largo tiempo los teóricos políticos franceses, imbuidos por las ideas del contrato social y de la soberanía popular, habían abogado también por una Constitución escrita. Esta exigencia surgió con plena fuerza en la Revolución Francesa. Pouvoir constituant: El poder constituyente le pertenece por derecho al pueblo. Esto es, el aparato constitucional es un conjunto de reglas de juego que sirven en la medida en que:

Exista un ambiente político apropiado para su funcionamiento.
Se den las condiciones necesarias en la sociedad y en la opinión pública para su aceptación, y sobre todo, una cultura democrática.
Y que la clase política como el equipo de gobierno, apuesten por la constitucionalidad, entendida como un plexo de normas que deben ser respetadas. SOBRE EL CONTENIDO MATERIAL DE LA CONSTITUCIÓN

Fija las reglas del juego según las cuales, por una parte, se desarrolla el proceso político " que no es sino la lucha por el poder político en el Estado-, y, por otra, se forma la voluntad estatal obligatoria.

Pero, por otro lado, la Constitución promueve la libertad de los destinatarios del poder o ciudadanos al establecer las normas que distribuyen las funciones estatales entre los diferentes detentadores del poder - la famosa técnica de la separación de poderes. La historia del constitucionalismo no es sino la búsqueda por el hombre político de las limitaciones al poder absoluto ejercido por los detentadores del poder, así como el esfuerzo de establecer una justificación espiritual, moral o ética de la autoridad, en lugar del sometimiento ciego a la facilidad de la autoridad existente.

Estas aspiraciones quedaron concretadas en la necesaria aprobación por parte de los destinatarios del poder de los controles sociales ejercidos por los dominadores y, consecuentemente, en la participación activa de los dominados en el proceso político. Tras los profundos ensayos de las revoluciones inglesas, estadounidense y francesa, la experiencia en el campo constitucional había alcanzado un punto en el que se pudo llegar a un acuerdo sobre los requerimientos mínimos de cualquier formalización del orden constitucional. Los siguientes elementos fundamentales están considerados como el mínimo irreductible de una auténtica Constitución: 1. La diferenciación de las diversas tareas estatales y su asignación a diferentes órganos estatales o detentadores del poder para evitar la concentración del poder en las manos de un único y autocrático detentador del poder. 2. Un mecanismo planeado que establezca la cooperación de los diversos detentadores del poder. Los dispositivos y las instituciones en forma de frenos y contrapesos. 3. Un mecanismo, planeado igualmente con anterioridad, para evitar los bloqueos respectivos entre los diferentes detentadores del poder autónomos, con la finalidad de evitar que uno de ellos, caso de no producirse la cooperación exigida por la Constitución, resuelva el impasse por sus propios medios, esto es, sometiendo el proceso del poder a una dirección autocrática o árbitro supremo encarnado en el electorado soberano. 4. Un método para la adaptación pacífica del orden fundamental a las cambiantes condiciones sociales y políticas para evitar el recurso a la ilegalidad, a la fuerza o a la revolución. 5. La ley fundamental debería contener un reconocimiento expreso de ciertas esferas de autodeterminación individual y su protección frente a la intervención de uno o todos los detentadores del poder. La Constitución bajo el Fujimorismo es sólo un pretexto para gobernar, no es un instrumento de gobierno como en cualquier sociedad democrática. Mucho sostienen que cuando esta Constitución desaparezca, tarde o temprano, lo que hay que hacer es volver a la de 1979, democrática, pluralista, ejemplar y modélica desde todo punto de vista. Ya sea sociológico y político, es una Constitución que ha permitido el libre juego de las instituciones, tanto las de carácter político como electoral, y además, trajo una nueva conciencia de los derechos humanos. Desde 1979 a la fecha, han pasado muchos años, y su simple y llana puesta en vigencia, traería algunos problemas de adaptación, sobre todo, en el modelo económico, ya que lo aprobado en ese año era un modelo económico más bien ambiguo y con rasgos populistas, y lo incorporado en la Constitución de 1993, acorde con los tiempos, es una economía de mercado simple. Para que no exista un divorcio con los hechos y sobre todo con el actual rumbo de los tiempos, será inevitable introducir en la constitución de 1979, diversas reformas que la hagan más ágil y más operativa.
Full transcript