Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

patologias-sistema nervioso central

No description
by

ridinson rojas

on 17 November 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of patologias-sistema nervioso central

patologias - sistema nervioso central
Accidente cerebrovascular (acv)
meningitis
La meningitis afecta a cualquier grupo etario, desde neonatos a jóvenes. Sin embargo, la meningitis que afecta a los recién nacidos en las primeras semanas de vida es infrecuente. Debido a que los recién nacidos aún necesitan desarrollo y maduración del cerebro y sus componentes, la mortalidad por meningitis es mucho mayor en neonatos que en sujetos de otras edades.
causas
Hay dos tipos principales de accidente cerebrovascular:
Accidente cerebrovascular isquémico
Accidente cerebrovascular hemorrágico

Un accidente cerebrovascular sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Algunas veces, se denomina "ataque cerebral".
Si el flujo sanguíneo se detiene por más de pocos segundos, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno. Las células cerebrales pueden morir, lo que causa daño permanente.

ocurre cuando un vaso sanguíneo que irriga sangre al cerebro resulta bloqueado por un coágulo de sangre.
• Se puede formar un coágulo en una arteria que ya está muy estrecha, lo cual se denomina accidente cerebrovascular trombótico.
• Se puede desprender un coágulo en otro lugar de los vasos sanguíneos del cerebro, o en alguna parte en el cuerpo, y se mueve hasta el cerebro. Esto se denomina embolia cerebral o accidente cerebrovascular embólico.


El accidente cerebrovascular isquémico
accidente cerebrovascular hemorrágico
ocurre cuando un vaso sanguíneo de una parte del cerebro se debilita y se rompe. Esto provoca que la sangre se escape hacia el cerebro. Algunas personas tienen defectos en los vasos sanguíneos del cerebro que hacen que esto sea más probable.
• Aneurisma
• Malformación arteriovenosa (MAV)

Un accidente cerebrovascular isquémico puede desarrollar un sangrado y convertirse en un accidente cerebrovascular hemorrágico.
La presión arterial alta es el principal factor de riesgo para los accidentes cerebrovasculares. Los otros factores de riesgo importantes son:

•Fibrilación auricular
•Diabetes
•Antecedentes familiares de la enfermedad
Colesterol alto
•Aumento de la edad, especialmente después de los 55 años
•Raza (las personas de raza negra son más propensas a morir de un accidente cerebrovascular)

El riesgo de accidente cerebrovascular es también mayor en:
• Las personas que tienen cardiopatía o mala circulación en las piernas causadas por estrechamiento de las arterias.
• Las personas que tienen hábitos de un estilo de vida malsano tales como el tabaquismo, la dieta rica en grasa y la falta de ejercicio.
• Las mujeres que toman píldoras anticonceptivas (especialmente las que fuman y son mayores de 35 años)
• Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo durante el embarazo
• Las mujeres que toman terapia de reemplazo hormonal

sintomas
Los síntomas del accidente cerebrovascular dependen de qué parte del cerebro esté dañada. En algunos casos, es posible que una persona ni siquiera se dé cuenta de que ha tenido un accidente cerebrovascular.

La mayoría de las veces los síntomas se presentan de manera súbita y sin aviso. Sin embargo, los síntomas pueden ocurrir a intervalos durante el primero o segundo día.

Se puede presentar un dolor de cabeza, si el accidente cerebrovascular es causado por sangrado en el cerebro. El dolor de cabeza:
Comienza repentinamente y puede ser intenso.
Puede empeorar al estar acostado.
Lo despierta a uno.
Empeora cuando se cambia de posición o cuando se agacha, hace esfuerzo o tose.

Otros síntomas dependen de la gravedad del accidente cerebrovascular y de la parte del cerebro afectada. Los síntomas pueden abarcar:
• Cambio en la lucidez mental (incluso, somnolencia, pérdida del conocimiento y coma).
• Cambios en la audición.
• Cambios en el sentido del gusto.
• Cambios que afectan el tacto y la capacidad para sentir el dolor, la presión o temperaturas diferentes.
• Torpeza.
• Confusión o pérdida de memoria.
• Dificultad para deglutir.


• Dificultad para leer o escribir.
• Mareos o sensación anormal de movimiento (vértigo).
• Problemas con la vista, incluso disminución de la visión, visión doble o ceguera total.
• Falta de control de esfínteres.
• Pérdida del equilibrio.
• Pérdida de la coordinación.
• Debilidad muscular en la cara, el brazo o la pierna (por lo regular sólo en un lado).
• Entumecimiento u hormigueo en un lado del cuerpo.
• Cambios emocionales, de personalidad y estado de ánimo.
• Problemas para hablar o entender a otros que estén hablando.
• Problemas para caminar.
pruebas y exámenes
El médico realizará un examen completo para:

• Verificar si hay problemas con la visión, el movimiento, la sensibilidad, los reflejos, la comprensión y el habla. El médico y el personal de enfermería repetirán este examen con el tiempo para ver si el accidente cerebrovascular está empeorando o mejorando.

• Auscultar para ver si hay un ruido anormal, llamado "soplo", al usar un estetoscopio para escuchar las arterias carótidas en el cuello. Un soplo es causado por flujo sanguíneo anormal.

• Revisar la presión arterial alta.


Le pueden hacer los siguientes exámenes para ayudar a encontrar el tipo, la localización y la causa del accidente cerebrovascular y descartar otros trastornos.
Una angiografía de la cabeza para buscar un vaso sanguíneo que está bloqueado o sangrando.
Un dúplex carotídeo (ecografía) para ver si hay estrechamiento de las arterias del cuello.
Una ecocardiografía para ver si el accidente cerebrovascular pudo haber sido causado por un coágulo sanguíneo proveniente del corazón.
Una angiografía por resonancia magnética (ARM) o angiografía por tomografía computarizada para ver si hay vasos sanguíneos anormales en el cerebro.
Otros exámenes abarcan:
Exámenes de sangre
Un electrocardiograma (ECG) y un monitoreo del ritmo cardíaco

tratamiento
Un accidente cerebrovascular es una emergencia médica. Se necesita tratamiento inmediato.
Las personas que están experimentando síntomas de un accidente cerebrovascular deben llegar al hospital lo más rápido posible.

Si el accidente cerebrovascular fue causado por un coágulo sanguíneo, se puede administrar un fármaco trombolítico para disolverlo.

Para que sea efectivo, este tratamiento debe iniciarse dentro de las 3 a 4 1/2 horas desde que los síntomas empezaron. Cuanto antes se inicie este tratamiento, mejores serán las probabilidades de un buen desenlace clínico.

Otros tratamientos administrados en el hospital dependen de la causa del accidente cerebrovascular. Estos pueden abarcar:
Anticoagulantes, como heparina o warfarina (Coumadin), ácido acetilsalicílico (aspirin) o clopidogrel (Plavix).
Medicamentos para controlar los factores de riesgo como la hipertensión arterial, la diabetes y colesterol alto.
Procedimientos especiales o cirugía para aliviar los síntomas o prevenir más accidentes cerebrovasculares.
Nutrientes y líquidos.

cuidados de enfermería
Brindar apoyo psicológico.
Ayudar al paciente a adecuar sus actividades y ejercicios, a su capacidad física.
Ayudar al paciente a aceptar las limitaciones secundarias al accidente cerebrovascular.
Implicar además a los miembros de la familia en la asistencia al paciente.
Evaluar el estado neurológico del paciente mediante la escala de Glasgow.
Control exhaustivo de los parámetros vitales, fundamentalmente la tensión arterial.
Cuidados postulares: cambios frecuentes de posición en la cama para evitar úlceras por decúbito; para ello, las sábanas deben mantenerse secas y bien estiradas.
Masajes en las superficies de apoyo para estimular la circulación sanguínea local.
Movilización pasiva de los miembros afectados para evitar contracturas, dolor y desarrollo de trombosis venosa profunda.

Movilización de los miembros pléjicos para evitar tromboembolismo pulmonar.
Sondeo vesical en caso de incontinencia urinaria, sólo si es necesario; efectuar pinzamiento diario de dicha sonda hasta que se recupere el tono vesical y se pueda retirar. No usar sonda en forma rutinaria; si se requiere, usar técnicas de asepsia.
Brindar alimentación equilibrada.


Colaborar en el manejo de las complicaciones, como el edema cerebral, la hipertensión intracraneana, la hipertermia y las infecciones intercurrentes, mediante acciones de enfermería específicas.
Educar al paciente y a los familiares acerca de la enfermedad cerebrovascular, sus efectos y las medidas a tomar para prevenir nuevos episodios tanto en el paciente como en los familiares.
Informar a pacientes y familiares sobre la importancia de continuar las actividades después del alta y de seguir el tratamiento ambulatorio prescrito.
factores de riesgo
La exposición al humo de tabaco ambiental se ha asociado con la meningitis y otras infecciones graves, pero se requieren más estudios para tener conclusiones claras.

Los pacientes con sida que tengan antecedentes de ser fumadores, alcohólicos, con infecciones respiratorias altas, en particular otitis media crónica y alérgicos a la penicilina tienen riesgo de presentar meningitis bacteriana.
etiología
Principalmente la causa de la meningitis es debido a una infección. Sin embargo, son muchísimos los gérmenes existentes en el medio capaces de llegar a las meninges y producir daño en mayor o menor medida.
Los principales responsables de ella son los virus o bacterias, aunque en raras ocasiones es por otros organismos.
tipos:
Meningitis viral
Meningitis bacteriana
Neisseria meningitidis o meningococo
Haemophilus influenzae
Streptococcus pneumoniae o pneumococo (meningitis neumocócica)
Meningitis por hongos

otras causas
Las bacterias y los virus no son los únicos causantes de la meningitis, también existen otras afecciones como: bacteria de la tuberculosis, hongos, parásitos, paludismo, etc. Aunque la causa más frecuente sean los microorganismos (virus, bacterias, hongos o parásitos), también puede hablarse de meningitis cuando la inflamación a este nivel se debe a determinadas enfermedades, intoxicaciones, etc.
sintomas
Los síntomas clásicos de la meningitis se desarrollan entre varias horas o puede tomar entre 1 ó 2 días. Entre ellos están:
Fiebre: La meningitis viral puede producir fiebre en grado variable; desde casos con escasa (es lo habitual) o nula fiebre, a otros en los que la temperatura puede superar los 39 °C. Las meningitis bacterianas producen, normalmente, fiebres elevadas.
Dolor de cabeza: La zona posterior de la cabeza es donde se centra el dolor, aunque a veces es generalizada. Sin embargo, existen muchas otras causas de dolor de cabeza: una migraña (jaquecas), un proceso gripal, etc.
Rigidez de nuca: Cada uno de los signos y síntomas de esta tríada clínica clásica ocurre en más de 90% de los pacientes mayores de 18 meses con meningitis.

Otros síntomas pueden ser:
Sarpullido de color rojo o púrpura
Cianosis (coloración azulada de la piel)
Náusea y vómitos
Sensibilidad a los colores brillantes (fotofobia)
Somnolencia
Confusión mental
Convulsiones, presentes entre un 20 y 30% de los casos

diagnostico
Tres signos caracterizan a la meningitis, descubiertas por pruebas durante el examen físico. La rigidez de nuca se presenta entre un 60 a 80% de los casos manifestándose la irritación meníngea también por los signos de Brudzinski y Kerning. A pesar que estos signos atenúan con el tratamiento, éstos persisten por largo tiempo. La ausencia de estos signos no descarta una meningitis.
El tratamiento depende en su totalidad cuando se objeta si la meningitis es vírica o bacteriana. Habrá que esperar unos días, mientras va creciendo la bacteria en un medio de cultivo, para poder confirmar el real causante de la meningitis. Mayormente es realizado un tratamiento hospitalario.
La meningitis bacteriana puede conllevar a la muerte en cuestión de horas, debido a esto, el tratamiento y el diagnóstico oportuno son vitales. Es por eso que cuando se realiza el diagnóstico inicial los doctores se basan en los síntomas y en el examen físico, que hace énfasis en el sistema nervioso. Se plantea la sospecha de meningitis en toda persona que tenga un cambio súbito del estado mental, que tenga un episodio convulsivo debutante, la aparición repentina de un trastorno del sistema nervioso central o petequias.
exámenes físicos
tratamiento
Las medidas más frecuentes abordadas en el tratamiento de la meningitis incluyen:
•Antibióticos, fundamentalmente para las meningitis bacterianas, por terapia intravenosa. En el tratamiento empírico generalmente se utiliza ceftriaxona o cefotaxima (para cubrir neumococo y meningococo). Puede asociarse también ampicilina en el caso de que se sospeche Listeria monocytogenes o vancomicina para cubrir al neumococo resistente.
Medidas para reducir la presión intracraneal, como medicamentos corticosteroides tal como la dexametasona, tanto para niños como adultos.Análisis de estudios previos han comprobado que el beneficio de los corticosteroides no son tan significativos como previamente se creía.
Antipiréticos para reducir la fiebre, de haberla, tales como el acetaminofen, abundantes líquidos y buena ventilación;
Medidas para prevenir convulsiones incluyendo medicamentos como el fenobarbital o la fenitoína, debido a que las convulsiones aumentan la presión intracraneal (lorazepam 0.1 mg/kg IV con fenitoína 15 mg/kg o fenobarbital 5-10 mg/kg);
Oxigenoterapia, en casos de dificultad respiratoria, bien sea por una mascarilla, una cánula nasal o por intubación;
Monitoreo de los fluidos corporales así como los componentes químicos del plasma sanguíneo.

prevención
Existen diferentes maneras de prevenir la meningitis. Algunas vacunas existentes contra la meningitis en el mercado solo protegen un solo tipo de bacteria determinada. Existen vacunas contra el meningococo C, otra que protege contra el Haemophilus influenza tipo B (Hib) y, también, la del neumococo. Es por ello que cuando uno recibe una vacuna contra la meningitis (actualmente referida a la del meningoco C), solo quedará inmune frente al tipo de germen pero no frente al resto de las múltiples posibilidades. Es decir, que aunque recibamos muchas vacunas contra la meningitis, siempre es posible contraer meningitis por otros gérmenes o causantes externos.
La encefalitis está provocada típicamente por tres grupos diferentes de virus:

El grupo de los virus del herpes, que incluye el virus de la varicela, el virus Epstein-Barr (o VEB, que causa a la mononucleosis) y el virus del herpes simple (el causa las pupas labiales).
El segundo grupo engloba virus y otros gérmenes transmitidos por insectos, como el virus del Nilo Occidental (que se transmite a través de las picaduras de mosquito) y los gérmenes que causan la enfermedad de Lyme y la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas (que se transmiten a través de las picaduras de garrapata).

¿Es contagiosa?
Las infecciones por muchos tipos diferentes de virus pueden evolucionar a una encefalitis. Por lo tanto, lo contagiosa que sea una infección dependerá del virus que la provoque. Algunos virus, como el del Nilo Occidental, solo se pueden transmitir a través de picaduras de insectos infectados, de modo que no es posible el contagio entre personas. Pero otros virus, como el de Epstein-Barr, se pueden trasmitir de una persona a otra.
SIGNOS Y SINTOMAS
La encefalitis puede cursar con fiebre, dolor de cabeza, inapetencia, falta de energía o solo con malestar general. En los casos más graves pueden aparecer otros síntomas, como los siguientes:
causas
La causa de la encefalitis son infecciones por virus neurotropos, es decir, virus que tienen una especial afinidad por el sistema nervioso central. Estos virus se pueden transmitir de diferentes formas; algunos de ellos por vía respiratoria (como el virus del sarampión), algunos por vía fecal-oral (como el virus de la polio) y otros incluso por vía sexual (como el virus del herpes simple tipo 2). Los principales virus que pueden causar encefalitis son:
Virus transmitidos por mosquitos: son los llamados arbovirus. Aparecen sobre todo en regiones concretas de mundo, como el Virus del Nilo Occidental o el virus de la encefalitis japonesa (que se encuentra también en el sudeste asiático). Otros virus que producen encefalitis se transmiten por mordeduras de animales, como el virus de la rabia.
Virus pediátricos: el sarampión, las paperas y la rubéola pueden causar encefalitis agudas. La vacunación de todos los niños ha hecho que los casos disminuyan en toda la población.
VIH: el VIH puede producir una encefalitis desde el primer contacto (poco frecuente) o en alguna de las reactivaciones del virus por abandono del tratamiento antirretroviral.

la encefalitis
la encefalitis es una inflamación (o hinchazón) del cerebro. Suele estar provocada por un virus, aunque también pueden tener otras causas (como una infección bacteriana).
tratamiento
El tratamiento ideal de la encefalitis debe cumplir tres puntos clave: controlar los síntomas, eliminar el virus del sistema nervioso, y prevenir la aparición de secuelas neurológicas permanentes.
1. Control de los síntomas: permanecer acostado en posiciòn semifowler y tomar abundantes líquidos, ayudan muchísimo a mejorar el malestar general y los dolores de cabeza y articulares. Se utilizan con mucha frecuencia analgésicos y antiinflamatorios (como el paracetamol o el ibuprofeno) para bajar la fiebre y eliminar el dolor.
2. Eliminación del virus: no todos los virus tienen un tratamiento específico con el que eliminarlos del sistema nervioso. Tan sólo los virus de la familia del herpes pueden ser atacados mediante fármacos antivirales. El primero en descubrirse fue el aciclovir, que se utiliza también en la varicela de los adultos, o para prevenir el herpes genital. Otro fármaco conocido es el ganciclovir, que tiene especial utilidad en las infecciones del citomegalovirus (CMV).
3. Prevención de secuelas permanentes: la aparición de secuelas se previene con el tratamiento precoz desde todos los frentes. Una vez finalizados los síntomas de la encefalitis se podrán realizar pruebas para comprobar realmente qué daño residual ha quedado en el cerebro y, una vez identificado, se pueden pautar distintas terapias:

Terapia del lenguaje: permite recuperar el habla, el entendimiento o la escritura de una lengua concreta.
Terapia física: consiste en ejercicios físicos para mejorar la fuerza muscular, la movilidad, la marcha y la coordinación.
Terapia ocupacional: consiste en mejorar distintas capacidades neurológicas a través de la realización de actividades cotidianas (hacer la cama, cocinar, manualidades, etcétera).

cuidados de enfermería
Reposo en cama
Aislamiento
Ingesta adecuada de líquidos, humidificación del ambiente para la laringitis o cuando la tos es irritativa
Durante la fotofobia darle protección
Higiene de la piel y el orificio
El tercer grupo engloba aquellos virus que causan enfermedades que solían ser frecuentes en la infancia, como el sarampión, las paperas y la rubeola. Pero, puesto que en muchos países hay campañas de vacunación contra estas enfermedades, hoy en día es bastante raro que una persona desarrolle una encefalitis como consecuencia de estas enfermedades.
fiebre alta
fuerte dolor de cabeza
sensibilidad a la luz (denominada fotofobia, lo que significa que los ojos duelen cuando se exponen a la luz)
náuseas y vómitos
rigidez de cuello
confusión
somnolencia, dificultad para despertarse o pérdida de la conciencia
convulsiones
Virus del herpes simple tipo 1 ó 2 (VHS): son los virus que causan el inocente herpes labial o el herpes genital. El virus permanece en los ganglios nerviosos toda la vida, y de vez en cuando migra a la piel provocando ampollas y escozor. En algunos pocos casos el virus puede equivocarse y migrar hacia el sistema nervioso central provocando una encefalitis.

Otros virus tipo herpes: dentro del grupo de los virus del herpes hay otros que pueden provocar encefalitis, además de otras enfermedades. Algunos de ellos son el virus Epstein-Barr (responsable de la mononucleosis infecciosa), el citomegalovirus (CMV), o el virus de la varicela (que también produce el herpes zóster).

causas
Las causas más frecuentes son:

Accidentes de tráfico: alrededor del 75%.
Caídas: alrededor del 20%.
Lesiones deportivas: alrededor del 5%.

Otras posibles causas son los accidentes laborales o domésticos, los atropellos, las agresiones y las precipitaciones.

Cuando hay un impacto mecánico sobre las estructuras del encéfalo, se provoca una lesión del tejido nervioso mediante dos mecanismos estrechamente relacionados:
Lesión secundaria:
Son las lesiones cerebrales provocadas por las agresiones que aparecen en los minutos, horas e incluso en los primeros días después del traumatismo.
Estas agresiones pueden ser de:

Origen intracraneal:
Aumento de la tensión dentro del cráneo (hipertensión intracraneal). La hipertensión endocraneal es la complicación más frecuente y la que más afecta de forma adversa el pronóstico del TCE.
Convulsiones.
Edema cerebral (inflamación o acumulación excesiva de líquido)
Acumulación de sangre (Hiperemia).
Hematoma cerebral tardío.
Disección de la arteria carótida.
Signos y Síntomas
La escala de Glasgow (nivel de conciencia) nos marca el grado de gravedad o severidad del TCE:
Leve
El paciente no tiene síntomas en el momento de la evaluación por su médico o sólo dolor de cabeza, mareos u otros síntomas menores.
Moderado
Hay alteración en el nivel de conciencia, confusión, presencia de algunos síntomas focales (déficit sensoriales y motores muy variables).
Traumatismo craneoencefálico
El daño cerebral producido por un traumatismo craneoencefálico (T.C.E.) se define como la afectación del cerebro causada por una fuerza externa que puede producir una disminución o disfunción del nivel de conciencia y conlleva una alteración de las habilidades cognitivas, físicas y/o emocionales del individuo.
Lesión primaria:
Responsable de todas las lesiones nerviosas y vasculares que aparecen nada mas ocurrir la agresión mecánica.
El impacto puede ser de dos tipos:

Estáticos: por ejemplo una pedrada. La importancia viene dada por la masa y la velocidad del objeto que colisiona. Este tipo de impacto es responsable de fracturas de cráneo y hematomas.

Dinámico: por ejemplo, un accidente de tráfico. Es el modelo de impacto más frecuente y grave. Responsable del coma postraumático, las contusiones, laceraciones y hematomas intracraneales.
En el modelo dinámico tenemos:
Energía absorbida por el cuero cabelludo y el cráneo: sufre deformación y/o fracturas.
El impacto origina dos efectos mecánicos sobre el cerebro:
Movimiento de traslación: se desplaza la masa encefálica y otras estructuras del cráneo y hay cambios en la Presión Intracraneal (PIC).
Movimiento de rotación: el cerebro se retarda con relación al cráneo.

Origen sistémico
Bajada de la tensión arterial (hipotensión). Es la causa más frecuente y de mayor repercusión en el pronóstico de TCE. Aunque sea por breve periodo de tiempo, afecta negativamente al resultado, pasando la mortalidad del 27% al 50%.
Oxigenación deficiente de la sangre (hipoxemia). Es una complicación frecuente que se asocia a un aumento de la mortalidad, sobre todo cuando se asocia con bajada de la tensión arterial.
Cantidad excesiva de anhídrido carbónico en sangre (hipercapnia).
Anemia.
Aumento de la temperatura corporal (hipertermia)
Disminución del sodio en sangre.
Aumento o disminución de la glucosa en la sangre.
Etc.

Grave
No debe confiarse ante la normalidad de la exploración neurológica o la ausencia de síntomas en las primeras horas tras el TCE, sobre todo en pacientes ancianos y alcohólicos, pues con cierta frecuencia presentan alguna complicación un tiempo después.

exámenes
Aproximadamente un 20% de los TCE severos asocian lesiones de la médula espinal.
Examen de columna vertebral
Exploración neurológica básica
Escala de Glasgow
Antecedentes del paciente

El médico debe tener información sobre el historial del paciente:
Diabetes.
Hipertensión.
Alcoholismo.
Epilepsia.
Problemas neurológicos previos.
Demencia.
Problemas de coagulación.

signos y sintomas
Las características de los ataques son variables y dependen de la zona del cerebro en la que empieza el trastorno, así como de su propagación. Pueden producirse síntomas transitorios, como ausencias o pérdidas de conocimiento, y trastornos del movimiento, de los sentidos (en particular la visión, la audición y el gusto), del humor o de otras funciones cognitivas.
Las personas con convulsiones tienden a padecer más problemas físicos (tales como fracturas y hematomas derivados de traumatismos relacionados con las convulsiones) y mayores tasas de trastornos psicosociales, incluidas la ansiedad y la depresión.
tratamiento
Estudios recientes en los países de ingresos bajos y medianos han revelado que hasta un 70% de los niños y adultos diagnosticados recientemente de epilepsia pueden tratarse con éxito (es decir, tener sus convulsiones completamente controladas) con fármacos anticonvulsionantes. Además, después de 2 a 5 años de tratamiento eficaz y una vez desaparecidas las convulsiones, los medicamentos se pueden retirar a un 70% de los niños y un 60% de los adultos, sin riesgo de ulterior recaída.
ACTUACIÓN DE enfermeria ANTE UNA CRISIS
Fase ictal.
Conservar la calma y tranquilizar al paciente y familia. • Asegurarnos de que esté en un entorno seguro
No colocarnos delante de la cámara.
Asegurar la vía aérea.
Observar forma de inicio de la crisis y desarrollo de la misma.
Contabilizar con reloj la duración de la crisis.

epilepsia
La epilepsia es una enfermedad cerebral crónica que afecta a personas de todo el mundo y se caracteriza por convulsiones recurrentes. Estas convulsiones son episodios breves de movimientos involuntarios que pueden afectar a una parte del cuerpo (convulsiones parciales) o a su totalidad (convulsiones generalizadas) y a veces se acompañan de pérdida de la consciencia y del control de los esfínteres.
Los episodios de convulsiones se deben a descargas eléctricas excesivas de grupos de células cerebrales. Las descargas pueden producirse en diferentes partes del cerebro. Las convulsiones pueden ir desde episodios muy breves de ausencia o de contracciones musculares hasta convulsiones prolongadas y graves. Su frecuencia también puede variar desde menos de una al año hasta varias al día.
prevención
La epilepsia idiopática no es prevenible, pero se pueden aplicar medidas preventivas frente a las causas conocidas de epilepsia secundaria.
La prevención de los traumatismos craneales es la forma más eficaz de evitar la epilepsia postraumática.
La atención perinatal adecuada puede reducir los nuevos casos de epilepsia causados por lesiones durante el parto.

•El uso de medicamentos y otros métodos para bajar la temperatura corporal de un niño afiebrado puede reducir las probabilidades de convulsiones febriles.
Las infecciones del sistema nervioso central son causas frecuentes de epilepsia en las zonas tropicales, donde se concentran muchos países de ingresos bajos y medianos.
La eliminación de los parásitos en esos entornos y la educación sobre cómo evitar las infecciones pueden ser formas eficaces de reducir la epilepsia en el mundo, por ejemplo los casos debidos a la neurocisticercosis.
Fase postictal:
Observación de los síntomas sin interferir.
Observación del nivel de conciencia y orientación temporo-espacial.
Administración de oxigeno si es posible.
Ofrecer ayuda sin imponerla.
Observación del tiempo de duración de esta fase. Registro minucioso y pormenorizado en la historia del paciente de todos los datos recogidos.

QUE NO HACER DURANTE LA CRISIS
No poner nada en la boca.
No manipular los miembros afectados para impedir las contracciones musculares.
Durante el periodo postictal no intentar la estimulación del enfermo.
No exigirle que se levante ni darle agua o medicación.
CRITERIOS DE ALARMA ANTE LA CRISIS EPILEPTICA
No alarmarse si el enfermo tiene una crisis convulsiva similar a las anteriores. Avisar al médico de guardia cuando:
La convulsión dura mucho tiempo (más de 4 minutos).
La crisis es diferente a las anteriores.
El paciente entra en ESTATUS EPILEPTICO (no recupera la conciencia entre crisis).
Si durante la crisis se ha producido alguna lesión.

CUIDADOS DE ENFERMERIA EN PACIENTES CON ELECTRODOS SUPERFICIALES
• Colocación de los electrodos por el equipo de enfermería.
• Vigilancia de la correcta colocación y conexión de los electrodos
• Vigilancia de la aparición de crisis
• Cuidados básicos de enfermería.
• Acción educativa sobre pte y familia.
• Solicitar la presencia de un familiar durante las 24h.
• Registro detallado en la historia del paciente de las crisis.
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN PACIENTES CON ELECTRODOS ESFENOIDALES
• Son colocados en la misma habitación por neurofisiólogo(bajo anestesia local).
• Colaborar con neurofisiólogo en su colocación y retirada
• Asegurar la fijación y conexión de los electrodos
• Vigilar posibles sangrados
• Vigilar la aparición de dolor
• Vigilar signos de infección
• Adecuar dieta del paciente
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN PACIENTES CON ELECTRODOS INTRACRANEALES
• Se colocan en quirófano por neurocirujano (bajo anestesia general).
• Vigilar constantes
• Vigilar pérdidas de LCR o sangre por orificios craneales de salida de los electrodos
• Vigilar signos de infección
• Vigilar dolor 6
• Vigilancia y cuidados de la herida quirúrgica

alzheimer
La enfermedad de Alzheimer (EA), también denominada demencia senil de tipo Alzheimer (DSTA) o simplemente alzhéimer, es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales, a medida que mueren las células nerviosas (neuronas) y se atrofian diferentes zonas del cerebro.
EPIDEMIOLOGIA
La incidencia en estudios de cohortes muestra tasas entre 10 y 15 nuevos casos cada mil personas al año para la aparición de cualquier forma de demencia y entre 5 a 8 para la aparición del alzhéimer. Es decir, la mitad de todos los casos nuevos de demencia cada año son pacientes con alzhéimer. También hay diferencias de incidencia dependiendo del sexo, ya que se aprecia un riesgo mayor de padecer la enfermedad en las mujeres, en particular entre la población mayor de 85 años.
ETIOLOGÍA
Las causas del alzhéimer no han sido descubiertas completamente. Existen tres principales hipótesis para explicar el fenómeno: el déficit de la acetilcolina, la acumulación de amiloide o tau y los trastornos metabólicos.
GENETICA
La gran mayoría de los pacientes de esta enfermedad, tienen o han tenido algún familiar con alzhéimer. También hay que decir que en una pequeña proporción de los pacientes, el Alzheimer es debido a una generación autosómica dominante, haciendo que la enfermedad aparezca de forma temprana.
DEMENCIA MODERADA
Conforme avanza la enfermedad, los pacientes pueden realizar tareas con cierta independencia (como usar el baño), pero requerirán asistencia para tareas más complejas (p. ej. ir al banco, pagar cuentas, etc.). Paulatinamente llega la pérdida de aptitudes, como las de reconocer objetos y personas. Además, pueden manifestarse cambios de conducta como, por ejemplo, arranques violentos incluso en personas que jamás han presentado este tipo de comportamiento.
TRATAMIENTO
Actualmente la enfermedad de Alzheimer es incurable y terminal.
El tratamiento del Alzheimer se sustenta en dos pilares complementarios: el tratamiento no farmacológico y el tratamiento farmacológico.
Alzheimer
patogenia
La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por la pérdida de neuronas y sinapsis en la corteza cerebral y en ciertas regiones subcorticales. Esta pérdida resulta en una atrofia de las regiones afectadas, incluyendo una degeneración en el lóbulo temporal y parietal y partes de la corteza frontal y la circunvolución cingulada.
CUADRO CLÍNICO
PEDEMENCIA:
Los primeros síntomas se confunden, con frecuencia, con la vejez o estrés en el paciente. Una evaluación neuropsicológica detallada es capaz de revelar leves dificultades cognitivas hasta 8 años antes de que la persona cumpla los criterios de diagnóstico. Estos signos precoces pueden tener un efecto sobre las actividades de la vida diaria.
DEMENCIA INICIAL
Los síntomas en esta fase inicial van desde una simple e insignificante, pero a veces recurrente, pérdida de memoria (como la dificultad en orientarse uno mismo en lugares como calles al estar conduciendo el automóvil), hasta una constante y más persuasiva pérdida de la memoria conocida como memoria a corto plazo, presentando dificultades al interactuar en áreas de índole familiar como el vecindario donde el individuo habita.

DEMENCIA AVANZADA
La enfermedad trae deterioro de la masa muscular, perdiéndose la movilidad, lo que lleva al enfermo a un estado de encamamiento, la incapacidad de alimentarse a sí mismo, junto a la incontinencia, en aquellos casos en que la muerte no haya llegado aún por causas externas (infecciones por úlceras o neumonía, por ejemplo). El lenguaje se torna severamente desorganizado, llegándose a perder completamente.
Tratamientos farmacológicos:
Se ha probado la eficacia de fármacos anticolinesterásicos que tienen una acción inhibidora de la colinesterasa, la enzima encargada de descomponer la acetilcolina (neurotransmisor que falta en la enfermedad de Alzheimer y que incide sustancialmente en la memoria y otras funciones cognitivas).
PLAN DE CUIDADOS DE ENFERMERIA
Proporcionar al paciente un ambiente coherente y rutinario , para ayudar a funcionar con sus limitadas capacidades .
Evitar reorientar al paciente más de una vez en cada encuentro con él , para evitar la frustración que le puede producir el hecho de no poder recordar .
Permitir al paciente comportamientos habituales , como la acaparación de objetos y vagabundeo siempre que se realicen en un ambiente seguro . •
Valorar al paciente en busca de signos y síntomas de depresión . •
Para evitar la agitación e intranquilidad del paciente debemos de mantener el ambiente estructurado , coherente y establecer una rutina fácil de seguir para el paciente : podemos realizar un albún de fotos para recordar el pasado , fomento de la actividad física y la terapia artística .

Dirigirse al paciente de forma abierta , amistosa y relajada . Hablar con el paciente en tono de voz claro y bajo .
Identificarse siempre y mirar directamente al paciente.
Proporcionar un ambiente relajado y alentador , evitar ruidos y distracciones .
Valorar la conducta no verbal , la expresión facial , el lenguaje corporal , postura , gestos , etc ...
Orientar al paciente sobre el ambiente que le rodea .
Colocar barandillas en la cama .
Mantener le ambiente libre de obstáculos , asegurarse que existe suficiente luz para prevenir las caídas en la oscuridad .
Evitar el empleo de calentadores , estufas , etc...
Utilización de zapatos con suela antideslizante .
Vigilar los signos de dolor que emita el paciente .
1.
a) El edema cerebral expande el volumen del encéfalo.
b) El edema comprime el tejido encefálico en la región y causa disfunción neurológica dependiente del sitio específico.

2. Las manifestaciones clínicas dependen del grado y la ubicación de la lesión encefálica y del edema cerebral subsecuente:

a) Laceraciones del cuero cabelludo, fracturas o depresiones en el cráneo y equimosis en la cara pueden ser indicio de una lesión encefálica traumática.
b) Es posible que por la nariz o los oídos gotee sangre o LCR.
c) La equimosis suborbitaria (ojos de mapache) o en las apófisis mastoideas (signo de Battle) es un signo de fractura basilar de cráneo.

3. Anormalidades anatómicas:

a) En la conmoción simple, el nivel de conciencia puede estar levemente afectado.
b) El coma puede ser breve, como en la conmoción clásica, o prolongado, como en la lesión axonal difusa.
4. Nivel de conciencia.:

a) Pupilas de tamaño desigual; una o ambas pueden no reaccionar a la luz.
b) Ausencia de reflejo corneal.
c) Movimientos asimétricos del rostro.
d) Habla farfullante.
e) Trastornos del reflejo nauseoso y de la tos.

5. Disfunción de pares craneales:

a) Hemiparesia o hemiplejia.
b) Postura anormal.
c) Disfunción motora.

Complicaciones
Las complicaciones de un traumatismo craneoencefálico pueden ser:
1. Todas las lesiones encefálicas graves se acompañan de edema cerebral.
2. Edema cerebral, hemorragia e hipertensión intracraneal:
Es un riesgo en cualquier lesión encefálica penetrante.
3. Infección:
Neumonía y atelectasia, síndrome de dificultad respiratoria de adulto.
4. Problemas pulmonares:
Se presenta en caso de lesión hipotalámica y del lóbulo posterior de la hipófisis porque se reduce la secreción de hormona antidiurética.
5. Diabetes insípida:
Este síndrome se caracteriza por hiponatremia e hipoosmolaridad sérica.

6. Síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética.
Ulceras por decúbito, contracturas, atelectasia, pulmonía, trombosis de venas profundas.
7. Contraindicaciones de la inmovilidad:
Se presentan convulsiones postraumáticas recurrentes semanas a meses, o incluso años después del traumatismo; probablemente no tienen relación con las convulsiones tempranas. La incidencia de las convulsiones postraumáticas es mayor en las personas que han sufrido una lesión encefálica penetrante.
8. Convulsiones:
El traumatismo grave llega a incrementar las concentraciones de hormona andronocorticotrópica, de modo que se incrementa la secreción de ácido gástrico y por tanto la predisposición a hemorragias gastrointestinales.
9. Hemorragia gastrointestinal:
10. Síndrome postconcusión:
Es una secuela común del traumatismo craneoencefálico cerrado.

tratamiento
El tratamiento tiene como objetivo:

Prevenir la aparición de lesiones cerebrales secundarias producidas por un hematoma intracraneal
Isquemia
Presión intracraneal elevada con herniación tentorial amigdalar e infección.
Comprobar que la vía es permeable y que la oxigenación de la sangre es adecuada.
Es aconsejable la intubación en los pacientes que presentan una "flexión al dolor" o un estado peor.
Puede ser necesaria una ventilación artificial si existe una depresión de movimientos respiratorios o un deterioro de la función pulmonar, por ejemplo, con un segmento toráxico "flotante", una neumonía por aspiración, una contusión pulmonar o una embolia grasa.
Cuidados de enfermería
Inmovilización completa de columna cervical o columna completa.
Oxigenoterapia.
Intubación orotraqueal.
Vía venosa y sueroterapia.
Obtención de muestras sanguíneas.
Administración de analgesia.
Colocación de sonda vesical y nasogástrica.
Vigilancia del nivel de conciencia, tensión arterial, frecuencia cardiaca y respiratoria, pulsioximetría, alteraciones motoras / sensoriales, diuresis, EKG y otros signos.

Administración de medicación pertinente.
Tratamiento postural: Trendelemburg, Antitrendelemburg, Fowler, Semifowler.
Evitar situaciones que aumenten la presión intracraneal.
Aspiración cavidad bucal.
Aspiración broncopulmonar.
Inmovilización fracturas.
Hiperventilación.
Drenajes torácicos.
Curas locales de heridas.
Medidas de reanimación.
Aseo del paciente.
Taponamiento compresivo de hemorragias.
Desnudar al paciente.
Apoyo emocional.
Abrigar al paciente. Control de temperatura externa.
Registro de aportes y pérdidas.
Educación Sanitaria.
• pulsioximetria
• monitorización de los signos vitales cada hora
• monitoreo de la PIC continua
• Cuidados de la Sonda oro gástrica
• Cuidados del ventilador mecánico
• Realizar control neurológico cada 4 horas
• evitar factores estresantes
• examen físico y neurológica cada 2 horas,
• toma de gases arteriales
• aspiración de secreciones a demanda
• realización de terapias de ejercicios y de estimulación cutánea
• vigilar zonas de presión
• valorar gasometría arterial
Full transcript