Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

CUIDADOS DE ENFERMERIA EN PACIENTES CON INSUFICIENCIA RENAL

No description
by

Oscar López M

on 6 March 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of CUIDADOS DE ENFERMERIA EN PACIENTES CON INSUFICIENCIA RENAL

CUIDADOS DE ENFERMERIA EN PACIENTES CON INSUFICIENCIA RENAL CRONICA
OBJETIVOS
INSUFICIENCIA RENAL CRONICA
La insuficiencia renal crónica se define como la pérdida progresiva, generalmente irreversible, de la tasa de filtración glomerular que se traduce en un conjunto de síntomas y signos denominado uremia y que en su estadio terminal es incompatible con la vida.
ETIOLOGIA DE LA IRC
En algunos casos se desconoce cuál es el mecanismo que ha dado origen a la insuficiencia renal, pero los factores que intervienen más frecuentemente en su aparición son:
MANIFESTACIONES CLINICAS DE LA INSUFICIENCIA RENAL CRONICA
PLAN DE ATENCION DE ENFERMERIA EN PACIENTES CON INSUFICIENCIA RENAL
1. Definir el concepto de insuficiencia renal crónica
2. Identificar la etiología de la enfermedad.
3. Mencionar manifestaciones clínicas en el paciente con insuficiencia renal crónica.
4. Describir cuidados de enfermería a pacientes con IRC.
5. Mencionar el tratamiento existente para la insuficiencia renal crónica.
La condición que se produce por el daño permanente e irreversible de la función de los riñones tiene como consecuencia el filtrado insuficiente de la sangre y se produce una acumulación de sustancias nitrogenadas, especialmente urea y sus derivados, y una elevación de la creatinina plasmática, que es lo que se detecta en los análisis de sangre. Esta situación desemboca en lo que se conoce como uremia o síndrome urémico. La insuficiencia renal terminal (IRT o ESRF) es la última consecuencia, en la cual generalmente la diálisis se requiere hasta que se encuentre un donante para un trasplante renal.
Diabetes:
Esta enfermedad puede provocar una alteración en los riñones que constituye la principal causa de fallo renal crónico.
Hipertensión arterial y alteraciones vasculares.
Dislipemias

(Altos niveles de colesterol o triglicéridos en la sangre).
Enfermedades hereditarias
que afecten al riñón como el síndrome de Alport o la poliquistosis renal.

Enfermedades obstructivas de las vías urinarias
(como cálculos, tumores, etc.)

El uso de medicamentos tóxicos para el riñón
(especialmente medios de contraste y algunos antibióticos)

Estados de Hipovolemia.

Glomerulonefritis
Alteraciones electrolíticas:
Se producen anomalías en los niveles de diferentes electrolitos como el potasio y el bicarbonato. Estas alteraciones ocurren en fases avanzadas de la insuficiencia renal. Otras anomalías como la hipocalcemia y la hiperfosoforemia pueden aparecer cuando la insuficiencia renal es moderada.
Se retiene agua y sodio, lo cual origina edemas. En estados avanzados se acumula potasio en sangre, que puede producir alteraciones del ritmo cardíaco, musculares y de la conducción nerviosa.

Manifestaciones cardiovasculares y respiratorias:
Hipertensión arterial, que se encuentra hasta en el 80 por ciento de los pacientes con insuficiencia renal crónica Terminal. En fases terminales de la insuficiencia renal pueden aparecer episodios de insuficiencia cardiaca congestiva por sobrecarga hidrosalina y de pericarditis urémica. Las alteraciones cardiovasculares son las principales causas del fallecimiento de estos pacientes. Se producen arritmias, afectación de la musculatura cardíaca, inflamación del pericardio, hipertensión arterial e insuficiencia cardíaca por retención de líquidos.
Se presenta en casos avanzados edema de pulmón, ocasionando disnea.
Alteraciones gastrointestinales y de eliminación urinaria.
Anorexia, náuseas y vómitos. Un signo característico es el fétor urémico, olor amoniacal producido por los metabolitos nitrogenados en la saliva. Es muy característico también la presencia de sabor metálico. En ocasiones se producen erosiones gástricas que pueden provocar hemorragias. Se presenta oliguria, en casos más avanzados polaquiuria y nicturia.
Alteraciones neurológicas:
Es típica la aparición de la encefalopatía urémica, que se manifiesta como una alteración cognitiva que va desde una dificultad para concentrarse, somnolencia, convulsiones, hasta el coma profundo. También puede aparecer una poli neuropatía que al principio es sensitiva pero que, si avanza, se hace también motora.
Alteraciones dermatológicas:
A nivel cutáneo se aprecia una coloración amarillenta, pueden producirse hematomas espontáneos y el sudor, rico en urea, que se manifiesta como restos blancuzcos que se conoce como escarcha urémica. El prurito (picor) es también muy frecuente y muy molesto, pudiendo llegar a provocar lesiones de rascado; está originado por la sequedad de la piel y la hiperfosforemia.
Alteraciones hematológicas:
Un signo precoz en la evolución de una insuficiencia renal crónica es la anemia, causada en gran parte por déficit de eritropoyetina (hormona sintetizada en el riñón y que promueve la generación de glóbulos rojos), aunque también influyen otros factores como pérdidas gástricas, disminución de la vida media de los glóbulos rojos por la misma uremia, desnutrición o déficit de hierro. En los leucocitos se produce una alteración en su función, provocando un cierto grado de inmunodeficiencia. En cuanto a la coagulación, existe una alteración en la función plaquetar que se manifiesta con una mayor facilidad para el sangrado, sobre todo en piel.
Como consecuencia de la afectación progresiva del tejido renal, el número de nefronas disminuye, por lo que las que quedan se ven sometidas a una sobrecarga en sus funciones y aumentan de tamaño para compensarlo. Este mecanismo se denomina hipertrofia renal compensadora, y gracias a eso se mantiene el balance de líquidos en el organismo, pero llega un momento en el que esas variaciones no son suficientes, y se producen las manifestaciones clínicas.
Hasta que no se ha perdido un 65% de la capacidad de funcionamiento del riñón, las nefronas que aumentan de tamaño para compensar la tarea de las que se han perdido pueden asumir el funcionamiento renal, por lo que hasta ese momento el paciente puede no presentar ningún tipo de síntomas. Es a partir de ese momento, cuando la función perdida es de entre un 65% y un 80%, que empieza a acumularse urea y creatinina en sangre y aparecen los síntomas de poliuria y de nicturia. Según va progresando el fallo renal, se van instaurando los edemas, la hipertensión arterial, la anemia y las alteraciones de lípidos y sales en sangre.
A partir del momento en que la función renal que se ha perdido es superior al 80% se establece el estado de uremia o síndrome urémico, en el que se producen alteraciones en diversos órganos a causa de la acumulación de las sustancias nitrogenadas en sangre. Las manifestaciones clínicas más comunes en el estado urémico son:
INSTRUCCION CLINICA: CUIDADOS DE ENFERMERIA EN PACIENTES CON INSUFICIENCIA RENAL CRONICA
Oscar Eduardo López Montoya
Estudiante Programa Formación Auxiliares de Enfermería
CCSS-CENDEISSS
Region Huetar Atlantica - Limon
Febrero 2014
La recolección de datos relacionados con el paciente y su proceso de enfermedad, es la primera etapa y la más importante, ya que nos indicara todas las necesidades que el paciente presenta, debido a su condición actual.

En esta etapa en imprescindible la comunicación directa con el usuario o con algún familiar que pueda brindar información del usuario y sus antecedentes de salud, como un complemento de la información clínica disponible del paciente, para poder formular un diagnóstico de enfermería adecuado para la atención integral del paciente, de acuerdo a sus necesidades actuales.
Una vez recolectados los datos relacionados al usuario, el diagnostico de enfermería se basara en satisfacer todas las necesidades del paciente, de acuerdo a su patología actual y a los problemas interrelacionados con su enfermedad primaria, los cuidados de enfermería estarán dirigidos satisfacer las necesidades de acuerdo a los síntomas de la enfermedad:
1. Riesgo de Alteraciones electrolíticas:
a.
Cuidados de Enfermería:
i. Procurar una dieta hipo sódica.
ii. Vigilar por Tetania y convulsiones.
iii. Signos vitales cada 4 horas o según indicación médica, para identificar alteraciones del ritmo cardiaco ( arritmias por alteración del potasio)
iv. Vigilar por aparición de edema.

2. Riesgo de Alteraciones Cardiovasculares y respiratorias
a. Cuidados de Enfermería:
i. Control de presión arterial para detectar HTA, pulso cardiaco.
ii. Observar y reportar por cefalea.
iii. Vigilar por síntomas de accidente vascular cerebral.
iv. Vigilar por signos de insuficiencia cardiaca congestiva.
v. Vigilar por disnea.

3. Riesgo de alteraciones gastrointestinales y de eliminación urinaria:
a. Cuidados de Enfermería:
i. Observar por aparición de anorexia, procurar dieta fraccionada, alimentos atractivos y gustosos para el usuario.
ii. Control de ingesta y excreta.
iii. Vigilar por náuseas y vómitos, describir características.
iv. Vigilar por aparición de diarrea, sangre en heces y reportar.
v. Procurar una higiene bucal eficiente para reducir el olor a orina.
vi. Observar y reportar por síntomas de oliguria.
vii. Si se presenta nicturia, ofrecer apoyo emocional y comprensión al paciente, ya que es un acto involuntario, procurar en conjunto con el médico tratante la opción de cateterismo vesical.

4. Riesgo de alteraciones hematológicas:
a. Cuidados de Enfermería:
i. Observar y reportar por signos y síntomas de anemia.
ii. Procurar la obtención de hierro (Tratamiento médico)
iii. Vigilar por aparición de hemorragias.
iv. En caso de pacientes que requieran transfusión sanguínea o hemoderivados, ofrecer cuidados relacionados con el procedimiento de transfusión.

5. Riesgo de Alteraciones Neurológicas:
a. Cuidados de Enfermería:
i. Observar y reportar estado de conciencia del usuario.
ii. Vigilar por convulsiones.
iii. Reportar estados de somnolencia del usuario, procurar cama con barandas en alto para evitar caídas.
iv. Observar y reportar por estados de confusión mental.

6. Riesgo de Alteraciones Dermatológicas:
a.

Cuidados de Enfermería:
i. Observar y reportar por aparición de mancha urémica en la piel.
ii. Fomentar una higiene corporal eficiente, para reducir la escarcha urémica en la piel.
iii. Procurar medios para reducir el prurito y evitar laceraciones en piel.

Cuidados de Enfermeria
TRATAMIENTO PARA LA INSUFICIENSIA RENAL CRONICA
Son aquellos que sustituyen la función renal, existen tres tipos de tratamiento:
1. Diálisis peritoneal:
La eliminación de toxinas y líquido se realiza a través de una membrana del peritoneo (dentro del abdomen), se requiere de una cavidad peritoneal donde se coloca un catéter de diálisis por donde se lleva a cabo el recambio del líquido de 3 a 4 veces por semana.
2. Hemodiálisis:
La eliminación de toxinas y líquido sobrante se realiza a través de un filtro artificial, se necesitan sesiones de duración de 2 a 3 horas tres veces a la semana.
3. Trasplante renal:
Se trata de una cirugía mayor en la que se requiere de un donador con compatibilidad de grupo sanguíneo e inmunológica, por lo que se debe seleccionar adecuadamente al receptor, requiere un control antes, durante y después de la operación además de terapia inmunosupresora para evitar el rechazo del órgano.
MUCHAS GRACIAS
POR SU ATENCION
Full transcript