Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

DASTATZEKO LIBURUAK

LIBROS PARA SABOREAR

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of DASTATZEKO LIBURUAK

afrodita como agua para
el chocolate Afrodita ISABEL ALLENDE Haruki Murakami (Kioto, 1949) estudió literatura en la Universidad de Waseda, y regentó durante varios años un club de jazz. Es uno de los pocos autores japoneses que ha dado el salto de escritor de culto a autor de prestigio y con grandes ventas tanto en su país como en el exterior. Su peculiar universo narrativo, cargado de una sensualidad de turbadora belleza y fruto de una imaginación portentosa, lo ha convertido en un autor de referencia en todo el mundo. Aurélie, propietaria de un pequeño restaurante en París, destrozada porque su novio le acaba de abandonar, encuentra por casualidad un libro, La sonrisa de las mujeres, que no sólo le salva la vida, sino que... cuenta su propia vida. Encantada e intrigada, contacta con la editorial, deseosa de conocer al autor, pero allí se topa con un adusto editor que, incomprensiblemente, no hace más que poner absurdas pegas para que no se produzca el encuentro de Aurélie con el misterioso escritor Huevos fritos a la zuazo -Trae más patatas fritas, Oliver – gritó Carmen, que había abierto una bolsa y se ponía a comer patatas-.
Esta para mí- dijo a cámara-. Las demás son para una variación que vamos a hacer con una maravillosa receta tradicional de mi país, la tortilla española o, como la llamamos nosotros, tortilla de patatas. De acuerdo, otra más.- Señaló con el dedo su boca llena y Gús tomó el relevo.
- Muy bien, evitad las patatas con sabores, nada de patatas a la barbacoa-declaró-. Simplemente una buena patata frita, como las que se hacen en freidora. Hay que aplastarlas- estaba diciendo, cuando un bang le hizo dar un respingo y dedicó a la cámara una mirada hastiada de la vida-. Abrid la bolsa primero- continuó, e hizo gestos a Troy, que acababa de hacer explotar una bolsa de patatas contra la encimera.
-Huuuy- dijo fingiendo un susurro-. Perdón
-A continuación, mezcláis los huevos con las patatas fritas- dijo Carmen, interrumpiendo, pero no de la forma antipática que era habitual en ella.
-Las dejáis que se empapen bien durante unos minutos –siguió Gus-. Y le pedís al calvo grandote de la cocina que os ponga un poco de aceite a calentar en una sartén.
-Nos pondremos a cocinar durante la pausa publicitaria y podréis ver cómo va mezclándose todo en cuanto regresemos-prosiguió Carmen-. Espero que no queraís perderos ni un minuto de nuestro sexy brunch para las noches de los domingos.
-¡Perfecto, chicos! – gritó Porter-. Es fantástico veros trabajando codo con codo
La mayoría de las secciones siguientes estuvieron salpicadas de contratiempos sin importancia, y resultarón ser menos caóticas que las anteriores entregas de Comer, beber y ser.
En los primeros quince minutos de emisión. Aimee se equivocó y hecho sal en vez de azúcar en la sencilla receta de fruta, y a continuación se las apañó para incurrir en el mismo accidente de nuevo, inmediatamente después, y echar a perder una segunda salsa.
- No te preocupes por eso- Le dijo Oliver- Todos hemos endulzado algo con sal alguna vez en la vida En el corazón de París, Pierre Arthens, el crítico de gastronomía más célebre del mundo, está a punto de morir. Admirado por algunos y odiado por muchos, Monsieur Arthens lleva años decidiendo el destino de los chefs más prestigiosos, destruyendo y construyendo reputaciones a su antojo. Ahora, en sus últimas horas de vida, su pensamiento se posa sobre algo mucho más sencillo: busca desesperadamente un sabor único, el sabor que un día le hizo feliz. Empieza así un viaje en el que Monsieur Arthens se pasea por los entresijos de su memoria gustativa, se sumerge en los paraísos de la infancia y rememora todo tipo de delicias culinarias. Junto a la voz del propio Arthens escuchamos la de aquellos que han vivido junto a él: familiares, vecinos, amantes, protegidos… e incluso su gato.
«Rapsodia Gourmet muestra el talento desplegado en La elegancia del erizo, y trata los mismos temas: clase social, filosofía, Japón y la comida… Una sensual novela escrita con una prosa suntuosa y agradable.» Publishers Weekly Muriel Barbery (Casablanca, Marruecos, 28 de mayo de 1969) es una escritora francesa, profesora de filosofía, autora de las novelas
Una golosina (2000), traducida a doce lenguas, y
La elegancia del erizo (2006). solicítalo en : Aldabe Cápsulas de txangurro ¿Cómic y cocina? ¿Por qué no? Todas nuestras recetas son fruto de historietas y nada mejor que un buen dibujo y guión para contar algunas de ellas. Las recetas por su parte cuentan de nuestra cocina: txupitos, vasos, ensaladas, pikoteos, kositas...Una cocina en la que reinventamos la cultura del pintxo donostiarra para darle un aire original y divertido, partiendo siempre desde el respeto absoluto al producto y a la tradición. A FUEGO NEGRO nace el 6 del 6 del 6 de la mano de tres osados: Edorta Lamo, Iñigo Cojo y Amaia García. Ellos, a los fogones y vinilos, y ella, al lápiz y la batuta. Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha casualmente mientras aterriza en un aeropuerto europeo una vieja canción de los Beatles, y la música le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de finales de los sesenta. Toru recuerda, con una mezcla de melancolía y desasosiego, a la inestable y misteriosa Naoko, la novia de su mejor –y único– amigo de la adolescencia, Kizuki. El suicidio de éste les distancia durante un año hasta que se reencuentran en la universidad. Inician allí una relación íntima; sin embargo, la frágil salud mental de Naoko se resiente y la internan en un centro de reposo. Al poco, Toru se enamora de Midori, una joven activa y resuelta. Indeciso, sumido en dudas y temores, experimenta el deslumbramiento y el desengaño allá donde todo parece cobrar sentido: el sexo, el amor y la muerte. La situación, para él, para los tres, se ha vuelto insostenible; ninguno parece capaz de alcanzar el delicado equilibrio entre las esperanzas juveniles y la necesidad de encontrar un lugar en el mundo Creo que en lo que a sopas se refiere está todo dicho. Mr. Campbell, Herr Knorr e il signore Maggi se han encargado de ello... Y muy bien, por cierto. Claro está que tú puedes darle ese "toque personal" que hará que tu comida sea algo más elaborada y que contribuirá a perdonar los kilos de más que te vas poniendo y poniendo....
Por ejemplo, una buena sopa de pollo será más gustosa si le incorporas un chorrito (abundante, nada de timidices) de jerez o de un buen vino seco.
Una sopa de verduras realza su sabor con un chorro de vino tinto y abundante queso rallado.
Las sopas de vegetales aumentan un punto de gusto con unas sabias gotas de limón. Libro de recetas de cocina que van acompañadas con ilustraciones humorísticas sobre el tema del título realizadas por el dibujante Quino. Entre las ilustraciones hay tres de su personajes Mafalda (la portada, página 5 y página 35), aunque en realidad se trata de tres variantes del mismo dibujo, el de la portada. El texto y las recetas de cocina son de Aldo Guglielmone. La nacionalidad tiene que ver con la tierra, pero no con esa pobre idea de una delimitación territorial, sino con algo más profundo. Tiene que ver con los productos que esa tierra prodiga, con su química y sus efectos en nuestro organismo. Los compuestos biológicos de lo que comemos penetran el ADN de nuestro organismo y lo impregnan de los sabores más íntimos. Se cuelan hasta el último rincón del inconsciente, allí donde anidan los recuerdos y se acurrucan para siempre en la memoria. "Uno es lo que come, con quién lo come y cómo lo come. La nacionalidad no la determina el lugar donde uno fue dado a la luz, sino los sabores y olores que nos acompañan desde niños" Arroz sazonado

-No era un arroz cualquiera-Le respondió Lola-. Era el arroz más increíble de la isla, quizá incluso del mundo entero.
-¡Yo quiero probarlo! – afirmó el niño, repentinamente ansioso por experimentar lo que su abuelo había encontrado tan delicioso como para cambiar la vida.
-Muy bien- Asintió Lola -. Pero entonces tienes que hacer exactamente lo que yo te diga.
Lola echó una buena cantidad de tocino cortado en trozos gruesos en la olla y le indicó a Sebastián que removiera constantemente mientras se cocía. A medida que hacía lo que su abuela le había pedido, ella añadió cebollas, pimientos y ajo, todo ello picado muy fino, a la grasa que soltaba el tocino, además de una pizca de especias. A medida que los trocitos multicolores de verduras y carne comenzaron a calentarse y a chisporrotear, Sebastián inhalo el penetrante aroma y notó la embriagadora magia en el aire….
Una vez que esos ingredientes iniciales se cocieron correctamente y empezaron a dorarse, Lola añadió tomates frescos, alcaparras, pollo cortado en trocitos, una buena cantidad de caldo de carne y tres tazas llenas hasta arriba de arroz blanco.Inmediatamente, el chisporroteo se detuvo y la densa y turbia mezcla adquirió una hermosa tonalidad dorada. Cuando empezó a hervir, Lola comenzó a removerla, a medida que un brillo divino se formaba en la parte superior.
Sebastián estaba deseando meter la cuchara, moverlo y probarlo y repetir esa operación varias veces más.
-Ahora tenemos que dejar que se haga solo-anunció Lola- No podemos tocarlo más de una vez o, de lo contrario, perturbaremos la naturaleza intrínsica del plato. Con prólogo escrito por Diego Manrique para el libro de recetas de pinchos inspirados en canciones de los siguientes músicos: Zion Train, Make & P3Z, Chalart 58, Mungo´s HIFI, Kamikaze, Daddy Jeff, Euskal Tropela, Makala, Rude, Domesticjazzcollective, Rob Smith, Safaa Arapiyat, Fermin Muguruza, Elphomega, Rasca y Pica & Tom Tom Makuts, Krak in DUB, Selector Matanzas, Rude & BAD Sound System, Sorkun y Etienne Larsen. El resultado es un libro de 100 páginas a todo color con las recetas de 19 pinchos (en euskera, castellano, inglés y francés), ilustraciones y fotos, más un CD que recopila los 19 canciones inspiradoras. Solicítalo en: El Pilar Hegoalde, El Pilar/Pilar Laura Esquivel Laura Esquivel Huevos fritos a la Zuazo Tortilla de patatas Tortilla de patatas Abetxuku/Abetxuko, Aldabe, Arana, Ariznabarra, Arriaga, Ibaiondo, Iparralde, Lakua, Pilar/El Pilar Augusta Simpson, cariñosamente apodada «Gus», es una estrella de la televisión al mando de su programa gastronómico «¡Cocinar con Gusto!». A punto de cumplir los cincuenta años, se encuentra pensando en el pastel más apropiado para el cumpleaños que preferiría no celebrar. Viuda desde los treinta, tuvo que criar sola a sus dos hijas: Aimee, que trabaja como economista para la ONU, y Sabrina, decoradora de interiores y rompecorazones profesional. Para subir la audiencia, el productor del programa le impone copresentar el programa con una exmiss joven, deslumbrante y con aires de diva, que le hace todavía más patente su edad. Tras los primeros programas con la nueva colaboradora en los que participan también sus hijas y un antiguo novio de Sabrina, además de Hannah, su enigmática vecina; el éxito es tal que el productor del canal los envía a todos a pasar un fin de semana juntos para conocerse mejor. Menu japonés Menu japonés http://www.hablemosdediseño.com/2010/02/libro-en-blanco-abierto.html http://www.hablemosdediseño.com/2010/02/libro-en-blanco-abierto.html Aldabe, Arana, Ariznabarra Un hombre solitario, con un trabajo que le permite una gran movilidad, recorre las calles de Tokio y otras localidades japonesas para visitar a sus clientes. Cada día es una ocasión para redescubrir un barrio que conoce o para conocer uno nuevo. Pero para este hombre, siempre solitario, el momento de la comida constituye una auténtica aventura, casi un ritual. A lo largo de 19 capítulos El gourmet solitario nos presenta otros tantos platos de la cocina tradicional japonesa. A través de la mirada curiosa de este viajero gastronómico, los autores, Jiro Taniguchi y Masayuki Kusumi, trazan un auténtico retrato sociológico de Japón y de su riqueza gastronómica. Ambos consiguen sumergirnos en las costumbres japonesas, en un paseo sembrado de olores, sabores y diversidad. El gourmet solitario forma parte de esas cosas sencillas que nos ayudan a ver el lado bueno de la vida.
Ver a estos dos freir los huevos es un espectáculo. Para protegerse del aceite hirviendo usan guantes, abrigo y unos cascos de motorista que había en el garage desde antes de que llegáramos. Los hemos hecho con una receta que aprendió Luis en el restaurante Zuazo de Valladolid (sorprendentemente, porque no suele ir pidiendo recetas por ahí) y que es uno de sus platos preferidos.
En un recipiente de barro bastante hondo (increíblemente encontramos un par que no se habían roto en la mudanza) calentar tres dedos de aceite de oliva. Cuando el aceite esté muy caliente echar los huevos.
Sacarlos en cuanto empiecen a dorarse. Así se consigue que tengan unas preciosas puntillas, como dicen los españoles, y que la yema quede líquida.
no hay nada más delicioso que un buen huevo frito. Sin embargo, me parece que es un manjar que podemos permitirnos pocas veces aquí en Moscú porque los huevos a la Zuazo requieren mucho aceite de oliva importado y con el de acá salen negros como el carbón. ¿Será el combustible de los tanques que vimos esta mañana? Huevos fritos a la Zuazo Cócteles, almuerzos, cenas para una embajada, la comida es imagen, y la imagen es particularmente importante cuando se trata de la misión diplomática en el extranjero de un país pequeño, como Uruguay, donde hay que suplir la falta de medios con imaginación, encanto personal, trabajo y enormes dosis de suerte. Y en el caso de estos países, la presión del éxito o el fracaso recae en una sola persona: la mujer del embajador. Inspirándose en sus anotaciones, y rebosante de humor, este libro retrata las aventuras y desventuras de la familia Posadas en su constante trasiego por las diferentes capitales donde el padre, por su cargo diplomático, es destinado. De la mano de dos de sus hijos, testigos de excepción de momentos interesantes, estratégicos o simplemente curiosos, y envuelto en un halo gastronómico, el libro recorre el Madrid de los sesenta, con su tardofranquismo y primeros aires de renovación, el Moscú de los setenta, con Breznev y sus desfiles militares, y el Londres de los ochenta, con la flema e idiosincrasia de los británicos y en plena euforia con lady Di. Hegoalde Es la fusión entre los platos de comer y los platos de pinchar música», resume Fermin Muguruza. El resultado es Pintxatu, original proyecto surgido de la colaboración entre el músico irunés y los cocineros del bar- restaurante A fuego negro de la Parte Vieja donostiarra. Muguruza ha reunido 19 canciones de su red internacional de artistas y los chefs las han hermanado con otras tantas recetas. David Navascués lo ha ilustrado y Alex Iturralde realizó las fotos. El libro, con 100 páginas más el CD, es una invitación a los sentidos Cresta de gallo cornflakes, mostaza roja y setas Cresta de gallo cornflakes, mostaza roja y setas Escurrir y secar las crestas de gallo en papel celulosa, pasar por huevo y seguidamente por los copos de maiz, consiguiendo un rebozado perfecto,.Calentar en un cazo abundante aceite de oliva a unos 200ºC y freír.
Para el montaje, filetear finamente las setas y mezclar con la mostaza roja, aliñar todo con aceite de oliva virgen y escamas de sal, y por ultimo coronar con la cresta de gallo en lo alto. Sopas Sopas Lakua En los meses previos a los Juegos Olímpicos de Pekín, Maggie, una crítica culinaria norteamericana de 40 años y viuda desde hace dos, recibe inesperadamente una demanda de paternidad interpuesta en China contra su marido, que puede significar la pérdida de la mitad de su herencia.Maggie pide a la revista para la que trabaja unos días libres para viajar a China y solucionar la demanda. La editora aprovecha la oportunidad para encargarle un artículo: el retrato de Sam Liang, un prometedor chef chino que está a punto de abrir un restaurante. Una vez allí, Maggie descubrirá la existencia de un manuscrito donde el abuelo de Sam recopiló todos sus conocimientos sobre comida imperial china, El último chef chino, y también que Sam es uno de los diez participantes en un concurso para formar parte del equipo culinario que participará en unos juegos culturales paralelos a los Juegos Olimpicos. Tofu en salsa de cangrejo Es un plato muy sencillo y común, pero en la versión de alta cocina imperial. Lo que ocurre con el tofu es que si lo hierves a fuego fuerte durante treinta minutos se llena de agujeros.Se convierte en una esponja, apunto para que la salsa se proyecte en la boca en cuanto lo muerdes. Hoy en día, lo más habitual es servirlo con una salsa de cebolleta y ostras. Ya sabes, lo puedes encontrar en la mayoría de restaurantes. Pero yo estoy preparando una salsa con la reducción de treinta cangrejos
-¡Eso suena increíble-
-No solo con la carne, sino también con los caparazones, la grasa y las huevas. Se tiene que reducir y espesar hasta que la textura te permita empapar el tofu……
Cuando la salsa estuvo a punto, vertió los trozos del esponjoso tofu y los sumergió.
- Cuando llegue a la mesa, parecerá tofu, un plato campesino. Entonces cuando lo mastiquen, el cangrejo estallará en la boca. Delicioso.Pruébalo. Es lo que ellos sentirán. – Cogió la cuchara , la vertió en un platito limpio y lo sostuvo a la altura de sus labios-. Adelante
Maggie abrió la boca y dejó que él se lo introdujera en la boca. No creía posible que el sabor a cangrejo pudiera multiplicarse de aquel modo. Tofu en salsa de cangrejo Desde hace dieciséis años, Marnie convoca a sus 12 mejores amigas el primer lunes de diciembre para reunirse y comer galletas. Las reglas son sencillas: cada una de ellas debe traer trece galletas, una botella de vino y sus historias.
Este año han pasado cosas realmente importantes y se necesitan más que nunca: la hija mayor de Marnie está sufriendo un embarazo de alto riesgo, y esta noche podrían saber cuál es el futuro de este bebé; el padre de Jennie tiene un affaire con su mejor amiga, y el marido de Rosie le ha dicho que no quiere tener hijos... 12 mujeres, 12 recetas,
12 historias que se entrecruzan sin quererlo, como todo lo importante en la vida.
De: Tracy Temple
Enviado: 7 de diciembre de 2008, 16:59:03
A: marnie444åol.com
Objeto: Bombones “superduros”de frutos secos por Tracy

Esta receta supone un reto formidable
Por favor, proceded con el máximo cuidado
Primero poner aceite en una olla, luego derretir el chocolate.
Y ahora viene lo difícil… Que no caiga ni una sola gota de agua en la cacerola, caray, ¡¡¡porque se arriesga una a cargarse la receta!!! Hacer bolitas con el chocolate y colocarlas en una bandeja para el horno forrada de papel encerado. ¡¡¡DEJAR ENFRIAR!!! Y luego colocar en un bonito envoltorio.
Lo sé, ésta era muy difícil, pero cuando las cosas se ponen feas, el que vale se larga a Hawai.

Felices fiestas a mis amigas del alma. Amor y felicidad para todas. Besos TT
PS: ¡Caray! Olvidé deciros que hay que añadir los frutos secos una vez se haya derretido el chocolate Judimendi Sebastian sueña con ser un niño igual que los demás, con ser capaz de correr como el viento en el campo de fútbol, chutar la pelota de tal manera que dibuje una perfecta parábola y marcar un gol. Pero su corazón tiene un defecto desde que nació, lo que significa que no puede cumplir sus deseos. No obstante, Sebastian ha logrado encontrar su lugar en el mundo gracias a su excéntrica abuela Lola y al amor que esta siente por la cocina. Ambos preparan juntos riquísimos y exóticos platos puertorriqueños, el país de origen de su abuela. La complicidad que crece entre ambos (un niño enfermo y una anciana) se convierte pronto en un fuerte vínculo que logra unir de nuevo a una familia desestructurada, pues, como siempre dice Lola, «una comida preparada con amor no solo alimenta el cuerpo, sino también el alma».Esta es la historia mágica de un niño que aprendió a bailar con la muerte y de cómo las pequeñas victorias de una familia pueden servir para reconstruir corazones heridos de muy diversas maneras. La abuela Lolanos enseña que la diferencia entre la alegría y la tristeza a veces pende simplemente de un hilo frágil, casi invisible. Una historia conmovedora que te emocionará. Bombones de cacahuete Bombones de cacahuete Edorta el asunto es el siguiente.”sabotear las cápsulas que el Dr. Grumo y sus multinacionales nos dan para comer.”
Vacías las cápsulas y con un bastoncillo de los de limpiar los oídos, repasas su interior para que no quede ni rastro del polvo infernal. Este lo tiras por el retrete, pues tenemos noticias que están registrando basuras en busca de gente que no se las toma.
En cuanto tengamos las cápsulas vacías, las guardamos en un tarro y nos ponemos manos a la obra.
“Sofríe la cebolla con medio puerro y un ajo pequeño en una cazuela con un poco de aceite.Deja que se haga suavemente y le añadimos un tomate troceado previamente pelado.Cuando esté pochado agrega un poco de coñac y flabéalo rápido y sin que te puedan ver por las ventanas, pues sabemos que tienen cámaras intentando sorprender a la gente que cocina, y nada mejor para estos cabrones del Dr. Grumo que una llamarada delatora. Resérvalo.
Aparte cuece durante 15 min. Un txangurro de un kilo. Déjalo enfriar un poco y desmígalo guardando sus interiores también. Agrega el conjunto a la preparación de la verdura anterior y dejá que dé unos hervores. Ya se puede comer.
Ahora enciende el horno a 50ºC y deja secar esta preparación extendida durante 24 h.. Tritura el conjunto hasta formar un polvo y rellena las cápsulas y ciérralas”.
Ahora llega lo más difícil: introducirla en las tiendas y venderlas; pero eso Amaia lo hará fenómeno.Dile que no se arriegue si no lo ve claro. Las caras de placer cuando la gente se las come suele ser tan fuerte que podrían delatarnos.
Cápsulas de txangurro Mayonesa Mayonesa Cada vez he experimentado el mismo placer, siempre intacto.Pero nunca tan agudo como aquel día en que, en los fogones del chef Lessière, en el sanctasanctórum de la exploración gastronómica, desdeñé una carta repleta de delicias para revolcarme en la baja perversión de una simple mayonesa.
Mojé el dedo, sin mucho interés, como quien deja correr la mano al hilo del agua fresca en un barco a la deriva. Estábamos comentando aquella tarde su nueva carta, antes de que llegaran los comensales, me sentía en su cocina como en la de mi abuela: una persona ajena pero conocida, introducida en el harén. Me sorprendió lo que me llevé a la boca. Se trataba, sin ningún género de dudas, de una mayonesa, y era eso precisamente lo que me turbó; cual cordero extraviado en la jauría de lobos, el condimento tradicional parecía ahí un arcaísmo descabellado.
-¿Qué es?-pregunté, entendiendo con ello: ¿cómo ha ido a parar aquí una simple mayonesa casera?
- Pues una mayonesa, qué va a ser, no me digas que no sabes lo que es una mayonesa.
-¿una sencilla mayonesa, así, sin más?-Me sentía casi sobrecogido.
- Una sencilla mayonesa, sí. No conozco mejor manera de prepararla.: un huevo, aceite, sal y pimienta.
Yo insisti:
-¿Y qué va a acompañar?
Él me miró con atención.
-Te lo voy a decir-me contestó despacio-, te voy a decir lo que va acompañar.-Y, ordenándole a un pinche que le trajera unas verduras y un asado frio de cerdo, se entregó acto seguido a la tarea de pelar las primeras En el corazón de París, Pierre Arthens, el crítico de gastronomía más célebre del mundo, está a punto de morir. Admirado por algunos y odiado por muchos, Monsieur Arthens lleva años decidiendo el destino de los chefs más prestigiosos, destruyendo y construyendo reputaciones a su antojo. Ahora, en sus últimas horas de vida, su pensamiento se posa sobre algo mucho más sencillo: busca desesperadamente un sabor único, el sabor que un día le hizo feliz. Empieza así un viaje en el que Monsieur Arthens se pasea por los entresijos de su memoria gustativa, se sumerge en los paraísos de la infancia y rememora todo tipo de delicias culinarias. Junto a la voz del propio Arthens escuchamos la de aquellos que han vivido junto a él: familiares, vecinos, amantes, protegidos… e incluso su gato Lakua Iparralde, Arrriznabarra Pilar/El Pilar Chile DASTATZEKO LIBURUAK
LIBROS PARA SABOREAR Aldabe, Ariznabarra, Arriaga, Hegoalde, Ibaiondo, Iparralde, Pilar/El Pilar Con Pacho Murga, un haragán bilbaíno «más pijo y tonto que hecho de encargo», asistiremos a la inusual puesta en marcha de El Mapamundi de Bilbao, «el Rolls-Royce de los bares de pinchos de creación», y conoceremos a su peculiar cocinero, Antón Astigarraga, un hombre con un terrible pasado: en 1962, cuando era catador de Franco, un grupo de militantes de una incipiente ETA lo utilizó para intentar acabar con el dictador. Una novela diferente; un incomparable esperpento humorístico-gastronómico-erótico-criminal Pintxos con foie Pintxos con foie Carpaccio tibio de lengua de cerdo ibérico al aceite de ajo con vinagreta de lentejas, ensalada de foie-gras y calamar en salazón Aldabe, Lakua, Pilar/El pilar Consulta nuestro catálogo o acércate a una biblioteca municipal y disfruta de nuestras lecturas y recetas. Kontsulta ezazu gure katalogoa
edo etor zaitez udal liburutegi batera, gure irakurketez eta errezetez gozatzera. afrodita como agua para
el chocolate Ragú de cordero De entrante pondría canónigos con champiñones frescos, aguacates, nueces de macadamia y pequeñas tiritas de beicon frito. Y por encima –y eso era lo especial- la deliciosa vinagreta de patata de papá.
Pero primero tenía que ocuparme del ragú de cordero, pues cuanto más tiempo permaneciera en el horno a baja temperatura, más tierna estaría la carne.
Lavé la rosada carne de cordero y la sequé con cuidado con un paño antes de trocearla, dorarla en aceite de oliva y apartarla. Luego escaldé los tomates en agua hirviendo, les quité la piel y retiré las pepitas.
Los tomates los añadiría a la olla al final, junto con el vino blanco, para que el aroma no dominara demasiado sobre el resto de verduras. Cogí una copa y me serví un poco de pinot blanc que iba a usar para el guiso.
Canturreando en voz baja partí las granadas y saqué los granos con un tenedor. Rodaron hacia mí como brillantes perlas rojas de agua dulce. Estaba acostumbrada a trabajar de prisa y cuando un día me tomaba mi tiempo para preparar la comida, cocinar se convirtía en una ocasión casi poética que no me podia perder….
El delicioso aroma del ragú de cordero inundó la cocina. Olia a tomillo y ajo Ragú de cordero En el corazón de París, Pierre Arthens, el crítico de gastronomía más célebre del mundo, está a punto de morir. Admirado por algunos y odiado por muchos, Monsieur Arthens lleva años decidiendo el destino de los chefs más prestigiosos, destruyendo y construyendo reputaciones a su antojo. Ahora, en sus últimas horas de vida, su pensamiento se posa sobre algo mucho más sencillo: busca desesperadamente un sabor único, el sabor que un día le hizo feliz. Empieza así un viaje en el que Monsieur Arthens se pasea por los entresijos de su memoria gustativa, se sumerge en los paraísos de la infancia y rememora todo tipo de delicias culinarias. Junto a la voz del propio Arthens escuchamos la de aquellos que han vivido junto a él: familiares, vecinos, amantes, protegidos… e incluso su gato.
«Rapsodia Gourmet muestra el talento desplegado en La elegancia del erizo, y trata los mismos temas: clase social, filosofía, Japón y la comida… Una sensual novela escrita con una prosa suntuosa y agradable.» Publishers Weekly Muriel Barbery (Casablanca, Marruecos, 28 de mayo de 1969) es una escritora francesa, profesora de filosofía, autora de las novelas
Una golosina (2000), traducida a doce lenguas, y
La elegancia del erizo (2006). solicítalo en : Aldabe Aurélie, propietaria de un pequeño restaurante en París, destrozada porque su novio le acaba de abandonar, encuentra por casualidad un libro, La sonrisa de las mujeres, que no sólo le salva la vida, sino que... cuenta su propia vida. Encantada e intrigada, contacta con la editorial, deseosa de conocer al autor, pero allí se topa con un adusto editor que, incomprensiblemente, no hace más que poner absurdas pegas para que no se produzca el encuentro de Aurélie con el misterioso escritor. Ariznabarra, Hegoalde ¿Qué mexicano no ha comido chile? ¿Quién no se ha enchilado alguna vez?¿Quién no se ha corrido el riesgo de llevar de contrabando al extranjero un frasco de mole o una lata de chiles en escabeche en la maleta con tal de seguir gozando el placer que el chile proporciona a sus adictos? ¿Quién puede recordar cuándo fue la primera vez que sintió ardor en la lengua , sudor en el cuero cabelludo, lágrimas en los ojos y secreción nasal a causa del chile?...
Sabemos por el testimonio de los cronistas, que nuestros antepasados indígenas comían tortillas y tamales, gallinas y codornices asadas con tomate, pepita de calabaza molida y chile Jatetxean Jatetxean Arana, Ariznabarra, Hegoalde, Ibaiondo, Iparralde, Pilar/El Pilar Patata soro batean, patata guztiak ez dira berdinak. Ezta patata landare bakarraren azpian dauden guztiak ere. Ez, ez dira berdinak. Tamaina eta itxura ezberdinekoak daude. Handiak, erdi parekoak eta txikiak. Gogorragoak eta bigun-bigunak; sano-sanoak eta harrak jotakoak. Halatsu liburu honetan irakurleak aurkituko dituen ipuinak ere. Aitzurra brastakoan askatzeko moduko irrigarririk ere bada…
Patatak ez dira agerian hazten, lur azpian baizik. Halatsu liburu honetako ipuinak ere, non agerian gertatzen dena bezain garrantzitsua baita ezkutuan dagoena.
Hirurogeita bat pieza labur, intentsitatea bilatzearen bilatzez laburtasuna dohain bihurtu dutenak.
-Beno, zer moduz Mexikon, hire bakantzetan?- galdetu zion mahai zapia belaunen gainean ezartzen zuen bitartean.
-Ongi erran beharko!-erantzun zuen txangurroa azpitetik hartu, hankarik potoloena erauzi eta, kraskagailua erabiliz, oskol gogor hura hausten zuelarik. Hala ere, redios!,nazkagarria duk hango janaria. Aizak, har frijituak jaten ikusitakoa nauk hango jatetxe batean! A ze higuina! A ze ohitura nazkagarriak hango jendearenak!
Eta hankaren barruko haragi mamitsua atereaz, zurrupaka aritu zen nabarmen Cada ser humano tiene su propia y personal relación con los alimentos. La noción de patria y pertenencia está ligada a todos aquellos productos de la tierra con los que se ha alimentado el cuerpo y el espíritu desde la infancia. Una visión distinta y enriquecedora de la comida, a la vez que una declarada crítica a nuestro moderno modo de vivir. Chile Chile Judimendi Pilar/El Pilar Euskaldun batek, poliziari ihesi, New Yorken izango dituen tirabirak kontatuko dira.
Euskaldun hori, Joseba, poliziarengandik ihesi, New Yorken aurkituko du bizileku berria. Han, New Harlem izeneko hotel batean hartuko du ostatu. Bere gelaren ondoan, Gregory zaharra biziko da, bere lagun mina bihurtuko dena.
Alde batetik, Josebak kafetegi batean egiten du lan. Catherinek, kafetegi buruak, trafikatzeko lanak. egitea behartzen du, bestela inmigrazioko poliziari deituko diola esanez. Bestalde, Angiek, estatubatuar emakumeak, publizitatean lan egiten du. Hasieran, kartel bat diseinatzeko egitekoa izango du eta hauetako bat egitean ezagutuko dute elkar bi protagonistek, kartelaren bidez mezutxoak bidaliko baitizkiote bata besteari. Josebak trafikatzen jarraituko du, gehiago ezingo duen arte. Orduan, berak xantaiatuko du Catherine, poliziari dena kontatuko diola esanez. Gauzak horrela, aske geratzen da; denbora gutxiaz, baina; izan ere, kale batean laban batekin hiltzen baitute Joseba zazpietarako mandarra jarrita prest zegoen lanerako. Hirugiharre xerrak, arraultzeak, gurina eta laranjak sukaldeko mahai gainean zeuden. Kafetegiko ateak zabaldu bezain laister jendea sartzen hasi zen:bulego garbitzaileak lana bukatu ondoren, polizia bikote bat gaueko zerbitxu txanda utzirik, bizarra egin berriko korbatadunak.
"Bi arraultze bi aldetatik eginak, patata prejituak, laranja ura eta kafea", "gozari espezial bat", "bi espezial", mahai zerbitzarien aginduak pilatu egiten zire. Joseba adeboiloan ari zen. Zartagian gurina gori gori zegoen, arraultzeak zirtaka ari ziren, laranja uraren tresnak soinu behartuz egiten zuen lan. Lehenbiziko bezeroak gozaltzen ariziren. Arraultze gorringo bat hautsi egin zitzaion zartagira botatzean, "hau ere orain gertatu behar", hondakinetara bota eta gosari gehiago prestatzen jarraitu zuen. Aldabe, Ariznabarra, Arriaga,Deposito, Hegoalde, Ibaiondo, Iparralde, Judimendi, Pilar/El Pilar Gosari espeziala Gosari espeziala http://flic.kr/p/tfxC Pilar / El Pilar Sopas Arroz sazonado Arroz sazonado http://bit.ly/KNJJcq
Full transcript