Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

PSC2.Teoría de la acción comunicativa

En esta sesión revisaremos la teoría de la acción comunicativa, propuesta por Jürgen Habermas. De manera específica nos detendremos en las nociones mundo de vida y sistema.

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of PSC2.Teoría de la acción comunicativa

Teoría de la acción comunicativa
Racionalidad, argumentación y entendimiento
Para esta exposición seguiremos el hilo argumental que atraviesa los dos volúmenes de la obra. Específicamente destacaremos algunos de los conceptos clave...
La Razón juega un papel fundamental en el trabajo de Habermas. La TAC es, finalmente, un estudio (desde la Filosofía) sobre la Razón. Ésta puede ser vista, en primera instancia, como el pensamiento codificado a través del lenguaje.
En consonancia con lo sugerido por Rorty, Habermas inesperadamente se suscribe a la perspectiva postmoderna que plantea que la perspectiva filosófica tradicional (i. e. la que postulaba un saber totalizante) es insostenible en la actualidad.
No obstante, ello no implica que no sea posible estructurar una teoría universal de la racionalidad... Éste era precisamente el objetivo de Habermas al escribir la TAC...
En la medida en que la búsqueda de las bases últimas de la "filosofía primigenia", la teoría universal debería tener un carácter pragmático, y estar relacionada con las ciencias sociales.
En otras palabras, Habermas sugiere que toda pretensión de universalidad debería ser contrastada con contraejemplos derivados de contextos históricos (y geográficos) específicos (y no con supuestos ontológicos).
En este contexto, la racionalidad es definida por Habermas (más que como una capacidad del pensamiento) como una disposición expresada en términos de un comportamiento para el cual es posible argumentar buenas razones. Es, en otras palabras, un pensamiento capaz de ser sometido de manera sistemática a la evaluación y a la crítica.

La racionalidad es una práctica social comunicativa...
En la sesión pasada revisamos lo que significaba la racionalidad, así como el modo en qué esta era "evaluada". Aquí resulta pertinente entonces comentar un poco acerca del significado de la Racionalidad Comunicativa...
Preliminarmente, la racionalidad comunicativa es entendida por Habermas como aquella que está orientada a la consecución, el mantenimiento y la revisión, del consenso. Éste se cimenta en el reconocimiento intersubjetivo de una serie de pretensiones de validez que son criticables
Esto pone de relieve un supuesto fundamental de la TAC: aquel que postula una racionalidad (localizada en el lenguaje) que es compartida (y anticipada). Es precisamente por ello que la argumentación adquiere una importancia crucial.
¿Cómo funciona la argumentación?
Las pretensiones de validez son expuestas, criticadas, y en su caso, validadas, de una manera sistemática y rigurosa. En una sociedad como la nuestra, los temas controversiales o problemáticos son vistos a la luz de los discursos especializados (i. e. los procedimientos legales, los debates académicos).
Desde luego, también hay "discursos prácticos" frente los que estos temas se contrastan... Estos discursos se localizan en la esfera de la vida cotidiana.
Sujetos
El proceso que pone de relieve la argumentación supone unos participantes racionales, es decir, capaces de interpretar la naturaleza de sus deseos y sus afectos. Todo ello bajo la perspectiva que ofrece un conjunto de valores estándar definidos culturalmente; pero sobre todo si se adopta una actitud reflexiva frente a tal perspectiva.
Aparte de ello, para ser considerados racionales, los participantes también deberán estar "libres de fantasías" (y de autoengaños).
Por último, la TAC presupone a unos sujetos capaces de efectuar y recibir la crítica.
Argumentos
¿Qué tipo de argumentaciones le parecen relevantes a Habermas?
Aparte del discurso teórico y del discurso práctico, hay por lo menos otros tres tipos de argumentaciones
Discurso estético
Discurso terapéutico
Discurso explicativo
El discurso estético busca argumentar pretensiones de validez, pero no de universalidad.
El discurso terapéutico permite clarificar el autoengaño (desde la crítica a la ideología como falsa conciencia, hasta el diálogo entre paciente y médico).
El discurso explicativo es una forma de argumentación que tematiza, problematiza y cuestiona la inteligibilidad de las expresiones simbólicas, así como el hecho de que sean correctas o estén bien formadas. Estas devienen pretensiones de validez
Ahora bien, es preciso interrogarnos acerca de si ¿la validez de un argumento es relativa en función de los valores culturalmente asignados?
Habermas argumenta que aún cuando los resultados pueden variar, es posible modelar un proceso que permita comprobar la validez de alguna aseveración en cualquier idioma, o en el contexto de cualquier sistema cultural. Desde luego, ello a través de la argumentación, de la búsqueda de consensos.
El logro de un entendimiento (con base en la discusión crítica de los argumentos) sugiere, pues, un acuerdo motivado por la racionalidad de los participantes. (La sesión pasada vimos los distintos tipos de racionalidad: instrumental, normativa, afectiva).
En este contexto, la racionalidad comunicativa alude al proceso por el cual distintas pretensiones de validez son llevadas a una resolución.
En este punto, vale la pena desglosar el significado de la acción comunicativa
El concepto de AC presupone el uso del lenguaje como un medio para lograr un entendimiento. A través de este proceso, los participantes, en su relación con el mundo, ponen de relieve una serie de argumentos que pueden ser aceptados o puestos en duda.
El lenguaje ocupa un lugar central en este modelo. Como vimos la sesión anterior, la acción comunicativa hace uso de todas las funciones del lenguaje en relación con los mundos objetivo, social y subjetivo. Según Habermas, ésta es, precisamente, la potencia de su enfoque.
“Nuestras consideraciones pueden resumirse diciendo que la racionalidad puede entenderse como una disposición de los sujetos capaces de lenguaje y de acción. Se manifiesta en formas de comportamiento para las que existen en cada caso buenas razones. Esto significa que las emisiones o manifestaciones racionales son accesibles a un enjuiciamiento objetivo. Lo cual es válido para todas las manifestaciones simbólicas que, a lo menos implícitamente, vayan vinculadas a pretensiones de validez (o a pretensiones que guarden una relación unterna con una pretensión de validez susceptible de crítica). Todo examen explícito de pretensiones de validez controvertidas requiere una forma más exigente de comunicación, que satisfaga los prespuestos propios de la argumentación.

Las argumentaciones hacen posible un comportamiento que puede considerarse racional en un sentido especial, a saber: el aprender de los errores una vez que se los ha identificado. Mientras que la susceptibilidad de crítica y de fundamentación de las manifestaciones se limita a remitir a la posibilidad de la argumentación, los procesos de aprendizaje por los que adquirimos conocimientos teóricos y visión moral, ampliamos y renovamos nuestro lenguaje evaluativo y superamos autoengaños y dificultades de comprensión, precisan de la argumentación”
Sociedad como mundo de vida y sistema
La teoría de la acción comunicativa es también una teoría de la sociedad. Deriva en una reconceptualización dual de ésta: si se quieren comprender las dinámicas de la sociedad contemporánea, es preciso concebirla tanto a la manera de un todo significativo (desde el punto de vista de los participantes) como de un sistema auto sostenido, constituido por una serie de subsistemas que desempeñan diversas funciones (desde el punto de vista de un observador).
Mundo de vida
Aún cuando el concepto ha sido extensivamente utilizado en la filosofía, Habermas lo modifica de manera significativa. En principio, enfatiza la importancia del lenguaje en tanto elemento fundamental para la estructuración y la reproducción del mundo de vida. Además, trasciende la referencia de éste a la cultura (esto le permite buscar la una racionalidad cuya validez sea universal).
El mundo de la vida tiene cierta prevalencia sobre el sistema. Los cambios sistémicos se originan precisamente de las transformaciones que experimenta el lebenswelt. La legitimidad de los cambios sistémicos de ancla en éste. Si uno busca comprender una sociedad, es preciso prestar atención a la perspectiva de los participantes involucrados en éste. De ahí su importancia dentro del esquema habermasiano.
Esto es así porque Habermas considera que una sociedad compuesta por actores estratégicos no puede ser estabilizada, puesto que no tendría un compromiso con reglamentación alguna (dadas sus características de búsqueda de beneficio individual, a través del uso de una razón instrumental).
De hecho, a Habermas le sorprende el hecho de que la coordinación social, la convergencia de planes de acción individuales, se active, sin la necesidad de que haya coerción. Esta idea está en la base de la TAC.
En este sentido, Habermas plantea que la coordinación social se cimienta en el consenso que generan las sociedades en torno a las situaciones que les parecen relevantes, así como en los cursos de acción legítimos que pueden seguirse.
La comprensión del otro, el entendimiento, sólo se logra intersubjetivamente, no puede ser impuesto de manera externa (con base en la razón).
En este sentido, la TAC es una teoría de las certezas, de los anclajes. Siempre, dice Habermas, hay un principio. Éste se pone de relieve en tanto articulamos objetivos y planes de acción. Aún cuando seamos incapaces de ver el Todo, éste está fuera de toda duda.
El mundo de la vida es, pues, para Habermas, un conjunto de patrones interpretativos transmitido culturalmente, el cual sostiene la identidad colectiva. Esto es fundamental en términos de la TAC, puesto que desde esta perspectiva, la sociedad se reproduce a través de la red de acciones comunicativas que se teje en el mundo de la vida.
Sistema
Dado el proceso de modernización que atraviesa a las sociedades contemporáneas, Habermas considera que concentrarse sólo en el mundo de la vida no permite captar la complejidad de la sociedad.
En otras palabras, la sociedad no se compone sólo de la red que se teje a partir de las acciones de sus integrantes. Tales acciones deben cumplir una función objetiva, satisfacer un requerimiento (ya sea la reproducción material, la transmisión de la cultura o de las normas, el desarrollo de ciertas competencias)
Desde esta perspectiva, asociada directamente con el funcionalismo, hay tres subsistemas principales (en las sociedades capitalistas): 1. El económico; 2. El burocrático administrativo; 3. El mundo de la vida. Cada uno de estos cumple una función.
Una de las principales críticas a esta perspectiva radica precisamente en el modo de determinar cuáles son las funciones relevantes para la sociedad. ¿Si este "mecanismo" de integración sistémica aparece como una caja negra para los participantes, en la esfera del mundo de la vida, cómo reconocer entonces qué funciones adquieren relevancia?
Full transcript