Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

HIJOS CON MENTALIDAD DE REINO.

No description
by

WenDy Contreras

on 10 January 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of HIJOS CON MENTALIDAD DE REINO.

INTRODUCCIÓN.
Éxo 3:7

Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias,
Éxo 3:8
y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo.
Éxo 3:9
El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen.
Éxo 3:10
Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.

Sus angustias;
hasta las angustias secretas del pueblo de Dios le son conocidas.
Dios nota las aflicciones de Israel.

No obstante, Dios había estado todo el tiempo con su pueblo; sin embargo, haría milagros en la presencia de los egipcios antes de que Israel tuviera algunos solamente para sí mismo.

Había llegado el tiempo en que Dios iba a librar al pueblo. Con la aflicción, Israel pensaba que Dios lo había abandonado.
Ciertamente estaré contigo, y esto te será la señal de que yo [enfático] te he enviado; cuando hayas sacado al pueblo de Egipto, serviréis a Dios sobre este monte (trad. del autor).

La señal es la presencia de Dios con él: yo estaré contigo (v. 12).
Pero tenía una cosa más que aprender:
Dios es soberano, y sería él, no Moisés,
el que libraría al pueblo del poder egipcio.
Dios no necesitaba un hombre con el poder del yo, sino que buscaba un instrumento sensible y obediente.
Lo más precioso que Dios le dio a Moisés fue la señal, para sacar al pueblo de Egipto, la señal no era la zarza ardiente, ni la demostración del poder de Dios, eso eran milagros.
Deu 9:27
Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac y Jacob; no mires a la dureza de este pueblo, ni a su impiedad ni a su pecado.

Éxo 32:7
Entonces Jehová dijo a Moisés: Anda, desciende, porque tu pueblo que sacaste de la tierra de Egipto se ha corrompido.


Éxo 14:10
Y cuando Faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos, y he aquí que los egipcios venían tras ellos; por lo que los hijos de Israel temieron en gran manera, y clamaron a Jehová.

Éxo 14:11
Y dijeron a Moisés:
¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto?
¿Por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto?

Éxo 14:12
¿No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Déjanos servir a los egipcios? Porque mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto.
Dios los saco de Egipto y los llevo al mar rojo.
Ellos habían visto el poder de Dios todo el tiempo con faraón y los egipcios, también habían visto la guianza de Dios con la nube y la columna de fuego, habían visto la providencia de Dios, cuando les dio riquezas, una noche antes de salir de Egipto eran esclavos, ladrilleros, ahora salen con todo el oro y las riquezas de los egipcios.
Los sueños de Dios, de introducir a su pueblo a Canán se habían roto, ellos se rebelaron no quisieron conquistar, se olvidaron de su liberación, de las maravillas posteriores y simplemente dijeron que no podían.
Será posible esto nos preguntamos, por qué fracasaron, porque simplemente tenían la mente de esclavo (langosta), un esclavo no puede liberar, antes tiene que ser libre, solo los libres libertan, solos los amados aman; si bien es cierto que los israelitas salieron de Egipto, pero Egipto no salió de ellos, seguían siendo esclavos, y para tomar posesión de la tierra tenían que tener mente de conquista, y tenían que tener un proceso penoso de 40 años para dejar de pensar como esclavos y pensar como hijos de Dios.
Cuidar la fuente de nuestros pensamientos (Pr. 4:23).
LA BIBLIA DICE SOMOS LO QUE PENSAMOS (PR. 23:7) POR LO TANTO DEBEMOS
HIJOS CON MENTALIDAD DE REINO.
Éxodo 3:7-9
Su clamor:

Dios oye los gritos de su pueblo afligido.
La opresión que soportaban:

los opresores más altos y grandes de su pueblo no están por encima de Él.
Dios le había prometido a Abraham que haría de él una nación grande y poderosa, pero parece que esta promesa se le había olvidado a Dios en Egipto, fueron 430 años de opresión, de esclavitud, de humillaciones, de aflicciones, de desesperanzas de toda clase de vicisitudes y el pueblo había perdido cualquier esperanza.
Pero Dios tiene el control de todas las cosas el ya tenía un plan establecido para su pueblo, Dios no tiene plan b,
el no improvisa el todo lo tiene bajo control.
Los verbos empleados en el texto indican que ya era el momento decisivo: Ciertamente he visto..., he oído..., he conocido..., he descendido...; ahora, ve, pues yo te envío...
(vv. 7-10).
Moisés no estuvo de acuerdo con el designio del Señor. En esto se ve su humanidad. Sus objeciones, o excusas, abarcaban varias esferas de su vida personal. Las fundamentaba sobre una modestia genuina, sobre el miedo o temor del juicio egipcio y sobre el temor de ser rechazado otra vez por el pueblo.
Moisés era un hombre obstinado; con todo, Dios lo trató con paciencia y con respeto a su personalidad. Moisés no fue tratado como un robot; Dios lo escuchó y contestó sus excusas con toda seriedad. Sin embargo,
el Señor no le permitió evadir su responsabilidad

ni tampoco demorar ni desbaratar el plan divino. Al fin Moisés llegó a ser el portavoz de Jehová.
En las excusas de Moisés se ven actitudes comunes a toda la humanidad. Con frecuencia, frente al llamamiento de Dios, se presentan objeciones parecidas a las de Moisés:
¿Quién soy yo? ¿Quién eres tú? ¡No me creerán! ¡No soy elocuente! (No hablo bien en público.)
¿Por qué no mandas a otro?
***
A pesar de su sentido de insuficiencia, ¿quién podía haber estado mejor preparado? Conocía el idioma egipcio, la cultura, las creencias y aun a los líderes egipcios. Era nieto adoptivo del faraón. Podía encontrar cualquier sitio en el palacio sin tener un guía oficial.
Tenía la autoridad para hablarle cara a cara el mismísimo faraón, aun cuando salía del rio Nilo del baño.
Además, conocía íntimamente el desierto y los pueblos de la zona, y había tomado un curso teológico especial del sacerdote de Dios, Jetro. Dios lo había preparado bien sin que Moisés se diera cuenta.
No debes preocuparte tanto Moisés, estoy contigo. No importa quién eres tú. Lo importante es que estoy yo, y yo sacaré al pueblo de Egipto.” El versículo era una afirmación grande: Dios estaría presente con él,
y la señal no descansaba sobre unas demostraciones externas de poder,
sino sobre la fe misma del llamado.
La señal, o el milagro fundamental, no era la zarza ardiente ni el hecho de servir a Dios en Sinaí. Los dos eran milagros, pero ninguno era la señal. El milagro fundamental era la presencia divina que le acompañaría (ver 33:14-16; Isa_7:14; Mat_1:23; Mat_18:20; Mat_28:20; etc).
Moisés
está listo para sacar al pueblo de Egipto, el asunto es que moisés no esperaba un pueblo con tantos resabios, y tan duro de corazón.
Nuestra manera de pensar es clave para alcanzar el éxito o el fracaso, la felicidad o la frustración, ella está determinada por ideas, conceptos, creencias transmitidas de generación en generación.
Éxo 32:8

Pronto se han apartado del camino que yo les mandé; se han hecho un becerro de fundición, y lo han adorado, y le han ofrecido sacrificios, y han dicho: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto.
Éxo 32:9
Dijo más Jehová a Moisés: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz.


Éxo 32:10
Ahora, pues, déjame que se encienda mi ira en ellos, y los consuma; y de ti yo haré una nación grande.
Deu 31:27
Porque yo conozco tu rebelión, y tu dura cerviz; he aquí que aun viviendo yo con vosotros hoy, sois rebeldes a Jehová; ¿cuánto más después que yo haya muerto?
Éxo 14:13
Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.
Éxo 14:14
Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.
Éxo 14:15
Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Dí a los hijos de Israel que marchen.
Éxo 14:16
Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.
Éxo 14:17
Y he aquí, yo endureceré el corazón de los egipcios para que los sigan; y yo me glorificaré en Faraón y en todo su ejército, en sus carros y en su caballería;
Éxo 14:18
y sabrán los egipcios que yo soy Jehová, cuando me glorifique en Faraón, en sus carros y en su gente de a caballo.
Pero esto era el principio de la dureza del corazón de estas personas que fueron esclavos durante 430 años, y no entendieron lo que Dios les estaba haciendo, por esto los llevo hasta el mar rojo, no obstante siguieron con su mentalidad de esclavos, aunque estaban libres, seguían siendo esclavos.
Un pueblo no es grande por su antigüedad, ni por el tamaño de su territorio, ni por sus riquezas naturales, sino por la manera de pensar de su gente.

Pro 23:7
Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.
Come y bebe, te dirá; Mas su corazón no está contigo.

Pro 4:23
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;
Porque de él mana la vida.
Full transcript