Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Copy of NIF C-7

No description
by

Alexis Jimenez Calleja

on 17 December 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Copy of NIF C-7

NIF C-7
Inversiones en asociadas, negocios conjuntos y otras inversiones permanentes.

OBJETIVO
Esta Norma de Información Financiera (NIF) tiene como objetivo establecer las normas de valuación, presentación, y revelación para el reconocimiento inicial y posterior en los estados financieros de una entidad, de sus inversiones en asociadas y en negocios conjuntos, así como de sus otras inversiones permanentes, la NIF c-7 fue aprobada por unanimidad para su emisión y publicación por el consejo emisor del CINIF en diciembre de 2012 estableciendo su entrada en vigor para entidades cuyos ejercicios se inician a partir del 1º de enero de 2013.
ALCANCE
Las disposiciones de esta NIF son aplicables a todo tipo de entidades que emitan estados financieros en los términos establecidos por la NIF A-3, Necesidades de los usuarios y objetivos de los estados financieros.
Esta NIF no es aplicable a las inversiones en asociadas mantenidas por sociedades de inversión, que desde su reconocimiento inicial hayan sido clasificadas como instrumentos financieros de negociación o disponibles para su venta, dado que en este caso, debe atenderse a la NIF relativa a instrumentos financieros.
También se excluyen del alcance de esta NIF, a las otras inversiones permanentes que desde su reconocimiento inicial hayan sido clasificadas como instrumentos con fines de negociación o mantenidos para su venta.
Definición de términos.
Los términos que se listan a continuación se utilizan en esta NIF con los significados que se
especifican:
a) inversiones permanentes – son aquéllas efectuadas en instrumentos de capital emitidos por otras entidades y que se tiene la intención de mantenerlas por un plazo indefinido. Generalmente, estas inversiones se realizan para ejercer control, control conjunto o
influencia significativa y así tener injerencia en otras entidades, aunque puede haber otras razones para realizar este tipo de inversiones. Son ejemplos de inversiones permanentes, las que se hacen en acciones, partes sociales o derechos patrimoniales, emitidos por otras entidades;
b) tenedora – es aquélla entidad que tiene inversiones permanentes en otra entidad;
c) asociada – es una entidad económica sobre la cual, la tenedora ejerce, directa o indirectamente a través de subsidiarias, influencia significativa; la asociada puede ser o no una entidad con propósito específico (EPE) y tener una forma jurídica igual o diferente a la de la entidad tenedora; por ejemplo, puede ser una sociedad anónima, una sociedad civil, un fideicomiso, una asociación, etc.;
d) influencia significativa – es el poder de participar en decidir las políticas financieras y operativas de una entidad, sin llegar a tener control o control conjunto de dichas políticas.
e) control – es el poder de decidir unilateralmente las políticas financieras y operativas de una entidad, con el fin de obtener beneficios de sus actividades;
f) control conjunto – es el acuerdo contractual para poder decidir en forma compartida y con el consentimiento unánime de todos los participantes en la toma de decisiones, las políticas financieras y operativas relacionadas con un negocio conjunto, con el fin de obtener beneficios del mismo;
g) otras inversiones permanentes – son aquéllas inversiones permanentes efectuadas por la tenedora en entidades en las que no tiene control, control conjunto o influencia significativa;
h) operaciones intercompañías – para efectos de esta NIF, son aquéllas que llevan a cabo entre sí, la tenedora y sus subsidiarias (entidad económica) con la asociada.
NORMAS DE VALUACIÒN

Las aportaciones de recursos que hace una tenedora a otra entidad deben reconocerse contablemente como una inversión permanente en asociadas, siempre que exista evidencia de que la tenedora ejerce influencia significativa sobre la entidad en la que tiene la inversión. En ocasiones es difícil identificar la diferencia entre control, control conjunto e influencia significativa. Por lo tanto, es importante remarcar que la diferencia entre estos tres conceptos está precisamente en la injerencia que se tenga en la toma de decisiones sobre las políticas financieras y operativas de otra entidad, por lo que debe tenerse en
cuenta lo siguiente:
Inversiones en asociadas
a) control
– quien ejerce control tiene el poder de tomar las decisiones en forma unilateral;
b) control conjunto
– quien ejerce control conjunto tiene el poder de tomar decisiones, sólo
que en este caso, lo hace en forma compartida y con el consentimiento unánime de todos los participantes en un negocio conjunto. Es decir, no puede tomar decisiones en forma unilateral;
c) influencia significativa
– quien ejerce influencia significativa participa en la toma de decisiones, pero no tiene el poder de decidir ni unilateralmente, ni en forma compartida sobre dichas políticas.
RECONOCIMIENTO INICIAL
La inversión en una asociada debe reconocerse inicialmente, es decir, desde el momento en que se convierte en asociada, con base en el método de compra establecido en la NIF B-7, Adquisiciones de negocios, (NIF B-7). De esta misma forma debe valuarse cualquier incremento en la participación en la asociada hasta que, en su caso, ésta adquiera la calidad de subsidiaria. Lo anterior no aplica para las aportaciones que una tenedora hace a la asociada para constituirla o bien, para incrementar su capital social pero sin modificar su porcentaje de participación en la asociada; en estos casos, el reconocimiento de tales aportaciones en la inversión permanente debe hacerse con base en el importe aportado.
Después de aplicarse el método de compra, la inversión en una asociada queda valuada a la fecha de compra, con base en la participación de la tenedora en los activos netos identificados de la asociada a su valor razonable u otro tipo de valor en términos de la NIF B-7; los ajustes efectuados a los activos netos para valuarlos con el método de compra deben reconocerse por la tenedora, es decir, la asociada no debe reconocerlos. La diferencia entre la inversión en la asociada y la contraprestación pagada, de acuerdo con la propia NIF B-7, debe tratarse como sigue:
a) exceso del costo de adquisición sobre la inversión en la asociada
– se denomina crédito mercantil y debe reconocerse como parte del valor de la inversión en la asociada;
b) exceso del valor de la inversión en la asociada sobre el costo de adquisición -
debe reconocerse como una ganancia no ordinaria en el estado de resultados en el momento de su determinación.
RECONOCIMIENTO POSTERIOR
En su reconocimiento posterior, la tenedora debe valuar su inversión en la asociada mediante la aplicación del método de participación.
Aplicación del método de participación.
El método de participación consiste en ajustar el valor de la inversión en la asociada derivado de la valuación inicial y determinado por los siguientes conceptos generados con posterioridad al reconocimiento inicial:
a)
utilidades o pérdidas integrales de la asociada; y
b)
distribución de utilidades o reembolso de capital por la asociada.
Con base en su participación en la asociada, la tenedora debe reconocer la porción correspondiente de las utilidades o pérdidas integrales generadas por la asociada, lo cual debe hacerse en rubros similares a los que reconoció la asociada; por ejemplo, la utilidad o pérdida neta de la asociada debe reconocerse en la utilidad o pérdida neta de la tenedora; un efecto por conversión reconocido por la asociada debe reconocerse por la tenedora en la otra partida integral que sea similar.
En la aplicación del método de participación, las utilidades o pérdidas integrales de la asociada, en la porción que le corresponde a la tenedora, deben ajustarse por los efectos del periodo derivados de los ajustes al valor de los activos y pasivos de la asociada y reconocidos por la tenedora en el reconocimiento inicial de la inversión.
Debido a que los ajustes efectuados a los activos netos de la asociada al aplicar el método de compra en el reconocimiento inicial de la inversión en la asociada sólo son reconocidos por la tenedora, en la aplicación del método de participación, la tenedora debe modificar la utilidad o pérdida integral de la asociada para reconocer efectos en periodos subsecuentes de dichos ajustes.
Deben eliminarse del valor de la inversión en la asociada, las ganancias o pérdidas derivadas de las operaciones intercompañías, ascendentes y descendentes, no devengadas con terceras entidades; esta eliminación debe hacerse en la proporción que le corresponda a la tenedora. Ejemplos de operaciones intercompañias ascendentes son las ventas de activos de la asociada a la tenedora o a sus subsidiarias; de operaciones intercompañías descendentes, son las ventas de activos de la tenedora o sus subsidiarias a la asociada.

La generación de pérdidas en las operaciones intercompañías puede considerarse como un indicio de deterioro en los activos negociados; por lo tanto, debe observarse lo establecido en las NIF particulares aplicables a cada tipo de activo para hacer, en su caso, las pruebas de deterioro correspondientes.

Las pérdidas de la asociada deben ser reconocidas por la tenedora, en la proporción que le corresponde, como sigue:
a)
en la inversión permanente incluido, en su caso, el crédito mercantil, hasta dejarla en cero;
b) si hay algún excedente después de aplicar lo indicado en el inciso anterior, éste debe reconocerse en otros rubros que por sustancia económica son considerados como parte de la inversión en la asociada, hasta dejarlos en ceros;
c)
si aún queda algún excedente, éste debe reconocerse como un pasivo sólo en la medida en que la tenedora haya incurrido en obligaciones legales o implícitas en nombre de la asociada;
d)
cualquier excedente de pérdidas no reconocido según lo establecido en los tres incisos anteriores no debe reconocerse por la tenedora.

Para efectos del inciso b) del párrafo anterior, debe entenderse que la participación de la tenedora en la asociada está representada principalmente por la inversión permanente valuada al método de participación; no obstante, en ocasiones la tenedora tiene otras participaciones en la asociada que, si bien se reconocen en rubros separados de la inversión permanente, por sustancia económica se consideran parte de la inversión.
Ejemplos de lo anterior son los préstamos y cuentas por cobrar a largo plazo por las que la entidad no tiene la intención de llevar a cabo su realización o no la tiene contemplada en un futuro previsible. No deben considerarse como parte de la inversión en la asociada, las cuentas comerciales por cobrar o pagar que se deriven de las actividades primarias.

Si la asociada obtuviera ganancias en el futuro, la tenedora sólo debe reconocerlas como parte de la inversión permanente, por el importe que exceda a las pérdidas no reconocidas a las que hace referencia el inciso d).
La tenedora también debe reconocer en su inversión permanente los efectos de cualquier ajuste retrospectivo a la utilidad o pérdida integral de la asociada derivado de cambios contables o correcciones de errores.

Todas las distribuciones de utilidades acumuladas o, en un sentido más amplio, del capital ganado de la asociada así como los reembolsos de capital efectuados por la asociada a la tenedora deben reconocerse por la tenedora reduciendo el valor de su inversión permanente en la asociada.
Cuando la asociada califique como una operación extranjera, en la aplicación del método de participación, la tenedora debe reconocer los efectos por conversión de la asociada determinados con base en la NIF B-15, Conversión de monedas extranjeras.

En los casos en que la inversión en la asociada esté representada por acciones preferentes con derechos acumulativos, siempre y cuando haya utilidades, la tenedora debe reconocer el importe de los dividendos atribuibles a tales acciones, independientemente de que dichos dividendos se hayan decretado o no, como una disminución a su inversión contra una cuenta por cobrar.
En caso de que las acciones preferentes estén en poder de inversionistas distintos a la tenedora, ésta debe calcular su participación en la utilidad o pérdida integral de la asociada, sobre el remanente que quede después de disminuir de la misma los dividendos de dichas acciones, independientemente de que hayan sido decretados o no.

Requisitos para la aplicación del método de participación.
Para la aplicación del método de participación, deben utilizarse estados financieros de la asociada correspondientes a la misma fecha y por el mismo periodo que los de la tenedora, salvo que se considere impráctico, en cuyo caso, se permite que los estados financieros de la asociada sean a fechas diferentes, siempre que:
a) la diferencia en fechas no sea mayor a tres meses y sea consistente periodo a periodo;
b) la extensión del periodo por el que se informa sea la misma que la de los estados financieros de la tenedora; por ejemplo, 12 meses.

Cuando la fecha de los estados financieros de la asociada no sea la misma que la de los de la tenedora, dichos estados financieros deben ajustarse para reconocer y revelar las operaciones relevantes que hayan ocurrido en el periodo no coincidente.
Los estados financieros de la asociada y de la tenedora deben prepararse con base en las mismas Normas de Información Financiera, así como, con las mismas políticas contables.
En caso contrario, los estados financieros de la asociada que son utilizados para la aplicación del método de participación deben modificarse para ser consistentes con los de la tenedora.

Pérdida de la influencia significativa
Debe suspenderse la aplicación del método de participación en la valuación de la inversión permanente en la asociada en la fecha en la que deje de tenerse influencia significativa en dicha asociada, excepto cuando se obtenga control conjunto, dado que en este caso, la inversión permanente debe reconocerse como una inversión en negocios conjuntos con base en la NIF B-6, Acuerdos conjuntos.
A la fecha en la que se pierda la influencia significativa, deben identificarse las nuevas características de la inversión y, con base en ello, la entidad debe aplicar en forma prospectiva la NIF relativa al nuevo tipo de inversión. Por ejemplo, si la entidad deja de tener influencia significativa para ahora ejercer control, a partir de la fecha en que esto ocurra, la tenedora debe aplicar las normas relativas a adquisiciones de negocios y consolidación de subsidiarias.

Excepto cuando la inversión se siga valuando con base en el método de participación, también a la fecha en que se pierda la influencia significativa, la tenedora debe reciclar al estado de resultados del periodo, los importes de las otras partidas integrales de la asociada reconocidos en sus estados financieros en la aplicación del método de participación. Por ejemplo, la asociada puede tener un instrumento financiero disponible para la venta cuyo ajuste por valuación lo reconoce en su capital contable; por tal motivo, la tenedora, al reconocer el método de participación, también reconoce dicho resultado en su propio capital contable; al momento en que la tenedora pierda influencia significativa, dicho resultado por valuación debe reciclarse al estado de resultados, salvo en el caso en que la inversión siga valuándose con el método de participación.
Inversiones en asociadas disponibles para la venta
La totalidad o una parte de la inversión en la asociada clasificada como un activo de larga duración disponible para la venta, con base en la NIF relativa a la disposición de activos de larga duración, debe valuarse, a partir de la fecha de aprobación del plan de venta, a su valor en libros o al precio neto de venta, el menor. Al momento de vender dicha inversión, la diferencia entre su valor en libros y la contraprestación recibida debe reconocerse en otros ingresos y gastos.
Los movimientos a la baja del porcentaje de participación de la tenedora en la asociada ya sea por venta parcial de la inversión permanente o a consecuencia de movimientos de otros propietarios de la asociada, suelen afectar el valor de la inversión retenida al tener que ajustar ésta al nuevo porcentaje de participación. Este efecto debe reconocerse en resultados como otros ingresos o gastos.
Cuando la inversión en una asociada clasificada previamente como un activo de larga duración disponible para la venta deja de satisfacer los criterios para mantener esa clasificación, en el momento en que esto ocurra, dicha inversión debe valuarse nuevamente con base en el método de participación, aplicando el método retrospectivo establecido en la NIF B-1, Cambios contables y correcciones de errores, reconociendo los efectos correspondientes desde la fecha en que fue clasificada originalmente como un activo de larga duración disponible para la venta.
Crédito mercantil
El crédito mercantil reconocido como parte de la inversión permanente de la asociada no debe amortizarse; no obstante, debe someterse a las pruebas de deterioro con base en lo establecido en el párrafo siguiente.
Pérdidas por deterioro en el valor de la inversión en asociadas
Una vez reconocido el método de participación, la tenedora debe observar lo establecido en la NIF relativa al deterioro en el valor de los activos de larga duración y, en caso de presentarse indicios de deterioro, la inversión en la asociada incluyendo el crédito mercantil relativo debe someterse a las pruebas del deterioro con base en dicha NIF.
Otras inversiones permanentes
Reconocimiento inicial
Las otras inversiones permanentes deben valuarse inicialmente a su costo de adquisición.
Reconocimiento posterior
En el reconocimiento posterior, las otras inversiones permanentes deben seguir valuándose a su costo de adquisición. Los dividendos provenientes de estas inversiones deben reconocerse en el estado de resultados del periodo.
Pérdidas por deterioro en el valor de las otras inversiones permanentes.
La tenedora debe observar lo establecido en la NIF relativa al deterioro en el valor de los activos de larga duración y, en caso de presentarse indicios de deterioro, las otras inversiones permanentes deben someterse a las pruebas del deterioro con base en dicha NIF.
NORMAS DE PRESENTACIÓN
Inversiones en asociadas
En el balance general de la tenedora, las inversiones en asociadas y el crédito mercantil relativo deben presentarse sumados en un solo rubro denominado inversiones permanentes dentro del activo a largo plazo.
La utilidad o pérdida neta de la asociada reconocida por la tenedora mediante la aplicación del método de participación debe presentarse en el estado de resultados en el rubro establecido en la NIF B-3, Estado de resultados, denominado participación en los resultados de subsidiarias no consolidadas, negocios conjuntos y asociadas.
Las otras partidas integrales de la asociada reconocidas por la tenedora mediante la aplicación del método de participación deben presentarse en el capital contable de la tenedora en las otras partidas integrales que sean similares. Por ejemplo, un efecto por conversión de la asociada debe presentarse en el capital de la tenedora en el rubro llamado efecto acumulado por conversión y, en su caso, debe sumarse al efecto por conversión de la propia tenedora.
Los dividendos provenientes de inversiones en asociadas disponibles para la venta deben presentarse en el estado de resultados, en la sección de partidas ordinarias, en el rubro de otros ingresos y gastos. En caso de que ésta operación de venta califique como una operación discontinuada, dichos dividendos deben presentarse en el resultado de operaciones discontinuadas.
En caso de que la inversión en una asociada haya cambiado en el periodo su clasificación de inversión disponible para la venta a inversión permanente, este cambio en presentación debe llevarse a cabo con base en la NIF B-1, Cambios contables y correcciones de errores, en forma retrospectiva; es decir, deben reclasificarse los saldos de los estados financieros de periodos anteriores que se presenten comparativos con los del periodo actual.
Otras inversiones permanentes
Las otras inversiones permanentes deben presentarse en el balance general de la tenedora en el activo a largo plazo en el rubro inversiones permanentes.
Los dividendos provenientes de las otras inversiones permanentes deben presentarse en el estado de resultados, en la sección de partidas ordinarias, en el rubro denominado otros ingresos y gastos.
NORMAS DE REVELACIÓN
Inversiones en asociadas
En notas a los estados financieros, la tenedora debe revelar, con base en su importancia relativa, lo siguiente:
a)
lista descriptiva de las inversiones en asociadas y los porcentajes de participación de la tenedora en cada una de ellas;
b)
por todas las asociadas, información resumida de las siguientes partidas, identificando también la proporción de la participación correspondiente a la tenedora:
I)
activos circulantes;
II)

activos no circulantes;

III)

pasivos circulantes;
IV)

pasivos no circulantes;
V)

ingresos del periodo;
VI)
utilidades o pérdidas netas del periodo y acumuladas de periodos anteriores;

VII)

otras partidas integrales del periodo y acumuladas de periodos anteriores; y
c)
los importes reconocidos por la tenedora en relación con las asociadas, tanto del crédito mercantil, como de los remanentes de los ajustes a los activos netos surgidos en la valuación inicial al aplicar el método de compra;
d)
el importe de dividendos y de reembolsos de capital efectuados por la asociada a la tenedora en el periodo;
e)
las razones por las que se considera que la tenedora ejerce influencia significativa sobre una entidad, cuando posee, directa o indirectamente, menos del 20% del poder de voto en las decisiones que afectan a esa entidad;
f)
las razones por las que se considera que la tenedora no ejerce influencia significativa sobre una entidad, cuando posee, directa o indirectamente, el 20% o más del poder de voto en las decisiones que afectan a esa entidad y no ejerce control o control conjunto sobre ella;
g)
en caso de que la fecha o periodo de los estados financieros de alguna asociada sean diferentes a los de la tenedora, debe revelarse este hecho junto con las razones que dan lugar al mismo, así como las operaciones importantes ocurridas en el periodo no coincidente y que hayan sido reconocidas en los estados financieros de la asociada para efectos de la aplicación del método de participación;
h)
la naturaleza y alcance de restricciones importantes sobre la capacidad de las asociadas de transferir fondos a la tenedora en forma de dividendos en efectivo o bien, de reembolso de préstamos o anticipos;
i)
en su caso, la porción de pérdidas de la asociada no reconocidas por la tenedora, identificando las del periodo y las acumuladas por periodos anteriores;
j)
en su caso, las pérdidas o reversiones de pérdidas por deterioro reconocidas durante el periodo, en cada una de la inversiones en asociadas;
k)
el hecho de que alguna asociada no se haya valuado aplicando el método de participación por haber sido clasificada como un activo de larga duración disponible para su venta;
l)
el valor razonable de las inversiones en asociadas para las que existan precios de cotización públicos.
m)
su participación en los pasivos contingentes de las asociadas; y los pasivos en los que la tenedora sea responsable solidaria junto con la asociada.
Otras inversiones permanentes
En notas a los estados financieros, la tenedora debe revelar, con base en su importancia relativa, lo siguiente:
a)
lista descriptiva de las otras inversiones permanentes, los porcentajes de participación de la tenedora en cada una de ellas y su costo de adquisición; y
b)
las pérdidas por deterioro o, en su caso, las reversiones de pérdidas por deterioro reconocidas en el periodo.
VIGENCIA
Las disposiciones contenidas en esta NIF entran en vigor para los ejercicios que se inicien a partir del 1º de enero de 2009.

Por su atención gracias...
Martha Patricia Jauregui Garcia
Cesar Medrano Garcia
Full transcript