Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Manual del Párroco

No description
by

Arturo De los Ángeles

on 7 December 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Manual del Párroco

Manual del Párroco
El Párroco
Personalidad Jurídica
La Parroquia Canónicamente erigida, tiene personalidad jurídica del “Propio Derecho” (C. 515).

Esta Personalidad no corresponde al concepto de una Asociación Civil, sino que es una Asociación Especial de fieles que forman la porción particular de la Iglesia Universal con consentimiento de la autoridad. (CC. 536 y 537).


EL PRESBITERO
Sobre la instrucción “El presbítero, pastor y guía de la comunidad parroquial” del 18 de octubre de 2002
Step 4
C.519
El párroco es el pastor propio de la parroquia que se le confía y ejerce la cura pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del Obispo Diocesano

C. 520
No sea párroco una persona jurídica, pero el Obispo Diocesano, no el Administrador Diocesano, puede, con el consentimiento del Superior competente encomendar una parroquia a un instituto religioso clerical o a una sociedad clerical de vida apostólica.

Puede realizarse tanto la perpetuidad como por tiempo determinado, en ambos casos, se hará mediante acuerdo escrito, entre el Obispo y el Superior competente del instituto
C. 521
Para que alguien pueda ser designado párroco válidamente debe haber recibido el orden sagrado del presbiterado.

Para que alguien sea designado para el oficio de párroco, es necesario que conste con certeza su idoneidad según el modo establecido por el Obispo Diocesano, incluso mediante un examen.

C. 528
El párroco está obligado a procurar que la palabra de Dios se anuncie en su integridad a quienes viven en la parroquia mediante la homilía, la formación catequética, la justicia social y la formación católica de los niños y jóvenes.

Trabaje para que los fieles se alimenten con la celebración piadosa de los sacramentos, de modo peculiar con la recepción frecuente de la Santísima Eucaristía.

Al Párroco le compete principalmente: Salvar las almas de su parroquia.


C. 529
Procure el párroco conocer a los fieles que se le encomiendan
participando en sus preocupaciones, angustias y dolor
así como corrigiéndoles prudentemente.

Debe dedicarse con particular diligencia a los pobres y fomente la vida cristiana en el seno de las familias.

Reconozca y promueva el párroco la función propia que compete a los fieles laicos en la misión de la Iglesia.

C. 530
Las funciones delpárroco son las siguientes:
• La administración del Bautismo.
• La administración de la confirmación a quienes se encuentren en peligro de muerte.
• La administración del Viático y de la unción de los enfermos, así como impartir la bendición apostólica.
• La asistencia de los matrimonios y la bendición nupcial.
• La celebración de funerales.
• La bendición de la pila bautismal en tiempo pascual,
•la presidencia de las procesiones fuera de la Iglesia y de las bendiciones solemnes fuera de la Iglesia.
• La celebración Eucarística más solemne los domingos y fiestas de precepto

C. 533
El párroco tiene la obligación de residir en la casa parroquial, cerca de la Iglesia.

El Ordinario del lugar, puede permitir que habite en otro lugar.

Puede el párroco ausentarse de la parroquia en concepto
de vacaciones como máximo durante un mes continuo.

Para ausentarse de la parroquia más de una semana, el párroco tiene la obligación de avisar al Ordinario del lugar.

C. 535
En cada parroquia se han de llevar los libros parroquiales es decir, de bautizados, de matrimonios y de difuntos.

En el libro de bautizados se anotará también la confirmación, así como lo que se refiere al estado canónico de los fieles por razón de matrimonio, de la recepción del orden sagrado, de la profesión perpetua emitida en un Instituto religioso y del cambio del rito: esas anotaciones han de hacerse constar siempre en la partida del bautismo.

Cada parroquia ha de tener su propio sello en tiempo de visita
todo ello debe ser revisado por el Obispo diocesano en toda parroquia ha de haber una estantería o archivo, donde se guarden los libros parroquiales, juntamente con las cartas de los Obispos y otros documentos.

Nota Practica
Nunca debe descuidarse la formación del Vicario parroquial, en todos los aspectos de la pastoral de la parroquia. involucrarlo desde un principio en aquellas que son fundamentales, para que posteriormente el vicario pueda ser un buen párroco.
El párroco como representante Jurídico
El apartado anterior de los bienes económicos de la Parroquia está incluido en la obligación que tiene el Párroco como Administrador de los bienes. (C532), debe cuidar que estos bienes de la Parroquia, se administren de acuerdo con las Normas de los CC. 281, 288.

En la situación legal que prevalece en México, se debe cuidar:

Todo lugar dedicado al culto y construido
antes de Enero de 1992, se considera como
bien nacional.

Las adquiridas después de Enero de 1992 son Patrimonio de la Arquidiócesis

El Registro Público Nacional y el INAH, tiene el control y supervisión de todos los bienes nacionales.

No olvidar que nuestras iglesias y todo lo que en ellas se encuentra, es un bien de la nación, por lo que los Representantes Legales son ADMINISTRADORES NO DUEÑOS

El uso indebido, daño, deterioro y
destrucción de esos bienes siempre
causará sanciones

No olvidar
No olvidar que nuestras iglesias y todo lo que en ellas se encuentra, es un bien de la nación, por lo que los Representantes Legales son ADMINISTRADORES NO DUEÑOS y por lo tanto se debe tener un cuidado especial con los bienes muebles e inmuebles como bienes nacionales.
El uso indebido, daño, deterioro y destrucción de esos bienes siempre causará sanciones:

1.-
Algunos Bienes que son del Patrimonio Federal, se consideran como Monumentos Históricos y Artísticos:

• Monumentos Históricos se consideran aquellos Templos y anexos que fueron
Construidos antes de 1900.

• Artísticos, son aquellas obras de arte que fueron hechas en el siglo pasado, o bien que fueron hechas en este siglo, pero por artistas reconocidos al menos a nivel Nacional.

Además, existen en la Arquidiócesis de Monterrey las propiedades que la Iglesia presentó como Patrimonio cuando se dio de alta en Gobernación. Estos son los “bienes inmuebles Patrimonio de la Iglesia”

También se consideran como bienes de la Iglesia los muebles y enseres existentes en las Iglesias, en casas parroquiales y en Notarias, debiendo el párroco tener un inventario lo más completo de estos muebles y enseres. (C. 1283,2).

La adquisición y administración de los Bienes de la Iglesia, están reguladas según las normas establecidas en el libro V del Derecho Canónico (CC. del 1254 al 1310).

2.-
Con relación a la administración de los bienes económicos.

La Parroquia es reconocida con personalidad Jurídica ante las autoridades Civiles por la Secretaría de Gobernación, y está dada de alta como ente Jurídico en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El DELITO de DEFRAUDACIÓN FISCAL tiene una doble pena:

a.- Una multa de entre el 55% y el 75% de lo defraudado, y
b.- Cárcel de entre 3 meses y 9 años, según el monto de lo defraudado.

LA ASOCIACION RELIGIOSA (A.R.) es una persona MORAL. Sus derechos y obligaciones persisten aun cuando cambie su Representante Legal.

La pena de Cárcel solo es aplicable a personas físicas. En el caso de la DEFRAUDACIÓN FISCAL esa pena recaerá sobre el Párroco, que es el Representante Legal.

Los dependientes involucrados son corresponsables, pero el Párroco no se libra de su Responsabilidad.

Como regla general: Se delega la AUTORIDAD, pero se conserva la RESPONSABILIDAD.

¿Qué se entiende por DEFRAUDACIÓN FISCAL?
Comete el delito de DEFRAUDACIÓN FISCAL, quien con uso de engaños o aprovechamiento de errores, omita total o parcialmente el pago de alguna contribución u obtenga un beneficio indebido con perjuicio del Fisco Federal”.

Que da origen al delito?

• Omitir el pago de Contribuciones retenidas o recaudadas.

• Usar documentos falsos para justificar gastos.

• Omitir la expedición de comprobantes por los ingresos derivados de las actividades que se realicen.

• No llevar la Contabilidad o registrar datos falsos.

• Utilizar datos falsos para disminuir las Contribuciones.

• Simular actos y contratos para perjudicar al Fisco Federal.

3.-
Al tener la Parroquia empleados y los empleados obligaciones de pagar impuestos (cuando sea el caso) ante Hacienda,
la Parroquia tendrá que llevar registrados los sueldos de los empleados, así como las retenciones que el patrón está obligado a pagar a Hacienda. Igualmente el tener empleados hace que la Parroquia tenga obligación de pagos en el Seguro Social, Infonavit y S.A.R. y cuando es necesario las relaciones Obrero-Patronal en Conciliación y Arbitraje. (C. 1286).

Se debe rendir cuentas no solamente a la Secretaría de Hacienda, sino también a la Tesorería de la Curia Arzobispal. (C. 1287).




Como se podrá ver, administrar una Parroquia es responsabilidad que se extiende a varios niveles. Pero no hay que tener miedo, ya que las Parroquias no están solas en esta acometida. En la Curia Arzobispal existen Departamentos, los cuales están dispuestos a asesorar a los Párrocos, especialmente a los nuevos, en todo lo concerniente a la Administración Parroquial

• Cancillería o Secretaría de la Curia Arzobispal

• Vicaría de Pastoral.

• Oficialía de Matrimonios.

• Tesorería de la Arquidiócesis.

• Departamento de Asociaciones Religiosas.

Cualquier duda que se tenga en la Administración Parroquial, invitamos a los Párrocos que acudan a la Curia para ofrecerles nuestro apoyo, y así ayudarles al cumplimiento mejor de sus deberes ante Dios, ante la Iglesia y ante el Pueblo de Dios.
En la primera parte se aborda el tema del sacerdocio común y sacerdocio ordenado; los elementos centrales del ministerio y de la vida de los presbíteros. En la segunda parte se habla de la parroquia y del párroco, de los desafíos positivos del presente en la pastoral parroquial, y termina con una oración del párroco a María Santísima.

El objetivo principal de esta instrucción –según el Cardenal Castrillón - es resaltar ante la comunidad y el clero el papel de pastor, líder sacramental, que desde la parroquia anima y conduce a Cristo, Camino hacia el Padre.

El documento supone una ayuda para que los párrocos vivan mejor sus tareas pastorales y colaboren fructuosamente por el bien de la comunidad, de modo que ésta descubra mejor la importancia insustituible del propio párroco.

¡El sacerdote no se “hace”, sino que se ‘es’ sacerdote! El párroco es el sacerdote que, normalmente, todos encuentran en su vida. Es el que vive inmerso entre la gente, en los barrios, entre los problemas cotidianos y con todo tipo de personas, en todos los ambientes.

El cardenal prefecto concluyó afirmando que la instrucción “puede ayudar a que el ministerio del párroco como guía de la comunidad y su función específica de gobierno pastoral, no desaparezcan o no se desnaturalicen en medio a otras estructuras que desearían ocupar, y de hecho ocupan su lugar de guía, aunque se trate de estructuras válidas y respetables”.

El hilo conductor del documento, añadió, es “resaltar el papel de ‘guía sacramental’ propio del presbítero-párroco. Esto no pretende en absoluto minusvalorar el papel activo de los fieles laicos en la comunidad parroquial”.

“El documento presentado –terminó- constituye también un acto de homenaje a los numerosos párrocos que en todo el mundo llevan a cabo silenciosa y fielmente su ministerio, incluso a pesar de las dificultades, incomprensiones y humillaciones”.
Full transcript