Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La pollution lumineuse / La contaminación lumínica

Traducido por Cristian y Lorena
by

Cristian Aguirre

on 20 September 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La pollution lumineuse / La contaminación lumínica

La contaminación lumínica Hablamos de contaminación lumínica o de foto-contaminación, cuando la iluminación artificial es tanta y tan propagada que interfiere en la oscuridad normal y necesaria de la noche.

Por lo tanto, al anochecer un sinnúmero de fuentes de luz artificial como el alumbrado público, los avisos publicitarios, las vitrinas de los almacenes, y las oficinas alumbradas permanentemente, remplazan el sol desde los centros urbanos hasta los pueblos más pequeños. Definición de
contaminación
lumínica La contaminación lumínica es una forma de contaminación muy poco discutida, ya que se cree que es poco dañina para la salud, en comparación con las contaminaciones más convencionales como residuos, smog urbano, aguas negras. Sin embargo, la contaminación lumínica no deja de tener consecuencias sobre los seres vivos y se puede reducir fácilmente. Desde 1830, en las noches de claro de luna, los encargados del alumbrado de Paris sólo encendían la mitad de las luminarias; acción asociada a razones económicas más que a la contaminación lumínica, que aún no es relevante. Más recientemente, ha sido la asociación americana "Dark Sky" quien, desde 1988, ha anunciado que este fenómeno crece de manera considerable y es claramente visible para todos, de hecho, los puntos de luz siguen aumentando. • En 1992, la UNESCO, en su Declaración de los derechos de las generaciones futuras, consagraba un apartado específico al derecho y la conservación del cielo y su pureza: "Las generaciones futuras tienen derecho a la tierra y a un cielo no contaminado".

• En 2002, el Congreso de Venecia y Lucerna lanzó un llamado a los gobiernos del mundo para salvaguardar el cielo nocturno.

• En la actualidad, la ONU planea considerar el cielo estrellado como "patrimonio común de la humanidad". ¿Cuál es
la razón? ¿Cómo identificar
la contaminación
lumínica? La contaminación lumínica es especialmente visible cuando el cielo está cubierto por nubes bajas que reflejan y dispersan la luz a kilómetros. Por lo tanto, el cielo se ve de color rosa / naranja oscuro, siendo particularmente visible en las ciudades y zonas edificadas. Por lo general, el cielo debe ser negro en su totalidad o sólo iluminado por la luna. En días despejados en los campos o en los bosques, el cielo es más oscuro que en la ciudad y en una porción de éste se puede identificar con facilidad la presencia de una gran urbe, debido a su cambio de color que se vuelve rosa pálido y brillante. De esta manera, se puede ver el halo luminoso del corazón de la aglomeración parisina a decenas de kilómetros de distancia. La tierra brilla
en la noche:
¡las ciudades
se observan
desde el espacio! Podemos calcular el impacto de esta contaminación cuando sabemos que:

•Una simple bombilla es visible a decenas de kilómetros.

•En las grandes ciudades, las miles de lámparas encendidas pueden ser vistas a decenas de miles de kilómetros.

•Según Woodruff Sullivan de la Universidad de Washington, quien hizo el primer mapa satelital de la Tierra nocturna, un norteamericano utiliza 75 veces más electricidad que un hindú, 30 veces más que un japonés y dos veces más que un chino. Los ciudadanos, en la forma como iluminan, están lejos de ser los principales responsables, pues son las instituciones territoriales, almacenes, cadenas de distribución y oficinas, quienes evidencian el despilfarro por medio de la iluminación urbana inadecuada, innecesaria o excesiva. El astrónomo italiano Pierantonio Cinzano publicó hace algunos años el primer atlas mundial de resplandor en el cielo nocturno, que reveló la magnitud de esta contaminación.

Oliver Las Vergnas, presidente de la Asociación Francesa de Astronomía (AFA), resalta que muchas imágenes satelitales de la Tierra nocturna dan cuenta de una progresión de este fenómeno “año tras año”. •Las luces de las grandes aglomeraciones urbanas de los países con un alto índice de industrialización como Estados Unidos, Japón, Taiwán, entre otros.

•Las vías de comunicación que concentran las poblaciones: el delta y el valle del Nilo, el curso del Rio Amarillo de China, el ferrocarril Transiberiano y otros. •Los incendios forestales que manifiestan a su vez las catástrofes ecológicas, pero sobretodo la agricultura itinerante sobre cenizas.

•Las antorchas que queman constantemente una parte del gas que no puede ser explotado cuando se extrae petróleo. Esta fuente es sin duda la más intensa. Una representación de las actividades terrestres como ésta, nos permite constatar que existen cuatro tipos de fuentes luminosas: La contaminación
lumínica
en Francia ¡En solo diez años, Francia ha aumentado el número de puntos de luz en un 35%. Una cifra cercana a los 9 millones! Hoy en día se ha vuelto muy difícil contemplar un cielo puro y totalmente negro. Sólo un pequeño triángulo en Quercy y una porción de Córcega no están aún invadidas de nuestras luces.

Así pues, se ha vuelto indispensable aislarse de las habitaciones e incluso de las ciudades, y situarse en las alturas para realizar observaciones astronómicas. Incluso en los pueblos pequeños se empeñan en aumentar cada vez más un alumbrado que los habitantes no siempre requieren y que frecuentemente es mal instalado.

(www.notre-planete.info) Lorena Restrepo / Cristian Aguirre
Full transcript