The Internet belongs to everyone. Let’s keep it that way.

Protect Net Neutrality
Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Los Embera

No description
by

Carlos Benitez

on 20 March 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Los Embera

LOS EMBERA

Los embera
Son unos pueblos indígenas con historia y cultura propia, tienen un territorio y traiciones ancestrales, que transcurres a través de generaciones, las poblaciones indígenas emberas se han dividido en diferentes grupos étnicos con costumbres propias, llamados embera katio, embera chami y embera dobida, estos son los grupos más representativos, gracias a estas diferencias se han trasladado a diferentes regiones de Latinoamérica especialmente Colombia, panamá y ecuador donde han logrado establecer sus comunidades y poder seguir trasmitiendo su conocimiento.
EMBERA, palabra que en su idioma significa GENTE.
Estos indígenas habitan hoy diversas regiones del occidente colombiano por su patrón de asentamiento disperso, pero buscando siempre medios de características similares, o sea selva tropical húmeda.
Pueblan las siguientes zonas: Chocó (ríos Baudó, Atrato, Quibdó) Risaralda, Quindío (Montenegro); Caldas (La Betulia); Valle, Cauca (Timbiquí); Córdoba (altos ríos Sinú y San Jorge); Putumayo, Caquetá (Florencia) y Nariño en Colombia; y otros países como Panamá y Ecuador.
Ubicación
Generalmente los indígenas hombres son altos, musculosos aunque hay excepciones, sus rostros son largos, su nariz es larga y un poco recta; su color de piel normalmente es una mezcla de trigueño-mestizo y algunos son una mezcla de blancos-negros sin embargo sus similitudes son muchas.
Rasgos físicos
Las mujeres indígenas tienen su cabello muy largo y brillante, de color negro, liso, suave e.t.c.ellas son las que fabrican la joyería para el cacique y para ellas mismas.
La mayoría de las mujeres indígenas son de contexturas delgada cuando son jóvenes, cuando tienen sus hijos su cuerpo sufre una serie de cambios; son de estatura media tienen ojos color café (algunas tienen sus ojos mas claros).
En los eventos se utilizan atuendos especiales para participar en algunas presentaciones o ceremonias programadas durante el año en algunos sitios de su región. En ello la mujer Embera utiliza un traje especial llamado en su idioma Paru Wuera (vestido tradicional) y para utilizar en los bailes y ceremonias de Jaibana y el hombre utiliza un traje tradicional como taparrabo, esto es para cubrir su parte genital de su cuerpo, el hombre utiliza en su rostro pinturas faciales, y tanto los hombres como las mujeres utilizan en sus antebrazos y brazos pinturas en figuras geométricas las cuales identifican los símbolos que su cultura posee, también se tienen en cuenta los tejidos artesanales para con ello demostrar un conjunto de manifestaciones de su propia cultura.
Inclusive utilizan tipos de figuras de animales o seres místicos por medio de bastones de madera.
VESTUARIO
ECONOMIA
Cultivan plátano, yuca, ñame, Batata, maíz de diferentes clases, entre ellos el chococito, que crece muy aprisa; benefician varias clases de palma silvestre como taparo y las mas importante, el Chontaduro llamado héa. Además de eso no les falta ni la jagua, barbasco, achote, ni cebolla y ají que cultivan junto a gran cantidad de plantas medicinales; de estas las que corren peligro de ser atacadas por las hormigas, las siembran en una barbacoa alta que en el Chocó llaman Zotea.

Son habilísimos en la caza y la pesca, expertos en obtener venenos que llaman pakurú-Niaara, el vegetal, y otro que exuda una ranita del bosque, tóxicos con los cuales envenenan los virotes de su carcaj para dispararlos con la cerbatana o bodoquera.
Los animales de caza son el saíno, la Guartinaja, el oso hormiguero, el tatabro; ardillas, venados, pavas, pajuil, Tucano o Paletón y las grandes Guacamayas. La pesca se ejecuta con copón o tasa, red típica, que es cónica y con ellas, con nasas, anzuelos y arpones llevan a su cocina tortugas de varias clases, quicharo, sábalo, mojarras y camarones. Sus atarrajas son tejidas de hilo fuerte de algodón o con pita y ellos mismos tallan en madera dura las agujas con que las traman.
Como bebida es corriente el uso de una chicha que se obtiene de maíz choclo molido, colado y cocido adicionando para fermentarlo con bocanadas de la misma, acto que es desempeñado por una joven que para ellos se lleva ostentosamente la boca y, después de masticar la masa, la escupe en las ollas que están al fuego. Otra chicha fabrican de los frutos de Chontaduro, que tiene característica ritual para las fiestas de la cosecha. La adicionan entonces con plantas alucinógenas.
Creencias. Mitos y dioses
La concepción Embera se transmite oralmente de generación a generación, a través de mitos, relatos y leyendas que enseñan situaciones sociales, relacionadas con el acontecer histórico de su propia cultura y de la concepción que tienen de la vida, reflejada en su cotidianidad. Los personajes de dichas situaciones pueden ser todo tipo de seres principalmente los primordiales los cuales describen episodios de la creación, de la obtención de alimentos, de la apropiación de nuevos territorios, de la relación de lo humano con otros mundos, de sus aventuras, de lo simbólico y del universo.
Caragabi que es creado por Dachizeze o Ankore (femenino, masculino), se enfrenta a su creador y a su vez da origen a los Emberá y a su mundo. El universo Emberá lo conforman varios mundos, en algunas zonas se habla de nueve, en otras de tres, puede decirse que son tres niveles y cada uno está compuesto de varios, teniendo así:
— El mundo de Caragabi, que algunos llaman el mundo de las cosas azules, donde residen Ankore, el mismo Caragabi, una serie de seres primordiales, al igual que las almas de los muertos. Este mundo está compuesto por cuatro niveles y se encuentra por encima de lo humano.
— El mundo gobernado por Trutruica, ser opuesto a Caragabi pero con el mismo poder. Está compuesto por cuatro niveles, en ellos habitan los /jai/: este mundo queda debajo de lo humano.
— Y el mundo de lo humano, el cual vive en constante enfrentamiento con los /jai/ y los seres primordiales.
Antiguamente existía una relación directa entre este mundo y el caragabi por medio de una escalera pero que debido a un acto no permitido este puente que conectaba los dos mundos se rompió, así el mundo humano quedó sin una comunicación directa, pero a nivel del pensamiento se da una interrelación con las esencias de las cosas, pues ellos conciben dos niveles: el de lo cotidiano y el de lo esencial.
lo esencial sólo pueden acceder los jaibaná, pues los individuos comunes viven únicamente lo cotidiano sin llegar a lo esencial, a menos que así lo deseen e inicien un proceso de aprendizaje, adquiriendo conocimientos y algunas prácticas culturales.
Los /jai/ o esencias, son espíritus superiores que ayudan en situaciones difíciles como hambrunas, enfermedad, problemas sociales etc. Cualquiera de estos /jai/ puede ser dañino para el ser humano, sólo el jaibaná a través de las ceremonias puede hablar con ellos y entablar relaciones de alianza y de dominio. Al entablar esta relación controlan la naturaleza y mantienen el equilibrio entre hombre, naturaleza y mito. Esta armonía es indispensable para mantener cuerpo y alma también equilibrados. A su vez el jaibana es el encargado de guiar las almas de las personas o individuos que se pueden extraviar en el camino de la vida y de esta misma manera ayuda a que el individuo fallecido encuentre camino su camino y deje a los vivos tranquilos. También existen otros especialistas como el tonguero, el cual adivina la causa de la enfermedad, a través del uso de las plantas sicoactivas; el sobandero y la partera.
ORGANIZACIÓN SOCIAL
Tradicionalmente, los Embera vivían dispersos y se concentraban en pueblos en algunas ocasiones, debido a su tipo de organización social segmentario. Pero su entorno sociopolítico no residía en un centro político, ni en el control social por algunos miembros, pues la familia era y es la unidad social más importante; ella tiene poder decisorio sobre sus miembros y resuelve a nivel interno sus conflictos.
Han existido los jefes naturales, sin estructura política institucionalizada, quienes eran aceptados por las parentelas y ejercían poder sobre ellas. Cuando en una zona existían varios líderes se unían para defenderse de otros grupos o para resolver problemas mayores que afectaban a toda la sociedad. En tiempo de guerra surgían jefes por su valentía, los cuales agrupaban varias parentelas. En algunas ocasiones el hombre más anciano del grupo familiar hacía las veces de líder, quien podía coincidir con el jaibana; aunque este último no tenía jerarquía política, era el quien dirimía entre los conflictos sociales de su grupo familiar.

Actualmente, como base de la organización política y social Embera, han surgido las organizaciones indígenas regionales, la OIA en Antioquia, el CRIR en Risaralda, ORIECOP en la costa Pacífica, la OREWA para el Chocó, al igual que otras en los diferentes departamentos donde habitan los Embera. Motivadas e influenciadas por el movimiento nacional indígena y por la ONIC. Las relaciones con miembros cercanos de sangre o no, no tienen una unidad en su designación, pues la terminología varía de acuerdo con la región donde habiten. La unión matrimonial se da entre jóvenes, salvando las restricciones de sangre.
Una vez conformada la pareja, esta habitara en la casa de los padres de uno de ellos o construirá una nueva vivienda. La mujer embarazada continúa con las actividades normales de su sexo hasta el momento del nacimiento de su hijo. El nacimiento del primer hijo es un acontecimiento esperado.

Luego del nacimiento viene el bautizo, asociado a la imposición del nombre; este antiguamente era escogido por un jaibana o por las mujeres más ancianas, según las cualidades del niño. Habito actualmente abandonado, pues ahora los nombres se asumen de entre los de la sociedad mayor. También se realiza la ombligada, es decir, transferir poderes o cualidades de animales a los niños; untando en el ombligo de estos sustancias preparadas con partes del animal cuyas características se desea transmitirles.
Los niños van creciendo y hasta los cinco años comparten las mismas actividades. A partir de esa edad, se diferencian las actividades masculinas y femeninas. Una vez llegada la pubertad a la mujer se le celebra el ritual de /jemenede/ o /paruka/, a partir del cual la mujer asume los roles femeninos adultos. El atuendo se complementa con ropa nueva y coronas de cintas y/o monedas, flores, perfumes y un manto sobre la cara. Entonces, todas las mujeres salen a bailar haciendo una fila y golpeando el piso al compás de la música del /tonoa/: tambor. La joven es alzada y llevada en hombros hasta que queda dormida. Es este uno de los rituales más importantes que se celebra en todas las zonas Embera, y el que más significación tiene dentro del ciclo vital.
Organización socio-política
• Los Embera Katío se catalogan como un grupo étnico con un patrón de poblamiento disperso y expansivo, en el cual la familia representa la unidad mínima de su organización social.
• Su modelo de reproducción familiar es de tipo lineal y se lleva a cabo a partir de la relación con parientes tanto paternos como maternos, formando generaciones conformadas por abuelos, padres, nietos y primos.
• El padre figura como principal autoridad en los aspectos familiares domésticos, al igual que en la configuración de los asentamientos o centros poblados, que se componen de grupos de parientes y vecinos con afinidades sociales.

• Históricamente, la autoridad de la comunidad se ha caracterizado por tener varias autoridades de acuerdo con áreas territoriales y asentamientos familiares y conforman su poblamiento en familias extensas, denominadas actualmente comunidad. Las comunidades se encuentran organizadas bajo la forma de cabildo, orientadas por un Gobernador y una Nokowera (mujer gobernadora).
• En cuanto a la figura de autoridad espiritual, los Embera Katío, en la misma línea Embera, al mantener una estrecha relación con los ríos, son fieles exponentes del dobidá, y tienen como figura emblemática al Jaibaná, aquella persona que se desempeña como médico tradicional, interlocutor espiritual y principal referente social.

Salud
Medicina Tradicional indígena Conceptualización de medicina tradicional. Constituye un componente central de la cultura indígena, donde el arte de curar es producto de la tradición oral, la riqueza ancestral y la biografía del resguardo; donde confluyen el saber acumulado de las comuneros en torno del cuidado físico, mental y espiritual, y la mediación de la naturaleza, sus productos, elementos, espacios y espíritus. La medicina tradicional es el eje articulador de la vida física-mental-espiritual, es la conjunción de saberes y prácticas de relación con la madre naturaleza y sus componentes curativos.
Los embera distinguen dos clases de enfermedades: las de origen blanco, llegadas con el contacto y que se curan con la medicina occidental, y las propias, bien sean de fuente mágica, bien sean de orden natural; las primeras son producidas por los jais, que se introducen al cuerpo o roban su sombra, y son curadas por el jaibaná; las segundas responden al tratamiento con plantas medicinales.
El sistema médico Emberá-Chamí presenta varios actores los cuales están organizados jerárquicamente; en el nivel inferior se encuentran los comuneros los cuales presentan prácticas de autocuidado y autoatención de la salud fundamentados en el saber de las madres o abuelas, es el nivel mínimo de conocimientos sobre la intervención de la enfermedad y aplica para dolencias poco graves. En el segundo nivel están los sobanderos quienes son los especialistas en ortopedia y traumas, en las lesiones graves hacen una atención inicial antes de la remisión al hospital.
En tercer lugar están los rezanderos y curanderos, éstos intervienen en padecimientos psicológico-espirituales y algunos físicos, los primeros tienen como principal recurso el rezo o la conexión con los espíritus, mientras que los segundos la etnobotánica. En el cuarto nivel están las parteras quienes se especializan en la atención del recién nacido y las mujeres durante y después de la gestación.
En el quinto nivel se encuentran los médicos tradicionales quienes actualmente son las figuras más relevantes en el resguardo, éstos poseen la sabiduría ancestral y de la madre tierra sobre etnobotánica y el dominio espiritual; como mensajeros de la deidad son los encargados de realizar armonizaciones, ceremonias y ritos, poseen la sabiduría para reparar acciones negativas contra la naturaleza, el espíritu, el individuo y la comunidad; son los encargados de atender las enfermedades más graves, aunque esto no implica que no realicen atención de otro tipo de enfermedades, al contrario, los médicos hacen recorridos por las comunidades del resguardo y hacen consulta casa a casa de todo tipo de dolencias.
La jerarquía máxima es el jaibaná, pero en la actualidad el resguardo no tiene ninguno, éste equivale al Chamán, Mamoo Dehaula de otras comunidades indígenas, superaría todo el saber del médico tradicional, tendría contacto directo con los guardianes del resguardo y el mayor nivel en el manejo y conocimiento de las energías de la comunidad.

La comunidad sufre de altos índices de morbilidad por Enfermedad Diarréica Aguda (EDA), la falta de acceso al agua segura y un manejo no adecuado del entorno; hicieron que la comunidad indígena solicitara el apoyo a la OPS/OMS para poder reducir este indicador. Con el apoyo de la Secretaria de Salud de Tierralta Córdoba y el Cabildo se acordó esta intervención, que tiene como objeto principal salvar la vida de niños y niñas en la comunidad, que está a 4 horas de distancia del Hospital de Tierralta.
Idioma
El idioma Embera pertenece a la familia independiente Chocó, que tiene relación con las familias Arawak, Karib y Chibcha, pero no pertenece a ninguna de ellas. Está emparentada con el idioma Waunana. Tiene cinco zonas dialectales: Costa Sur, alto San Juan, Bajo Baudo, Atrato y Antioquia-Cordoba.
En este idioma no hay diferencia entre hombres y mujeres de igual manera no hay un lenguaje especializado para actividades específicas. No tiene escritura propia, por lo tanto se están utilizando los caracteres internacionales para escribirlo. Su alfabeto consta de vocales orales, nasales y consonantes, con una pronunciación diferente a la nuestra, y no existen ciertos sonidos como la ll, f, c y w.
Población
Cuentan con una población de 49.686 personas
En la actualidad
Tanto el territorio como los mismos Emberá se han ido transformando de acuerdo con su dinámica interna y también como reacción a los diversos procesos de conquista y colonización. Estos procesos han estado vinculados a las necesidades nacionales, de economía extractiva de diversos recursos naturales (oro, madera, caucho, pesca en diferentes épocas), fenómenos que actualmente continúan afectando a la nación Emberá.
Antiguamente, en los bailes los hombres tocaban los instrumentos moviéndose rítmicamente, en tanto que las mujeres danzaban en fila precedidas por una de ellas llevando un pequeño tambor /tonoa/. En la actualidad va disminuyendo la frecuencia de los bailes tradicionales y de la música propia de los Emberá.
En la actualidad, los embera conviven con colonos blancos en las zonas periféricas de sus territorios, lo mismo que en sus asentamientos en el interior de Colombia, diferenciándose muy poco de ellos en ciertos lugares y, aún, habiendo perdido su lengua, como sucede en el departamento de Caldas.
Los Emberá, a través de su proceso histórico, han transformado una serie de factores culturales sin perder por ello su identidad. Hoy en día se han congregado en sus organizaciones para exigir su derecho a conservar una cultura diferente a la de la sociedad mayor.
Los principales problemas que tienen los Emberá son: desconocimiento por parte de la sociedad nacional de los derechos indígenas, falta de tierras, un derecho a su propio desarrollo y organización, salud, educación y la participación en los proyectos que se efectúen en sus territorios. Y el derecho a ser artífices de su propia historia, esto es, el derecho que tienen a ser diferentes de los demás.
Conclusión
GRACIAS
Carlos Julian Benitez Triana
Laura Yulixa Peña Forero
Miguel Angel Hurtado Rivera
Jordan Stiven Gil Hoyos
Full transcript