Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El ochenio de Manuel A. Odría

No description
by

miguel rodriguez

on 9 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El ochenio de Manuel A. Odría

El Ochenio de Manuel A. Odría
ASPECTOS
¡Aspecto Internacional!
Durante su gobierno se desató la guerra de Corea (1950 - 1953), hecho que permitió el aumento de nuestras exportaciones de algodón, azúcar, hierro, cobre y plomo. Este hecho favoreció internacionalmente nuestra economía y la colocación de divisas para el país.
Fin del Ochenio
Se inicia con la recesión económica de 1953-1954 ocasionado por la baja internacional de la demanda y de los precios de las materias primas. Además físicamente, Odría, estaba disminuido a causa de una fractura en la cadera y otra en el fémur. Su gobierno estaba desgastado y era impopular. La oligarquía le quita su respaldo a Manuel A. Odría convocando luego a elecciones generales para el 17 de junio de 1956, donde resultó vencedor Manuel Prado Ugarteche con el apoyo de los votos que le otorgó el APRA a cambio de un co-gobierno conocido como “La Convivencia”.
De la Junta Militar al Gobierno Constitucional
Junta Militar presidida por el general Manuel A. Odría, jefe del movimiento del 27 de octubre de Arequipa, durante casi 20 meses.
Se acusó al presidente depuesto de quebrantar las leyes o escudarse en ella para no actuar, de fomentar la anarquía y ser cómplice del APRA, al no querer aplicarle una sanción drástica para recuperar el orden en el país.

La Junta decretó el Estado de Emergencia y la pena capital para los subversivos. Estas disposiciones duraron hasta julio del siguiente año, cuando se aprobó la ley de seguridad interior. Con este acto, nuevamente quedaba atrás el estado de derecho. Suspendidas las garantías constitucionales y, cerrado el Congreso, sólo subsistía, precariamente el Poder Judicial para tratar de atenuar el rigor del Ejecutivo.

Apenas habían transcurrido ocho años de gobierno civil cuando, nuevamente, el resonar de las botas, estremecía el edificio de Palacio de Gobierno. Las Fuerzas Armadas por tercera vez en el siglo salían de los cuarteles para cumplir la misión que, según ellas, los presidentes legítimamente elegidos no podían cumplir.
Con la “REVOLUCIÓN RESTAURADORA” se entraba en el segundo militarismo del siglo.
Durante los ocho años que se mantuvo en el poder se crearon organismos a través de los que se trato de formar a los militares en otras materias con el fin de reemplazar a los civiles en la acción de gobierno.
ELECCIONES DE 1950
En 1950 convocó a elecciones, a las que se presentó como candidato tras dejar su puesto en manos del general ZENÓN NORIEGA y apresar al general ERNESTO MONTAGNE, su único opositor. A ello se denominó “la bajada al llano”, tras ganar las elecciones gobernó por seis años más.

El nuevo gobierno mantuvo vigente la ley de seguridad interior.
En la economía se había recuperado la estabilidad económica, el abastecimiento de alimentos se había normalizado y había desaparecido el control de precios.
La guerra de Corea favoreció considerablemente a nuestra industria minera y a algunas más, lo cual permitió cierta bonanza económica.
Por tal razón estos años fueron llamados de “pan sin libertad”.

En las elecciones de 1950 el general Manuel Odría se presentó como único candidato a la presidencia de la república, luego de que su principal opositor, Ernesto Montagne, fuera apresado. La ilustración corresponde a un volante difamatorio, en contra de Odria, que circuló en aquella época. Ernesto Montagne fue representante de la Liga Nacional Democrática.

ASPECTO ECONÓMICO
• Decretó el libre mercado eliminando los controles de precio y cambio.
• Se organizó la hacienda pública mediante la aplicación de un nuevo planteamiento político presupuestal sugerida por la misión Klein.
• Incentivó la producción de la empresa privada.
• Se promulgó la ley orgánica del Petróleo (1952)

ASPECTO SOCIAL
• Implantó el Seguro Social obligatorio.
• Construyó el Hospital del Seguro Social del Empleado (Hoy Edgardo Rebagliati M.) y el del Niño.
• Construyó el Hospital Naval y Militar.
• Se tendió una red de hospitales obreros en todo el país.
• Prosiguió la construcción de viviendas populares.
• Estableció el Seguro Dominical Obrero.
• Otorgó el Derecho de Sufragio Femenino para las elecciones generales.
• Continuó la política de Construcción Vial.
• Construyó el Estadio Nacional.
• Embelleció las ciudades de Tarma y Tacna.
• Se amplió la red hotelera en provincias.

ASPECTO EDUCATIVO
• Construcción de Grandes Unidades Escolares.
• Fomentó la creación de Escuelas Normales.
• Se creó el Centro de Altos Estudios Militares (CAEM)
• Se construyó el ex Ministerio de Educación (Elefante Blanco)

ASPECTO POLÍTICO
• Se promulgó la LEY DE SEGURIDAD INTERIOR (1949) en la cual se suspendían las garantías individuales y se declaró fuera de ley al APRA, mediante esta ley intentó anular toda oposición persiguiendo a los principales líderes y controlar a los medios de prensa.
• Haya de la Torre pidió asilo político en la Embajada de Colombia.
• Aparecieron nuevos partidos políticos: Acción Popular y la Democracia Cristiana.


El Caem y el Reformismo Militar
Después de la Guerra con Ecuador (1941), el Alto Mando militar peruano exigía una doctrina estratégica nacional para defender la soberanía territorial, llegando a proponer lo siguiente: unificar los tres ministerios militares, crear un comando único permanente y fortalecer el Comité Central de Planificación de Defensa.
En 1950 se fundó el Centro de Altos Estudios del Ejército de Trabajo Limitado, que luego se transformó en el Centro de Altos Estudios Militares, cuyo primer director fue el general José del Carmen Marín.
El general Marcial Romero Pardo reemplazó al general en 1957 introduciendo nuevas medidas que marcaron definitivamente las actividades del CAEM para el futuro.
A partir de 1959, el CAEM le dedicó mucha importancia a la “defensa del frente interno” porque la Revolución Cubana estimulaba el accionar guerrillero en otros pueblos de América Latina y el Perú. Esto llevó a los militares del CAEM a plantear que para “defender la soberanía nacional” primero se debía trabajar en la “defensa del frente interno”, haciendo reformar que mitiguen las contradicciones sociales y eviten el estallido de una revolución.
La burguesía industrial “compradora” encuentra, así, un grupo de poder político-militar al cual hace su aliado con el fin de realizar las reformas planteadas en un ambiente democrático o dictatorial. Posteriormente, a partir de 1968, realizaron tales reformas en un contexto político dictatorial.
El papel de CAEM se hizo cada vez más importante al preparar, políticamente, a los oficiales de las fuerzas armadas para enfrentar los nuevos desafíos e incluso tener contacto con líderes civiles que eran invitados a integra la promociones del CAEM, por otro lado es en esta institución donde se forman los “geopolíticos criollos” que piensan que con la geopolítica se va a lograr el desarrollo del país.
La idea principal consistía en la creación de una “doctrina estratégica nacional” para asegurar el “bienestar general de la nación” y “defender la soberanía nacional”. Para conseguir estos objetivos se necesitaba:

1º. Controlar los combustibles (petróleo) y otras fuentes de energía.
2º. Fomentar la industrialización del país.
3º. Modernizar el aparato estatal.
4º. Promover el patriotismo y nacionalismo, rompiendo las barreras de clase y cultura.

“El ejército, impulsado por el CAEM y el Servicio de Inteligencia, consideró urgente promover el desarrollo del país como medio de defender la seguridad nacional y la amenaza de Chile y Ecuador. Así también se evitarían las guerrillas revolucionarias incitadas por la Revolución Cubana. Entonces los años 50 fueron testigos de importantes cambios económicos y sociales; los grupos que controlaban la minería y la agricultura de exportación empezaron a impartir en bancos y compañías de seguros e industrias, muchos de los cuales se asociaron pronto al capital extranjero.

Los campesinos no se beneficiaron en nada con estos cambios y su situación era cada vez más crítica. La pérdida de sus pequeñas parcelas no fue compensada con un aumento de fuente de trabajo, con salarios estables y otros beneficios. Persistía la pesada autoridad del hacendado sobre la vida de los campesinos”.
Full transcript