Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

QUERÉTARO DEVASTADO

No description
by

Sofía G. T

on 28 July 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of QUERÉTARO DEVASTADO

Querétaro: ciudad en ruinas y muchos cadáveres insepultos.
“HORROROSO”
Rumores de cólera
Cañería de agua potable dañadas
Alameda quedo convertida en desierto
Edificios desechados, sus puertas y ventanas utilizadas como combustibles.

“Tanta penuria y escasez de recursos, que hasta el reloj publico de San Francisco dejo de funcionar, por falta de pago al encargado de darle cuerda”

“Los efectos de la pasada guerra están vivos y aún no borradas sus sangrientas huellas. Nuestros edificios en ruina, presentan la verdadera imagen del abatimiento de estos habitantes: no tiene vida el comercio; la agricultura, lejos de florecer, decae; las bellas artes, huyen asustadas de tan triste suelo, y solo la miseria pública impera con todos sus horrores”.

La miseria en la “clase pobre” fue descrita como “alarmante”:

“Pululan por las calles multitud de desgraciados que no tienen ni hogar ni pan, y no es raro ver pequeñuelos que tiritando de frío y temblorosos de hambre, interceptan el paso pidiendo una caridad”

El “odioso vicio del robo” se encontraba tan arraigado entre los habitantes del medio rural —particularmente entre los indígenas, señaló la prensa oficial

ROBO

“Es un robo que ha habido en la otra banda, y [hubo] un muerto”, a lo que Nieto respondió: “Está bien, yo creía que eran los mochos”, y se retiró del lugar.

LA RECONSTRUCCIÓN
A partir del mes de junio, una “perfecta paz” fue reportada por la mayoría de los distritos.
En agosto de 1867,
El Siglo Diez y Nueve
señaló:
“Sierra Gorda. Es un hecho consumado la pacificación de este importante punto de la República”

No había recursos, pues las arcas públicas se encontraban vacías. Y las pocas familias que aún tenían capitales decidieron ocultarlos.

Ambiente de incertidumbre, que muchos comerciantes también decidieron cerrar las puertas de sus negocios.

DIFICULTADES
QUERÉTARO DEVASTADO
BLANCA GUTIÉRREZ GRAGEDA

SOFÍA GONZÁLEZ
TALAMANTES

BLANCA GUTIÉRREZ GRAGEDA
Investigadora de la Universidad Autónoma de Querétaro.

¿Qué consecuencias generó la guerra en la ciudad que fungió como la tumba del Segundo Imperio mexicano?

Saldos de guerra. Reorganización administración pública para salir de bancarrota
CIUDAD EN RUINAS
HACENDADOS
Les tocó sostener la mayor parte de la cuota de guerra, pues todo el ejército de operaciones vivió a expensas de ellos, particularmente de los del distrito del Centro.
Muchas fincas habían quedado completamente arruinadas cuando las fuerzas imperiales habían extraído de ellas pasturas, ganados, semillas y préstamos en dinero.

No había ni un hospicio, ni un orfanatorio, ni una casa de asilo: la beneficencia era inexistente.

Los agiotistas eran “numerosos”, y se dedicaban a insultar “cínicamente” al pobre, esquilmándolo y empobreciéndolo cada día más. “Esto necesita un pronto remedio”

La prensa nacional señaló:


“Querétaro continúa presentando ante la civilización, una multitud de infelices sin hogar, sin pan, sin abrigo y sin trabajo; una multitud de pequeñuelos casi desnudos [...].”

Coronel Cervantes declaró vigente en el estado una de las “leyes bárbaras” el 9 de junio de 1867, la circular que había expedido el ministerio de Guerra y Marina el 12 de noviembre de 1861

Facultó a las autoridades de los distritos para que a todo ladrón cogido in fraganti delito lo mandara fusilar, dando parte al gobierno federal de haberlo verificado.

El procedimiento a seguir:

Una vez capturado el bandido, se debía proceder a formar un acta en que debían declarar dos personas “idóneas y de conocida probidad” y, resultando probada la culpabilidad del individuo, debía ser pasado por las armas, remitiendo al gobierno copia autorizada de las actuaciones practicadas.

La incidencia de robos y asaltos no disminuyó fácilmente.

Robar, para muchos, era el único recurso para sobrevivir.

24 mayo 1867, grupo 5 arrieros al corral de Rafael Gómez
MOCHOS
Eran llamados popularmente los conservadores y los grupos que proclamando al imperio siguieron actuando en la región.

Solían confundirse entre la diversidad de gavillas, en medio del caos y falta de autoridades locales, se dedicaban a robar y asaltar en los caminos y poblados.

Se aplicaron diferentes estrategias en las ciudades, atendiendo a nuevas políticas.
TOLIMÁN
BERNAL
REBELDES
No obstante la difusión que las autoridades dieron a los acuerdos entre autoridades y rebeldes, los pronunciamientos siguieron a la orden del día, particularmente en la región de la Sierra Gorda.

RESÉNDIZ
El Siglo Diez y Nueve
, llegó a sostener que Catarino Reséndiz había fusilado y colgado a las autoridades de Bucareli, después de haberse declarado en rebeldía en contra de las autoridades,
el gobernador decidió no movilizar las fuerzas de la capital por temor a dejarla desprotegida y provocar la fuga de los prisioneros, además de carecer de recursos para la expedición.

Panorama de desastre y con diversos grupos armados que continuaron en rebeldía, las nuevas autoridades tuvieron que hacer esfuerzos titánicos para iniciar la reconstrucción de ciudades, pueblos y villas, y para reemprender la organización social.

JULIO MARÍA CERVANTES
Propósito de involucrar a la población en la reconstrucción del estado y de conformar poco a poco un equipo de colaboradores que le permitiera hacer frente a las múltiples adversidades que día a día enfrentaba.

Se dedicó a la tarea de escribir varias cartas a las personalidades más destacadas de la localidad, pidiéndoles su colaboración en algunos ramos particulares de la administración pública.

Las autoridades gubernamentales tuvieron que iniciar la marcha administrativa partiendo prácticamente de cero:

No había dinero, el personal administrativo era escaso pues no se les podía cubrir un salario, no había archivos y las leyes eran deficientes.

¿DÓNDE ESTÁ EL CULPABLE?
Ante la magnitud del desastre, los liberales no dudaron en señalar a los conservadores como los únicos responsables de los daños y perjuicios provocados durante la guerra.

Las causas de la crisis, en su opinión, se ubicaban en los abusos cometidos por los franceses cuando Maximiliano se había refugiado en Querétaro, y en los largos días del sitio republicano a la ciudad, que obligaron a los seguidores del imperio a exprimir lo poco que aún conservaban sus habitantes.

No, no era culpa de los liberales, señalaron, sino de los conservadores, que se habían aferrado al extranjero; la responsabilidad toda era de los “malos hijos” de México, quienes, impotentes en lo físico y en lo moral, se habían arrastrado “como reptiles” a los pies de un tirano en demanda de un rey.

Para mantener al monarca, recordaron, se vieron obligados a declarar la guerra al comercio de Querétaro, a su industria, a su agricultura, a sus edificios, a sus paseos, a sus lugares de distracción y de recreo, a sus templos y, en suma, a todos sus habitantes, sin distinguir clase, sexo, edad, ni condición.

CIUDAD MALDITA
Querétaro fue la tumba del imperio.

Los conservadores, los franceses y los queretanos que lo defendieron, resistieron lo más que pudieron los largos días del sitio republicano a la ciudad.

Juárez lo escribió con claridad: esta ciudad era hostil a los liberales. Ante el rechazo que un amplio sector de la población tenía hacia las ideas liberales, el general Ramón Corona llegó a sostener: “Se necesita más valor para ser liberal en Querétaro, que para batirse en campo raso”.

JUÁREZ EN QUERÉTARO
El “Programa Cívico” para la recepción contempló que, al entrar el presidente al territorio estatal, una comisión especial, compuesta de tres ciudadanos, debía salir a recibirlo en carruaje.


Todas las calles de la ciudad debían estar barridas y regadas, y los balcones y ventanas con colgaduras de gala y moños vistosos tricolores; la bandera nacional debía ser enarbolada desde la hora del alba en los edificios públicos.
Full transcript