Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

linea del tiempo juicio de amparo

No description
by

Oscar De La Torre

on 14 September 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of linea del tiempo juicio de amparo

linea del tiempo juicio de amparo
Diversos tratadistas mexicanos han investigado el origen de nuestro juicio de
amparo en la historia universal de las instituciones jurídicas, sin embargo, la
mayoría ha concluido que es imposible considerarlo un antecedente directo de
nuestro procedimiento constitucional.

Constitución de 1824
Una vez consumada la Independencia de México, aparece en el escenario
jurídicopolítico nacional la Constitución Federativa de 1824, cuyo principal objetivo
era la organización política del país mediante el establecimiento de normas
relativas a la integración y funcionamiento de sus órganos de gobierno dentro de
un régimen federal, dejando en un pian secundario lo referente a las garantías
individuales o derechos del hombre; sin embargo, se le otorgaba a la Corte
Suprema de Justicia la facultad de "conocer de las infracciones de la Constitución
y leyes generales, según se prevenga por ley".
Esta facultad, si bien implicaba la posibilidad de que en la práctica se diera un
control verdadero de sus apartados constitucionales y de las leyes generales, lo
cierto es que nunca se expidió esa "ley" que, supuestamente, debía reglamentar la
atribución contenida en la fracc. V del art. 137 de tal ordenamiento supremo,
situación que trajo como consecuencia que dicha disposición no tuviese aplicación
ni utilidad real.
Si bien es cierto que la mayoría de los historiadores coinciden en sostener que en
la época precolonial de nuestro país existía entre los aztecas y demás pueblos
que habitaban el territorio nacional un derecho consuetudinario integrado por
prácticas que regulaban las relaciones civiles entre sus miembros y fijaban cierta
penalidad a los hechos considerados delictuosos en esos tiempos, también lo es
que no puede afirmarse de manera válida, que en esa época se diera un
reconocimiento jurídico de los derechos fundamentales del hombre por parte de
los emperadores o jefes máximos de tales pueblos, y menos aún un medio legal
para hacer efectivos esos derechos del individuo, pues por las facultades
omnímodas de que estaban investidos dichos jerarcas, frecuentemente aplicaban
a su arbitrio esas reglas prácticas, además de que las posibles contravenciones en
Etapa colonial
Es incuestionable que al consumarse la conquista de México, el régimen
jurídico-político de España se haya extendido por todo el territorio patrio e
imperado la autoridad suprema del rey. Y, aunque esta potestad descansaba
sobre el principio del origen divino de la investidura de los monarcas, sin barreras
legales que frenaran la actuación del soberano frente a sus súbditos, casi siempre
estuvo moderada por la pretensión de cumplir con las enseñanzas evangélicas, lo
que motivó que la función legislativa de la monarquía estuviera inspirada; la mayor
parte de las veces, en principios humanitarios para con la población indígena,
como los que contenían las ordenanzas y cédulas de la Recopilación de Leyes de
Indias, de 1681, pero que desafortunadamente no se acataban de manera estricta,
pues de todos es sabido que los indígenas eran vejados por españoles, criollos y
mestizos
México independiente
Con posterioridad al Grito de Independencia de septiembre de 1810, encontramos
como primer documento político importante para nuestros fines: la Constitución de
Apatzingan de 1814, en la que se incluía un capítulo especial referente a las
garantías individuales, y se les consideraba derechos del hombre que debían serrespetados en toda su integridad por el poder público.
Sin embargo, este documento político constitucional no preveía ningún medio
jurídico para hacer respetar esas garantías individuales o derechos del hombre,
circunstancia por la que no puede afirmarse que en él se halle un antecedente
directo y preciso de nuestro juicio de amparo, cuya finalidad primordial es, como
se dijo, la protección de los derechos individuales.
Etapa precolonial
que los jefes máximos podían incurrir en la aplicación de las mismas, carecían enlo absoluto de sanción.
Por ello, cabe concluir que durante esta etapa de la historia nacional no es factible
localizar una institución que pudiésemos catalogar como antecedente, aunque sea
remoto, de nuestro juicio de amparo.
Constitución de 1836
En 1836, la Ley fundamental conocida con el nombre de las Siete Leyes
Constitucionales, además de cambiar el régimen federativo por el centralista,
instituyo un sistema de control constitucional por órgano político, y lo deposito en
el Supremo Poder Conservador, compuesto por cinco personas.
Este ordenamiento supremo tan atacado injustamente por numerosos tratadistas,
debido a las supuestas facultades omnímodas y oligarcas que le conferían al
Supremo Poder Conservador tiene él merito de ser el documento nacional en el
que, por primera vez, se contempla la existencia de una institución encargada de
defender la constitucional de las leyes, mediante un organismo puramente político.
Bases orgánicas de 1843
Como se menciono con antelación, en diciembre de 1842 se creo la Junta de
Notables con el propósito de elaborar lo que después se conoció como BasesOrgánicas de 1843, que fueron sancionadas por el Supremo Gobierno Provisional
el 12 de Junio de ese mismo año, y publicadas en el Bando Nacional el 14 del
mismo mes y año.
En este ordenamiento de la organización política se suprimió la existencia del
Supremo Poder Conservador, creado por las Siete Leyes Constitucionales de
1836 y en cambio, se le atribuyo al Poder Judicial la función de revisar las
sentencias que dictaran los jueces inferiores en lo relativo a los asuntos del orden
civil y penal. Además se facultaba al Congreso para reprobar los derechos dados
en las asambleas departamentales, cuando estos fueron contrarios a la
Constitución o las leyes, con sujeción a las Bases Orgánicas.
Acta de Reforma de 1847.-
Años después, los perfiles esenciales de las ideas de Manuel Crescencio Rejón y de Mariano Otero fueron acogidos por el Congreso Nacional Extraordinario que inicio funciones a finales de 1846 y que termino por expedir el Acta de Reforma de 1847.
En dicho Congreso figuraron tanto Manuel Crescencio Rejón como Mariano Otero, ambos tuvieron una intervención importantísima y trascendental para la historia del derecho constitucional mexicano. El primero de ellos, como diputado por el Distrito Federal, presento el 29 de noviembre de 1846 un documento dirigido a la nación, en el que, además de proporcionar el sistema federal como el único conveniente para nuestro país, propuso la creación del Juicio de Amparo; Mariano Otero por su
parte en su celebre "Voto particular” del 5 de abril de 1847 expuso con gran
brillantez sus ideas sobre un sistema de defensa de las garantías individuales, que
se estableció un mes después en el artículo 25 del acta de reformas promulgada
el 18 de mayo de 1847. Con ello dio lugar al nacimiento real y formal de nuestro
juicio de amparo.
Constitución Mexicana de 1857.
Esta carta fundamental la redacto una asamblea cuyos principales miembros
pertenecían al Partido liberal durante las guerras de reforma, circunstancia por la
que sus postulados más importantes contienen un individualismo acendrado, con
la premisa d eque el hombre y sus derechos deben ser objeto primordial de las
instituciones sociales.
En este ordenamiento constitucional desaparece el sistema de control por órgano
político, que preceptuaban la Constitución centralista de 1836, como único sistema
y el acta de Reforma de 1847, en su sistema híbrido o mixto. Con la influencia del
jurista Ponciano Arriaga, que en las discusiones obtuvo mucho apoyo del
constituyente José María Matas e establece que la autoridad judicial tenga a su
cargo el control de la constitucionalidad, para ello se instituye el juicio de amparo.
El constituyente de 1856-1857 dio a nuestro procedimiento constitucional su
fisonomía propia, a la vez que fijo su extensión protectora y su naturaleza jurídica
además, de consolidarlo como una institución defensora de la pureza de la
constitución y de las libertades individuales.
Constitución Mexicana de 1917
En esta carta política se hicieron cambio notables respecto del individualismo
purificado y profundo que se ponía de manifiesto en los diversos postulados de la
Constitución de 1857, por tanto, se transformo en un documento político con
protección social, pues se abandono la tesis iusnaturalista que consideraba que
los derechos humanos eran preexistentes y superiores a cualquier ordenamiento
legal, y con base en la influencia del positivismo de aquellos días se estableció
que el Estado determina la existencia de tales derechos, así como de todo el
ordenamiento jurídico nacional.
No obstante el cambio o la sustitución de la tesis o el pensamiento iusnaturalista
por el positivista en los términos reseñados, la constitución de 1917 mantiene, en
cuanto a nuestro juicio de amparo, la línea general que trazó la constitución de
1857. En el artículo 103 reproduce exactamente los mismos supuestos de
procedencia del artículo 101 de 1857, e introduce en e artículo 107 el texto del
artículo 102 de 1857, pero agrega las bases fundamentales a que debe sujetarse
este procedimiento de garantías.
En resumen si bien la manera de concebir los derechos del hombre en estas leyesfundaméntales es distinta en cuanto al origen y las bases de sustentación de estos derechos, no sucede lo mismo en lo que se refiere al medio de control o
protección de tales derechos, ya que su procedencia es igual en ambos ordenamientos supremos, con la diferencia de que, mientras la constitución de 1857 es muy limitada respecto de la regulación de nuestro juicio de garantías, la
constitución que actualmente nos rige, conforme a lo que preceptúa en el artículo 107, es mucho más clara y explicita en lo que atañe a las reglas procésales y a su
ejercicio.
Full transcript