Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Arbol

No description
by

Angelica Vallejo

on 25 November 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Arbol

HABLEMOS DE "NOSOTROS"

REFLEXIONES EN TORNO A LA CALIDAD DE NUESTRO PROYECTO EDUCATIVO INSTITUCIONAL

En materia de educación
debemos dejar de creer que se acabaron las preguntas y que ya tenemos todas las respuestas.

Es importante reclamarle al
Estado y la sociedad, desde la escuela, que asuman sus compromisos.
Nadie puede enfrentar con más eficiencia, eficacia y oportunidad
un problema institucional que
nosotros.

Somos nosotros los que estamos directamente y cotidianamente,
inmersos y comprometidos
en / con nuestra realidad
comunitaria.
Una educación
de alta calidad
se fundamenta en una cultura
asuntiva de la solidaridad
y la participación comunitaria,
todo ello con el fin de transformar las deprimentes realidades socioculturales y políticas
que en la actualidad
nos agobian
e interpelan.
Una educación con calidad
resocializa a los individuos,
reivindica su derecho a soñar,
valora sus aptitudes creativas
e innovadoras, los humaniza
y potencializa en ellos sus
fines, valores y principios
como personas.
Si queremos lograr
aprendizajes efectivos donde se produzcan conocimientos a través de la acción-reflexión, no podemos dejar de lado el deseo y el querer.

Es desde la voluntad y el afecto (Jean Piaget) y la emocionalidad (Daniel Goleman), que se logra la movilización de una comunidad
hacia la transformación de sus propias realidades.
Una educación con calidad
convierte nuestra praxis en una estrategia educativa transdisciplinaria; parte de la interpretación personal y colectiva de hechos, actos o situaciones.

Una educación con calidad propone, desarrolla y evalúa intervenciones orientadas a transformar nuestra realidad; mejora el desempeño de los agentes educativos de una comunidad
y contribuye a su desarrollo
integral, contextual
y complejo.
La Educación
se constituye, hoy por hoy,
en un instrumento de movilidad y cambio social
que asegura y determina el desarrollo de una comunidad, su crecimiento económico, su desarrollo sostenible, su capacidad competitiva y los más altos índicadores de eficiencia y eficacia.
Por calidad educativa
entendemos la relación
integral y coherente entre
todos los componentes y
factores de un sistema
educativo que satisface
los intereses, necesidades y expectativas de los miembros
de una comunidad
educativa como
la nuestra.

Una educación
con calidad y pertinencia
es la clave para poner una comunidad educativa como la
nuestra, en la ruta del progreso,
el bienestar y el desarrollo
humano sostenible
y duradero.
La única complicidad que
aceptamos es aquella que conspira contra la justicia y la inequidad, el desengaño y la adversidad.

Propugnamos por potencializar nuestra inteligencia racio-emocional
y nuestra energía vital hastiada
de violencia, ávida de verdad
y sedienta de libertad.
Una renovada y liberadora pedagogía, crítica, creativa y asertiva y resiliente, basada
en el servicio, el liderazgo, la reconciliación y la paz, debe ser la esencialidad teleológica de una educación humanista, asuntiva, responsable y comprometida.
Una comunidad educativa
como la nuestra, se precia
de tener altos estándares de calidad y liderar sinergias además
de ser proactiva y empoderadora.

En un escenario espacio-temporal
como éste, escuchamos las palabras perennes de Paulo Freire:

"Nadie educa a nadie, nadie se educa solo, todos nos educamos entre si".
Un proceso de
investigación-acción-participación (investigium: huella),
debe fundamentarse en la búsqueda
de huellas significativas que le den vitalidad, presencialidad y autenticidad
a nuestras actuaciones eto-pedagógicas,
en un escenario histórico-social, político,
y cultural por antonomasia como
lo es nuestra comunidad
educativa.
Una educación con calidad
nos conecta con la "aldea glocal",
esa a quien llamó Peter Drucker
en 1969, "la Sociedad del Conocimiento".

Una educación con calidad
dota a la escuela de un sentido interactivo, textual y contextual.

Una educación con calidad le da una visión histórica, integral, relativizada y muy nuestra al mundo en donde vivimos.
Debemos hacer una evaluación comprensiva, integral, permanente
y muy humana de los resultados
académicos y formativos que
hemos logrado y las medidas
que hemos adoptado para
reinventar nuestra realidad
educativa.
Es en la escuela y desde ella, donde desarrollamos un conocimiento praxiológico, holístico, situacional, estratégico
y transformacional para enfrentarnos, de una vez y por todas, a una realidad vertiginosamente cambiante
como es la nuestra.
Construimos desde nuestra cotidianidad académica y formativa, nuevas realidades institucionales y comunitarias
de cara a un mundo nuevo, más globalizado y aperturista, más humano y solidario, más
consciente y responsable,
más justo, equitativo y comprometido.
Una educación
con calidad fomenta
aptitudes efectivas y actitudes afectivas, decididas y compro-metidas hacia el aprendizaje personalizado y organizacional,
a través de la gestión del conocimiento, la gerencia estratégica del capital
humano y los procesos de mejoramiento
continuo.
Una educación con calidad convierte al estudiante en el arquitecto de su propio conocimiento, en actor y autor de su drama existencial a partir de la acción reflexiva y valórica. Aquí los nuevos conocimientos contribuyen a transformar lo ya conocido
y que hoy no puede
ser posible.
Una educación
con calidad incorpora una
mixtura de señales, códigos,
canales y símbolos; los va situando en un mundo polidimensional; establece entre las cosas y la gente relaciones de proximidad y sentido
y resignifica la realidad que constantemente interpela
a la escuela y a sus agentes educativos.
Una educación
con calidad no le rinde
un culto desmedido al dato.
Se pre-ocupa, ante todo, por el
proceso de apropiación, gestión, transformación, sistematización
y uso de la información.

La información se convierte así,
en un contexto sociocultural
e histórico concreto, en factor de conocimiento y aprendizaje
a través de la acción
y la comunicación.

Con nuestra práctica reflexiva, actuante, crítica, propositiva, predictiva y participativa,
anticipamos los tiempos,
apreciamos las palabras y los días, amamos los seres y las cosas
y valoramos cada instante
de nuestra vida.

Una hoja de ruta para el mejoramiento de la calidad
de nuestra educación, debe fundamentarse en tres principios básicos:

Ser para dialogar... Saber para crear... Tener para innovar
y compartir.
Una educación con
calidad parte de varias premisas fundamentales:
El saber humaniza y dignifica...
El saber es la esencia de la libertad y la felicidad...
El saber es el fundamento de los principios y valores...
Full transcript