Prezi

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in the manual

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

ESTADOS FINANCIEROS DICTAMINADOS Y CERTIFICADOS

No description
by Kelly Mena on 23 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of ESTADOS FINANCIEROS DICTAMINADOS Y CERTIFICADOS

ESTADOS FINANCIEROS DICTAMINADOS Y CERTIFICADOS Ignacia Achito
Julieth Miranda El artículo 33 del Decreto 2649 de 1993, señala que son estados financieros certificados aquellos que están firmados por el representante legal, el contador público y el revisor fiscal, si lo hubiere, en constancia de que la información en él contenida es fielmente tomada de los libros; mientras los dictaminados son los acompañados por la opinión del contador público que los hubiere examinado. De otra parte, de la lectura del artículo 37 de la Ley 222 de 1995, que define los estados financieros certificados como los suscritos por el representante legal y el contador público que los hubiere preparado, puede afirmarse que éste modificó el texto del artículo 33 antes citado y derogó tácitamente el artículo 290 del Código de Comercio, que exigía la firma del revisor fiscal, si lo hubiere, como formalidad para los estados financieros certificados. La función del revisor fiscal consagrada en el numeral 7 del artículo 207 del Código de Comercio, es decir, tratándose de sociedades que por ley o estatutos estén obligadas a tener revisor fiscal, éste deberá acompañar los estados financieros certificados, con el dictamen u opinión, en la forma indicada en el artículo 34 de la ley mencionada. Ahora bien, la Ley 43 de diciembre 13 de 1990, por la cual se adicionó la Ley 145 de 1960, reglamentaria de la profesión de contador público y se dictaron otras disposiciones en su artículo 10, en lo atinente a la fe pública, señala que la atestación o firma de un contador público en los actos propios de su profesión hará presumir, salvo prueba en contrario, que el acto respectivo se ajusta a los requisitos legales, lo mismo que a los estatutarios en el caso de personas jurídicas Además, el artículo 38 de la citada Ley 222 cuando expresa que “Son dictaminados aquellos estados financieros certificados que se acompañen de la opinión profesional del revisor fiscal o, a falta de éste, del contador público independiente. ’’ De los presupuestos legales mencionados, los estados financieros siempre deben ser suscritos por el representante legal y el contador que los hubiere preparado, en señal de que la información en él contenida se ha verificado previamente y se ajusta a los libros. Tratándose de balances, se presumirá además que los saldos se han tomado fielmente de los libros, que éstos se ajustan a las normas legales y que las cifras registradas en ellos reflejan en forma fidedigna la correspondiente situación financiera en la fecha del balance. En cuanto al resultado de un examen de estados financieros es una opinión que se conoce como dictamen. Cuando esta opinión o dictamen no tiene limitaciones o salvedades se le conoce como dictamen limpio. El dictamen del contador público es el documento formal que suscribe éste conforme a las normas de su profesión, relativo a la naturaleza, alcance y resultados del examen realizado sobre los estados financieros del ente. Estados financieros dictaminados. Son dictaminados aquellos estados financieros certificados que se acompañen de la opinión profesional del revisor fiscal o, a falta de éste, del contador público independiente que los hubiere examinado de conformidad con las normas de auditoría generalmente aceptadas. Estos estados deben ser suscritos por dicho profesional, anteponiendo la expresión "ver la opinión adjunta" u otra similar. El sentido y alcance de su firma será el que se indique en el
La importancia del dictamen en la práctica profesional es fundamental, ya que usualmente es lo único que el público conoce de su trabajo. Los estados financieros dictaminados por el revisor fiscal deben indicar al pie de su firma la tarjeta profesional y la leyenda “Ver opinión adjunta”, “Ver dictamen” u otra expresión similar. Por último, es del caso señalar que cuando se hace referencia a estados financieros, no se puede afirmar que los mismos son “nulos o inválidos”, sino que de acuerdo con la técnica contable éstos se consideran razonables o no razonables, de igual manera, salvo prueba en contrario se presumen que son auténticos
¿Una empresa que no tenga revisor fiscal puede emitir estados financieros dictaminados Y certificados? Para algunos usuarios de los estados financieros no es suficiente con que estén certificados sino que exigen que estén dictaminados, ¿pero si la empresa no tiene revisor fiscal puede emitir unos estados financieros dictaminados? No necesariamente el revisor fiscal el único que tiene facultad legal para dictaminar estados financieros, ya que la ley contempló que cuando no exista revisor fiscal el dictamen lo puede realizar un contador público independiente.
(artículo 38 de la ley 222 de 1995). ¿Un revisor fiscal puede dictaminar estados financieros que no estén certificados por un contador público? Para que un revisor fiscal pueda dictaminar un estado financiero, previamente debe ser certificado, tanto por el contador público como por el representante legal, puesto que así se desprende de lo dispuesto por el artículo 38 de la ley 222 de 1995. Esta norma define los estados financieros dictaminados: Son dictaminados aquellos estados financieros certificados que se acompañen de la opinión profesional del revisor fiscal o, a falta de éste, del contador público independiente que los hubiere examinado de conformidad con las normas de auditoría generalmente aceptadas. Estos estados deben ser suscritos por dicho profesional, anteponiendo la expresión "ver la opinión adjunta" u otra similar. El sentido y alcance de su firma será el que se indique en el dictamen correspondiente. Es clara la norma en el sentido de señalar que son dictaminados los estados financieros certificados…., de manera que si el estado financiero no está certificado, no podrá ser dictaminado.
Certificar un estado financiero significa que los datos allí contenidos han sido tomados fielmente de los libros de contabilidad y que han sido verificados. Dictaminar un estado financiero significa que han sido examinados o revisados aplicando para ello los principios o normas de auditoría, y el dictamen no tiene como objetivo imprimir la certeza que imprime la certificación, sino simplemente emitir una opinión, opinión que puede ser negativa o positiva, caso ultimo en el nivel de confianza o certeza en los estados financieros se incrementa, pero no como para suplir la certificación. Independencia del contador público que dictamina estados financieros cuando no hay revisor fiscal Cuando una empresa no tiene revisor fiscal y necesita presentar estados financieros dictaminados, recurre a un contador público ajeno a la empresa, diferente al contador de planta de la empresa.
Para que un contador público pueda dictaminar un estado financiero, requiere tener absoluta independencia frente a la entidad a la que se le pretende dictaminar su estado financiero. El artículo 38 de la ley 222 de 1995 que se ocupa de los estados financieros dictaminados, establece que cuando la empresa no tenga revisor fiscal, el dictamen puede ser realizado por un contador público independiente, pero no definió lo que se debe entender como independiente. Considerando que la ley 222 no definió lo que se debe entender como independiente cuando es un contador externo el que dictamina los estados financieros,
hay que recurrir a los requisitos que la ley exige a un contador público para que se puede desempeñar como revisor fiscal, puesto que en principio, quien debe dictaminar los estados financieros es el revisor fiscal cuando se tiene, de suerte que las condiciones del contador público externo deben ser las mismas del revisor fiscal ya que respecto al dictamen de estados financieros las funciones son las mismas. En ese orden de ideas, el contador público externo que pretende dictaminar un estado financiero, debe ajustarse a lo contemplado por el artículo 205 del código de comercio. No podrán ser revisores fiscales: 1) Quienes sean asociados de la misma compañía o de alguna de sus subordinadas, ni en éstas, quienes sean asociados o empleados de la sociedad matriz. 2) Quienes estén ligados por matrimonio o parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad, primero civil o segundo de afinidad, o sean consocios de los administradores y funcionarios directivos, el cajero, auditor o contralor de la misma sociedad 3) Quienes desempeñen en la misma compañía o en sus subordinadas cualquier otro cargo.
Quien haya sido elegido como revisor fiscal, no podrá desempeñar en la misma sociedad, ni en sus subordinadas ningún otro cargo durante el período respectivo. Así las cosas, el contador público externo que necesite dictaminar los estados financieros, no podrá hacerlo si incurre en una de las causales contempladas en el artículo transcrito, puesto que ello afectaría la independencia que le exige la ley. ¿Es responsabilidad del revisor fiscal elaborar estados financieros y realizar su respectivo análisis? Entre las funciones del revisor fiscal no está precisamente la elaboración de los estados financieros, aunque sí podría ser su función elaborar y presentar los análisis que se consideren pertinentes o que las directivas de la sociedad soliciten. A la luz del numeral 9 del artículo 207 del código de comercio, contentivo de las funciones del revisor fiscal, se pudiera interpretar que podría ser responsabilidad del revisor fiscal la elaboración de los estados financiero, tal y como está su redacción: Cumplir las demás atribuciones que le señalen las leyes o los estatutos y las que, siendo compatibles con las anteriores, le encomiende la asamblea o junta de socios. Cabría suponer, entonces, que si los estatutos establecen que los estados financieros deben ser elaborados por el revisor fiscal, este debería hacerlo, lo que no sería posible por reñir con algunos mandamientos legales. Sucede que una de las funciones del revisor fiscal es dictaminar los estados financieros, y el revisor fiscal no puede dictaminar los estados financieros elaborados por él mismo, tal como se desprende de la lectura del artículo 38 de la ley 222 de 1995, puesto que de allí se infiere que el revisor fiscal debe opinar respecto a los estados financieros elaborados por un contador público diferente e independiente del revisor fiscal. Diferencia entre estados financieros certificados y dictaminados En cambio el análisis de los estados financieros sí puede ser una responsabilidad delegada al revisor fiscal vía estatutos, o este lo puede hacer de oficio o debería asumirla, puesto que ello le permite agregar valor a su trabajo en beneficio de la sociedad de la que es revisor fiscal, y sin duda ayudará a exaltar la figura de larevisoría fiscal al ofrecer herramientas de gran utilidad para las directivas de la Contabilidad. ¿La certificación de un estado financiero requiere la firma del revisor fiscal? En la forma como quedó redactada la ley 222 de 1995, no es necesaria la firma de el revisor fiscal en la certificación de los estados financieros, toda vez que le ley delegó esta responsabilidad exclusivamente en el representante legal y el contador público.
Dice el artículo 37 de la ley 222 de 199, sobre los estados financieros certificados: Estados financieros certificados El representante legal y el contador público bajo cuya responsabilidad se hubiesen preparado los estados financieros deberán certificar aquellos que se pongan a disposición de los asociados o de terceros. La certificación consiste en declarar que se han verificado previamente las afirmaciones contenidas en ellos, conforme al reglamento, y que las mismas se han tomado fielmente de los libros. Como se puede interpretar con meridiana claridad, para la certificación de un estado financiero no hace falta nada más que la firma del representante legal y del contador público. La ley excluyó al revisor fiscal de dicha responsabilidad. Así las cosas, no hace falta que el revisor fiscal firme los estados financieros para que estos se consideren debidamente certificados, aún si la empresa tiene el respectivo revisor fiscal. La firma del revisor fiscal convierte al estado financiero en dictaminado, en la medida en que se cumpla con los requisitos contemplados por el artículo 38 de la ley 222 de 1995, como es la anexión de la opinión profesional del revisor fiscal. GRACIAS ;)
See the full transcript