Prezi

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in the manual

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

CLINICA DE GRUPOS -Los encuadres reflexivo y terapéutico. Marcos Bernard

No description
by Guada Vilar on 3 May 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of CLINICA DE GRUPOS -Los encuadres reflexivo y terapéutico. Marcos Bernard

LA FANTASÍA PRIMARIA FANTASÍAS ORIGINARIAS prototípicas (vida intrauterina, de la imagen del cuerpo, seducción, castración y escena primaria), dan origen al psiquismo.

FANTASÍAS DE LOS ORÍGENES: elaboradas a nivel de lo genital, son fantasías secundarias.

Käes organizadores grupales, los grupos internos, para él son sinónimos de las fantasías de bajo nivel de discriminación y del núcleo aglutinado de Bleger o sincretismo primario. Son las fantasías de fusión como motor último. Anzieu: 2 polos alrededor de los cuales se reúne cualquier grupo humano:

a) el POLO TÉCNICO (tarea manifiesta grupal, contexto socio-histórico-económico). Comunicación verbal. Proceso secundario. Grupo de trabajo Bion, Bléger yo grupal, Bernard estructura de roles centrada en la tarea. Sirve para la adaptación a la realidad.

B) el POLO IMAGINARIO o de la fantasía donde se juega el deseo inconciente. Marcos Bernard Los encuadres reflexivo y terapéutico LAS FANTASÍAS Mklein: el Edipo temprano alrededor del primer año del niño: no discriminación yo-no yo, mundo interno y mundo externo, imagen de los padres combinados o escena primaria terrorífica.

Bleger: posición glischrocárica anterior a la esquizoparanoide. Fenómenos simbióticos.

Foulkes: 4 niveles de funcionamiento grupal: 1) el originario –protoimágenes jungianas, 2) nivel proyectivo, fantasías originarias 3) nivel transferencial, neurótica, 4) el nivel actual, donde ocurren los fenómenos manifiestos.

Bion: valencia es la capacidad de los sujetos de combinarse en forma instantánea, apareciendo fantasías muy primitivas de escena primaria. APORTES DE LOS AUTORES SOBRE GRUPOS Los miembros del grupo proyectan su grupo interno sobre la estructura de roles grupal, modificándola.

La estructura de roles centrada en la tarea es el equivalente a la asociación libre : es un hablar conciente pero es su misma esencia del asociar libremente es ofrecido al inconciente para ser deformado al despliegue de fantasías inconcientes del analizado. La estructura de roles de un grupo analítico, basado también en una tarea difusa (pensar libremente) pero que de todos modos define roles, recibe el impacto de las fantasías inconcientes de los agrupantes, desviándose o adaptándose para soportar y contener la compleja malla de proyecciones que acompañan a la PUESTA EN ACTO de fantasías inconcientes. EL APOYO DE LO PRIMARIO La identidad personal está constituida por el precipitado de antiguas relaciones de objeto, constituidas por representaciones del vínculo, organizadas en fantasías. La identidad entonces está formada por una constelación de fantasías.

Si se acercan al polo originario, el apoyo grupal del psiquismo individual se impone como factor de sostén de la identidad: el individuo es el grupo. LAS FANTASIAS SECUNDARIAS Estos fenómenos proyectivos sobre la estructura de roles grupal es el fenómeno del transitivismo. Esta proyección de lo primario producirá inevitablemente fantasías de pérdida de límites, de fusión del sujeto con el cuerpo, que darán lugar al fenómeno de la ILUSIÓN GRUPAL (Anzieu), o grupo burocratizado (Bléger) o momento del enamoramiento (Puget, Berenstein). TRANSITIVISMO Las fantasías originarias nunca han sido concientes, probablemente nunca lo podrán ser. Sólo pueden ser percibidas a partir de DERIVADOS más evolucionados, relacionados con fantasías secundarias. Su despliegue en el grupo se hace a través de la DRAMÁTICA: es decir, una representación, tomando a la estructura de roles del grupo como una pantalla de proyección, de la estructura de vínculos, roles y temáticas de las fantasías inconcientes de los agrupantes.

Se produce una dialéctica de la oferta y la aceptación-o no, de las fantasías de cada uno con respecto a las necesidades y problemáticas del resto de los agrupantes. PARA QUE UNA FANTASÍA “PRENDA” DEBE INTERPRETAR Y CONTENER NECESIDADES DEL CONJUNTO. Bernard no habla de portavoz, sino que la fantasía del agrupante tiene valor en sí misma. Esta dramática ofertada y aceptada tiene una determinada estructura de roles que SE SUPERPONE sobre la estructura de roles centrada en la tarea y la modifica adaptándola a la dramática propuesta.Estos fenómenos proyectivos sobre la estructura de roles grupal es el fenómeno del transitivismo. Esta proyección de lo primario producirá inevitablemente fantasías de pérdida de límites, de fusión del sujeto con el cuerpo, que darán lugar al fenómeno de la ILUSIÓN GRUPAL (Anzieu), o grupo burocratizado (Bleger) o momento del enamoramiento (Puget, Berenstein). LA DRAMÁTICA DE LOS ROLES Las brechas en la discriminación yo no-yo obligan al sujeto a buscar el apoyo grupal para el sostén de su identidad. El sincretismo produce la posibilidad del sujeto de CAMBIAR DE LUGARES entre los posibles que forman la estructura de la fantasía. El sujeto en estas fantasías no está subjetivado, no es el protagonista.

El argumento de estas fantasías gira alrededor de la problemática de los límites, la fusión, la discriminación. El sujeto acude al grupo como a cualquier vínculo, en busca de su perdida completitud, busca colmar la fantasía fundante de las envolturas maternas perdidas en el acto del nacimiento. En el encuentro intersubjetivo se reactivan todas esas primeras vicisitudes, lo cual implica el proceso de REGRESIÓN. LO SINCRÉTICO EN LA ASIGNACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE ROLES El sujeto que ha perdido en parte su identidad individual, busca el apoyo del grupo para sostenerla, basándola ahora en la PERTENENCIA AL GRUPO: integrarse en una estructura de roles es condición indispensable para obtener ese identidad por pertenencia.

Ser dejado afuera de la oferta es el desencadenamiento de la ANGUSTIA DE NO ASIGNACIÓN, emparentada estrechamente con sentimientos de pérdida de la identidad.

La IDEOLOGIA GRUPAL presta apoyo a esa estabilidad, y puede deslizarse hacia el estereotipo.

En el predominio del polo fusión-discriminación podemos ver la proyección del YO IDEAL.

La universalidad de las fantasías originarias y su transubjetividad objetivada, la torna una contraseña segura a la que pueden acudir los agrupantes en su necesidad de construir un ámbito compartido para la proyección y apuntalamiento de sus respectivos psiquismos. EL GRUPO Y EL APOYO PARA SOSTENER LA IDENTIDAD Son las que se producen por la unión de la representación cosa con la representación-palabra. Llegan a estar en la conciencia, como el caso de los ENSUEÑOS DIURNOS, en tanto no hayan sufrido represión por atracción de lo originario.

Aparece en ellas la diferencia yo no-yo, implican el pasaje por el complejo de Edipo y forman la base de la identidad del sujeto individual.

Lo secundario no alude al tipo de contenidos de la fantasía sino al tratamiento de las mismas en términos de discriminación-fusión.

Los contenidos más primitivos de la fantasía quedan depositados en el encuadre grupal.

Predominan cuando se ha instalado la NEUROSIS DE TRANSFERENCIA DE LOS AGRUPANTES. LA FANTASIA SECUNDARIA La neurosis de transferencia que es altamente individual y singular no puede ser considerada como un organizador significativo en los grupos. Tampoco contribuye a la unión del conjunto por el mismo motivo (pero tampoco a la desunión) sino que tienen que poder atravesar y tolerar las diferencias y salir de la homogeneización fusional.

Kaes considera al complejo de Edipo como un metaorganizador, no como un organizador grupal. Ya que en sus grupos trabajan los niveles pregenitales de la fantasía: el C. de E. dirige el proceso de organización pero no participa directamente como figura en ellos.

BERNARD: A diferencia de los franceses, al trabajar con grupos terapéuticos y no de reflexión, analiza todos los niveles de fantasía que puedan desarrollarse, incluso los edípicos. LA NEUROSIS TRANSFERENCIAL Diferencia entre el análisis en grupo del análisis de grupo (lo que se le dice al conjunto resuena en cada uno).

La neurosis de transferencia se organiza alrededor de las fantasías secundarias, propias de la etapa edípica y postedípica. El sujeto ha recorrido un largo camino en el proceso de individuación y su actividad de fantasía es ahora personificad e idiosincrática. La posibilidad de que una de esas fantasías resuene en un contexto grupal es menor que en el caso de las fantasías originarias. Tienen una ligazón con huella mnémicas verbales, si bien pueden ser inconcientes por haber caído bajo el efecto de la represión. Son entonces pasibles de conciencia, si retornan a ese orden del lenguaje que les proporciona la interpretación. LA DRAMÁTICA DE LAS FANTASÍAS SECUNDARIAS En el nivel neurótico transferencial cada uno está con sus neurosis de transferencia. La experiencia en nuestros grupos terapéuticos nos ha demostrado que la neurosis de transferencia se despliega y hace efectos en el orden grupal. Una histérica tratará de seducir a una figura paterna, excluyendo a sus hermanos y a su madre, un obsesivo impondrá su orden al caos que ha proyectado. Pag 16 ejemplo clínico. Y el origen de estas fantasías puede rastrearse hasta llegar a experiencias tempranas de sus historias personales. EL ANTON PIRULERO: CADA CUAL ATIENDE SU JUEGO La resonancia organizadora del grupo se produce al nivel más primitivo de la estratificación fantasmática: esos estratos más primitivos originarios son los capaces de “atrapar” a todos los protagonistas en la problemática del adentro-afuera, inclusión-exclusión, que se encuentra en el meollo de todas las configuraciones vinculares. Sobre este “acuerdo” se despliegan los desarrollos propios de la neurosis de transferencia de cada uno, que se van ajustando recíprocamente, si son divergentes, en base a zonas de “ambigüedad” o malosentendidos. En la definición del lugar y sentido de cada uno en la escena común.

RESUENA INMEDIATAMENTE LO ORIGINARIO Y SE PUEDE LLEGAR O NO A LA CONVERGENCIA EN LO SECUNDARIO. CÓMO EXPLICAR LA DRAMÁTICA COMPARTIDA CÓMO EXPLICAR LA DRAMÁTICA COMPARTIDA? En toda fantasía secundaria puede encontrarse un núcleo de fantasías originarias, que está contenido y encubierto por la elaboración de lo secundario. El deseo que subyace a toda problemática inconciente es el deseo de fusión: es el narcisismo. Y éste es un punto nodal para la idea de agrupabilidad, porque este nivel debe interpretarse pero es necesario que tenga suficiente plasticidad como para ser interpretable. EL NARCISISMO Y LAS FANTASÍAS SECUNDARIAS Se analizan las fantasías inconcientes que se despliegan en un contexto grupal, en tanto tengan que ver con los fenómenos desencadenados por la misma pertenencia de los sujetos al grupo. No importa lo que los agrupantes lleven al grupo desde su propia historia, sino lo que surge entre ellos por el hecho de interactuar juntos.

Toda inserción grupal produce un cierto grado de desestructuración y reestructuración en la identidad de los miembros. Esta inserción reproduce los procesos de individuación y corte de los que ha surgido el sujeto, que va al grupo-vínculo precisamente a buscar el colmado de esa carencia fundante.

En el nivel más indiscriminado el sujeto es el grupo y las fantasías corresponden al polo de lo originario, con su contenido de sincretismo.

Las fantasías secundarias pueden aparecer como defensas frente a la regresión que no es tolerada. La neurosis de transferencia no desaparece pero queda supeditada al dispositivo sostenido por la especificidad de la tarea. EL ENCUADRE REFLEXIVO Como todo grupo primario el reflexivo tiende a la burocratización por el impacto de las formaciones del inconciente de sus miembros.

Consigna: piensen libremente, se dirige a este nivel de integración grupal correspondiente a lo que es el grupo de trabajo de Bion. Pensar en grupo y pensarse en grupo.

Aparece primero la dramática como una etapa previa del pensamiento conceptual, un pasaje por el proceso primario de la dramática antes de llegar al secundario de la palabra.

El pensar grupal choca inevitablemente con las fantasías inconcientes que se despliegan y determinan roles en un contexto grupal. Dramatizar esas fantasías es inevitable, surgiendo la desidentificación así como la tendencia al estereotipo en la estructura de roles .Esto hace que se produzca un detenimiento en el aprendizaje, el mismo que ha actuado al comienzo como motor del grupo.

La interpretación de estas fantasías es el instrumento que puede movilizar la situación así congelada, transformando la dramática en CONCEPTOS y reanudando el ciclo de aprendizaje detenido. LA DRAMÁTICA Y LA CONCEPTUALIZACIÓN La tarea es aquí la consideración de la personalidad individual de los agrupantes y el grupo es un dispositivo adecuado para esos fines.

Comienza como cualquier grupo con la ilusión grupal y las fantasías originarias activadas por la regresión. Luego se instala la neurosis de transferencia que se apoya en la actividad grupal y la altera.

La interpretación está dirigida al sujeto transferenciante en tanto tal más que a las circunstancias grupales que desencadenaron su transferencia. La interpretación no está dirigida al conjunto que dramatiza una fantasía originaria sino al sujeto que la ha elaborado a partir de su determinado modelo de neurosis.

Lo histórico-genético es la materia sobre la que hay que trabajar, siempre en el marco de la situación grupal: debe ser vivencial, en el aquí y ahora. EL ENCUADRE TERAPÉUTICO La tarea terapéutica consiste en el desmantelamiento paulatino de esta neurosis de transferencia permitiendo su elaboración en formas de identificación cada vez más discriminadas.

El espacio transicional del grupo proporciona el instrumento adecuado para el control de los aspectos sincréticos (psicóticos). Es una regresión controlada que permite y auspicia una nueva integración personal, a través de la tarea interpretativa LA TRAMA TRANSUBJETIVA Y LA NEUROSIS DE TRANSFERENCIA El grupo terapéutico es un grupo primario que se burocratiza al recibir el impacto de la proyección de las fantasías inconcientes de sus participantes. La estructura de roles grupal sufre la proyección de fantasías originarias y secundarias, niveles psicóticos y neuróticos de los agrupantes.

Se mantiene un nivel de grupo de trabajo que sostiene la actividad yoica; es el yo observador con el que se establece la alianza terapéutica.

Oscilación entre el proceso de conceptualización versus la dramática, la dramática puede transformarse en acting out si pierde su condición de “como si” y se toma lo que en el grupo acontece como un “n si” como una realidad a rajatabla de la que no se puede tomar distancia. LA ALIANZA TERAPÉUTICA Y EL YO OBSERVADOR
See the full transcript